Mi esposa me cuenta sus fantasias y las hacemos realidad

Esto sucedió hace algunos meses solamente, con mi pareja comenzamos un juego de fantasías. ella narraba las suyas y yo las mías, nos escribíamos historias en las que eramos protagonistas, mi fantasía tenía que ver con estar ambos con otra mujer, no era el estar yo con dos mujeres a la vez, si no que ella y otra mujer. Un día me confesó que encontraba más interesante mi fantasía que la suya, entonces comenzó a narrar historias en las que estábamos con otra chica, bella como ella, comenzó a soñarla y describirla, sus pechos eran grandes, firmes y sus pezones rozados, su piel blanca y suave, su culo redondo, parado y suave,a medida que imaginaba los detalles, descubría que la excitaba cada vez más, me confesó un buen día que de todo lo que imaginaba, lo más excitante era sentir frotar sus coños, sentir la humedad y calor de un coño frotándose con el suyo. Todo fue subiendo de tono cada vez más, que comenzó a sentir la necesidad de realizar todo lo que soñaba y lo hicimos, conocí a una mujer muy guapa y caliente como mi pareja, le propuse el encuentro y aceptó, la invitamos a nuestra casa y solo les dije que se dejaran llevar por sus deseos, que no se reprimieran y dieran rienda suelta a sus instintos, me acomodé frente a ellas y tuve una grata sorpresa al ver como se desprendía de la timidez de un comienzo y comenzó a actuar con naturalidad, fue haciendo paso a paso lo que narraba en sus historias, la estrechó hacia su cuerpo. la besó tierna y apasionadamente y comenzó a acariciar su cuerpo, yo notaba como su pecho se agitaba cada vez más fuerte, sus manos recorrían su cuerpo, retiró su ropa con suavidad, su rostro jamás lo olvidaré cuando tuvo sus pechos firmes frente a sí, los acarició y acercó su boca a sus pezones que estaban bien erectos, fue bajando, besando su cuello, su pecho, su vientre, se arrodilló y fue bajando lentamente su calzón, su expresión fue máxima cuando tuvo frente a sus ojos su vagina, enredó su lengua en sus bellos mientras acariciaba su culo con suavidad, la tendió en la cama, la dió vuelta y paró su culo, lo observó con detención antes de abrirlo suavemente y acercar su lengua, comenzó a lamer su culo y coño, yo veía como se saboreaba y oía decirle lo rica que era y delicioso que sentía su sabor, de ahí en adelante ya nada la detuvo, observaba como fundían sus cuerpos, como gemían y lamían por completo, yo estaba en éxtasis, estaba caliente a más no poder, hasta que se apiadaron de mi y me invitaron a compartir, imaginarán todo lo que sucedió, pero mi sorpresa fue mayor cuando mi pareja me pidió que me cojiera a la otra chica, me dijo quiero ver muy de cerca como se lo metes, deseo ver como tu pene entre y sale de su coño delicioso, gustoso accedí a su petición, la puse boca abajo con el culo bien parado y luego de lamerla toda, puse mi pene en su coño y comencé a empujar con suavidad, veía los ojos de mi pareja como se abrían al máximo para no perder detalle, cuando estuvo todo dentro, me pidió que lo sacara para chupármelo y así fueron varias veces, seguí cojiendomela mientras ella le comía los pezones y la boca, la acariciaba toda y ambas gemías …… debo decir que el placer máximo fue verlas hacer una tijera muy caliente y húmeda, se movían con frenesí mientras gemían fuerte, verla acabar de ese modo fue increible para los tres, sé que había cumplido con su fantasía que nació mientras nos confesábamos nuestros deseos, mientras narrábamos historias imaginarias … el placer máximo fue aquel momento de la realización de un sueño profundo, que de alguna manera yo tenía la certeza de que nació antes, mucho antes de que nos conociéramos, antes de cruzar nuestros caminos y gracias al universo me crucé en el suyo para que realizara ese sueño que dormía desde su adolescencia y estalló aquel día en el que decidimos comenzar con este juego de fantasía … y esa es la historia de mi pareja. yo y nuestra fantasía …. la chica aquella ya forma parte de nuestros días y como dice mi pareja a Conny, nunca la dejaremos ir.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: