Cachondeo entre amigos (3)

Capítulo tres: Pagando con mamada

Bien, como les explico, la semana pasó normal después del accidente y de enterarme que Pato era la puta de José.
Pero el día Jueves le pedí dinero prestado a cesar, prometiéndole que el domingo en la mañana se lo iba a ir a dejar a su casa.

Para que conozcan más a Cesar, él es el más alto de todos en el grupo, al igual que el más velludo, ya incluso le salía barba, pero siempre parecía la típica barba de unos días sin rasurar, no le gustaba dejársela completa, él es muy moreno, flaco como la mayoría, pero flaco con cuadritos que se le marcaban.

Era uno de los que más me prendía, pues es de los más masculinos junto con José y David.
Juega basquetbol y aveces en las reuniones llegaba todo sudado y se quitaba la camisa mostrando su pecho velludo que era el comienzo de una fina capa de vellos que desaparecía entre su short.

También se había acostado con un chingo de mujeres, era normal que al llegar a su casa se escucharan gemidos de viejas en su cuarto y al entrar nos encontráramos brassieres o calzones por ahí, todo un semental, seguro que las chicas lo gozaban.

A Cesar nunca le había visto la verga como a David, que una vez se desnudó con Alan y Pato bromeando y haciendo sus juegos de heteros, perooooo a Cesar si que le gustaba marcar y andar mostrando su paquete por ahí, creo que quería que todos vieran su virilidad, habían sido varías las veces que en sus chores blancos de básquet se le marcaban unos 16cm creo, y nunca parecía erecto.
De echo recuerdo que una que vez nos metimos a la alberca, el había llevado sus chores blancos holgados, y se metió así.
Cuando salimos a comer un rato, el se paro levantando sus brazos, como estirándose y se le marcaba un buen la verga, la tenía de lado y parecía erecta pero no lo estaba porque cuando se reincorporo y dio un brinco se le movió para abajo, el short estaba casi transparente por lo mojado, era todo un espectáculo y me topé con algunas miradas de los compas viéndola de reojo, tal vez era curiosidad o tal vez otra cosa…

En fin, ahora que ya lo conocen bien seguiré contando.

Llego el domingo y solo tenia la mitad de lo que le debía pagar, así que fui a su casa para pedirle más tiempo.

Llegué a la casa y entre nada más así, Cesar solo vivía con su papá y el señor (que también es muy sexi) solo se la pasaba trabajando, así que la casa era un poco libre. Subí las escaleras y oh sorpresa! Se escuchaban gemidos y estocadas muy fuertes. Decidí esperar en el cuarto de enfrente mientras terminaban lo suyo.

Se escuchaban gritos. Gritos que parecían de dolor y placer al mismo tiempo, claro de una mujer.
-ah ah ahh! No tan fuerte, ahh ahhh! Ahh así!!

Pasaron como 5 minutos y de repente se abre la puerta del cuarto de cesar y sale una chica que parecía prostituta con unas grandes tetas y un gran culo.
Bajo las escaleras corriendo y tapándose sus partes con su ropa mientras decía:
-Me lástimas mucho idiota ya no quiero nada!!
-No me puedes dejar así, ven aquí perra!!(Grito cesar saliendo desde su cuarto y con una cerveza en su mano)

Voltee a verlo y mi mirada bajo hacia a sus piernas instantáneamente, Oh mierda!, pensé, ese es el pene más grande que he visto en mi vida, tenía el grosor normal pero demonios parecía verga de negros en videos porno y ni siquiera parecía estar al 100% erecta. Me quede embobado.

Cesar volteó a ver a enfrente y me vio.
-Que demonios haces aquí? Lárgate
-Wey estas borracho? Otra vez? (Dije)

Se metió a su cuarto y empezó a tirar sus cosas como loco mientras gritaba y lanzo la cerveza a la pared.

Corrí hacia el.
-Ey ey ey, cálmate, tranquilo. (Dije)
-Te dije que te largarás!! (Me empujó hacia la pared)

Trataba de no chocar con su verga y calmarlo a la vez, pero era algo casi imposible.
-Hablemos, cámbiate y dime qué sucede
-Esa perra me dejó así!! Solo quería distraerme un rato de mis problemas pero se fue (golpeó la pared fuerte, claro)
-Estás muy tomado, seguro le hiciste daño cabron! Ya cálmate! (Mi mirada bajo instintivamente y parece que el lo vio)

Se empezó a reír, no era una sonrisa normal
-Jajajaj, esto es lo que quieres, verdad? (Se la agarró)
-Ey detente, no te pases pendejo
-No te hagas, bien que me la has estado viendo
-Como si se pudiera evitar verla wey, ya te viste estas desnudo!!
-Aja aja ven aquí (dijo acercándose a mi) tu vas a terminar lo que no hizo aquella puta

Me tomo del cuello y me agacho a la fuerza, yo me hacia el que no quería y ponía resistencia, pero lo estaba deseando, no podía creer que esto estaba pasando. Deje de poner resistencia y me agache.

-Vamooos, mamala ya puta, oh quieres que le diga a todos que viniste a espiarme porque eres un maricon? (Dijo riéndose)
-Pendejo solo vine por lo del dinero!! Suéltame! Estas borracho cesar!! (Le dije mientas el me restregaba la punta de su verga en mi boca)

Ahora que la tenía muy de cerca podría decir que bien erecta le mide unos 20cm o poco más, no está tan gruesa como la de José, pero si tiene lo suyo, nada de que quejarse y esta muy venuda. Deje que entrara en mi boca y empecé a chupar cómo podía esa gran cosa.
-Asi me gusta putita, más más!! (Decía cesar)
Sabía que estaba muy borracho así que seguro no lo iba a recordar después.
Seguí mamando, cesar me agarraba del cabello y me empujaba contra su verga, solo me entraba como la mitad y me daban arcadas, admito que ya había practicado “orales” con mis dedos y plátanos pero no se compraba a esto.

Me empujaba cada vez más hacia adentro, después de unos minutos lo estaba dejando lleno de saliva y me salían algunas lagrimas, aveces me costaba respirar pero que importaba.
-Mírame cuando lo chupes (me dijo
Y me escupió en la cara, lo hizo varias veces. A mi me prendía.

Cesar retiró su verga y se sentó a un costado de su cama, me llamo y le obedecí, ahora hazlo tú me dijo, se recargó sobre sus brazos y se hizo un poco para atrás abriendo sus piernas, su verga se movía de un lado a otro toda ensalivada. La agarre y me la metí todo lo que pude, continue y sentía que cada vez me entraba más, hasta que en una de esas cuando la estaba mamando, me puso otra vez las manos en mi cabeza y me empujó hasta adentro, quedaron muy pocos centímetros de su verga fuera de mi boca y me estaba ahogando, intentaba salirme pero no me dejaba, hasta que me soltó, mucha baba salió de mi, y quedó un gran hilo de saliva de mi boca a su verga,
-Pendejo!!! (Le dije)
-Jajjaaja sigue putita, la mamas mejor que la otra perra (dijo con una expresión que nunca olvidaré)

Continué así como por 15 minutos, cuanto aguante tiene, ya había aprendido a comérmela bien, la metía hasta la garganta varías veces, eso le gustaba, cuando por fin me dijo: asiii que ricooo, ya me vengo, me vengo, ahhhhhh!!
Salieron unos 6 chorros de leche que cubrieron mi cara, era demasiado semen, se sentía caliente y espeso.
-Trágatelo
-No (dije)
-Que te lo tragues!! (Grito fuerte)

Pase mis dedos por la cara y de mala gana me los metí en mi boca, al probarlo no sabía tan mal, no era algo que quisiera comer siempre, pero se soporta, tal vez pudiera agarrarle gusto, y me lo trague todo.

-Ya largo de aquí (dijo)

Me levante y lo voltee a ver con una cara de enojo simulando que no lo disfrute.

Unas risitas mañosas me despidieron de su cuarto, había conseguido lo que quizo, me trató como su perra, no me imagino si me hubiera cogido.

Al llegar a mi casa me metí a mi cuarto pensado en todo lo qué pasó, y metí mi mano a mis bolsillos, saque el dinero que le iba a dar.

-Mierda (dije).

Continuará…

Un comentario en “Cachondeo entre amigos (3)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: