Estrenando al hijito de mi compañera !

Les contare lo sucedido en mi último viaje de trabajo, soy un hombre que hace mucho ejercicio, bien parecido, viajo mucho por cuestiones de trabajo, pues resulta que en uno de los viajes fue conmigo una compañera, pero por estar en trámites de divorcio se tuvo que llevar a su hijo, un chavito de ojos de color miel, delgado, pero heredo el cuerpo de su mama, tiene una cintura muy definida para ser hombre, unas piernas bien torneadas, labios muy bonitos, su mayor atributo es tener una nalgas perfectas, bien definidas, tiene cuerpo de niña. Pues resulta que en el vuelo su mama dormía y el chavito solo me miraba, solo sonreí, dormí un rato, pero desperté pues sentí que alguien me tocaba el entre pierna, cuando mire, ambos estaban dormido, no hice caso y volví a dormir, llegamos al hotel, la sorpresa fue que la reservación de ella fue vendida, nos tuvimos que quedarnos en una habitación doble.
Esa noche cenamos pero su mama por andar dolida, tomo mucho alcohol, al final la subimos al cuarto, se durmió yo me metí a bañar, salí y me dormí.
Pero en el transcurso de la madrugada, siento que alguien me está besando el pene o más bien devorando, por estar la luz apagada, no podía ver, solo pensé mi compañera se puso caliente y su hijo está allí dormido, mi sorpresa fue que cuando estaba por eyacular la tome de la cabeza para hacer que se tragara mi semen, su cabello era corto, no lo podía creer no era mi compañera, era el chavito que se estaba devorando mi pene como loco, lo succionaba como loco, le pasaba la lengua por todos lados, lo tenía súper ensalivado, súper lubricado, lamia mi frenillo, metía la lengua en la cabeza de mi pene, hasta mis huevos los lengüeteaba, estaba poseído, eso me prendió mas y solté chorros de semen, el trago todo sin el más mínimo reparo, al estar eyaculando y el succionaba más y más, así siguió hasta dejarlo totalmente limpio yo solo le acaricie su cabeza, en eso le jale una pierna, empecé a apretar sus nalguitas, acaricie sus piernas, de repente empezó a chupar un dedo de mi mano, solo dije este bebe quiere más, en eso lo baje de cama y lo tire en la alfombra, lo empecé a besar todito, lo ensalive todo, mordía su cuello, sus tetillas estaba súper deliciosas, delicadas, blancas, sus piernas hermosas, las bese todas, llegue a sus nalguitas, fue un manjar besarlas, las mordía como loco, lo apretaba como queriendo corromper algo puro, el solo se arqueaba de placer, le mordí toditas las nalguitas, las lamí toditas, cuando llego el momento de ver ese tesorito, abrí sus nalguitas, pude sentir lo cálido de su ano, estaba calientito, empecé a lamer muy despacio, el solo se estremecía, así seguí lamiendo sus nalgas pasando por su ano, ese chavito estaba como loco, caliente, le aumente el ritmo de mi lengua sobre su ano, metía la punta de mi lengua en su anito haciendo presión logrando entra un poco, eso lo prendía, así repetí eso muchas veces, en ese momento solo pensé, a este chiquito hoy me lo como, le empecé a meter un dedo, intento detenerme pero no pudo, empecé a meter el dedo con sutileza pude ver como el mismo tapaba su boca para no hacer ruido, así seguí jugando con aquel culito virgencito, empecé a meter un segundo dedo, jugando haciendo círculos, el me agarro la muñeca del brazo no para detenerme pero si me apretaba como queriendo mas, continúe jugando con su anito, yo estaba dilatando más y más, le di con gran velocidad, lo aceptaba muy bien, más paraba la colita, pero llego el momento que mi pene se pudo a mil, ahora es cuando, de repente me subo sobre su espalda, abrí sus piernas con mis rodillas, por mi tamaño y mi fuerza le fue imposible detenerme, el movía la cabeza diciendo no, no, pero no había vuelta atrás, estaba decidido a penetrarlo, solo susurre a su odio, hoy serás mío putito, no me olvidaras jamás bebe, solo movía su cabeza diciendo no, en eso puse mis 19 cm en su anito cálido, allí intento luchar más, pero presione logrando entrar la punta, solo se arqueo, se quedó quieto, empecé a meter poco a poco, dijo no, le tape la boca con una mano y continúe metiendo, podía sentir su dolor, eso me prendió mucho y no pude más y se la empuje toda hasta el fondo sin lastima alguna, me quede quieto, dejo de luchar, resignado había aceptado que era mio, empecé a meter y sacar muy lento, muy lento, sus movimientos eran de dolor, así seguí metiendo hasta que sentí como su ano se relajó un poco, para ese momento yo ya estaba metiendo con más velocidad, pude sentir cuando empezó a disfrutar, estaba gozando, de repente empezó a lamer la mano con la que le estaba tapando la boca, le susurre al oído, ya eres mía, dijo si con la cabeza, continúe metiendo mis pene, cada vez que entraba sentía su anito apretado, muy apretado, menos que al inicio pero apretado, en eso, empecé a meter más, profundo, empezó a gozar más, pude sentí cuando eyaculo, en ese momento la saque y me recosté en la alfombra y me lo senté arriba de mí, se sentó y acomode mi pene y se lo fue metiendo, hasta tenerlo todo dentro, puso sus manos sobre mi pecho y empezó a moverse como loco, estaba devorando mi pene a sentones, esa niñita se había vuelto una viciosa, lo acababa de corromper y hacerlo una adicta a mi pene, así se movía muy bien, en ese momento yo estaba por llegar y lo abrace, lo pegue a mi cuerpo, solo dije siente como te lleno el culito de semen, solté chorros de semen caliente dentro de él, cada que sentía como bombeaba, me abrazaba fuente, así termine de eyacular dentro de él, nos quedamos unos minutos, se retiró, me dijo al oído, gracias, se fue gateando al baño, se limpió y subió a la cama de su mama a dormir.
Al día siguiente despertamos como sin nada y desayunamos, el solo me miraba con cierta ternura y recordando ¡

VER VIDEO AQUI

Un comentario sobre “Estrenando al hijito de mi compañera !

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: