Cogido por un hombre de 44 años

Hola me presento soy Rodri pero todos me dicen Ro, tengo 24 años y vivo en un pueblo muy chico en Buenos Aires, un pueblo donde todos se conocen y donde reina el chusmerio. Soy gay desde chico pero trato de mantenerlo en secreto, para mi familia y amigos soy un chico normal, no sé si piensan que soy hetero porque nunca les presenté una novia, yo creo que dudan porque a veces se me escapa lo marica, y también porque a simple vista lo parezco. Soy alto de 1.80 el pelo un poco largo pero tampoco tanto, lo necesario para que me lo tiren cuando me están cogiendo jaja, soy flaquito con abdomen plano (sin hacer ejercicios) simplemente no engordo, piernas largas, y mi cola es normal, no les voy a mentir como hacen todos en sus relatos diciendo que tienen una cola redonda y esas cosas, la mía es redondita y paradita, y más cuando me pongo las tangas mentidas bien en la rayita ahí se me marca y para más, la hace parecer más grande cosas que a los machos con los que cojo les encanta, pero lo que más le gusta es mi agujerito apretado y lampiño, desde los 16 años que me cojen por el culo y hasta el día de hoy lo sigo teniendo cerradito, pero cuando me van metiendo la pija se va abriendo de a poquito y se amolda perfecto a cualquier tipo de verga.
Esto me pasó hace un año casi, yo siempre que tengo mis encuentros es a través de internet porque como les mencioné mi pueblo es muy chico y no puedo andar haciéndome el putito por la calle a buscar verga, en este pueblo se conocen todos literal, por eso tenía que poner anuncios en internet para conocer hombres de otros lados, y en mis anuncios siempre pedía lo mismo, que sean maduros, que tengan experiencia y movilidad, si gente me encantan los maduritos no hay nada más lindo que te coja un maduro con experiencia ellos si que saben tratar a un putito, y sobre lo de la movilidad era para que vengan a buscarme e ir a un telo o algún campito, no tengo problemas en coger en cualquier lugar jaja tengo varias experiencias de esas.
Un sábado a la noche estaba con unos amigos tomando unos mates y me llega un mensaje a mi WhatsApp secundario que tengo para mis encuentros, el mensaje decía “Hola que hermosa cola tenes” seguido de 3 fotos de su pija cosa que no las descargué e ignore el mensaje porque estaban mis amigos ahí, a las 6 de la mañana llego a mi casa me acuesto y abrí el mensaje y descargué las fotos apareció una verga hermosa de 20cm maso menos, se me hizo agua la boca y le contesté con un simple “Hola” al poco tiempo me respondió y empezamos a hablar y a mandarnos fotos, me dijo que tenía 44 años y que le encantaban los nenes como yo, yo ya estaba a mil y a punto de decirle para coger ya en ese momento, pero ya eran las 7 de la mañana y supuse que nadie iba a querer hacerse un viaje hasta mi pueblito a las 7 de la mañana pero primero tenía que saber de donde era, por ahí no estaba tan lejos y se animaba a venir, así que le pregunté de donde era… y si gente, era de mi pueblo, del pueblito donde todos se conocen, no sabía que decirle, tampoco sabía si decirle que yo también vivía ahí, él no me preguntó de dónde era yo asique le fui preguntando por donde vivía o si me pasaba alguna foto de su cara para ver si lo podía conocer pero se negó, definitivamente él tenía el mismo miedo que yo de ser descubierto, me molesté un poco pero la calentura que tenía fue más y le confesé que yo también vivía en ese pueblo, pensé que se iba a asustar pero parece que le gustó me dijo que siempre había fantaseado con coger con un gay de acá así lo tenía cerca y no tenía que viajar para coger a otro lado, exactamente lo que quería yo! Y la idea de tener a un madurito en mi pueblo para que me de verga cuando se nos canta me calentó mucho, pero el miedo a que me conozca seguía, pero bueno seguimos hablando y quedamos en vernos un día de estos sin pasarnos fotos de nuestras caras, y que si nos conocíamos o no nos gustabamos que nos lo dijéramos y haríamos como si no pasó nada. Esa semana estuve caliente todos los días imaginando que tenía a alguien cerca para que me de pija. El próximo sábado al mediodía mientras comíamos con mi papá y mi hermano más chico (solo vivimos nosotros 3 nomas) me preguntaron si yo iba a ir a los carnavales esa noche que hacían en el pueblo, cuando era chico me encantaba ir y joder con la nieve, pero ahora de grande no, asique les dije que no que me iba a quedar en casa y mi papá me dijo que mejor porque así cuidaba la casa porque él se iba a los carnavales y mi hermano se iba a tocar (toca en una batucada) enseguida saqué el celular y le mandé mensaje a Carlos que así se llama el hombre de mi pueblo se me había olvidado de decirlo, y le pregunté si tenía que hacer algo esa noche, me contestó que tenía un asado con los compañeros de trabajo, y le dije que iba a tener la casa sola que si quería venir, me dijo que si pero que iba a tener que ser tipo 00hs maso menos porque no sabia a que hora iba a terminar de comer, a mi esa hora me venía bárbaro porque no iba haber nadie en la calle a esa hora y no iban a poder ver quien entraba a mi casa. Estuve toda la tarde muy nervioso pero con ganas a la vez, a las 22hs le mandé un mensaje preguntándole si estaba todo bien para más tarde y me dijo que si, que vaya preparando la colita. Me bañé, depile y me hice la enema, siempre me lo hago cuando voy a coger así me queda la cola limpia por dentro, me puse una tanga negra y me quedé asi con la idea de esperarlo en tanga cuando llegue, pero al rato me arrepentí y me puse un pantalón arriba por si me llegaba a conocer jaja a las doce de la noche me llega un mensaje diciendo que en 5 llega, se imaginan como estaba yo, con unos nervios de pies a cabeza pero ya no había tiempo de arrepentirse, al rato me llega otro mensaje que decía que ya estaba afuera, me temblaba la mano y abrí la puerta lentamente, me miraba detenidamente como observandome, pero se lo veía tranquilo, lo invité a pasar le ofrecí algo de tomar y me dijo que no, él no hablaba y me hacia poner más nervioso, en ese momento pensé que me conocía y que no iba a querer, pero no me animaba a preguntarselo, le dije si quería ir a la pieza o al sofá, me dijo que a la pieza y eso me tranquilizó porque significaba que todavía quería coger, ya en la pieza se sentó en el borde de la cama y yo me quedé parado frente a él mirándolo sin saber que hacer jajaja esperando a que me de una orden, hasta que me dijo “vení, empeza chupandola” sin decir nada me arrodille y comencé a desabrocharle el pantalón a todo esto lo hacía muy lento y sin mirarlo a la cara, cuando logré desabrocharlo subió un poco su pelvis para ayudarme a bajarle todo, y ahí estaba esa hermosa verga, comencé a chuparsela lento y de a poco subiendo el ritmo, él gemía y yo chupaba más todavía, más rápido y más profunda, como vio que la podía tragar toda sin problemas me agarraba de la nuca y quería hacerme ahogar pero eso no pasaba porque como les dije desde los 16 años que vengo comiendo vergas así que la garganta profunda me sale a la perfección, me animé a levantar la miraba y vi esa hermosa imagen de un macho disfrutando de la mejor chupada de pija que le han dado, mirando hacia arriba con los ojos apretado y exclamando un “ooohhh” me quedé enamorado de esa imagen hasta que bajó su mirada encontrándose con la mía, yo seguía con la mitad de su verga en la boca mirándolo directo a los ojos, me saqué su verga por completo y me dispuse a pasarle la lengua por todo su tronco hasta llegar a su cabeza dedicándole una sonrisa mientras me volvía a meter su verga de nuevo en la boca, esa provocación lo excito mucho porque de una me agarró fuerte del pelo y me hacia chuparla con más fuerza, su intención era hacerme ahogar con su pija y lo quería lograr si o si porque teniendome del pelo con sus 20cm entera en mi boca levantó su pelvis y me empezó a coger la boca lo más profundo que podía haciendo que llegue hasta lo más profundo de mi garganta obviamente eso si me hacia ahogar pero me gustaba, cuando vio que me estaba ahogando me sacó su verga toda babeada y me dio una cachetada fuerte diciéndome “segui chupando putito de mierda” mientras me volvía a meter su verga, yo estaba tan caliente que me empecé a sacar el pantalón sin dejar de chuparla, cuando ya quedé en tanga me puse en 4 y seguí con la mamada, y él dándome nalgadas y cada vez más fuerte, mientras más fuerte me pegaba mas intensa era la mamada y fue tan intensa que él mismo me paró diciéndome que lo iba a hacer acabar, me ordenó a ponerme en 4 pero esta vez arriba de la cama, me sacó la tanga y comenzó a chuparme la cola, no daba más de placer era el primer hombre que llevaba a mi casa y me tenía ahí comiemdome el culo. Estuvo unos 10 minutos chupandomelo hasta que dijo que me iba a coger se puso el preservativo y me lo fue metiendo lento entrando toda, su verga era perfecta dentro de mi culo porque entraba y salía de una manera hermosa haciendo que duela lo necesario para mezclar esa sensación de dolor y placer a la vez, pero no un dolor incómodo sino un pequeño dolorcito que te da placer en el ano, sé que algunos me van a entender jaja era una cogida silenciosa hasta el momento y cuando digo silenciosa me refiero a que ninguno de los 2 hablaba, solo se escuchaba como chocaba sus huevos con los míos y nuestros gemidos, él al escuchar mis gemidos que son como de una mujer se calentaba más porque empezó con un mete y saca más intenso, y no hay nada más lindo que te estén cogiendo duro en cuatro patas pero acompañado de algo más… “pegame” le dije con la voz de putita que tan bien me sale, sin responderme nada me dio una nalgada que retumbó por toda la pieza “aaaaahh” dije y me dio otra más, y luego otra y otra más, “te gusta que te dominen no? Me dijo entre jadeos agarrandome del pelo “me encanta” le contesté como pude, porque de tan duro que me estaba cogiendo no podía pronunciar las palabras, “sabía que eras re putito” me dijo, yo estaba con los ojos cerrados recibiendo esos vergazos y los abrí de golpe, como que sabía? Me conoce?. “Me conoces?” Le dije, “Si” me dijo “Te vi un par de veces por la calle, pero supuse que eras bien trolito” me quedé callado y él me seguía dando pero ya no disfrutaba de la cogida, sino más bien estaba preocupado por si le llegaba a contar a alguien, como lo notó me dijo “quedate tranquilo que no voy a decir nada, mi idea es que lo mantengamos en secreto y sigamos cogiendo” eso fue música para mis oídos jaja le dije que estaba bien y le dije “Ya te cansaste o qué? Se rió y me dio una nalgada, “Querés ver lo cansado que estoy?” Y la hermosa cogida volvió de nuevo, unos 5 minutos después sin parar de cogerme ni un segundo me dijo que ya sentía que un ratito iba a acabar, pero no quería que acabe sin que me haga la última cosa que me deja listo para acabar.. “agarrame del pelo y pegame” era obvio que con eso no iba a aguantar mucho, y yo tampoco jajaja porque sentí una adrenalina por toda mi verga e inunde toda la cama de mi leche, al estar acabando apreté mi culo y escuché “AAAAAAHHHGGG” y literal sentí como se llenaba su preservativo dentro de mi culo.
Sin dudas fue la mejor cogida de mi vida.
Obviamente que seguimos cogiendo, una vez estaba en el centro con mi papá y lo cruzamos a Carlos, casi me desmayo cuando vi que se saludaron pero eso ya es otra historia.

Un comentario en “Cogido por un hombre de 44 años

  • el 14 febrero, 2020 a las 08:46
    Permalink

    Muy buen relato me imagine en tu lugar y fue delicioso, espero con ansias la continuación saludos

    Respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: