Mi perro y yo (explicito)

La historia que voy a contar no es una fantasía o un sueño húmedo por que en realidad si sucedió y todo fue real.

Cuando tenia 18 años tuve un perro que se llamaba Yago y nunca se me habia pasado por la mente el hecho de tener relaciones sexuales con el y quiero aclarar que no estaba planeado lo que sucedió ese dia, me dejaron solo por unas 3 horas en mi casa y me acoste a dormir pero al intentar dormir no pude aguantar mis ganas de tener sexo o sentirme penetrado para llegar al climax asi que me puse cajeta en el pene para ir con Yago y que me la chupara entonces cuando el lo estaba haciendo note de que me la seguia chupando sin que quedara cajeta en mi glande. Se sentia muy rica la sensacion de placer y mi pene estaba muy duro y yo tenia ganas de un encuentro sexual con quien sea con tal de sentir placer sin importar si es hombre o mujer entonces baje la mirada para saber como tenia su pene mi perro y me fije que estaba expulsando un liquido que se veia poco pero empece a tocarle el pene mientras el me la seguia chupando en mis testiculos sentia su lengua y queria que me lamiera el ano pero no sabia si me iba a penetrar por su instinto animal o no y segui jugando su pene peludo y empezó a salir su cabeza roja mientras yo suavemente la acariciaba y le pasaba mis dedos para que saliera toda, me daban ganas de chuparsela hasta que me cogiera la boca. A partir de ese momento en que su pene se salia de su pellejo me excite mucho mas y sin quitarme toda la ropa mas que bajarme mi boxer le acerque mi culito para que me la chupara o me lo penetrara pero lo que queria era sentir sexo rico y duro y entonces el ya sabia lo que deseaba con ganas en seguida se intento acercar pero como tenia mi ropa sin quitar se le hacia dificil llegar a mi culito para entrar. Me quite entonces la camisa y me baje el short por si llegaban de nuevo a la casa mis papas me podría vestir con mayor facilidad pero en ese momento solo queria que mi perro me haga suyo y me de su semen y el intentaba penetrarme pero solo sentia la punta acercandose y como se sentian unas gotas que salian de ella a pringarme mi ano, estaba a punto de ser penetrado y entonces escuche el auto que se acercaba a estacionarse y entonces me puse mi ropa y me quite todo el pelo del perro que tenia por que dejaba mucho pelo en toda mi piel y todo mi cuerpo. Deje a mi perro con muchas ganas de aparearse conmigo y me senti mal por que el hace tiempo que no tiene sexo con alguna hembra y desde ese día me propuse complacer a mi perro para que supiera como es un culo para penetrar y cual mejor que el mio. Hubieron mas dias en los que si consumamos el acto e hicimos muchas más cosas él y yo pero lo escribiré mas al rato por que este relato fue de mi primer acercamiento con él, si es que este relato mio les gustó pueden escribirme a mi correo: [email protected] y con gusto les respoderé, saludos.

VER VIDEO AQUI

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: