Descubro en el ordenador de una cliente madura muy puta

Soy un chico muy normal que trabaja en una tienda de informática en Barna, 1,83m de altura 85 kg y moreno con barba. Tengo 39 años y soltero pero con una filia enorme por las mujeres maduras gorditas (las #BBW Mujeres Grandes Hermosas) desde que tengo uso de razón. En mi trabajo de cara al público a veces entran mujeres de esas características y me recreo en ellas y en el placer que les daría.

Todo comenzó una mañana, jueves de septiembre cuando por la puerta del local entró una mujer fabulosa. Era espectacular ver aquella señora con unas curvas y redondeces maravillosas que su vestido dejaba adivinar. Me levanté como un resorte y me dirigí a ella para atenderla. Estaba nervioso de que se diese cuenta de que la estaba mirando su cuerpo descaradamente. Me parecía un sueño aquella señora, pelo corto con gafas y unos ojazos verdes-azulados preciosos, tetones enormes, con barriga y caderas anchas… le calculaba en torno a 60 años uhmmm, un mujerón para gozarlo.

Me comentó que desde que tenía el portátil con W10 (jejeje) estaba descontenta con su funcionamiento y que no se aclaraba bien, si podía mirar si tenía algo raro y actualizárselo, sobre todo para que funcionase bien la webcam y el micro (jajajaja)

Rápidamente le abrí ficha de cliente:

Nombre: _____________ maduritagorda

Dirección: _____________ Barcelona

Tlf: 555888888

Observaciones: problemas con W10 – actualizaciones. (Tremenda Madura gordita sexy – anotaciones mentales mías jejejej)

Le comenté que en un par de días la llamaría para pasarle presupuesto y comentar incidencias. Le presté otro portátil y amablemente nos despedimos y salió de la tienda mostrándome un culazo memorable.

Estuve todo el día cachondo pensando en aquella señora, lo impresionante que sería poder gozar con ella y disfrutar de su gran cuerpo. Lógicamente aquella noche en mis fantasías me masturbé pensando en ella.

En el trabajo me tocó revisar su ordenador y después de mirar configuraciones y actualizaciones me llamó la atención la cantidad de referencias que había en caché a una página web: amateur.tv/maduritagorda; rápidamente entré en mi portátil en esa dirección y observé la cantidad de cams de mujeres amateurs que emitían. Anduve buscando entre las cams y por fortuna estaba emitiendo ella. Me quedé alucinado viendo aquella mujer sentada en el sofá de su casa vestida super sensual y hablando con sus amistades de hacer horchata (jejejeje), me pasé varias horas mirándola y escuchándola. Su voz me gustaba tanto como su cuerpo.

Al llegar a casa por la noche me volví a conectar a la página pero no estaba online, busqué en su perfil y encontré una enorme cantidad de propuestas y peticiones cada cual más morbosa y excitante. Mi mente estaba a mil y de solo pensar en esa mujer disfrutando de su cuerpo me ponía perraco. Esperé con ansias a que se conectase pero nada… me fuí para cama pensando en ella, al día siguiente tendría que llamarla y hablar con ella. Cachondo perdido me tenía. 😉

Tenía que llamarla para hablar de su portátil pero me volví a meter en su cam a ver si estaba conectada, nada… observé que había estado emitiendo a altas horas de la madrugada (y yo durmiendo para ir a trabajar joooo); así que decidí llamarla a la tarde, seguro que estaba durmiendo ;-P

A primera hora de la tarde la llamé para hablar con ella, me contestó; le comenté que ya tenía su portátil listo y actualizado pero que me suponía que no tendría la configuración del router bien y que sería conveniente ir a su casa a revisarlo y dejarle todo perfecto y recoger el portátil prestado. Ella aceptó mi propuesta y quedamos en su casa a las 20:00horas.

A las 19:50h estaba temblando como una vara verde delante de su portal, verla y estar con ella en su casa, qué pasada!!!

La llamé y me abrió el portal y rápidamente subí a su casa. Timbré y me abrió con una sonrisa en la cara. Llevaba puesto una bata negra con flores rojas y zapatillas de andar por casa. La bata cubría su cuerpo, pero era imposible no apreciar aquellas tetazas debajo de ella. Además se apreciaba el inicio del escote que hacían aquellas tetazas inmensas. ( . Y . )

Hablamos un poco sobre el ordenador y las conexiones a internet pero mi mente estaba ya volando imaginando a Maduritagorda emitiendo en aquel sofá del salón y disfrutando de su cuerpo masturbándose brutalmente. UFFFFf

Después de colocar todas las conexiones del portátil le invité a probarlo a ver como lo encontraba así actualizado. Ella se sentó delante de él y comenzó a navegar por diferentes páginas. Yo de pie al lado de ella no podía quitar ojo de su escote, cada vez más grande debido a que la bata con los movimientos se iba abriendo. Sus tetas eran espectaculares, grandes, blancas, enormes… qué ganas de sobarlas y mamarlas.

De vez en cuando me miraba y me pillaba mirando para su escotazo sin atender al portátil.

Era una mujer con experiencia y me espetó de forma seria.

– Veo que atiendes más a otras cosas que al portátil.

Me dejó petrificado y sólo pude reaccionar balbuceando.

– Perdón, perdón… es que las tiene impresionantes y uno no es de piedra.

Se echó a reír y tapó el escote con la bata.

– Ay! Estos jovenzuelos salidorros, perdiendo la cabecita loca por una yaya. ¡!!!

Su reacción de no echarme la bronca me tranquilizó y me hizo reírme tontamente.

– JEJEJEJE… una yaya que está muy buenorra y muy sexy con la bata.

– Ay sí??? Estoy buenorra??? No te creo???

Su mirada de complicidad hacia mí me encendía cada vez más y la situación con ella un sueño hecho realidad.

– Claro que sí!!! Es una mujerona de bandera y con un cuerpazo para gozarlo todo.

– Veo que te gustan las carnes, y yo de eso voy sobrada jejejeje

– Me fascinan las mujeres maduras gorditas, son mi pasión.

– Ay síiii!!!! Pues que bien.

Nuestras miradas se cruzaban y la tensión iba en aumento. Me estaba empalmando solo de hablar con ella así y sospechaba que ella se estaba mojando conmigo.

– Y qué te gusta más de las gorditas??? Los pechos??? Sus culos???

– Uffff me fascina todo el conjunto pero en tu caso esos pechazos son una locura.

– Uhmmmm son grandes eh? Una 130+ y 6 kilos de tetazas.

– Guau!!!! Fabulosas mamazas para sorber y amasar.

Ella se acomodó las tetazas con las manos juntándolas y apretándolas, aquella visión ya hizo que perdiese el norte y lanzarme a por ella.

– Me encantaría verlas y mamarlas todas, me tienes loco

– Uhmmm quieres comértelas??? Pues ven aquí… a qué esperas.

Me parecía a mí, o me estaba ordenando que le comiese las tetazas jejejeje. – Cómo es esta maduritagorda de mandona jijijii –

No me lo pensé y me abalancé sobre sus mamazas con mis manos grandes sobándoselas bien fuerte, estrujándoselas y apretando firme.

Le bajé la bata de los hombros y de sus brazos y me lancé con mi cara al medio de aquellas enormes tetas, no daba abasto a lamer y chupar. Ella me apretaba la cabeza contra su pecho y me ahogaba entre ellas.

– Me ahogas jejejeje necesito aire!!!!

– Uhmmmm siiiiii cómetelas bien.

Me afané en lamerle los pezones y ver como se iban poniendo duros y grandes y de vez en cuando un cachete a toda la tetaza, que sonase bien. Uhmmmm

– Uffff como me estás poniendo de cachondo, me encanta tu cuerpo, toda tú.

– Siiiiii cabrón, me tienes bien mojada.

Esas palabras encendieron al cerdaco-vicioso que llevo dentro y me dejé llevar al puro sexo.

– Quiero comerte toda, enterrar mi boca y nariz en tu raja del coño y sacarte una buena corrida.

– Uhmmmm como me pones cabrón, cómeme toda,

Se recostó en el sofá y abrió sus piernas ofreciéndome su enorme coño peludo para mí. Me arrodillé delante de ella y besándole los muslos me fui acercando a su raja para comérsela toda. Le abrí los labios y su humedad interior era evidente, allí apareció un clítoris grande y rosado que me puse a trabajar duramente con la lengua y los labios succionándolo, estirándolo y lamiéndolo.

– Así cabrón, dame placer. Cómete bien mi pipa.

– Joder Madu, tremendo coño que tienes, te voy a sacar una buena corrida.

De vez en cuando paraba para ver su cara de placer y subía para besarle las tetas y su boca. Me tenía entregado a ella.

Le trabajaba bien la pipa, que la ponía loca, e introducía dos dedos en su coño follándola suave. Esos dedos luego se los ponía en su boca para que me los lamiese y babeara para introducirlos nuevamente en su coño.

– Quiero que disfrutes y te corras, dame tu corrida y tus jugos cabrona.

Mis palabras la encendían y sus gritos delataban la inminente corrida. Continué rozando el clítoris con mis dedos y penetrándola hasta que le llegó el orgasmo, con gritos de placer y retorciéndose sobre el sofá.

Me aparté para verla como disfrutaba y se acariciaba su cuerpo gozando su orgasmo.

Al momento se incorporó y mirándome fijamente me soltó:

– Quiero tu polla.

Continuará… #maduritagorda

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: