La puta del barrio

Mi nombre es liz soy una mujer de 32 años felizmente casada con eder, tengo un hijo de 4 años, soy una mujer muy caliente y aunque mi marido me deja bien atendida, siempre pido mas y mas. Una mañana fui a dejar a mi pequeño hijo al preescolar, cuando venia de regreso a casa caminaba por una calle poco trancitada, llevaba un pantalon blanco muy pegado que se translucia mi tanga rosita, que hacen juego con una blusa muy escotada, caminaba tranquilamente cuando de repente, un vecino esposo de una amiga de mi barrio se paro en su moto, me empezo hacer la platica y decirme que estab muy guapa y que mi cuerpo levantaba mucha pasion, yo muy coqueta, le agradecia sus palabras, me dijo que me acercaba a casa, encantada acepte me subi en su moto mostrando mi rica tanga, emprendimos camino a casa cuando me dijo que antes lo acompañara a checar una de sus siembras, que estaba a las afueras de la ciudad, no tuve problema y le dije que si, cuando llegamos nos paramos de bajo de un arbol, platicabamos y cada vez nos acercabamos mas, le dije que queria aprender a manejar su moto me monte en ella y el a tras de mi aprobechaba para restregarme su enorme polla, yo estaba que ardia pero tenia que conportarme, muy discretamente retiraba mi cabello y besaba mi cuello para eso ya me dejaba hacer tomo mis pechos y los masajeo, nos bajamos de la moto y le chupe la polla, los huevos los deje bien inchados, me la metio hasta el fondo, desde aquel dia el esposo de mi amiga y yo somos mantes.

Un comentario sobre “La puta del barrio

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: