MI PRIMO HÉTERO, VAQUERO Y VERGÓN (SEGUNDA PARTE) – FNXBOYRELATOS

Una tarde ordinaria estaba en mi casa, según recuerdo hasta en pijama estaba. Recién había comprado un famosísimo y efectivo enema para evitar esos accidentes, así que unas horas antes de estar en pijama me había dedicado a probarlo para no quedarme con la duda. Debo admitir que era una sensación muy rica tener líquido dentro de mi ano y ya que me cercioré de haber quedado bien limpio, llené nuevamente mi culo con agua, unté un poco de jabón en mis dedos y los introducía para sentir más rico al interior, era como explorar una cueva bajo el mar, ya que se podía sentir perfectamente cómo el líquido expandía los interiores, cosa que me prendió demasiado.
Luego de eso, me dispuse a ponerme la pijama y pretender pasar toda la noche viendo series o una peli. Justo estaba preparando todo, cuando recibí un mensaje del rico de mi primo, ese vaquerito que había tenido la oportunidad de mamar su enorme y gruesa verga. La conversación fue la siguiente

°Carnal, dónde estás?
°En mi casa ¿Por qué?
°Quería ver si me hacías el paro de llevarme a por un dinero a casa de mi patrón
°Ah está bien, estás en tu casa?
°Sí
°Ah bueno, entonces quieres que nos veamos ahí o a unas cuadras, para que tu mamá no vaya a pensar mal
°No hay bronca, no hay nadie. estoy sólo
°Entonces crees que podamos aprovechar para hacer algo?
°Si carnal, pero corre
°Ok, me cambio y voy para allá
(FIN DE LA CONVERSACIÓN DEL CHAT)
Una vez llegué a su casa le envié, estacioné el coche y vi que ya estaba esperando afuera. Vestía unos jeans vaqueros y una camiseta blanca. Bajé del coche y nos saludamos, me dijo que pasara, le pregunté que si no había problema porque su familia llegara, como no nos frecuentamos tanto, se podía fácilmente malinterpretar y hacerse un escándalo que llegara a mi madre y eso no me agradaría mucho.
Decidí entrar, total ya estaba ahí, y si me invitaba a entrar era porque algo bueno sacaría de ahí.
Así pues caminamos hacia una de las habitaciones, una que precisamente daba vista hacia la puerta de la entrada, así al menos escucharíamos si alguien trataba de entrar.
Mi primo se colocó precisamente viendo hacia la ventana y rápidamente se bajó el zipper del pantalón y me dijo: Vas, toda tuya, para irnos pronto a hacer eso de ir por el dinero. Yo no titubee ni un poco y me lancé como si fuera el último trozo de carne en la tierra. Él aún la tenía dormida que de hecho curiosamente tengo una fascinación por mamar una verga flácida y sentir cómo va creciendo dentro de la boca. Así que sin pensarlo la metí toda en mi boca y le dí unas mamadas lentas para disfrutar un poco el sentirla aún dormida.
Mi primo sacó su celular y puso un vídeo porno, para excitarse un poco (cosa que me prendió porque era excitante tener la verga de un hétero en la boca y ver y escuchar algo distinto a lo que estoy acostumbrado (porno gay). Supongo que eso lo excitó bastante (el vídeo porno hétero), por lo que rápido su verga comenzó a crecer y obviamente ya no entraba completa en mi garganta, aunque de vez en cuando me esforzaba por llegar lo más profundo que se pudiera, le mamaba todo el tronco, le chupaba la cabeza del pene, y lo más rico, le lamía los huevos como si fueran un par de paletas de caramelo, esperando que el centro líquido saliera para ´poder disfrutarlo, ya que ésta vez era mi meta, lograr que tuviera una eyaculación. Quería saber de una vez si era una verga lechera y probar qué tan rica daba la leche ese pedazo de verga, muy muy grande.
Comencé un mete y saca bastante rápido, no me daba tiempo ni de respirar, mi verga estaba también a full, sintiendo que quería salir del pantalón y participar, aunque a veces tiene un poco de lógica que un heterosexual pueda perder la excitación de ver la verga de otro. Entonces sólo la acariciaba por encima del pantalón.
Llegó un momento en que empecé a observar que mi primo respiraba un poco más rápido y movía más intenso el mete y saca. Eso era la mejor señal que pudo darme para avisarme que ésta vez sí probaría su semen. Al fin tendría la oportunidad que había buscado la vez pasada pero no había podido concretarse.
Su respiración aumentaba bastante rápido, así como sus movimientos al introducir su verga en mi boca y entonces sucedió lo esperado. Lanzó un largo y casi silencioso gemido y su verga comenzó a palpitar, saqué un poco la verga de mi boca para poder observar esa corrida, aunque la dejé lo suficientemente cerca como para recibirla toda adentro. De su verga comenzaron a salir unos cuatro o cinco chorros bastante surtidos de una rica y muy blanca sustancia que fue a parar directo en mi boca. Un sexto chorro más pequeño logró escaparse hasta mi muñeca, mi primo retiró su verga de mi boca y yo me acerqué para limpiarle hasta la última gota de semen. Después de asearle la verga con saliva, él la guardó dentro de su ropa y me dijo que podía ir al baño a limpiarme.
Me dirigí hacia el baño aún con la verga bien dura, tragué toda la leche que había en mi boca, disfrutando a cada paso el sabor de aquel manjar. Cuando iba justo en la entrada del baño, recordé esa gota en mi muñeca que se había intentado fugar de mí, y dirigí la mano hacia mi boca para tragar el último chorro que tendría esa noche.
Después de asearme un poco, salimos hacia la casa de su patrón y en el camino el coche se quedó sin gasolina, afortunadamente otro primo nos pudo auxiliar y pudimos completar ese encarguito.
Epero haya más experiencias con él para así poderles contar a detalle todo lo que pueda suceder. Me gustaría probar tener su vergota dentro de mi culo, sería interesante hacerlo en alguno de los corrales que tiene, eso haría aún más interesante esa experiencia. Pero ya les contaré un poco más adelante si eso se me cumple.

°FNXBOY RELATOS°

VER VIDEO AQUI

Un comentario sobre “MI PRIMO HÉTERO, VAQUERO Y VERGÓN (SEGUNDA PARTE) – FNXBOYRELATOS

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: