Pelirroja desconocida me hace una paja en el cine

Estaba un poco aburrido la otra noche así que me fui al cine que me queda cerca a ver la película de Leonardo di Caprio “El Renacido”.

A mi derecha y dejando una butaca libre se sentó una chica de unos 30 años, pelirroja con pecas y muy buenas tetas, la observe pues me encantan las coloradas smile
La película era bastante pesada y aburrida por cierto no me gustaba demasiado así que me puse a observar a la pelirroja hasta que ella se dio cuenta que la estaba mirando todo el tiempo.
En un momento ella estiro una pierna y me rozo la mia y no de casualidad sino con intención de hacerme notar que se di cuenta como la miraba, no reaccione pero ella volvió a hacerlo y ya no había dudas que no había sido casualidad.

Tome agallas y me moví a la butaca libre que había entre nosotros y nos sonreímos sin hablar.
Sin decir palabra le tome la mano y ella no opuso la menor resistencia asi que luego de un par de minutos de tener nuestras manos juntos conduje su mano hasta mi entre pierna haciéndole notar mi polla.
Ella no solo no opuso la menor resistencia sino que luego de 3-4 minutos de tocarme por arriba de mis pantalones, me bajo el cierre y metió su mano bajo mi bóxer y comenzó a masturbarme y manosearme la polla que se endureció casi en forma instantánea.

Para no ser menos yo comenze a tocarle una teta que esta re dura y luego baje mi mano explorando bajo su falda avanze hasta sus bragas corriendolas para llegar a su coño mojado.
Asi estuvimos un buen rato, ni me pregunten que pasaba en la pelicula pues ni idea, habia perdido todo interes en Leonardo de Caprio y estaba totalmente concentrada con esa peliroja caliente que no dejaba de masturbarme y yo con mis dedos en su coño que estaba humedo y caliente.

No podia aguantarme mas al cabo de un rato explote con una gran cantidad de semen en sus manos, ella siguio manoseandome la polla y los huevos unos par de minutos y luego se lamio los dedos haciendo mmmmm…..
Yo seguia con mis dedos en su coño y para no ser menos tambien me lami mis dedos con sus jugos que eran realmente muy sabrosos.

No miramos con una sonrisa y sin decir palabra se levanto y se fue dejandome con la polla llena de semen fuera de mis pantalones.
Lamentablemente hasta que logre acomodar mi verga dentro de mi boxer y en mis pantalones ella ya no estaba en la sala y pese que la busque afuera no la pude encontrar……

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: