Esa noche fui muy facil

Mi transformacion seguia su curso y el espejo cada vez me devolvia un reflejo mas bonito y super femenino.
Mi familia se acostumbro a mi actitud dulce y alegre muy diferente a mi yo masculino callado y enojon.
Un especialista me recetaba pastillas y dieta para sustitucion hormonal y en poco tiempo mi piel era muy suave ni cabello largo y sedoso y mis formas mas redondeadas y sexys.
Una buena noche mi mama trabajaba hasta tarde y mis hermanas saldrian juntas por lo cual estaria solita un par de horas largas.Tenia la necesidad de exhibir mi nuevo y bello cuerpo y mi orgullosa cola.
Un maquillaje cargado labial fuccsia una cola alta y flequillo completaban mi maque up.
Busque un diminuto short de jean que mi hermana mayor usaba muy rara vez lo combine con una blusita blanca de encaje que con un pushup realzaban mis pequeños senos,unos tacones negros preciosos y una tanga rosa que se perdia entre mis nalgas. El short tambien fue devorado por mi parada y gorda colita. Perfumada y encremada fui hasta una plaza a cuatro calles.Luego de revisarme en el espejo imaginaba como me veian los tipos y eso me daba una satisfaccion embriagante. Me costo controlar los tacones pero descubri que si movia las caderas era mas simple. Me esforce por caminar bien trola hasta q un camionero me confirmo q lo estaba logrando.
A media cuadra del parque un hombre de unos 38 años comenzo a decirme cosas bonitas y mi amplia sonrisa lo invitaron a ir mas alla.
Elogio mi cola casi desnuda mi piel suave y mi cabello sedoso y brillante. Tomandome del brazo con firmeza me atrajo hacia el y me beso largamente. Yo estaba extasiada y lo dejaba hacer. Las sensaciones me bombardeaban y los nervios no eran rival para mi exitacion. Pronto su pene llego a mi bokita. Lo bese y lami reconociendo sus formas y sabor por primera vez. Sus gemidos y sonrisa me indicaban q estaba haciendolo bien. Detras de un enorme arbol deslice mis shorts hasta mis rodillas el corrio mi tanga y mojo mi ollito con su saliva . senti su verga empujando firme y con fuerza . Mi metro cincuenta y ocho se reclinaba sobre el arbol buscando facilitar la penetracion. Un imaginario hierro incandesente atravezo mi cola haciendome abrir la boca con un grito sordo.Su mano se aferro a mi cola de caballo y controlo mis movimientos metiendo y sacando muy despacio. Poco paso hasta que mis caderas se movieran para qie mi cuerpo engullera toda su pija.Una vez que estaba profundamente enculada mi diminuto clitoris eyaculo una pequeña cantidad de un likido pegajoso y transparente.Su eyaculacion lleno mi culo de su lechita.Terminada la exitacion me vesti y comence a caminar devuelta a casa. Llegue justo antes q mi madre la q me encontro duchandome. Mientras me limpiaba los restos de semen y rimel lloraba. Pero eran lagrimas de emocion. Me sentia mas nena w nunk y deseosa de repetir…

VER VIDEO AQUI

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: