AVENTURAS BI-LINGüES

Hola mi nombre es Juan y tengo un secreto. Actualmente vivo en Wisconsin y por aquí no hay mucho latino. Y talvez por mi físico pero siempre me ando metiendo en problemas ya sea con weyes racistas o con viejas güeras que siempre me andan buscando y hasta uno que otro tipo me saca platica locochona.
Yo Trabajo como jefe de mantenimiento en una fábrica de plásticos. Soy alto, de tez morena y la verdad estoy de muy bien ver. Mi esposa siempre me anda presumiendo con sus amigas y siempre cacho a una que otra viéndome las nalgas o si son muy descaradas hasta pelan los dientes cuando se me nota la carne en el pantalón cuando no me pongo calzones.
Como les digo pues, soy muy cabron y quiero hacer un cambio en mi vida. No quiero cogerme todo lo que se me pone enfrente.
Ahora que quiero cambiar necesito contar a alguien lo que me ha pasado porque esto me está quemando por dentro.

Voy a empezar contando lo que me paso el año pasado con Piotr. Un polaco contratista que limpia las oficinas donde trabajo.
Cada año la compañía hace una fiesta de Verano en la que los empleados de todos los departamentos y turnos son invitados con sus familias.
Esta vez le tocó invitación a Piotr. Aparentemente el tipo se había echo amigo de la recepcionista. Una gorda sonsa que seguramente esperaba que le reventaran el culo. Se ve que anda urgida…
Anyway. Pues esta vez no me apeteció (al principio) esta fiesta de verano. Estuvo medio culero porque no se podía tomar cerveza por ser lugar público. Yo esperaba una fiesta como la del año anterior en un crucero que nos paseó por un día. Ese día sí que estuvo cachondo. Imagínense chicas y weyes en un barco. El sol, bikinis y alcohol. UUfff se puso cochino. Lo que pasa cuando ves a tus colegas fuera del trabajo…. Pero después les platico esa.
La cosa está que estábamos en la fiesta que esta vez como les comente fue familiar y en un parque por aquello de que niños y Yo me ofrecí a trabajar la parrilla mientras mis hijos y mi vieja se divertían.
Lo bueno que tenia la hielera por un lado y yo muy de pico metí de contrabando una jarrita con tequila y le ponía a mi vaso cada que me servía mi soda.
En una de esas no me di cuenta que alguien esperaba detrás de mí y mientras me empinaba para servirme mi trago solo sentí que alguien me tocó el muslo ligeramente justo debajo de la bastilla de mis shorts. Yo brinqué! A cabrón!
Era el pinche polaco. Yo le conteste que nada Me dijo que si no sabia que no era permitido tomar alcohol en ese parque……que le digo que no chingara y que nos reímos. Como vi que le dio gracia que le digo: . Yo pensé que se iba a rajar pero me sorprendí cuando acepto. que dice muy picaro el wey.
Y pues se quedó ahí platicando en lo que yo seguía sacando las carne del asador. Le pregunte que si no había traído a su familia y me comento que no estaba casado. Novia? No pues que tampoco que puras amigas u amigos. Y seguimos haciendo small talk y hablando de pendejadas y en lo que me di cuenta ya casi nos habíamos acabado la jarrita con tequila. Y el pinche Piotr ya se veía medio rojo, el wey esta bien güero y se le notaba y hasta muy sonriente estaba ya.
La cosa es que este polaco ya se veía medio happy y cada que yo decía una broma empecé a notar que me agarraba el brazo y me lo apretaba solo para soltarlo ligeramente.
Yo traía una playera sin mangas. Me gusta presumir las horas que meto en el gimnasio. Y con eso de que tengo que andar moviendo maquinas pues siempre se me ven los brazos venosos y el pecho inflado. Y este Piotr no perdía oportunidad para sobarme. Y en una de esas que le ofrezco una servilleta porque pues yo estaba sudando cabron y pues éste wey me estaba tocando, pero que me dice que no gracias que no había problema………….. y que se chupa los dedos con mi sudor!
No mames!
Me quede sacado. Yo sabía lo que este se traía. Aunque tengo mi vieja yo tenía mi poca experiencia con cabrones como este que nomas se ponen pedos y empiezan de putitos así como Frugenio, el que dueño de mi edificio que le gustaba agarrme las piernas después de tomar cervezas. Después les platico esta también.
Pues total que no sabía que hacer. La neta es que empecé a sentir algo en mis shorts. Era la verga que se me estaba despertando y el problema es que Decidí no ponerme calzones porque estaba bien caliente y no me gusta sentir los huevos sudados. Opte por sentarme para que no se me notara el pinche bulto. No quería asustar alguna señora o a los niños.
En eso me di cuenta que Piotr tenia clavada su mirada en mi tolote que ya se marcaba muy bien en mis shorts. Para no darle mas de que pensar muy modestamente me moví el paquete a un lado . Y la cosa es que este Piotr no tiene una apariencia física muy apantalladora. Es alto con cuerpo normal; eso si tiene unas nalgas que siempre se le ven paraditas. Yo ya de rato me las olía de que este tipo era maricón pero a mi me valía madre porque el pobre wey está feito. Pero ese día con el calor y el tequila sentía que me quemaba el molote cuando el polaco se volteaba y me mostraba como se veían sus nalgas que se tragaban la tela de sus shorts.
La cosa se ponía tensa porque yo me movía para que se no me notara la erección pero este hombre no despegaba la mirada. Se puso grueso……ehem… pero se puso de pánico cuando se acercó mi jefa Liz para tomar una soda!!!! Yo estaba cegándome de la vergüenza!
. Esta vieja también tenía su historia y ese día tenía ganas. Ese pinche calor estaba poniendo a la gente en un estado peligroso. Liz; mi jefa, es un pinche forrazo. Una güerita de 5.6 de altura con unas tetas que siempre se le veían jugosas y sus pezones se le marcaban en su blusa y un culazo que terminaban en esas piernas que ese día traía descubiertas pues la muy zorra traía una mini. Pues Liz se dobló prácticamente en frente de mi para abrir la hielera y así que deja a la vista todo su culito y su tanguita. Pinches nalguitas blancas cubiertas a penas por su tanguita que no le cubría bien la rajada.
Nada pendeja. Y pues también se dio cuenta el polaco que nomas pelo los ojos cuando vio que mi trozo de carne había respondido a ese culo de Liz. Mi carne se notaba que estaba sudando o babeando y tomo un tamaño feroz. Sentí como la cabeza se me asomaba debajo de los shorts y la brisa del aire me pegaba en la punta del glande.
Una vez que la muy perra de mi jefa se sirvió su soda solo se fue diciendo Yo
Yo con la verga babenado y este putito viéndome que me dice Yo ya no podía y en eso los dos nos paramos y rápido me tapé el bolote con una mano y mientras este wey se mordía los labios le dije que no podía y decidir agarrar a mi familia e irme.

LA LIBRE! Me libre del maricon y de la puta de mi jefa, Pense.
Lo que no sabía es lo que me esperaba el Lunes en la fábrica………..

Todo el domingo no me podía quitar de la cabeza las visiones que pasaban por mis ojos. Por un lado mi jefa Liz y como se habia doblado enfrente de mí. Como claramente se le notaba que sus braguitas estaban mojaditas. Sudor? Yo me imaginaba que eran sus jugos babeando. Por el otro lado Piotr que aunque esta feo el wey no podía negar que en un momento de debilidad me calentaba verle el culo que se veía que estaba hambreado porque siempre traía el pantalón entre las nalgas como tragándoselo y mordiéndolo con el ano.

Ese día ni las cogidas que le metí a mi mujer me saciaron. El Lunes me desperté con muchas ganas de ir a trabajar 😊
En la mañana cuando llegue salude a mi jefa pero no me saludo muy bien. Eso sí, note que traía un pantalón blanco bien entallado. Se le notaba todo el calzón y hasta se le metía por enfrente marcándole su panochota caliente.
El día en el trabajo paso normal. Como a las 4 de la tarde me habla mi jefa por el celular. Se me hiso raro porque ya era la hora de salida. Estaba molesta porque el día de fiesta no le ayude con lo que me había pedido. Liz : .
Pues que voy de bolada a su oficina.
Toque la puerta:
Liz: Come in
Yo: Hi, I’m sorry about the other day my son was feeling sick and I had to leave.
Liz: oh no problem. I wasn’t really mad. I was joking. I do need your help me with my lamp. It’s not working

Yo pensé bueno por lo menos no se enojó. Que bueno que me porte bien…. Y tómala! Que se levanta Liz de su escritorio y traía la misma faldita del sábado!. Esta perra se cambio de ropa!
Que le pregunto.
Esta vieja estaba a todo. Yo nervioso que le pregunto. Yo queriendo evadir el tema. Que me dice que ella me mostraba. Que la lampara no estaba funcionando y que no sabia si era el enchufe….…y que se vuelve a doblar que para enchufar la lampara y que me vuelve a dejar ver todo ese suculento culo, carnoso y hambriento. Esta vez no traía nada, toda su chochita estaba ahí frente de mí. Al empinarse se le separaron los labios todos babosos. Se ve que se estaba dedeando el ano antes que yo llegara porque alrededor de ese suculento hoyo claramente se veía que lo tenía rojito mientras que el resto de su cola, sus nalgas eran blancas como la leche, y su ano se dilataba cuando me hablaba

Esa era mi señal. No pude más y me avente al piso de rodillas alcanzándola con mis manos y agarrándola de las caderas con fuerza la jale y me embarre sus nalgas abiertas en la cara. La muy puta gimió como cerda. Si no le estuviera chupando el culo yo creo que esta fulana se hubiera muerto de una temperatura. Estaba caliente, caliente. Le metía la lengua profundo entre los labios de su chocha y parecía irreal lo caliente que tenia por dentro esta zorra. Como la tenía empinada podía ver su ano ahora de color rosita y palpitando con gotitas de sudor alrededor justo en los bordes y cuando gemía se metían dentro su ano que se dilataba. También me le deje ir y le separe las nalgas y le empecé a morder justo en la carne junto a su ano y la perra crujió los dientes y se dejo caer sobre sus codos exponiendo todo su chundo mojado con saliva y los jugos de ella. La volví a jalar y me la volví a restregar en la cara. La volví a morder entre las nalgas y con toda mi fuerza le empecé a chupar el culo mientras que con la misma fuerza le separaba los cachetes. Le chupaba ese culo como si le quisiera sacar la cagada y esta puta gemía duro y entre dientes y me decía de pendejadas. .
Yo mientras le pasaba la otra mano entre las piernas y le frotaba su panocha. Pinche panocha esta ardiendo la cabrona. Se sentía hinchada su chocha y cada que le sambutía la lengua en el fundillo sus labios palpitaban, todos gorditos, y nomas se chorreaba en mi mano.
me decía con impaciencia. Me levante y la jale conmigo y la arrodille encima de su silla. Le restregué una vez más la chocha con mi boca y mi lengua. Le chupe sus labios vaginales y le mordí su clítoris y se chorreo en mi pinche cara. Me levante y me dispuse a ultrajar ese ano que ya estaba dilatado como boca de pez sin aire. Le dije en español.
Hasta ahora yo ni siquiera me había sacado la verga. Ya me dolía la polla cabrona de toda la sangre que estaba atorando mis venas. La puta se le dejo ir al cierre de mi overall y trago saliva al verme el zapote la muy culera. Cuando me saco la polla ésta cerda se fue para atrás. 9 pulgadas gruesas y pulsantes.
Le dije La jale de las greñas y la avente en contra de su escritorio y abrazándola con fuerza estrujante hice una pequeña inclinación con mis rodillas y moviendo mi pelvis un poco para atrás empecé a dirigir la punta de mi borlote hinchado y morado buscando ese ano baboso. Cuando mi verga con su ojo sintió las arruguitas de ese anito mi pelvis y mis piernas reaccionaron y empecé a presionar mi cabezota en contra de su ano , esta puta gemía entre los dientes y casi los quebraba mientras yo sentía como se desplegaban esas arrugas anales alrededor de mi glande y le aplastaba las tetas con mis manos encime de su blusa……y en eso que suena su pinche teléfono!!!!!

Como cohete salió disparada la poca porción de mi verga que estaba penetrando su culo cuando se le cerro del susto. Me decía que no parara la muy perra y el teléfono seguía sonando, y me disponía a enterrarle la verga entre las nalgas cuando tocaron la puerta! Huevos! Me deje caer al piso y me metí debajo del escritorio. Como Liz estaba parada y traía falda solo se sentó y dijo
Era Piotr!!!
Piotr: Hi I just want to let you know that I’m here and I’m getting ready to clean the office.
Liz: Oh, thank you yes go ahead. Please don’t come back here I will be working late and I don’t want to be bothered.
Piotr: Sure no problem. By the way I let a guy in the building. He said he is your husband. He was trying to call you but you didn’t answer. He was just behind m dijo Liz.
Y en eso salió detrás del polaco el ESPOSO de Liz!!! Se llama Ryan.

Ryan: Hey babe! What’s up? I was calling you…. What’s that smell?
Piotr: Yes, smells kind of weird in here. Do you need me to take out the trash?
Liz estaba meandose. En serio. Yo la estaba viendo. Se estaba meando.
Ryan: Are you ok?
Liz: Yes I’m sorry I was busy and Piotr just walked in here too. What are you doing here, baby?
Ryan: Right now I’m pissing my pants. The restroom is locked.
Piotr: Oh sorry, everybody left. I’ll open the door for you.
Ryan: Thanks, I’ll be back baby. We are going out to eat.
En lo que el polaco llevo a Ryan al baño yo me acomode la verga y me pele de la oficina como pinche gato asustado.

Ya en mi oficina…..FUCK! Pensé. Que a comer…..Parece que el que se queda con hambre soy yo. Por fin! Por fin! Se me había hecho con la jefa. Después de tanto tiempo! No se que esté pasando con esta vieja que está caliente por darme las nalgas.
Yo ya había escuchado rumores de la recepcionista gorda; pinche vieja gorda caliente nomas hablando de los demás, de que Liz llegaba a veces en la mañana llorando. Trouble in Paradise?
A lo mejor por eso le cayó de sorpresa a Liz que Ryan hubiera llegado sin avisar a la oficina. Lo que sea parece que me volví a salvar. Pensé. Si estos se reconcilian Liz me dejara en paz. Bueno pues ni pedo pero todo así mejor.

Como ya era tarde me dirigí a los baños de mantenimiento para bañarme. En Mantenimiento Tenemos baños separados con duchas porque trabajamos con solventes y materiales que debemos lavarnos al terminar nuestro turno.
A esa hora mi área ya estaba sola así que no me preocupé por taparme y me empece a bañar con la cortina abierta. Escuche el beep de la puerta que se había abierto. Se necesita una credencial que se debe de escanear para entrar a esa área. No me alarme ya que si andaba por ahí otro colega nosotros como somos hombres no nos espantamos de ver otros en pelotas. Además… no hay mucho que ver….la mayoría son puro viejo panzón con los huevos colgantes…
Me seguí bañando sin ponerle atención a lo que escuche. Me puse shampoo en la cabeza y al enjuagarme por detrás sentí la respiración de alguien y sentí lo que pensé era el miembro de alguien rozando entre mis nalgas. Me volteé pero no podía ver nada con el jabón en los ojos, la boca y los odios. Solo sentí como un cuerpo desnudo se abalanzo a mi presionándose en contra de mi cuerpo desnudo, mojado. Ahí me percate que era un hombre el agresor por que sentí su erección en mi pierna justo antes de dejarse caer para agarrar mi polla y exclamar Era el pinche polaco.
Ni tiempo tuve de nada cuando le dio unas sacudidas a mi polla y me agarro de las nalgas y continuo a empujarse y metérsela el pito a la boca.
Oh que rico! Este puto si que sabe chupar pitos. Mi carne todavía sensitiva y caliente por mi encuentro con Liz no tardo en responder a esa lengua que me estaba lamiendo los huevos y se hincho como cobra. Lo agarre de las greñas. Con que te quieres comer mi pito pinche maricon. Lo empuje contra la pared y le puse el chorro de agua en la cara para que no pudiera respirar. Abrió la boca para tomar una bocanada de aire y ahí le deje ir mi grosor. Profundo le bombeaba la boca y a cada empujón de mis caderas soltaba mocos y saliva por la nariz. Le sacaba mi polote de la boca y levantaba un pie descansándolo en la pared y de las greñas restregaba su cara en mi culo. Este Piotr sabía lo que hacía. Su lengua me penetraba mi culo suculosamente. Lo agarraba otra vez de las greñas y le violaba la garganta con mi verga. Sentía como mi trozo se expandía aún más dentro de su boca y sentía como su lengua por dentro presionaba las venas de mi zopote que le aventaba chorros de mi liquido transparente.
Con mi verga aun en su boca y casi sin poder respirar aun así se jalaba el mismo su propia polla. Una polla de unas 5 pulgadas, no muy gorda pero cabezona. Y nada más soltaba gemidos mudos cuando le empujaba la verga y le tocaba hasta al fondo la garganta. Y su verga parada se chorreaba de lo caliente que estaba.
Que te lo agarro al cabron y que lo volteo para ponerlo en contra de la pared. Me le pegue a la espalda y le empecé a embarrar mi trozo entre las nalgas, sentía como a cada embarrada que le daba el tronco de mi carne su ano se fruncía y palpitaba de ansiedad . Piotr decia y este wey gemía y le agarre mocos y babas que todavía le emanaban de la nariz y de la boca y mientras con la otra mano le busbacaba su culito peludito , le empecé a morder su oído al putito por detrás y …. Así ni tiempo le di de respirar y cuando sentí la entrada de su ano arrugado le empuje la verga. De un solo empuje lento pero sin parar mi carne se fue haciendo paso entre los pliegues del intestino del puto polaco. El wey nomas sacaba lagrimas de dolor y placer y pelaba los dientes. Estaba tan apretado que hasta a mí me dolía sentir como su culo me pelaba la verga.
Una vez que mis huevos tocaron la parte de atrás de su escroto yo sabia que ya estaba hasta dentro. Este puto se comió 9 pulgadas de carne gruesa y venosa. Y así empecé a bombearle sus nalguitas ahora si muy paraditas pero aplastándose en contra de mi pelvis. Y Lo agarraba de los pelos mientras le empujaba la cara en la pared y le sambutía la verga una y otra vez. Le di unos empujones tal salvajes que se me salía la verga y le podía ver bocote profundo que le estaba dejando. Y este wey nomas gemía y gemía Pinche culo le olía a sexo salvaje. Cada que le sacaba la verga me la dejaba toda babosa y con espuma blanca producida por sus propio intestino y sentía como se estiraba por dentro cuando mi punta le picaba las paredes internas. Y cuando lo dejaba de bombear su culo por dentro me abrazaba lo largo de mi miembro y se adhería a las venas que me saltaban. Le sacaba la carne y se veía como casi se le venían las tripas para afuera.
No pude mas y en una embestida que le di le llene su agujero apestoso de leche. Piotr todavía de rodillas y empinado en el piso seguía susurrando chingaderas en su idioma. Mientras se sobaba el ano .
Yo agarre mi toalla y me fui.
Ahora ven no tuve éxito en no ser tan cogelon. Pero nunca es tarde para cambiar. El problema ahora es que la Lizet sigue de caliente. El polaco y yo casi no cruzamos palabras por un rato. No fue a trabajar por una semana y me texteaba que le salía sangre del culo. Yo mejor lo bloque.
Después les cuento mas

VER VIDEO AQUI

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.