Chicos de pueblo

Hace ya un buen tiempo atras me ocurrió esta historia que hizo despertar en mi el gusto por el sexo gay, en esos tiempos no se hablaba mucho del tema pero igual se disfrutaba. Me encontré trabajando en un pequeño pueblito apartado de mi ciudad de origen, por lo que debí arrendar una pieza donde fue mi hogar. Siempre tube la suerte de hacer buenas amistades, por la empatia con las personas, fue así como conocí a una mujer la cual tenia a su cuidado dos sobrinos que criaba como hijos, en primera instancia ella me vio con otros ojos, situacion que pronto aclare pues logre meterme con dos mujeres que prácticamente se me ofrecieron, no es que fuera un gran galan, so que era alguien nuevo para ese pueblo de gente de campo, pero con ella era amistad y de las buenas fue asi que fui asiduo de su casa, en la cual era muy querido por todos y yo me sentia muy bien. Cuando comencé a frecuentar aquella casa, los niños tenian 5 y 6 años por lo que siempre se peleaban por colocarse entre mis piernas en la mesa para mostrarme, tareas,dibujos etc, y ayudarlos a hacer tareas, era normal que vistieran pantaloncillos cortos y delgados por lo que se notaba como apegaban sus nalgas contra mi pene, ambos hacían lo mismo y sin darme cuenta me encontré en varias oportunidades que mi pene reacciono al estímulo y se ponia tieso, lo que de primera me hacia sentir incomodo pero lugo no le di mas importancia aunque se que ellos lo notaban en sus nalguitas.Pasan los años, y tenian como 13 y 14 años mas menos cuando solia quedarme a alojar de vez en cuando cuando se me hacia muy tarde, es asi como me quedaba a dormir en su pieza y me cedian una de sus camas y ellos dormian juntos hasta que el menor un dia dijo que preferiría dormir conmigo, y asi se hizo, una vez dormia con uno y otro dia con otro por que comence a quedarme mas seguido, luego se cumpliría mi tiempo allí, fue entonces que el menor comenzo a ser mas audaz y al creerme dormido comenzo a tocarme el pene y a acercar sus nalgas a el,bastaba el primer roce para que se me pusiera tieso, pero me daba mucho miedo hacerle algo, esto motivo que cuando estaba con el mayor, yo quisiera hacerle lo mismo x el me empezo a gustar mucho, estaba mas desarrollado y en una ocasión el se puso a acomodar su ropita a los pies de la cama y usaba unos slip muy suetos, se arrodillo dejandome la hermosa vista de su colita y su slip suelto dejaba mostrar parte de su ano lo que me puso a mil, me imaginaba lamiendo ese oyito y penetrarlo tenia su nalga con un poquito de vello pero su oyito peladito. Luego de la conversa de los tres se apago la luz, espere a que se durmiera y acerque mi pene erecto a aquella nalga, era esquisito sentir mi pene tocando su piel, pero no pude hacer nada mas aunque desperte abrazado a el y no le molesto. Antes de irme del lugar pedi una semana de vacaciones a peticion de mi amiga para que me quedara con ellos y hacerme una despedida y asi lo hice el primer dia hicimos una reunión con mas amigos y tomamos unos tragos y al irme a acostar me hice el borracho, y me tire en la cama del mayor y al desvestirme me ayudo a desabrocharme el cinturón pues me hice el torpe, al quitarme el pantalon agarre boxer y me saque todo junto quedando desnudo, y gire para abrazarlo, el quedó inmovil, levante mi pierna y lo abrace con ella, el quedo quieto hasta que sintio mi ereccion y con mucha timidez llevó su mano a mi pene lo que terminó por endurecerlo al maximo, con mucho cuidado se dio vuelta y quedo frente a mi con sus dos manos acariciando suavemente mis testículos y mi pene, yo hacia todo en foma muy torpe para que no sospechara acerco su mejilla a mi pecho y lo beso. Siempre fingiendo estar borracho lo abrace y lo bese metiendole la lengua y me respondió, comencé a acariciar su espalda hasta llegar a su trasero le baje el slip y busqué su oyito sin dejar de besarlo a lo que respondió abrazandome con sus piernas, tomo mi pene y lo acerco a ese oyito que tanto desee y comence a empujar asi no mas, en seco el se echaba saliba hasta que logró entrar y como unico gesto de dolor fue abrazarme fuerte y besarme, comencé a bombear suave hasta que siento que acaba abundantemente entre nuestros estomagos, y acelere mi eyaculacion acabando por primera vez en un hombre siendo el mayor placer experimentado hasta el momento, desde allí me di cuenta que eso era lo mio, tome el slip y limpie nuestros estomagos, y nos seguimos besando hasta dormirnos abrazados, y sin permitirme salir de ese oyito que mordio mi pene todo el resto de la noche. La verdad es que esto siguio pero lo contare mas adelante

VER VIDEO AQUI

Un comentario sobre “Chicos de pueblo

  • el 12 octubre, 2018 a las 14:56
    Permalink

    Me excitó tu relato. Hasta el momento no he tenido la dicha de sentir un pene dentro de mí, pero espero no pase mucho tiempo para contar mi primera experiencia.

    Respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: