Dejo que mi esposa se folle a su ex-novio

Hola, soy hombre de negocios que viajo constantemente, actualmente me encuentro en Lima. Mi mujer y yo radicamos en México y hacíamos sexo por cámara cotidianamente, pero yo quería ver que se estremeciera más, ya que eso me excita mucho. Resulta que descubrí que cuando le mencionaba la verga de su ex, notaba que subía de tono su respirar agitado y se mojaba con mayor intensidad, entonces se me ocurrió dejarla hacerlo pero con dos condiciones, me tenía que llamar en vivo desde que llegara a encontrarse con él y grabar con video en los momentos que pudiera para que después me los enseñara.

Mi mujer es morenita, menudita, pero con un muy buen cuerpo y es muy oral, le encanta mamar verga y lo hace como chica de peli porno (hasta el fondo). Se vistió con unos jeans pegaditos que le dejaban ver bien sus piernas y su culo y como tiene unas tetas enormes se puso una blusita escotada de la que se asomaban dos melones hermosos. Cuando llegó con su ex, escuché su respirar nuevamente agitado por la excitación que ya llevaba en ese momento. El cuate se la llevó a un motel y ahí escuché como se comenzaban a desvestir, luego en los videos que tomó, me enseño como le bajó la trusa y comenzó a mamársela mientras el otro seguía quitándole la ropa. Una vez los dos desnudos, el se acostó en la cama y la jaló de la cabeza sujetando su cabellera larga y la empino para que siguiera mamando la verga que ya se le notaba bien hinchada. Mientras ella bajaba y subía, el sincronizó sus movimientos subiendo y bajando su cadera, para metérsela más al fondo de su boquita al punto que ella comenzó a hacer sonidos de atragantamiento y llenándole de saliva toda la verga a su amante. Una vez que tenía la verga super dura, ella se subió a la cama y se sento en cuclillas encima de esa gran vergota que le entró como mantequilla, se escuchaba el chastquido de los líquidos que eran abundantes, mientras el le agarraba con la otra mano que tenía libre, sus hermosas tetas.

Cuando el sintió que ella ya se había venido como dos veces, paró y la empino como perrita mientras seguía grabando y le comenzó a meter un dedo, luego dos por su culo, mientras le repasaba la verga por sus nalgas. Ella gemía y le pedía que se la cogiera ya y en cuanto menos pensó, le quito los dedos y se la metió con fuerza en su culo, ella dio un grito de dolor intenso, pero le dijo: “asi cabrón, jodeme, jode a tu puta”, y el muy cabrón bine obediente comenzó a sacar y meter hasta dejarle el ano dilatado, fue entonces cuando también se la comenzó a meter por su coño depiladito y alternaba coño, culo, coño, culo. Después de venirse se tumbaron en la cama y apagó la grabación y cuando le marqué para saber que estaba sucediendo no me contestaba. Marqué varias veces y al cabo como de media hora, ella me marcó, era evidente lo que sucedía, porque solo escuchaba nuevamente: “así cabrón coge a tu puta las veces que quieras, que buena verga tienes, aaaay, metemela toda”y terminando de coger nuevamente me colgó para grabar otra nueva sesión en la que le estaba limpiando la verga y la saboreaba como si fuera paleta dulce y me decía en la grabación “te amo mi amor, gracias por dejarme coger mi otra verga”

Ella siempre ha dicho que su mayor delirio son las vergas grandes la de su ex y la mía. Espero encontrar a una buena hembra que quiera gozar al máximo y enseñarle a venirse de chorro como le enseñé a mi mujer.

VER VIDEO AQUI

Un comentario sobre “Dejo que mi esposa se folle a su ex-novio

  • el 16 abril, 2018 a las 03:25
    Permalink

    excelente relato pero en lo personal me hubiera gustado que tuviera mas historia previa pero de igual forma me gusto esta muy bien narrado

    Respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: