RECOGIENDO DOS CHOLITOS BIEN RICOS Y ENTRONES – FNXBOYRELATOS

Luego de contarles sobre la experiencia con mi primo Hétero (Vaquero, vergón) me he decidido a seguir relatando cada una de mis experiencias sexuales, que por cierto son bastante interesantes y calientes.
Una noche saliendo de beber en una feria de una pueblo cercano a la mía, dos primos y yo, decidimos regresar a casa un poco alcoholizados, yo al volante.
Justo en la salida de ese pueblo, cerca de una gasolinera, estaban dos chavos que pedían un aventón. Ellos, vestían ropa típica de un cholo, y aunque nunca supimos su edad, aunque debo admitir que seguro eran menores de edad.
Le pregunté a mis primos si debíamos detener el auto para ayudarlos, ya que a esa hora no pasaba transporte público y siendo sincero, no creo que ellos tuvieran siquiera para pagar un taxi, así que ellos asintieron a llevarlos, sólo que antes de subirlos, los tres nos volteamos a ver pensando lo mismo tal vez, luego uno de mis primos confirmó que sí estabamos en sincronía respecto a nuestro pensar, dijo que probaría para ver si los chavos estaban dispuestos a pagar de alguna manera por el apoyo.
Ya con el auto parado frente a ellos, bajé un poco la ventana del copiloto y pregunté hacia dónde se dirigían, a lo que ellos respondieron y coincidíamos en destino. Los invité a subir entonces y pusimos el auto en marcha.
Mientras yo conducía, mi primo comenzó preguntar a los dos chavos su nombre, y otras cosas, entre ellas si habían estado en la fiesta de ese pueblo. Ellos asintieron y nos comentaron que sí habían estado allí, pero que se les acabó el dinero, así que ya se dirigían a sus casas, cosa que nos dió la oportunidad de poder hacer una invitación a seguir la fiesta con cerveza en alguna orilla de la ciudad.
No lo dudaron dos veces y aceptaron.
Cuando llegamos a comprar cerveza, uno de mis primos si les latía tener algo de acción 2 para 3. Aunque al principio se tornaron un poco molestos, luego de un rato nos contaron que ellos en algunas ocasiones solían cogerse a vatos gay a cambio de dinero. Obviamente nosotros les dijimos que no nos gustaba pagar por sexo, pero que si querían aceptar como pago la cheve, por nosotros estaba bien. Ellos aceptaron.
Luego de comprar la cerveza, nos dirigimos hacia una zona de sembradíos de maíz que eran perfectos para cualquier cosa que pudiera pasar.
Ya estando ahí bebimos y platicamos un poco de cosas equis. cuando vi la hora ya pasaba de las 4 de la mañana, por lo que les comenté que era momento de pasar a la acción. lo primero era ver sus vergas para empezar a excitarnos.
Hicimos un tipo reto para ver quién tenía la verga más grande, uno a uno sacó su verga. el primero de los dos tenía una verga como de unos 16cm, delgada y tenía un olor a sudor, muy rico. El segundo sí me hizo querer ser cogido en ese momento, tenía una verga larga como 18cm, delgada pero bastante rica y tenía un olor bastante rico, algo más limpia y rosada que la otra. Ellos estaban a ese momento jalándosela y a mí se me empezó a notar la erección que me estaban provocando aquellas dos buenas vergas.
Luego de unos minutos de ver cómo se daban placer con la mano, decidimos que cada uno (mis primos y yo) tendría un turno con uno de los dos para hacer lo que le plazca, entonces comenzaron mis dos primos, uno con cada uno de los cholitos. Yo me pasé al frente de la camioneta, frente al motor. Uno de mis primos se quedó dentro del coche con el de 16 cm, mientras que mi otro primo se pasó a la parte trasera.
De reojo veía de vez en cuando cómo mis primos les daban sexo oral a su respectivo macho. Se veía que a los dos cholitos les estaba gustando bastante lo que hacían con su verga…
Luego de un rato que me pareció apropiado, y ya que yo ya había terminado mi cerveza, me dispuse a cambiar de rol con alguno de mis primos. Me dirigí hacia el interior de la camioneta, donde se encontraba el de 16cm, cosa que hice intencional para dejar lo mejor para el último. mi primo salió del auto y yo me quedé en su lugar, así que comencé a hacerle también sexo oral, me prendía mucho la idea de estar dándole placer a un vato de ese estilo, así seguimos por un rato, su verga cabía perfectamente dentro de mi boca, de vez en cuando le chupaba los huevos y parte de su abdomen. Él sólo estaba mirando hacia el techo y colocaba su mano sobre mi cabeza para hundir su verga hasta el fondo. afuera se escuchaba cómo la estaban pasando uno de mis primos y el otro cholito, mientras el otro primo esperaba ahora al frente de la camioneta.
Llegó un punto en el que me aburrí un poco de la verga que estaba chupando, así que le pregunté que si quería que otro se la chupara ahora, a lo que dijo que sí. Entonces abrí la puerta y me salí, me fui directo a donde estaba el otro chavo y les dije que era mi turno. Mi primo aún seguía mamando, se la hundía toda hasta el fondo de la garganta y a una velocidad como queriendo hacerlo que se viniera. El chavo dijo que si yo era bueno para mamarla, y le dije que se calara.
Mi primo se separó de la mamila tan grande que se estaba chupando y se pasó ahora al frente de la camioneta, mientras que mi otro primo se pasó ahora adentro.
Una vez estuvimos solos en la parte trasera, me dispuse también a demostrarle que para mamar era bastante bueno, y para otras cosas también. Me la tragué toda de un jalón, ya que de las dos vergas que teníamos para los tres, la de él era la mejor. Se la chupe de todas las maneras posibles, él se mostraba más interesado que el otro en ver cómo le daban placer, ya que no quitaba la vista de lo que sucedía debajo de su torzo, además que él si gemía de placer sin contenerse.
Luego de un rato de dar un rico sexo oral, le pregunté que si quería coger. Yo en mi cartera traía tres condones (Uno nunca sabe cuándo los va a necesitar). Le dí uno a cada uno de mis primos y me quedé con uno para mí, y lo iba a aprovechar con el que me había interesado más. Entonces le coloqué el condón sobre la verga, unté un poco de saliva en mi culo y él la colocó justo en la entrada de mi hoyo. Le pedí que la introduciera primero despacio y ya después de que se acostumbrara al dolor, le diera tan fuerte como él quisiera.
Así lo hizo, me la metió con mucha precaución y ya que mi ano estaba súper dilatada, él comenzó a darme más duro y me hizo gemir de una manera muy sabrosa, así estuvimos un rato bastante largo, luego uno de mis primos, el que estaba al frente de la camioneta, se pasó hacia atrás porque quería ver cómo me estaban cogiendo, a mi me daba un poco de pena, pero después me acostumbré a su presencia. En un momento él también se sacó su verga que era bastante grande, como unos 20cm.
Me dijo que él también quería cogerme, yo le dije que no sabía, que no me animaba, luego de un rato accedí más obligado que nada. Entonces el cholito sacó su verga, mi culo estaba bastante dilatado y muy mojado, así que pensé que no me dolería tanto si mi primo me cogía también. Él se puso el condón que le había dado antes, e intentó meterla, pero lo hacía bastante bruzco, ya que de los tres, él era el que estaba más ebrio. En un momento me arrepentí y le dije que mejor otro día, él la introdujo muy fuerte y sentí algo de dolor. Me saqué enseguida y le dije que necesitaba un descanso. Él se quitó el condón y se dispuso a mamarle ahora él la verga al cholito. Mientras nos dimos cuenta de que mi otro primo ya había comenzado a coger con el de adentro. Como ya llevaban rato de eso, yo intercambié ahora con él, aunque sólo se la mamé unos minutos.
Luego de varios cambios iguales a los que contaba hace rato. Terminé nuevamente con el cholito de afuera, me dijo que quería cogerme de nuevo, aunque ya no había condones para nadie. El cholito me dijo que si podíamos coger así, sin condón. Luego de pensarlo un poco, y por lo caliente y borracho que andaba, acepté. Me unté nuevamente algo de saliva y ésta vez me la metió sin titubear, hasta el fondo, y yo sentí aún más placer que la vez pasada, igual sería porque ésta vez era a pelo, y tenía mucho sin coger así.
Ésta vez fue menos rato el que estuvimos cogiendo, pero lo que me calentó es que le pregunté si le podía dar un beso y aceptó. Besaba súper rico, mientras me cogía. Se terminó mi turno, así que el cholito ahora cogería con mi otro primo, y como ya no había condones, también se lo tiró a pelo. Con él si alcanzó a venirse, cosa que me dió mucha envidia, ya que esperaba que él fuera mi primera preñada. Hubiera sido rico haber recibido toda su leche dentro de mi culo.
Ya que los dos cholitos se habían corrido, decidimos que era momento de irnos, ya que fácil eran más de las 06am.
Fue una experiencia única en muchos sentidos, y luego de un mes me tocó ahora estar a solas con el cholito vergón, pero eso será otra historia.
Para ubicar mis historias, firmaré mis relatos como FnxBoy.

VER VIDEO AQUI

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: