MARIDO CORNUDO, ESPOSA CULONA INSACIABLE 1

Hola mi nombre es Luis Carlos tengo 31 años, soy de San Nicolás Nuevo León, pero vivimos en Saltillo, pero esta historia trata mas sobre mi esposa Vanessa, ella tiene 27 años, ella es rubia, de piel blanca, mide 1.63, la verdad desde que nos conocimos ella estaba un poco llenita, pero desde que la conocí me encanto porque tienen un rostro muy hermoso, además de un trasero redondo y super saltado. Nosotros tenemos 5 años de casados
Como toda mujer le gusta pintarse y arreglarse, aunque por su físico nunca le ha gustado usar ropa ajustada ni corta, aparte de eso mi suegro siempre fue alguien muy celoso que nunca las dejo usar ropa ajustada ni a ella ni a su hermana mayor Mónica. Mi cuñada Mónica tiene igual que yo 31 años y su esposo Javier tiene 34, mi esposa vivió con ellos y con su mama hasta que se caso conmigo ya que mis suegros están divorciados. Mi cuñada también tiene un rostro muy hermoso, es blanca y rubia igual que mi esposa, aunque más delgada, casi no tiene pecho ni trasero. Creo que cuando le toco repartir a mi suegra, le dio lo de las dos a mi esposa. Me llevo muy bien con mi concuño, aunque mi cuñada es demasiado sangrona, ellos tienen 9 años de casados y no sé si sea porque no han podido tener hijos y nosotros sí, pero he escuchado a mi cuñada hablarle de mala manera a mi esposa cuando yo no estoy presente y ella cree que no escucho, ya había querido hablar con ella, pero mi esposa dijo que no había problema que desde chicas así se han llevado las dos así que no quise hacer un problema por eso.
Bueno volviendo con mi esposa, hace 3 años tuvimos a nuestro único hijo, ya que no quisimos tener más, es la alegría de la familia, mas de mi esposa por ser el único nieto, hasta mi cuñada lo quiere mucho y lo trata muy bien. Pero desde que lo tuvimos mi esposa subió mucho de peso, cosa por lo cual le hacia burla mi cuñada y por lo que se empezó a acomplejar mi esposa. Hace como 6 meses le dije que si no le gustaba como se veía, entrara al gimnasio y cambiara su alimentación, incluso yo la apoye comiendo lo mismo, aunque por mi trabajo no pude entrar al gimnasio.
Ambos empezamos a adelgazar, aunque quizás ella por el ejercicio y la dieta comenzó a adelgazar más rápido, aun no esta super delgada pero comparada a como estaba se ve increíble, sus medidas en este momento están 94-75-104, ha adelgazado mucho de la cara, de los hombros de la espalda y la cintura, pero no a adelgazado mucho ni de las piernas, ni la cadera, ni ese enorme trasero, el cual se le ve mucho mas grande y saltado desde que adelgazo aunque si se siente mucho más firme. Ya bajo varias tallas por lo cual usa pantalones mas chicos, aunque no los ha querido comprar muy ajustados porque le da vergüenza, yo le tuve que insistir mucho para que comprara jeans ajustados y leggins y shorcitos de licra para que usara en la casa porque a mi la verdad desde que adelgazo me vuelve loco su enorme trasero, incluso yo mismo le tuve que comprar ropa, minifalditas muy ajustadas, shortcitos muy chiquitos, así como lencería con la que se ve increíble. Lo cual he batallado para que se ponga algunos por que le da vergüenza.
Cierto día que fuimos al centro comercial a surtir la despensa de la semana, mi esposa se arrepintió de ultimo minuto por que se manchó el pantalón que traía puesto y al parecer no tenia ninguno limpio de los que ella usa, le comenté que se pusiera uno de los ajustados que yo le había comprado y aun estaban nuevos. Cosa que no le pareció, quería que fuera yo solo con el niño a hacer la despensa, pero lo dije que si no iba a con nosotros fura ella sola al día siguiente.
Al fin subió y se puso uno de los pantalones negros que le compre, se veía increíble le ajustaba completamente las caderas y las piernas, pero lo que mas me impacto fue su trasero, le quedaba un poco grande de la parte de atrás de la cintura incluso se le bajaba de atrás, se le veían unas nalgas super redondas y super saltadas, parecía que su enorme culo fuera a reventar las costuras del pantalón, se veía increíble. Lo malo fue que antes de salir se puso una blusa larga la cual le tapaba todo su enorme trasero.
Antes de salir fui a la cocina a tomar agua y en el refrigerador me topé con los danoninos que come mi hijo y se me ocurrió una idea, cuando íbamos a subir al auto le dije en secreto que ensuciaba la blusa de su mama con el danonino, le compraba unos chocolates pero que no le dijera nada. Ya cuando íbamos en camino tal como le había dicho mi hijo se embarro la boca y las manos de danonino y beso en el cuello a mi esposa y ensucio todo el frente de la blusa de danonino, mi esposa se molestó mucho pero yo le dije que no se enojara que solo era un niño y ya se calmó un poco, en eso llegamos al centro comercial y me estacione, ella se trató de limpiar la blusa con toallas húmedas pero de todas formas le quedaron unas manchas muy feas, le llevo un tiempo decidirse si se bajaba con la blusa manchada o se la quitaba y visto que le gano más su orgullo de mujer que su vergüenza se quitó la blusa y se bajó en una blusa de tirantes que también le ajustaba muy bien y con esos pantalones negros con los que se veía brutal.
Desde el momento que se bajó, los guardias que cuidan los vehículos no dejaban de verla, de igual forma los señores y muchachos que nos topábamos en el camino incluso algunos hasta se daban la vuelta para verle su enorme trasero. Ya al entrar al HEB nos fuimos al área de las frutas, mi esposa caminaba muy aprisa un poco torpe en su andar supongo que, por la vergüenza, al pasar junto a una pareja de muchachos de unos 20 o 21 años el muchacho no pudo contener el impuso de voltear a verle su trasero, lo que provocó que su novia o esposa no estoy seguro que eran, le armara una buena bronca en donde hasta una tremenda cachetada le dio. Mi esposa se notaba incomoda y estaba muy colorada, creo que jamás se imaginó que llegaría a provocar todo eso en los hombres, yo nunca me considere celoso al punto de andarle imponiendo ropa muy recatada ni hacerle escenas porque la vieran, pero nunca me imaginé que todo eso me fuera a excitar tanto, desde el momento que vi como todos miraban a mi esposa sentí que mi pene se me puso durísimo y se me ocurrió la idea de irme con mi hijo a escoger otras cosas en lo que mi esposa compraba la fruta, cuando le comente me dijo de inmediato que no, pero le dije que así terminaríamos más rápido y si quería íbamos a comer, a lo que me dijo que en lugar de comer acabando mejor nos fuéramos a la casa, así que yo me lleve a mi hijo y nos separamos de ella, fui y rodee las filas y me puse algo a distancia para ver quien veía a mi esposa y me quede sorprendido, ya que la mayoría, si no es que todos se la comían con la mirada incluso muchas muchachas y señoras volteaban a ver a mi esposa pero ellas con mirada de odio y envidia en sus caras.
Mi esposa termino de comprar la fruta y los vegetales y se siguió comprando algunas cosas por los corredores, 4 de los hombres que estaban en las frutas se fueron siguiéndola viendo su trasero y yo y mi hijo los seguíamos a un poco de distancia, al llegar a la zona de carnes había una fila donde la gente estaba esperando para pedir sus cortes de carne, mi esposa se formó y ahí también empezó a llamar la atención de los hombres de esa zona, los cuatro hombres que la iban siguiendo se formaron detrás de ellas y el que estaba hasta mero adelante les hizo la seña a los demás que lo empujaran y así lo hicieron, claramente vi como él le repego todo su paquete en el trasero a mi esposa que hasta la hizo levantarse de puntas y recargarse en un señor de unos 50 años que estaba delante de ella el cual solo le dijo a mi esposa que no había problema cuando esta se disculpó, ella volteo a ver al tipo que tenía atrás con mucho odio y el solo se volteo hacia sus amigos y les dijo, ya estuvo no avienten, nuevamente los amigos de él lo volvieron a aventar y nuevamente se le repego a mi esposa así estuvo repegandosele y levantándola cada vez más fuerte como 5 veces, hasta que una señora que se iba a formar los regaño diciéndoles que le iba hablar al guardia y ellos se fueron. Después de eso mi hijo y yo nos reunimos con mi esposa terminamos de hacer las compras y nos fuimos casa, ella casi no hablo en todo el camino y yo no podía olvidar lo que había visto y seguí excitado todo el día, en cuanto mi hijo se durmió en la tarde me lance sobre mi esposa le di la vuelta y me subí sobre su trasero, ella se sorprendió mucho pero de inmediato comprendió todo, me dijo que si la había estado espiando en el supermercado y le dije que sí, que vi como la veían todos los hombres y como se le habían arrimado ese tipo en la fila de carne, me pregunto que si eso me había excitado y le dije que sí, que no debería, que debería haberme molestado, pero me había vuelto loco saber cómo había puesto a todos esos hombres. Ella también me dijo q al principio le dio vergüenza, pero después le gusto como la veían todos los hombres, que la molesto cuando se le repego ese tipo pero que se le sentía el pene muy grande y muy duro y que se empezó a excitar al sentir como se le hundía su pene entre las pompas y como la levantaba con cada empujón al punto que ni siquiera le importara que los viera la demás gente, de inmediato le empecé a sacar la ropa y la empecé a besar y a tocar su vagina y sus nalgas le dije que lo que esos hombres tanto querían, era penetrarle ese enorme culo que tenía, creí q se iba a molestar por las palabras que estaba usando pero se empezó a excitar nuevamente, la voltee sobre la cama la puse en 4 y comencé a besar y chupar su culo, sentí como si casi me tragara la cara su enorme trasero y cuando intente penetrarla batalle para poder entrar en su culo ya que a pesar de haberlo dilatado no se abrió mucho, solo en 2 ocasiones se lo había hecho por ahí pero como le dolía lo dejábamos, además de que por el tamaño de sus nalgas y como mi pene solo mide como 14 cm solo le alcanzaba a meter la cabeza de mi pene y el resto se quedaba fuera entre sus nalgas. Solo aguante como 10 minutos y comencé a venirme en el interior de su culo, pero ella aún seguía excitada, me limpio el pene con una toalla húmeda y me lo comenzó a chupar hasta que lo levanto nuevamente, me acostó boca arriba en la cama y se me monto arriba esta vez por la vagina y comenzó a cabalgarme, se movía como desquiciada nunca la había visto así, nuevamente aguante como unos 15 minutos hasta que acabe nuevamente pero esta vez en su vagina, como no quise dejarla así comencé a chuparla y a trabajar con mis dedos su vagina hasta que como a los 10 minutos logre que ella terminara también, ya muy cansados y sudados empezamos a platicar un poco, ella me dijo que creía que me molestaría por como me miraban y por cómo se le habían repegado, yo le dije que también creía que si algo así pasara me molestaría, pero que al contrario que me había excitado muchísimo, y ella me dijo que el pene de ese tipo se sentía muy grande, le dije que había mucho más grandes que el mío, que el mío de hecho estaba entre normal a pequeño.
Yo había sido el primer y único hombre en la vida de mi esposa, pero me sorprendía que ni siquiera hubiera visto pornografía. Prendí la computadora y entre a la pagina de pornhub y empecé a mostrarle las imágenes, de inmediato empezó a ver los videos y no tardamos en dar con los de sexo interracial, de blacks on blodes, casi se le salen los ojos al ver el tamaño de sus penes, cometo que estaban del grueso y del tamaño de los brazos de las muchachas, empezamos a ver mas videos y dimos con tríos donde una mujer estaba con dos hombres a la vez, me dijo que si se podía hacer con 2 ala vez y le enseñe un gang bang en donde una pornstar estaba hasta con 20 a la vez y mientras uno la penetraba por el culo, otro la penetraba por la vagina, otro por la boca y al mismo tiempo masturbaba a otros dos con sus manos. Ella estaba como ida viendo la pantalla pasaba de un video a otro, de inmediato se levantó me tomo de la mano y me levanto a mi también, le pregunte que sucedía, se dio la vuelta y me dijo ven péscame así por detrás como lo hizo el tipo de la tienda, ni tardo ni perezoso fui y la tome por detrás con la misma fuerza que lo hizo ese tipo que hasta la hice levantarse de puntas y agarrarse de la pared, así lo hice como 10 veces hasta que se voltea toma mi pene y me dice creo que era como unos 5 cm mas grande que la tuya y unos 2 más grueso se sentía muy grande y gruesa cuando se me encajaba entre las pompas, no se porque lo hice, pero de mi boca salieron solas las palabras, te gustaría hacerlo con alguien más, quise retractarme de lo que dije pero no dije nada ella solo se quedó pensando, se tapó la cara y me dijo que si, eso nuevamente me enloqueció y me éxito, ella era la mujer mas tímida y recatada que yo conocía y no podía creer que estuviera tan excitada para decirme eso, lo hicimos nuevamente y nos quedamos dormidos.
Al día siguiente no comentamos nada, de hecho, casi no hablamos, solo lo mínimo, y al día posterior a ese, nuevamente le pregunte, y me dijo que no, que no quería hacerlo con nadie mas que olvidara lo que había dicho, que había sido por lo excitada que estaba y que me olvidara de todo.
Así pasaron los días, poco a poco las cosas con ella empezaron a volver a la normalidad, aunque vi un cambio en ella, empezó a usar los pantalones y la ropa entallada que yo le había regalado para salir a la calle e ir a los mandados, en un principio creí que quizás me iba a poner los cuernos, pero por más que estuve buscando algún indicio que me lo afirmara, ella seguía llegando a la misma hora a la casa, seguía saliendo con sus amigas, llevaba y traía al niño a la escuela por lo que supuse que no lo había hecho, después de eso me dieron un par de semanas de vacaciones en el trabajo y en vez de salir a alguna playa decidimos ir a ver a nuestra familia a Nuevo León ya que teníamos cerca de 5 meses sin ir a verlos, fuimos a ver a mi mama y hermanos y a su mama y hermana, nos quedamos en la casa de mi suegra y cuñados ya tenían mucho tiempo que no nos veían, no pude dejar de ver la cara de envidia de mi cuñada al ver todo lo que había adelgazado mi esposa y tampoco pude dejar de ver los ojos que mi concuño le echo al enorme trasero de mi esposa, así pasaron un par de días, en los cuales mi esposa usaba ropa ajustada para salir conmigo y cuando salía sola a la calle, excepto cuando íbamos a casa de mi mama por temor a que le fuera a decir algo. En la casa de mis cuñados se ponía unos shorts cortitos, por comodidad supuse yo, aunque muy ajustados, mi cuñada y su esposo trabajaban, aunque mi concuño siempre tenia oportunidad de venir a comer a la casa, y en lo que mi esposa ayudaba a mi suegra a poner la mesa yo volteaba a ver a mi concuño disimuladamente el cual no podía evitar dirigir la mirada al enorme trasero de mi esposa, el cual se veía enorme en esos shortcitos ajustados, incluso cuando yo volteaba a verlo ni siquiera se daba cuenta. Incluso me toco ver que se le levantaba el bulto entre las piernas cosa que mi esposa también noto, se dio la vuelta y se sonrió, después volteo a verme y se puso roja y se fue a seguir poniendo la mesa, mi concuño, aunque no nos vio solo cruzo las piernas para despistar su erección. En la noche nuevamente los dos estábamos muy excitados, lo hicimos varias veces, ella me dijo que si me había excitado al ver como se había puesto mi concuño, a lo que yo le dije que sí, le dije tú también te excitaste por como lo pusiste, a lo que ella también me contesto con un sí.
Me dijo, lo he tratado desde hace muchos años desde que era novio de mi hermana viví con ellos casi por 4 años y nunca me había visto así, jamás creí que su pene se le fuera a poner así por mí. Yo la tome de la cintura y me la deje caer de sentón encima de mí, y le dije, para que veas lo que provocas con estas nalgotas que tienes. Y ella me dijo, si ya me estoy dando cuenta y me gusta que me van así, me excita, me hace sentir muy caliente. Te molesta, me pregunto, a lo que yo lo pensé y sinceramente le dije, debería, pero a mí también me excita mucho como te miran y ver cómo te pones tú. A lo que yo le pregunte, te gustaría hacerlo con él. Ella de inmediato me contesto que no, que era el esposo de su hermana que eso estaba mal, que si lo llegara a hacer seria con cualquiera menos con él y así quedo la conversación.
En la noche mi concuño nuevamente salió con sus amigos y no le aviso a mi cuñada por lo que ya de noche en su cuarto se escuchaban los gritos donde se estaban peleando.
Nosotros nuevamente lo estábamos haciendo en la noche, pero nos detuvimos al escuchar la pela, al terminar, mi esposa me dijo que siempre se estaban peleando, desde que ella estaba ahí, y que después de decirles que no podían tener hijos había sido mas seguido y que incluso ella creía que ya no tenían relaciones tan seguido o incluso ya no lo habían vuelto a hacer porque mi cuñada siempre se iba a dormir primero y jamás se escuchaban ruidos de la cama o de ellos donde lo estuvieran haciendo. Me dijo que se sentía un poco mal por mi concuño, porque mi cuñada ya no lo quería hacer con el y que aparte lo trataba muy mal, que él siempre se había portado muy bien con ella y con mi suegra. Que lo había estado pensando bien y que, si quería hacerlo con él, aunque fuera una vez, para que por lo menos fuera con ella y no se buscara otra en la calle y que se fuera a separar de mi cuñada, a lo que yo le dije que sacrificada. Ella solo se rio y me dijo, pero no sé cómo, me da vergüenza y que tal si me rechaza y me dice que no, o le cuenta a mi hermana, a lo que yo le dije que eso jamás pasaría, que ella estaba hermosa y buenísima y con unas nalgas enormes, que ningún hombre le diría que no, al fin estuvimos planeando como ella se acercara a el y los dos estábamos muy excitados y lo volvimos a hacer nuevamente. Ella me pregunto, si me gustaría verlos cuando lo hicieran, a lo que yo me quede pensando si realmente desearía verlos, me molestaba pensar que diría mi concuño de mí, si lo hacía con mi esposa, de seguro siempre me vería como el cornudo al que le cogió a la esposa estuve pensando por unos minutos, pero fue más mi excitación y le dije que sí, pero le dije que si yo estaba el no aceptaría, aparte no seria lo mismo. Ella me dijo que si se grababa con el celular y le dije que así menos aceptaría, que le iba a dar miedo a mi concuño de que lo viera alguien más o se lo enseñaran a mí cuñada.
Al día siguiente, a mí se me ocurrió buscar unas cámaras miniaturas por internet y encontré un paquete de 8 en radioshack, le avise a mi esposa y fui y las compre al regresar a la casa, no había nadie, porque mis cuñados estaban trabajando y mi esposa se llevo a mi suegra y al niño a surtir la despensa, aproveche para probarlas e instalarlas, se veían muy bien en el celular, además podía conectarlas por wifi y grabar en mi laptop, las acomode de modo que no se vieran y en lugares donde no se acercaran ellos, instale 2 en la recamara de ellos y 2 en la recamara de nosotros, 2 en la sala y dos desde la cocina apuntando a la sala. La acomode de tal forma que pudiera cubrir todos los ángulos.
Como todo había quedado perfectamente, le llame a mi mama, le dije que mi suegra quería ir a visitarla que si podíamos ir a comer con ella a lo que ella se alegro mucho y me dijo que si, de inmediato le mande un whats app a mi esposa y le dije ok.
Cuando ella llego les ayude a bajar la despensa y le comente que había hablado mi mama y nos había invitado a comer, que lleváramos a mi suegra para verla y platicar un rato con ella, mi suegra me comento que Vane se sentía mal que le dolía mucho la cabeza y el estómago, a lo que yo le dije que se tomara algo, ella me enseño unas pastillas y me dijo que ya había comprado y se las había tomado pero no se le quitaba. Le dije mmmm pues entonces déjame le marco y le digo que no vamos a poder ir, a lo que ella me dijo, ve tu y lleva a mama y al niño para que coman con ella, mira la hora que es ya debe estar haciendo la comida, no hagas que la haga en vano, mi suegra también dijo pero Javier (mi concuño) va a llegar en un rato mas a comer, ella dijo aquí voy a estar yo, me siento mal, pero le puedo hacer algo rápido de comer y dárselo ustedes vayan para que no desaíren a mi suegra.
Al fin mi suegra aceptó, mi niño estaba muy contento por ir a ver a su abuelita, le dije a mi esposa que estaba todo listo, cuando llegamos a casa de mi mama ya tenia lista la comida, estábamos casi terminando de comer cuando me llego un whats app de mi esposa, para informarme que ya estaba lista, yo me levante para ir al baño y me conecte a las cámaras desde mi celular ahí la vi en nuestra recamara, quedamos que se iba a poner un shorcito de los ajustados y una blusa ajustada de tirantes, pero en lugar de eso se puso un short rosa muy cortito de mi cuñada que a mi concuño le gustaba mucho y decía que con ese short se veía bien buena su vieja, pero para lo delgada que es mi cuñada a mi esposa le quedaba super ajustado que parecía que lo iba a reventar del culo, tanto que hasta se le bajaba de arriba de la parte de atrás, le mande un mensaje para decirle que la estaba viendo y me pregunto que blusa se ponía una roja o un blanca de tirantes le dije que la blanca, se la puso y se veía buenísima, me estaban dando ganas de jalármela nada mas de verla. Mi esposa se puso a preparar la comida y como a la media hora llego mi concuño mi esposa estaba en la recamara viendo la tv en lo que se hacia la comida y mensajeándose conmigo, en eso me pone por mensaje que se escuchó que se abrió la puerta, en eso ella va y se asoma por la puerta de la recamara, yo de inmediato puse las cámaras en el celular y vi a mi concuño abrir el refrigerador y tomar una cerveza e irse a sentar al sofá a ver la televisión, mi esposa estaba en el espejo acomodándose el cabello y revisándose la ropa en eso se puso de perfil y se jalo el short de donde se le bajaba de atrás subiéndoselo, lo que le encaramo más de atrás el ya de por si short tan cortito. Lo dejo de largo en donde terminaban sus enormes nalgas, ella salió y le dijo eres tú Javier, a lo que el contesto si y ya ella salió y le dijo, mama y Luis Carlos fueron a casa de mi suegra porque nos invito a comer, pero yo no me sentía muy bien así que me quede para descansar y para hacerte algo de comer, ya casi esta lista la comida, en eso el voltea y la ve con esa ropa, casi quedo en shock, no dijo nada ni se movió solo se quedó con la boca abierta, mi esposa lo vio y se sonrió, le dijo no tenía nada limpio que ponerse así que se lo había pedido prestado a Mónica, el sigue sin decir nada. Mi esposa le dio la espalda y fue a ver la comida, por la cámara vi como mi concuño no deja de ver el gigantesco trasero de mi esposa, mientras se frota lentamente con la mano sobre el pantalón, ella le dijo que todavía le falta un poco a la comida, que si no había problema, él le contesto que no, que tenía algo de tiempo, ella le llevó un plato de guacamole con totopos hasta una mesita que estaba cerca del sillón donde el estaba sentado, en eso ella se acomoda de espaldas frente a él y se empina poniendo su enorme trasero como a un metro de él, el de inmediato se empezó a tallar mas fuerte mientras ella empieza a jalar la mesa hacia él para que pudiera comerse los totopos con guacamole, cuando mi esposa ya estaba a escasos 30 cm de mi concuño, se suelta de la mesa y hace como que se le resbala y se va hacia atrás cayendo sentada entre las piernas de mi concuño exactamente arriba de su verga, así se quedan sin moverse, ella voltea la cara hacia el y le dice, ya estas muy duro, se siente como si tuviera un tubo en medio de mis pompas, te molesta que me siente arriba de ti, a lo que a el apenas le sale la voz y le dice que no, y ella le dice y esto, en eso ella se empieza a dar pequeños sentones arriba de el y a tallarse en círculos y hacia atrás y hacia adelante arriba de su verga, el de inmediato la toma de la cintura y gira su cabeza hacia arriba mirando el techo mientras mi esposa gira para ver su cara y voltea hacia el frente, hacia una de las cámaras sonriendo muy lascivamente y moviéndose más rápido en sus sentones y sus tallones, mi concuño ya no aguanto más y sujetándola de la cintura la levanto por el aire y la empino sobre el descansabrazos del sofá para montársele encima del trasero aun con ropa y haciendo el movimiento como si la estuviera penetrando por el culo, mi esposa estaba jadeando y sonriendo, volteo a verlo con una mirada muy insinuante mientras continuaba montándola y le dijo te gustan mis pompas, y el ya con la respiración agitada le decía muchísimo, estas super nalgona. Siempre lo has estado, pero ahora que adelgazaste se te ven enormes estas culoncisima. En eso se detiene y le empieza a bajar el short junto con el cachetero, se lo baja hasta los tobillos mientras le empieza a chupar su culo y su vagina, mi esposa se agarra con las dos manos al soporte del sofá y comienza a gemir mas fuerte, mi concuño batalla para abrirle las nalgas y continuar chupandola, así continúan como por 5 minutos en eso mi concuño se separa de ella y le dice ya no aguanto, y se empieza abrir el pantalón para penetrarla, pero mi esposa también se levanta y le dice espérame, ahora es mi turno, lo agarra de los hombros y lo sienta en el sofá ella empieza a desabrocharle el pantalón y bajarle el bóxer, en eso su pene salta fuera de sus bóxer y mi esposa se detiene a verlo impresionada diciéndole WOW, esta enorme, lo tienes mucho mas grande que el de Luis Carlos, él se sonrió un poco y le contesta en serio, y te gusta así más grande, a lo que ella le contestó me encanta, eso me ofendió un poco, pero era verdad su pene debía medir al menos unos 19 o 20 cm 5 cm más que el mío y 1.5 o 2 más de grueso, el volvió a sonreír y le dijo y que vas hacer con él, a lo que ella le dijo esto, y comenzó a besarlo y recorrerlo con su lengua desde la cabeza hasta la base ensalivándolo todo, mientras con su mano masajeaba sus huevos, enseguida abrió toda su boca y trato de tragarse toda esa enorme verga pero como era lógico solo pudo tragar un poco mas de la mitad, a lo que mi concuño nuevamente alzo la cabeza viendo al techo mientras le decía así nalgona, así trágatelo todo, es todo tuyo. Mi esposa trataba de abrir más la boca y empujar su cabeza para tragar mas pero ya no le cabía, mi concuño volvió a voltear su cabeza hacia ella y le dijo quieres que te ayude para que te la comas toda, a lo que ella todavía con la mitad de su verga en la boca y viéndolo a los ojos le hace una seña con la cabeza que si y el la toma con la mano detrás de su cabeza y empieza a empujarla hacia su verga, atrás y adelante cada vez más rápido, por un momento vi como su enorme pene se perdía completo dentro de la boca de mi esposa y como su garganta se inflaba como si hubiera tragado una pelota de tenis, de inmediato mi esposa se soltó como pudo, con lágrimas en los ojos y tosiendo muchísimo, él se levantó también para ver si estaba bien, ella solo le hizo una seña con la mano de que la esperara, después de unos dos minutos y aun con lágrimas en los ojos le dijo que si, que estaba bien pero que casi se ahogaba, el le dijo que por un instante sintió donde ella se tragó toda su verga, le dijo quieres que lo volvamos a intentar, a lo que ella le dijo que no que le dolía un poco la garganta, ella le dijo que mejor pasaran a algo mejor y le dijo quieres que lo hagamos, a lo que el se agarro el pene como si fuera un látigo aun durísimo y le dijo tu que crees.
Mi esposa le pregunto como quieres que lo hagamos, a lo que él le dijo, así como estábamos ahorita cuando estabas acomodando la mesa, quiero que te sientes arriba de mi y que tu te claves solita, ella se levanto lo tomo de los brazos y lo sentó en el sofá, se dio la vuelta quedando de espaldas a él, él no se aguantó y comenzó a agarrarles las nalgas a mi esposa ella sonrió, y se comenzó a sentar, se detuvo cuando sintió la punta de la verga de mi concuño en la entrada de su vagina y muy despacio se la comenzó a comer, en cuanto entro la cabeza alzo la cara, cerro los ojos y soltó un gemido, continuo un poco mas y cuando iba como a la mitad se vio como le temblaban las piernas y estaba soltando gemidos mas fuertes y mi concuño ya no aguanto más, la tomo de las caderas y de un solo golpe la bajo clavándosela completamente, se vio donde se le apachurraron las nalgotas a mi esposa, la cual soltó tremendo grito, que hasta me asuste que fueran a oír mi mama o mi suegra el grito por el celular, mi esposa estaba completamente ensartada, jadeando y gimiendo, mientras mi concuño la jalaba hacia el clavándosela toda y le decía, estas muy apretada, se siente como si aún fueras virgen, aparte, se siente muchísima presión en mi verga al tener estas nalgotas arriba de mí, se siente increíble. Y a ti te gusta tener toda mi verga dentro de ti, mi esposa todavía jadeando y soltando algunos pequeños gritos le dijo SIIIIIIIII, AAAAAAHHHHH, AAAAHHHHH, me siento completamente rellenada por dentro, por tu enorme pene, a lo que el le dijo dile verga, así me excitas más, le volvió a preguntar, te gusta tener toda mi verga dentro de ti, y ella le contesto SIIIIII ME ENCANTA TENER TODA TU VERGOTA DENTRO, y él le dijo pues tómala entonces y comenzó a levantarla y bajarla muy rápido, solo se veía como revotaban las nalgotas de mi esposa arriba de el una y otra vez, mientras mi esposa gritaba AAAHHHHHH, AAAAHHHHH, AAAHHHHHHHH más y más fuerte que le tuve que bajar un poco el volumen a mi celular, como a los 10 minutos el le dice ya no aguanto, ya me voy a venir y mi esposa le dice dónde te vas a venir quieres que abra la boca para que te vengas ahí. Yo estaba sorprendido, varias veces le había propuesto eso a mi esposa y ella nunca quiso, incluso le había dicho que si no quería en la boca me dejara venirme en su cara pero nunca me dejo, y a el ella misma se lo hubiera propuesto, pero el le dijo no, ya se dónde, desde que llegaron y vi tu enorme trasero hay un lugar donde e estado fantasiado en venirme, la levanto y la coloco sobre el descansabrazos del sofá y metió su verga entre las nalgas de mi esposa y las apretó como si se estuviera haciendo una rusa, parecía como un enorme hot dog con unos panes gigantescos, su verga a pesar de estar muy grande se perdida completamente en medio de las enormes nalgas de mi esposa, el se estuvo tallando como por 2 minutos cada vez mas fuerte mientras mi esposa continuaba jadeando, hasta que mi concuño empezó a bajar la velocidad y comenzó a lanzarle chorros de leche caliente en la espalda y el culo de mi esposa hasta quedar vacío. El se dejo caer cansado sobre el sofá mientras mi esposa se agarraba donde le había caído la leche de mi concuño y la probaba y le decía que le había salido muchísima y muy caliente. Mientras mi esposa se limpiaba toda la leche de sus enormes nalgas le pregunto, eso era lo que habías soñado desde que me viste de nuevo, a lo que él le dijo si, desde que vi esas nalgotas que tienes había estado fantaseando en meterla entre tus nalgas y venirme en ellas, a lo que mi esposa le pregunto, solo eso, él se quedó pensativo y le dijo, bueno no, me hubiera gustado mil veces más metértela por el culo y venirme dentro de ti, a lo que ella le contesto y porque no me lo haces por ahí. Él le dijo en serio, me dejarías metértelo por el culo, a lo que ella le contesto, si tú quieres si, él le dijo tu hermana jamás me ha dejado que se lo haga por ahí, dice que el culo no se hizo para eso y nunca ha querido, mientras mi esposa le contesto pues si no quieres hacérmelo por ahí no lo hacemos. El de inmediato le dijo claro que quiero, es lo que más he deseado desde que te vi, y creo que todos los hombres que te ven es lo que desearían poder hacerte, de inmediato la agarro por detrás de la cintura y la empino de nuevo sobre el descansabrazos del sofá y comenzó a abrirle sus enormes nalgas y a chupar su culo con locura, su cara se perdía completamente entre las nalgotas de mi esposa como si se lo estuvieran comiendo, después se separó de ella y le dijo vamos a necesitar algo con que lubricarte para que se te abra bien, casi corriendo se metió en su habitación y como a los 2 minutos llego con un poco de aceite para bebe y vaselina, le dijo me hubiera gustado más tener un lubricante para eso, pero como le había dicho a tu hermana no le gusta eso, así que nuevamente le empezó a chupar y posterior a eso le escurrió un chorrito de aceite entre sus nalgas y comenzó a meterle un dedo en su culo, así estuvo mientras con su boca lamia y chupaba su vagina, después paso a meter dos dedos, creo que se secó el aceite o quiso probar con la vaselina porque se puso un poco en los dedos para después empezar a meterle tres dedos, mi esposa le dijo que así era como le hacía yo, que le metía 3 dedos y después ya metía mi verga en ella, él estuvo un par de minutos haciéndoselo así pero le dijo aún no está muy dilatado, no te va a caber lo voy a intentar con 4 dedos, así duro como 3 minutos pero se le notaba que ya estaba muy desesperado por el tiempo que estaba tardando, al fin termino y se abrió un poco de piernas para quedar a la atura del culo de mi esposa, ya que él está mucho más alto que ella, mide como 1.90. Con sus manos abrió las enormes nalgas de mí esposa y acomodo la cabeza de su verga en la entrada de su culo y comenzó a empujarlo, mi esposa empezó a gritar mientas mi concuño le decía, que todavía estaba demasiado apretada, lo siguieron intentando por un minuto más pero no cabía, mi concuño le dijo creo que no vamos a poder no te cabe, a lo que ella le dijo pujando y casi en un grito, EMPUJALO MAS FUERTEEEEE, ENTIERRALO EN MIIIIII.
Mi concuño pareció como si se hubiera vuelto loco al escuchar eso, la tomo de la cintura y la cargo como si fuera una muñeca de trapo y fue y la empino sobre la mesa de la cocina que estaba un poco más alta y donde él no tenía que abrirse tanto para quedar a su altura, tiraron todo lo que había en la mesa, quebraron platos, vasos un frasco de café, mi esposa se sujetó con fuerza a la mesa y mi concuño empezó a empujar con todo, solo escuchaba los gritos de mi esposa, AAAAAHHHHHHH, AAAAHHHHHHHHH, mientras con cada empujón la mesa se iba hacia delante como medio metro al parecer esa idea tampoco funciono por lo que nuevamente la cargo y fue y la puso sobre la barrita de la cocina y nuevamente tiraron todo pero la barrita estaba un poco alta mi esposa no alcanzaba a tocar el suelo y mi concuño tenía que empujar hacia arriba, al fin nuevamente la tomo de la cintura y se la llevo cargada hasta la recamara de él y de mi cuñada, le dijo que estamos batallando, ya no aguanto más por metértela en ese gigantesco trasero que tienes, te voy a dar lo que tanto andas buscando que te den al estar así de nalgona e ir vestida así, con ropa tan ajustada, yo de inmediato cambien en mi celular la cámara a la de la recamara, el llego y la aventó sobre la cama, mi esposa de inmediato se acomodó y se puso en la posición de perrito, mientras él le decía así culona, así quieres que te penetre, así como la perrita nalgona que eres, mientas mi esposa jadeando mucho le decía SIIIII METEMELA TODA, YA NO AGUANTO, el nuevamente abrió las nalgotas de mi esposa y empezó a empujar como un loco mientras mi esposa gritaba una y otra vez, AAAAHHHHHH, AAAAHHHHHHH, él dijo ahí está, ya entro la cabeza ahora comete el resto culona, el, la empujo de la espalda para que mi esposa bajara su cabeza y su pecho hasta pegarlos en la cama dejándola en la posición de chivito en precipicio, se veía increíble, su espalda y su cintura se veían súper delgados mientras que solo resaltaba su gigantesco trasero, él le dijo, si, así está entrando más profundo, mientras mi esposa gritaba SSSSIIIIIII, YA SIENTO COMO ESTAS ENTRANDO, SE SIENTE ENORME, a lo que él le dijo apenas llevas la mitad, todavía te falta comerte la otra mitad, de un fuerte empujón se la cavo toda, mientras le decía trágatelo todo nalgona, mi esposa soltó tremendo grito que creo que se debió escuchar por todos los departamentos, mi concuño empezó a sacarlo y meterlo en su totalidad cada vez más rápido, mientras le decía, se ve increíble ver como desaparece toda mi vergota dentro de tu enrome culo, quisiera poder atravesarte, a lo que mi esposa jadeando muchísimo y todavía gritando le decía SSSSIIIIIII, CLAVAMELO TODO AAAHHHH, ATRAVIESAME CON TU VERGOTAAAAAAA, CADA QUE ME LO CLAVAS SIENTO AAAHHHH, COMO SI TUVIERA UN BAT DE BEISBOL DENTRO DE MIIIIIIIIIIII AAAAAAAHHHHHHH, mi concuño comenzó a hacérselo mucho más fuerte tanto que con cada embestida las piernas de mi esposa se iban deslizando hasta acabar completamente acostada boca abajo sobre la cama, mientras mi concuño estaba completamente montado sobre de ella embistiéndola fuertísimo, una y otra vez, a mi esposa ya no se le veía ni su cabeza ni su cuerpo de la cintura para arriba, estaba completamente debajo de mi concuño, solo se le veía su enorme trasero siendo completamente aplastado con cada embestida que le daba mi concuño y sus piernas abiertas pero aún se escuchaba donde gritaba con cada embestida, SSSSSIIIIII, AAAAHHHHHH, AAHHHHHH, SSSSIIIIII, ATRAVIESAME CON TU VERGOTAAAAAAAA, ENTIERRAME EN LA CAMA, CLAVAME EN LA CAMA CON TU VERGOTAAAAAAAAAAA. Así continuaron por cerca de 10 minutos más donde mi esposa estaba recibiendo la cogida más brutal que yo jamás me hubiera imaginado, era como estar viendo una película porno protagonizada por mi esposa, y ella a pesar del dolor parecía disfrutarlo muchísimo, se escuchaba en cada grito y jadeo de ella que estaba súper caliente, nunca me imaginé que mi esposa pudiera llegar a ser así, yo me estaba masturbando en el baño y termine antes que ellos. A los 10 minutos mi concuño le dice también entre jadeos y con la respiración súper agitada que ya va a terminar, que donde quiere que termine, a lo que mi esposa le grita, DENTROOOOO, TERMINA DENTRO DE MI CULOOOOOO, INUNDAME POR DENTRO CON TODA TU LECHEEEEE, NO DEJES NI UNA GOTA FUERAAAA, y el así lo hizo poco a poco empezó a bajar el ritmo de sus embestidas, hasta que al final solo fueron unas 4 muy lentas que debía ser donde le estaba vaciado su leche en el interior del enorme culo de mi esposa, y donde ella decía SSIIIIII AHHHHHH, ESTA HIRVIENDO, AAAHHHHH, ES MUCHISIMA, AAAAHHHHH, después de eso mi concuño se dejó caer acostado sobre mi esposa aun si sacar su verga de adentro de ella, mientras le decía que había sido increíble, que nunca se imaginó que ella fuera así de puta, que definitivamente tenía que volver a repetirse.
Y si es como termina esta primera historia de mi esposa la MEGA CULONA que así fue como le empezaron a decir algunos conocidos cuando yo no estaba, entre ellos mi concuño.

FIN

VER VIDEO AQUI

4 comentarios sobre “MARIDO CORNUDO, ESPOSA CULONA INSACIABLE 1

  • el 18 junio, 2018 a las 21:53
    Permalink

    Muy buen relato el único problema esquee haces muchos detalles al principio pero me encantó sobre todo el imaginarme a una esposa tan buena y que nunca quería coger con el concuño pero al final lo hizo lo que toda mujer quiere y trae dentro de putiar con otros te felicito por tu esposa y tú relato soy de Hidalgo

    Respuesta
  • el 18 junio, 2018 a las 17:34
    Permalink

    Tienes que compartir la segunda parte

    Respuesta
  • el 18 junio, 2018 a las 05:22
    Permalink

    Excelente y candente relato solo que se nota mucho que no es real, las cámaras no tienen resolución ni sonido tan claro como para escuchar todo, pero al fin es una buena fantacia.

    Respuesta
  • el 13 junio, 2018 a las 03:21
    Permalink

    Hola amigo excelente relato yo soy de Monterrey me gustaría conocerlos

    Respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: