Visitas conyugales

  1. Soy mujer de 32 años me llamo Josefina casada desde hace 13 años, vivo en la provincia de México , por cuestiones económicas mi esposo tuvo que irse a Estados Unidos cuando teníamos unos 5 años de casados quedándome yo sola con mi hijo, el me mandaba dinero periodicamente , yo me considero una mujer muy atractiva , alta cuerpo muy bien torneado mis tetas sin ser muy grandes estaban muy firmes, cara bonita, mi mayor atributo son mis nalgas, redondas y paraditas y siempre me he considerado muy caliente, cuando mi esposo se fue para mí fue un tormento pues mi vida sexual terminó ya que aunque muchos hombres me pretendian yo me conservaba en mi actitud de mujer casada y fiel, no pasaba por mi mente ponerle los cuernos a mi marido en su ausencia pero en mis noches de soledad me tenía que masturbar para calmar los calores, todas las mañanas salía a llevar a mi hijo a la escuela (kinder) nunca faltaba que me dijeran piropos los hombres que encontraba en mi camino pero aunque halagaban mi ego, nunca respondí a algún piropo, en la calle donde vivo tengo de vecino a un hombre como de 40 años yo en ese entonces tenía 25, ese hombre vive solo pues su esposa lo abandonó, era el vecino indeseable de la calle pues era drogadicto y se decía que era un delincuente, pero talvez por temor ningún vecino lo molestaba el vivía a unas casas de la mía, nunca me había dicho nada pero un día que regresaba de dejar a mi niño de la escuela pase por el frente de su casa donde olía a marihuana se estaba drogando, cuando me vio se me quedó mirando con una morbosidad como desvistiendome con la mirada, me sentí incomoda de como me miraba, cuando pase a su lado me dijo ” vecinita pero que buen culo tiene” al oírlo decirme eso me puse roja de indignación estuve a punto de abofetearlo por su atrevimiento pero me contuve y seguí mi camino ignorandolo, como no le dije nada el debió entender que me podía faltar al respeto y cada que tenía que pasar por ahí el me decía cosas cada vez más groseras, me decia que le gustaría meterme la verga, que le gustaría culiarme , sus piropos obscenos que en un principio me ofendian y me indignaban fueron despertando la lujuria en mi, muchas veces me masturbe recordando todas las leperadas que el me decía, yo nunca respondí a sus insinuaciones pero aveces hasta de adrede pasaba frente a su casa y el estaba sentado afuera como acostumbraba me ponía unos mayones blancos semitransparentes que se me notaba la tanga y pasaba frente a él con cualquier pretexto como salir a la tienda de la esquina me empezaba a gustar que me dijera leperadas, un día lo ví fuera de su casa y me puse una minifalda bien cortita pase frente a él cotoneando mis caderas y como siempre me dijo de leperadas me dijo que tenía unas nalgas bien ricas pero está vez por primera vez le correspondía a su comentario y le dije gracias mientras le lance una mirada coqueta y seguí caminando a la tienda , cuando venia de regreso de la tienda ya obscurecia y no había nadie en la calle ya cuando iba llegando a donde él estaba en la puerta de su casa me dijo mira lo que tengo para ti al ver a lo que se refería ví que tenia la verga de fuera y se masturbaba me invitó a pasar a su casa yo le dije que no podía que era una mujer casada, el me respondió que eso él lo sabía pero también sabía que mi esposo estaba fuera y que el se imaginaba que yo estaba muy nesecitada de una buena verga así como el estaba muy nesecitada de cojerse a una mujer, no supe que responder ni porque me pare a platicar con el, el al verme indecisa me tomo de la mano y me jalo al interior de su casa yo me deje conducir en cuento cerró la puerta me abrazo y me levanto la minifalda agarrándome de las nalgas restregandome su verga en mi panochita por encima de la tanga, mientras me decía toda clase de obsenidades , rápidamente se desnudo y entonces me percate del calibre de verga que el tenia, grande y bien gorda yo hasta entonces solo conocía la verga de mi marido pero esta era enorme a comparación de la de mi esposo, yo estaba entre exitada y asustada nunca le había sido infiel a mi marido y hay estaba a punto de hacerlo con el hombre más indeseable el se mostró muy dominante, no me pidió me ordeno que se la mamara mientras me decía que era una puta, que desde ese momento sería su perra, no sé porqué pero el que me tratara de esa manera hizo que se mojara mi panocha, me puse de rodillas y se la empecé a mamar , no tenia experiencia en hacerlo pero me esmere lo más que pude, si verga era tan grande que casi no me cabía en mi boca, el me llevo a su cama, me hizo ponerme en cuatro, y el detrás de mí me empezó a lamer el agujerito de mi ano que delicia era sentir su lengua hurgando en mi lugar más íntimo, mientras me lamía el culo metía sus dedos en mi vagina, se puso detrás de mí frotando su grande verga en la entrada de mi vagina moviendola de arriba abajo pero sin penetrarme , yo estaba muy caliente que le dije que la metiera , el me dijo ruegame puta, ruegame que te coja como la puta que eres, y así lo hice le rogue y me ensartó, me la metió toda de golpe yo aulle de dolor, aunque estaba muy lubricada su verga me llenaba por completo empezó el mete y saca yo gemia de placer, después el se acostó en la cama y yo me monte en su verga dándome de sentones en ella, el con sus manos abría mis grandes nalgas empalandome por completo mientras me tenía así me hizo chuparle los dedos de su mano y empezó a acariciarme el ano con su dedo,sentir esa caricia en mi culo hizo que me viniera como nunca mojandole toda su verga me enterró todo el dedo en el culo y luego fueron dos y hasta tres dedos mientras me tenía bien ensartada en su verga, me dolía el culo pero me gustaba lo que me hacía , me empino de a perrito y puso su verga en la entrada de mi culo, yo le decía que no me lo hiciera por ahí , que era virgen del ano y que la tenía muy grande, pero mis palabras como que lo exitaron más y sin compasión me rompió el culo, su verga de más de 20 cm entro en su totalidad en mi virgen ano sus huevos rebotaban en mis nalgas me culio de manera brutal por más de 20 minutos hasta que me lleno los intestinos con su esperma yo quedé desfallecida, terminó se vistió se guardo mi tanga en su saco y me dijo que desde ese momento yo era su puta, me ordeno que al día siguiente me esperaba a la misma hora, me dijo que no me pusiera ropa interior es más me ordeno que desde ese momento ya no iba a usar ropa interior nunca, salí de su casa habían pasado más de dos horas, regrese a mi casa muy bien cojida, desvirgada del ano y tratada como puta, ya en mi casa reflexione que me deje llevar por la calentura y que no iba a permitir que el me controlará, pero al día siguiente ya no use ropa interior y en la noche regrese a su casa, ese y muchos días mas, siempre que me lo ordenaba el era todo un degenerado, aveces me ataba a la cama boca abajo y así me cojia por el culo, varias veces así atada me metía un pepino en el culo, me obligaba a besarle los pies, muchas veces cuando terminaba todo su esperma caía en el suelo y me obligaba a lamerlo del suelo, otras veces después de que terminaba me orinaba en la cara, poco a poco me fui convirtiendo en su sumisa, el ejercía un poder sobre mi, yo estaba encantada de ser poseída por el como una puta, pasados unos cuatro meses de esa relación un día lo detuvo la policía y lo metieron a la cárcel, había asaltado una camioneta de valores y en el asalto mató a una persona, estaría muchos años en la cárcel, yo pensé que así era lo mejor para librarme de el, pero apenas después de un mes lo fui a visitar a la cárcel a él le dió mucho gusto verme, me dijo que el ibaél iba arreglar en la cárcel para que yo pudiera visitarlo en la conyugal , yo no sabía que era eso , me explico que era la visita que hacían las esposas de los presos para que tuvieran intimidad, los días de visita eran los jueves y domingos y las esposas que se quedarían en la conyugal se quedarían al término de la visita del jueves y saldrían el viernes en la mañana o bien si así lo acordaban la esposa también podía salir hasta el lunes en la mañana eran las dos opciones de cómo se podían quedar las esposas en el entendido de que si decidían quedarse hasta el lunes no podrían salir antes o sea la visita conyugal empezaría el jueves a las 4 pm que terminaba la visita general y terminaba ya sea el viernes a las 8 AM o bien hasta el lunes a las 8 AM pero sin poder salir hasta que se cumpliera el plazo acordado, y así lo estuve visitando a la conyugal saliendo el viernes en la mañana, la visita conyugal consistía en estar en otro módulo de celdas pero con un poco más de comodidad había en la celda una tele y una cama, después de unos dos meses me pidió que me quedara todo el fin de semana, lo cual se me complicaba pues tenía a mi hijo pequeño, pero le inventé a mi mamá que había conseguido un trabajo pero era todo el fin de semana, le pedí que si me podía cuidar a mi hijo todos los fines de semana y acepto gustosa pues adora a su único nieto, fue así como mis visitas conyugales se extendieron, yo estaba feliz pues la verga de mi amante se había convertido en una nesecidad para mí, a las pocas semanas de eso un día me dijo que estaba muy preocupado dijo que su vida corría peligro, que lo querían matar en la cárcel, que le había robado drogas a unos presos que controlan el tráfico en el interior de la cárcel y tenía que pagarles o lo matarían, cuando me dijo lo que debía era muchísimo dinero me di cuenta que era imposible pagarlo, me pidió mi ayuda pero le dije que yo no tenía ese dinero, entonces me dijo que los presos a quienes les debía le habían propuesto que si no tenía el dinero que se podían cobrar conmigo , que si yo los atendía sexualmente durante todo el tiempo que ellos considerarán saldada la deuda le perdonaría la vida, que yo les gustaba a los presos por nalgona y porque ellos no tenían mujer para que los visitará a la conyugal y tenían mucho tiempo sin estar con una mujer, yo quedé muda no sabía que decir pero me convenció de ayudarlo me dijo que si estaba dispuesta a ayudarlo comenzaría ese mismo día, también me dijo que tenía que hacerlo con los custodios que estaban de guardia pues ellos querían su parte para poder trasladar a los presos al módulo de la conyugal, en cuanto me llevaron los dos custodios a la celda de la conyugal ya me iban manoseando y diciéndome que desde que empecé a ir a la cárcel se les antojaron mis nalgas a todos los custodios y a los presos, nadamás entrar a la celda me pusieron a mamarles la verga, nunca había estado con más de un hombre, entre los dos custodios me dieron  la cojida de mi vida, fue hay que probé mi primera doble penetración me dejaron mis dos agujeros llenos de leche, salieron diciéndome que iban por los presos yo creí que sería solo uno pero regresaron con cinco presos, yo me asusté y quise negarme pero ya no había marcha atrás, entre los cinco me sometieron, prácticamente me violaron como les dió la gana, en todo momento mi panocha, culo y boca estuvieron ocupados por una verga, todos ellos pasaron por cada uno de mis agujeros, todos hombres que tenían meses o años sin estar con una mujer me trataron como vil puta, cuando se saciaron los sacaron los custodios y metieron a otros cinco, yo ya ni me negué, todos me usaron como un objeto sexual, terminaron esos cinco y ya solo entro mi amante, yo estaba toda cojida con mi culo bien abierto, ese día en total me cojieron 10 presos, 2 custodios y todavía mi amante yo le reproche pero el me chantajeó y me amenazó que tenía que ayudarle que si me negaba o dejaba de ir a las visitas conyugales el tenía contactos afuera y le podrían hacer daño a mi familia yo le respondí que no tenía que hacerles nada a mi familia que yo ya estaba ayudándole, en los días siguientes que faltaban para salir de la visita fue prácticamente lo mismo solo con custodios y presos distintos, primero pasaban los custodios y después empezaban a llevar a los presos siempre de cinco en cinco, en viernes sábado y domingo fueron de 20 a 30 diarios y así continuo por unos seis meses sin dejar de asistir un solo fin de semana, tiempo en el cual fui la vil puta de todos los presos y custodios del cerezo, en esos días trasladaron a mi amante a otra prisión en otro estado y termino mi tormento, yo platicando con un custodio le dije que estando el ya en otra prisión ya no correría peligro su vida, el custodio asombrado me preguntó a que me refería y yo le conté lo de la deuda que tenía y el me dijo que no era cierto, que cuando yo llegue la primera vez a visitarlo cause revuelo entre los presos por buenota y nalgona pero se detenían porque pensaban que yo era la esposa de el pero el les dijo que yo no era su esposa, que era una vecina muy puta y que yo quería ganarme un dinero cojiendo con los presos, prácticamente me ofreció con todos, todo el tiempo me estuvo prostituyendo y yo sin saberlo y el cobraba muy bien por mis favores sexuales a los presos, fui la puta de la peor calaña de la sociedad, de malvivientes, asesinos violadores, me sentí liberada, tarde unos meses en asimilarlo, pero después me di cuenta que me acostumbré tanto a ser sometida de esa manera que busque a los custodios y les propuse que ahora fueran ellos quienes  me prostituye tan con los  presos que yo no quería dinero que quería seguir siendo ultrajada por los presos que era como una droga que necesitaba y así lo hice durante un año más hasta que regreso mi marido de Estados Unidos, parecerá fantaseo si mi relato pero es completamente real, que no se puede hacer eso en una cárcel? claro que se puede, México es uno de los países más corruptos del mundo y aquí con dinero se puede todo, ahora soy una esposa recatada y madre de familia, soy muy santita, pero realmente deseo volver a experimentar algo así, a finales de este año mi esposo se irá nuevamente a estados unidos y estoy pensando muy seriamente en buscar a mis contactos custodios haber si todavía se puede, pero aún no sé si volver a hacerlo o dejarlo solo como un recuerdo placentero, espero les guste mi relato
VER VIDEO AQUI

11 comentarios sobre “Visitas conyugales

  • el 12 julio, 2018 a las 22:34
    Permalink

    Jajja me éxito tu historia espero publiques mas historias como esta saludos.

    Respuesta
  • el 11 julio, 2018 a las 03:48
    Permalink

    Cuenta las aventuras de tu mujer Paco m gustaría poder leerlas aqui

    Respuesta
  • el 11 julio, 2018 a las 03:46
    Permalink

    Hola Josefina es muy bueno tu relato sobre quieres q t usen como una puta entre varios hombres se puede hacer puedo organizarte unas buenas orgías solo es cuestión de q tu así lo quieras t dejo mi número para q puedas responderne 5523854811

    Respuesta
  • el 18 junio, 2018 a las 01:13
    Permalink

    que exitante tu relato yo kisiera una experiencia como la tulla

    Respuesta
  • el 20 mayo, 2018 a las 10:05
    Permalink

    Hola, Josefina… Muy interesante y excitante tu relsto… Si hubiera alguna oportunidad, me gustaría ser parte del grupo de hombres que te cojamos o, bien, también me gustaría disfrutar de tu culo, boca y tú panochita yo solo…. Si se da el caso, contactame a mi correo ([email protected]) para ponernos de acuerdo…

    Respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: