Desconocido

Lo desee desde que lo vi, no se si fue su forma en que caminaba o su fisico, el tan seguro de si mismo, le toco justo al lado mio en la combi, senti mi cuerpo estremecer al sentirlo junto a mí, su aliento, pierna torneada tocando la mia yo hacia todo lo posible por no despegarme de el, y el tambien vio que yo ya estaba muy caliente volteo a verme la cara y yo no deje de mirarlo y con un poco de risa coqueta le toque las manos las entrelazamos y empezamos a jugar con ellas, nos acariciamos las manos mostrandonos todo lo que nos podiamos ofrecer, no me importaba su nombre, ni quien era solo queria hacerlo mio pero ya… aun faltaba mucho para llegar a mi destino y me imagino que para el de él tambien, asi que me agarro fuerte la mano y me dijo bajas y le dije sí, vimos una finca abandonada y pedimos la bajada, nos escabullimos dentro de la finca buscando intimidad me beso y apreto fuerte mis senos, yo toque su virilidad queria ver que cosa me esperaria baje su bragueta y meti mi mano, o que cosa tan erecta y enorme encontre la verdad no conozco muchas vergas pero esta me parecio muy grande, el me ayudo a desabrochar su pantalon para yo trepar a montarlo estaba demasiado humeda mi cuerpo estaba pidiendo a gritos que me penetrara, no lo pense subi mi falda y baje mi pantaleta, lo monte empezo fuertemente a darme toques lo guie enseñandole el camino con mi mano aunque yo estaba muy lubricada aun asi senti muy fuerte su penetracion me tenia sujeta de las nalgas y me las arañaba constantemente enpujandome contra el para manejar la penetracion, arriba abajo a un lado que ricura subi mi blusa para que me chupara los senos agarro mi pezon que tengo muy levantadido y jugo con sus dientes mordisquiando alrededor jalandolo hacia arriba, pero seguia con su verga dentro de mi con movimientos ritmicos, tomo todo mi pecho, lo que pudo y empezo a mamarlo y mamarlo lo tome del pelo y lo bese nos besamos con mordiscos y lenguetazos, me bajo de el y rapidamente me volteo y me cargo de la cintura para ensartarse de nuevo me agacho y me daba azotes sin piedad sentia el chapoteo y se escuchaba, yo metia mi manos para sentir el movimiento con sus entradas y salidas y con la otra mano guiaba la de el para que manejara mis pechos a mi antojo estrujandolos con fuerza, con tanto movimiento pronto me baño de su liquido caliente, yo ya estaba muy satisfecha nos limpiamos y salimos sin decirnos nada mas…mas que una sonrisa de satisfacción.

VER VIDEO AQUI

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: