No puedo olvidar el respingo de mi novia al desvirgar su culo

Quiero contar con lujo de detalles la primera experiencia anal de mi novia, bueno ya mi ex-novia, por eso lo voy a relatar.

Digamos que ella se llama Isabel y yo soy Javier, ya lo habíamos hablado alguna vez que a ella le gustaría regalarme la flor de su culo, pero todavía no había surgido la ocasión. El día en el que le rompí el culo no habíamos bebido ni gota de alcohol y además surgió casi inesperadamente para mí, pues fue una decisión de ella que le apetecería ese día o lo que sea.

Isa llegó a casa después del trabajo y yo había preparado la cena, algo ligero porque se acercaba el verano y había que cuidar la línea, durante la cena la noté nerviosa y excitada al mismo tiempo, me tocaba demasiado y yo como buen varón que soy pensé: -Javi… hoy follas fijo. Al terminar de cenar el postre fue ella.

Se acercó a mi y me agarró de la mano, me dijo acompáñame a la habitación que tengo una sorpresa… mi corazón palpitaba casi tan rápido como mi polla… Al entrar en la habitación comenzó a desnudarse por completo, primero se quitó la camiseta y el sujetador, dejando sus tetas de 95 al aire, con los pezones duros y después se bajó el pantalón y se despojó de las braguitas, se acercó a mi y me empezó a desnudar rápidamente, poniéndome muy cachondo, se agachó y desabrochó mi pantalón y bajó toda la ropa, se introdujo mi polla en la boca y de rodillas comenzó a lamer, pasaba su lengua por mis huevos y mientras agarraba la polla meneandola de arriba a abajo.

Se puso en cuatro sobre la cama y me dijo comémelo todo cariño, me acerqué agaché la cabeza y por detrás empecé a lamer su coño, mientras tanto con mis manos le acariciaba las tetas y pellizcaba sus pezones, de repente sentí que agachaba un poco más la cintura y mi lengua se quedaba a la altura del agujero de su culo, no dude y seguí lamiéndolo, introduje un dedo en el ano y ella parecía que quería más por ese agujero, así que aprovechando que estaba totalmente mojada por esa zona, me levanté y comencé a arrimar mi polla esperando su respuesta y al ver que no se retraía empecé a meter la punta poco a poco, ella agarró la almohada y se la puso en la cara… era el momento de embestirla del todo, así que empujé un poco y ella se estremeció y mordío fuerte la almohada, gimiendo pero sin llegar a apartarse, seguí un poco más hasta que la tuve completamente dentro. Isa cogió sus manos y me dijo : –Javi la tienes en mi culo, ahora no me defraudes. Tengo que confesar que casi me corro en ese momento, pero no la defraudé, empecé a embestirla por el culo una y otra vez, mientras ella gemía o gritaba mientras mordía la almohada y yo no podía parar, empecé a acariciar su clítoris y se corrió varias veces, después de un rato yo también le eché toda mi leche dentro de su culo…

Recomiendo esta experiencia a todas las parejas, es realmente placentera para los dos.

Nota: Este relato es exclusivo de relatosdesexo.xxx, espero que les guste a todos. Valoren para saber si me puedo dedicar a relatar o no por favor.

VER VIDEO AQUI

2 comentarios sobre “No puedo olvidar el respingo de mi novia al desvirgar su culo

  • el 11 agosto, 2018 a las 11:33
    Permalink

    No la armas aun como escritor. Práctica y más lectura

    Respuesta
  • el 21 junio, 2018 a las 00:43
    Permalink

    Te falta más detalles y un poco más de pasión en tus relatos amigo

    Respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: