Diana la putita del metrobus

Hola soy de Puebla, esta historia sucedió hace ya casi dos años, yo trabajo en una línea del metrobus, y ahí conocí a una chica la verdad muy linda de cabello negro, ojos cafés y una nariz muy hermosa ella se llama Diana Hidalgo Zayas, su mami trabajaba en ese entonces como guardia del metrobus, la verdad me gustaba mucho pues a pesar de ser delgada tenia un culo hermoso además de unos buenos pechos, y lo mas importante y que me atraía, la fama de ser una verdadera zorra en la cama, las historias de ella abundan pues era bien conocido que era una putita adicta al sexo, que lo. Hacia sin reparo con el primero que se le lo pedía, además para fortuna de todos, vivía sola con su mamá y pues aprovechaba cuando su mamá no estaba para cojer sin control, era muy bien conocido que le encantaba tomar, y si le invitabas una cerveza ella te lo agradecería con una tremenda cogida, además de tener fama de deshinibirse cada ves que tomaba, ya se imaginaran cuanto deseaba tenerla, así que un día me quite la pena me acerque y le salude, , pensé que ella seria mamona por ser muy bonita pero no no fue así al contrario fue muy linda y pues la platica se fue tornando intensa así que me pidió la acompañara a su casa para platicar y así lo hice, de camino le sugerí pasar por un oxxo para tomar algo a lo Que ella accedió, llegamos a su casa en donde solo estábamos ella y yo pues su mami estaba en el trabajo, platicamos nos reímos, de verdad me parecía una chica muy linda, pero para mi sorpresa al acercarme a besarla suavemente ella respondió con un beso intenso, y otro, empezó a meterle mano por todas partes y esa niña hermosa se transformó en toda una experta en el.sexo, comenzó con una tremenda mamada, como nunca en mi vida, procedí a desvestirla y cogerla, era tanta mi calentura que Nisiquiera me puse el condón y a ella no le importo, debo decir que unos meses después supe se había embarazado y obvio no sabia ni quien era el padre, cosa que al oírlo no me sorprendio, bueno regresando al relato la verdad fue una experiencia increíble, lo hicimos una y otra vez, hasta que quede exhausto, caray no gaste ni un peso, y entendí por qué Diana era conocida por todos como la putita del metrobus, ya después contaré más historias de esta chica, lastima apenas la vi y ya se puso gorda y perdió la gracia, pero ubo un tiempo que era toda una diosa y una puta en la cama de todos los que se lo pedian

VER VIDEO AQUI

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: