Mi primo y yo

Todo comienza desde muy pequeños, estando de 6 años jugaba muchísimo con mi primo y pues éramos inseparables en esos aspectos, mi primo vive en otro pueblito y ahí comienza todo el rollo. Un día mi tía vino buscando unos documentos a mí ciudad y en esas pos tenía que venir mi primo con ella y lo dejaron con mis padres y conmigo en mi casa, el dormía en mi cuarto mientras no estaba mi tía y nos quedamos jugando hasta tarde jugando yo desde pequeño tuve la fortuna de tener los juegos que quisiera para ese entonces estaba de moda la PSONE y jugamos harto, peero me acuerdo que mi mamá nos mandó a dormir, mi primo no quería dormir solo así que mi madre nos acompañó un rato a los dos hasta que nos “dormimos” pero la verdad queríamos seguir jugando. Mi primo tiene un año menos osea 5 y al pasar ya no sentíamos que estuvieren despiertos mis padres así que prendimos la play y le bajamos volúmen al tv. Cuando en eso pues a mí primo le dieron ganas de ir al baño pero todo estaba oscuro y a mí también de niño me daba miedo ir sólo, así que fuimos los dos juntos pero entre esas escuchamos ruidos en el cuarto de mis padres y pues no entendíamos muy bien por qué a esa hora había ruidos de mi mamá en la cuarto, mi primo y yo decidimos ir a ver qué sucedía y muy despacio abrimos la puerta y nos encontramos con lo que sería raro en ese momento para nosotros dos y era ver a mis papás teniendo sexo, ver a mi papá encima de mi mamá y luego a ella encima pero nos percatamos que mi papá metía el pene mí mamá allá abajo y en eso nos pillaron viéndolos entre lo incómodo y ellos tratando de explicarnos y preguntándonos porqué estábamos despiertos a esa hora recuerdo que nos explicaron que eso lo hacían las personas cuando se quieren mucho pero nos dejaron ese vacío de no completar todo y explicar bien en esos días mientras estaba mi primo ahí, a él también le dijeron lo mismo los dos estábamos juntos, nos preguntaron dijimos todo y nos mandaron a dormir.

Cuando estábamos en el cuarto pues nos fuimos a dormir y ya.

Al día siguiente pues seguimos jugando y todas las cosas de niños, pero aquí comienza lo que sería los “juegos sexuales” en niños para llegar a ser la relación sexual con mi primo, recuerdo que nos bañamos juntos de niños y al transcurrir de esos días recordamos lo que vimos y el dijo que por qué harían eso, yo le respondí que se acordara que mamá dijo “eso lo hacen quiénes se quieren mucho” y el dijo sí sí verdad y pues nos estábamos bañando los dos y en esas yo le abrazo y le digo “primo yo lo quiero” pero al rato veo que mi pene se paró y el de él también y pues nos acordamos lo que vimos que estaban haciendo mis papás aquella noche y los dos sin pensarlo nos pusimos en marcha y el me pregunta ¿Primo, nosotros nos queremos verdad? Y pues recuerdo que sí hicimos eso así que mi respuesta fue afirmativa. Ya en eso los dos estábamos en la regadera o ducha y estábamos parados y nos juntamos y comenzamos a rozar nuestros penes y se sentía rico eso recuerdo ahí comenzó todo nuestro jueguito.

Ya pasó el tiempo mi primo regresó a su pueblito y yo continué en mis clases ya estaba en primaria o eso recuerdo. Cuando llegó fin de año fuimos al pueblito donde vive mi primo y nos quedamos en la casa de él, mi tía es soltera así que el papá de él no respondió por él, así que había espacio en la casa. Ya estando allí jugamos harto y en eso nos acordamos de hacer aquello “que hacen los papás” y siendo niños decidimos jugar al papá y a la mamá pero mi mamá después de que se había ido mi primo de mi casa me explicó que eso lo hacen las personas que se quieren mucho pero eso solo lo hacen ellos y no se debe hacer frente a todos, que eso lo hacen sólo los grandes, que los niños no debían y que es algo sólo para adultos y que estaba mal hacerlo”

Entonces me acordé en ese instante y le dije a mi primo, no podemos hacerlo donde nos vean porque mi mamá dice que es malo y que sólo los grandes pueden, mi primo dice “es como tomar cerveza solo pueden los adultos” yo le acepté y dije que sí que sería como eso y los dos sabiendo que no era algo bien hecho procedimos a jugar al papá y a la mamá sabiendo que íbamos a jugar con nuestras partes y que estaba “mal”, fuimos a un cuarto y nos escondimos debajo de una cama y el se subió encima mío y dijo yo seré el papá, discutimos un rato pero acepté con la condición que el sería la mamá la próxima vez y el aceptó. Comenzamos normal haciendo que el llegaba del trabajo y que la casita era debajo de la cama y yo lo esperaba allí, le decía “ya llegaste mi amor” después el llega me saluda y dice hagamos lo que hacemos los grandes cuando se quieren y comenzamos pero esta vez solo nos rodamos con ropa por lo incómodo del lugar y seguimos haciéndolo así por varios días hasta que un día nos pillaron, yo estaba con el sentado viendo TV y estaban dando un programa de niños que trataba como un noticiero en este momento no recuerdo muy bien el nombre pero en eso y todo nos entró el cachondeo y dije nos “juntamos” así le llamábamos por lo literal de estar juntos peroyo ya había hecho de papá varias veces así que está vez me tocó a mí hacer de mamá y me senté encima de mi primo y fue incómodo porque no estábamos rozándonos bien así que nos quitamos nuestros pantalones y ahí el error, el me colocó el pene y dijo las mujeres tienen un hueco y nosotros también por ahí es que lo meten verdad y pues nosotros no sabíamos y yo tambien dije que sí y el me metió el pene en mi colita y comenzó la verdad no recuerdo si fue rico eso o no pero estuvimos un rato así y el me abrazaba mucho y me decía primo lo quiero (sin ánimo de ser homosexual) ya que igual nos gustan las niñas pero teníamos eso de juego y cuando menos lo esperábamos nos pillaron llegó otra tía nos vio y nos metió tremendo regalo que por qué estábamos haciendo eso, que eso solo lo hacen los gays y nosotros ni idea de que era un gay, llamaron a la mamá de mi primo osea lo otra tía y mi mamá y nos regañaron bueno, a él le pegaron mí creo que también pero no recuerdo que fuera tan duro o traumatizante, a él sí recuerdo que le dieron correa desnudo ahí. Después de eso no lo volvimos hacer hasta que el volvió a mi ciudad con su mamá hacer unas cosas, para ese entonces yo tendría 8 años y el 7 y jugamos en mi play todo y en la noche el dijo que quería dormir conmigo para jugar, así que le alistaron cama al lado de la mía con una colcha y todo pero ya cuando estaban todos dormidos el y yo nos miramos y sabíamos que queríamos jugar a eso, sabíamos que estaba mal y que era de gays ya entendiendo que era gay y todo, así que el se acostó al lado mío y al rato comenzamos, el se subió encima mío y dijo, recuerdas a mí tía como hacía se refería a cuando mi mamá estaba teniendo sexo con mi papá y esa vez que los vimos, yo le dije que sí y dijo que lo hiciéramos así como las personas que se quieren de verdad, que el sabía que eso era hacer el amor, yo también ya tenía entendido el término hacer el amor es la forma bonita de decir tener sexo, así que los dos nos bajamos los pantalones y el comenzó a rozar su pene con el mío y duramos parte de la noche así y nos abrazamos mucho mientras no rozabamos hasta que llegabamos a un punto donde nuestro glande le daba como cosquillas y era muy complicado seguir rozándonos, obviamente éramos muy niños y no podíamos eyacular ni nada de eso, así que al otro día igual fuimos a otra parte de mi casa donde guardan cosas viejas y nos encerramos allí, y nos comenzamos a rozar parados y nos moviamos arriba, abajo y se sentía riquísimo, el y yo lo disfrutábamos muchísimo pero después de ese día que lo hicimos no fue hasta por 5 años después que recordaríamos ese tema. Estando los dos juntos en la casa familiar donde nos reunimos a fin de año, no habían muchos cuartos así que a mi primo y a mí nos tocó dormir juntos y comenzamos a hablar de las amigas del colegio y todo eso ya tenía 13 y el 12 cuando en todo eso sacamos el tema de la masturbación y qué tan rico sería metérsela a una amiga linda que cada uno tenía, entre todo el rollo pues nos fuimos calentando y llegó para ese momento lo que sería una pregunta un poco incómoda pero que reactivaría nuestra relación ya como sexual, y le pregunté te acuerdas cuando niños que nos rozabamos y teníamos juntos y el dijo sí, yo le pregunté que si sentía rico, y el dijo que sí que le gustaría otra vez tener sexo, pero no había dicho que conmigo, al cabo de rato apagamos la luz y nos acostamos, cuando al rato mi pene seguía erecto y voltié a ver y el seguía también con la erección y él se percató que le estaba viendo allí, entonces el dijo lo intentamos y yo sin dudar acepté, y nos bajamos los pantalones y comenzamos a rozarnos de nuevo la salvedad es que yo ya tenía 13 y estaba en pleno desarrollo por lo cual mi pene era más grandecito que el de él y me preguntó por qué, y pues le dije que cuando se desarrolle también lo tendrá igual o más grande, y seguimos nunca nos besamos solo nos gustaba nuestro placer, y así duramos por días.

Después regresé a casa y no volvía al pueblo de mi primo, así que aquí la historia se torna peor porque tenía un amiguito en el colegio que era inseparable, nos llevábamos bien y todo hasta que un día mientras hacíamos un trabajo Juntos finalizamos y nos pusimos a jugar pero nada nos aburrimos ut comenzamos a alardear sobre las peladas y que esta es más linda y eso y luego después de rato pues teníamos de juego hacernos cosas obscenas, insultos y hasta cosas que son agresiones pero que uno hace en el colegio, entre una de esas estaba que uno agarraba la cabeza del compañero desprevenido y lo ponía a “mamar” pero para molestarlo y cuando ya llevábamos rato de molestar con anterioridad habíamos visto una porno y no nos masturbándose por pena y obviamente estaba otra persona al lado pero al parecer seguimos calientes en ese momento y después de que mi amigo me había puesto en esa pose ofensiva y yo le respondí con puñetazos el me pregunta que si yo tenía pelos ahí abajo, que a él le preocupa que no le salían y pues la verdad yo ni muy contento de los pelos le dije que mejor que yo si tenía pero que eso era muy feo, que en las pelis porno no sale gente con pelo, al cabo de un rato la curiosidad ganó y el dijo. Muéstrame tu pene yo le dije que por qué tenía que mostrárselo entonces el dijo que el mostraría el suyo, y pues queria saber qué tamaño tenía sí el mío era más pequeño o no, de todo ese momento pues nos fuimos calentando y mi pene se puso efecto y el de el también y el mío era más grande y el me dice que yo lo tengo grande y el me pregunta que si el me podía chupar mi pene, dudé muchísimo y al final acepté, y fue con condición de hacerlo mutuo, así que terminamos haciéndonos sexo oral, la relación con mi primo seguía lejana porque no volvíamos al pueblo pero aquí comenzaba una relación homosexual en termino sexual más no amoroso porque igual después conseguiría novia pero seguiría atado al sexo, continuando en el colegio mi amigo me pregunta si quedábamos y yo iba a la casa de el para volver a tener sexo, yo le digo que sí, me gustó que me la chuparan, pero esa vez el fue más agresivo y dijo que me la quería meter, yo me opuse y dije que no, al final mientras el me masturbaba acepte y el pene pequeño de el me lo metió con facilidad, el era más grande que yo en ese entonces y gordito, el me alzaba como en los vídeos y me hacía las poses, me comenzó a gustar porque los dos nos abrazabamos, nos mirábamos y era muy caliente mientras los dos lo hacíamos, a mí me tocó hacer el papel de mujer mucho tiempo, yo parecía la mujer de él, nos bañamos juntos el me hacía reclinar y le la metía mientras nos duchabamos en su casa, el me cargaba de brazos y me arrecostaba contra la pared y me empujaba su pene mas y más, hasta que llegó a un punto del gusto por el sexo anal pero sólo con el, con otro hombre me parecía asqueroso, y al pasar el tiempo le fue creciendo el pene a el, pero no logró superar el mío por una ínfima diferrncia, estábamos casi iguales, el quiso ese día saber que se sentía por atrás y me dejó metersela, y comenzamos fue la primera vez que me corrida dentro de alguien y duramos así hasta la prepa, el se corría dentro mío y me giraba para no vernos las caras y me hacía la de perrito pero al rato de lo calientes terminamos juntos haciendo el misionero y sentados el metiendomela mirándonos nunca nos besamos pero una vez casi, estuvimos con los labios rozandolos y el dijo que le gustaba mi culo que era redondito, al parecer mi culo creció . Al final fuimos a prepas distinta y acabó todo, nos seguimos hablando normal y cada quien a lo suyo, pero ya esta vez volvíamos al pueblo a pasar fin de año.

Ya en el pueblo me encontré con mi primo y todo fluyó normal sin problemas como siempre la casa era muy pequeña y nos tocaba dormir juntos, llegó la noche y mientras dormía me desperté y fuí al baño, Vi porno pero me interrumpieron y dejé a medias todo, fui al cuarto, cerré y me acordé cuando teníamosamos de niños, así que me calenté aún más y bajo las cobijas con mi pie lo comencé a masturbar, despues de eso me arrecostw al lado de él como de cucharita y comencé a empujar mi cola hacia el pene de el, y luego sentí que el empujaba también, después de un largo rato baje un poco mi pantalón y dejé descubierta mi cola, el sacó su pene, está vez noté que estaba más grande que el mío y me dió de todo pensar si me lo metía, y rozó su pene con mi cola por un buen rato, después me voltee y me puse como de misionero, ahí el se puso encima mío y comenzó a roArme su puente con el mío y duramos un buen rato en eso, la cama rechinaba de los movimientos así que le bajamos la intensidad, luego de estar más caliente puse saliva a mi ano y agarré el pene de él y lo fui metiendo a mí recto, y el se fue poniendo más caliente al sentir que me estaba cogiendo, la respiraciones eran entre cortadas y el me empujaba cada vez que me la metía y luego el se voltea y se baja completamente todo y me deja su culo, y comienzo yo a tener sexo con mi primo, luego al oído le dije, primo desde niños nos queremos hagamos eso que hacen los grandes cuando se quieren y el después de eso comienza a moverse mucho más rápido y me corro dentro de él, el me dice espera que falto yo y comenzó de nuevo a metermela, nunca pudo meterla bien porque su pene es grande así que se corrió y después nos limpiamos, y así damos hasta que ahora tenemos 22 y el 21, hasta hace poco puse lubricante y esa vez el me dominó, yo se la metía sin problemas pero esta vez el pudo meter todo su pene en mí, fue en mi casa y fue donde todo inició, el me empujaba con la fuerza que me metía el pene, y con su mano me masturbaba, y cada vez más rápido lo hacía, como estábamos haciendo mucho ruido fuimos al cuarto de él que es el de invitados y queda lejos, y allí hicimos de todo, se la mamaba, el me la metía, yo de cucharita comenzaba a empujar hasta que me vine sólo con sexo anal, y mientras me corría apreté mi ano y el dijo que sentía que lo chupaba y se terminó corriendo. Desde ahí tenemos sexo anal y así es como tengo sexo con mi primo.

Queda aclarar que cada uno tiene su novia, se que es ser infiel pero es tan rico tener sexo que no nos podemos contener. La historia es real. No comenté todo por protección.

VER VIDEO AQUI

Un comentario sobre “Mi primo y yo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: