Mi cuñada Sarai la culona

No hace falta hablar de mi cuñada.
La culona, esa nalgona y deliciosa cuñada que tengo.
Está anécdota es especial, ese día su culo fue mejor que todo.
Era el babyshower de mi hermana pues espera su otro bebé y como era de esperarse, invito a mi novia, a su mamá y a mi deliciosa, exquisita y culona cuñada.
Yo no quise llegar temprano pues habría muchas mujeres, yo llegaría cuando la mayoría se fuera.
Eran como las 4 y seguían todos ahí, pero mi novia empezaba a mandarme mensajes de que fuera para allá, el lugar era cerca, y caminando llegabas como en 15 minutos.
Le dije que me bañaria e iría y así fue.
Cuando salí se bañar vi un mensaje que me dejo algo excitado y nervioso.
‘Oye mi hermana vaya para allá jajajaja me quede a ayudar, dice que te va a pegar por tardarte jajajajajaja’
Me puse mi boxer y mi pantalón cuando tocaron la puerta.
Ahí estaba.
La nalgona.
Su vestimenta me excitó.
Una camisa desbotonada que dejaba ver su sostén azul, un peinado que la hacía ver sexy, unos tennis, y un pantalón negro que de su culo parecía reventaria.
Paso.
Le dije que me esperara en lo que me cambiaba y salía.
Ella me dijo que no la dejará sola en la sala que ella entraba conmigo.
Yo estaba a punto se ponerme mi camisa cuando ella dijo:
SarahiCulona(SC): Cuñis déjame echarte crema en tus piernas.
Bajo mi pantalón y mi verga estaba dura de lo excitado.
Ella nada pendeja bajo mi boxer y ahí estaba mi falp duro.
Comenzo una mamada de infarto, lamía el tronco riquisimo, se lo metía como si no hubiera mañana, la cabecita la saboreaba, succionaba mis huevos, y se metía toda mi verga en si garganta, verlo era riquisimo y más cuando me miraba y tenia ganas de emportrala a la gata.
La voltee enseguida y la empine sobre mi armario, se quitos su tennis que dejaban ver sus ricos pies (Es fetiche)y baje lentamente su pantalón negro, dejo ver su cachetero que estaba riquisimo y daba un olor a vagina exquisito.
Se lo baje y empecé una rica chupada a su cuca, que por cierto trae peluda porque así le dije que me gustaba.
La metía mi lengua entera, le chupaba sus labios, me tomaba sus fluidos vaginales, y luego un beso negro.
En su culo nada me importa.
Es tan rico como sus nalgotas me aprietan de tan grande que esta esa colota.
Ya estaba muy duro, así que le metí mi palo.
Ella pego un grito de placer delicioso.
Y comencé la faena.
Le daba duro y ver mi pene lleno de su lubricante, que incluso chorreaba de tanto que era mientras ella gemía, era algo riquísimo.
Pare y la lleve a mi cama, ahí se quito su camisa y sostén y me montó.
Ella cabalgaba como uan zorra.
Se movía tan bien, sus grandes caderas se veían de lujo, sus tetas pequeñas com su pezón parado y yo apretando su enorme culo.
Estando arriba de mi, se acerci a que le chupara sus chiches.
Yo las succionaba como para criarme de ahí.
Ella me daba unoa sentones de infarto, sentía como su cola, rompía mi pito de tanto.
Llegó un momento donde sus movimientos eran muy ricos, yo chupando sus tetas, apretando su culo, y sentir su húmeda panocha, hicieron que me corriera dentro.
Ella soltó un grito y le seguía dando, y claro lo mío seguía saliendo.
Cuando se levantó, vi su pucha chorrear todo mi semen, y ella tragandoselo mientras se abría de piernas y con una mano se manoseaba una teta, algo para enmarcar.
Al finalo nos vestimos y llegamos, claro después de uno de los mejores palos junto a mi cuñada Sarahi, la culona.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: