Duro y más duro

Esto es un relato que tiene partes reales y otras imaginarias, espero poder volverlo totalmente realidad, algún día.

Tengo 19 años, piel Blanca, cabello y ojos cafés, cabello medio largo, soy caderona, nalgona, tengo senos, piernas y abdomen regular.

Mi pareja y yo quedamos de vernos a las 3 p.m., desde hace varios días venimos hablando de cómo vamos a coger, de cómo se la voy a chupar, de como el me va a penetrar y hacerme gritar, me mantiene mojada.

Se llegó el día, me meto al baño, me depilo toda, cojo un dilatador anal, que muero por estrenar, es plateado con un adorno de color, es de tamaño mediano, espero luego pasarme a uno más grande y profundo, mientras mi ano se acostumbra usare este, lo unto con lubricante y me lo voy introduciendo, hasta que entra todo, se siente raro, pero no es incómodo, me humedezco en solo pensar que mi novio me penetre por ahí, lo llevo deseando tanto. Elijo una tanga brasilera diminuta pero apretadita de color negro, me la pongo y me aprieta el dilatador y me lo hace undir más en mi interior, gimo. Luego escojo un brasier negro, me miro en el espejo y me tomo una foto, se la mando por mensaje, diciéndole, “mira lo que te espera, te deseo dentro de mi, te la voy a chupar hasta que te vengas en mi boca, luego quiero que me cojas por donde quieras, soy toda tuya”. Me pongo un vestido y unas balerinas, me termino de organizar, y salgo a encontrarme con el, entro al auto y me saluda de un beso, nos dirigimos hacia un motel, dirijo mi mano hacia su paquete y noto que está duro, le desachoco la Correa que lleva puesta, y empiezo a masajearle su paquete, el me pide el gel estimulante, corro mi tanga un poco y me unta en el clitoris, me va dando círculos en el, mientras conduce, cuando nos coje un pequeño trancon, llega y me mete dos dedos en mi interior me hace gemir, llegamos al motel, el aparco el carro y se me fue encima, me empezó a tocar y a besar, me metía los dedos una y otra vez, yo no paraba de gemir, le bajé el cierre y saqué su pene, me incliné y me puse en cuatro en la silla del copiloto, mientras se lo iba mamando, el puso sus manos en mi cabeza para guiar mis movimientos, me lo empujada cada vez más hasta el fondo (se me olvidó mencionar, mi novio está bien dotado), mientras yo se lo chupaba el subió la falda de mi vestido, hasta ver mi tanga, la jalo, eso me introdujo más en el fondo el dilatador, eso me hace pegar un gritico, de placer, luego el me lo empuja hasta el fondo de mi garganta y se viene en mi interior, yo me trago toda su leche. Salimos del coche y entramos a la habitación, el me quita el vestido y el brasier quedó solo con la tanga, me la organizo, me da una nalgada, se quita la ropa, me acorrala contra la pared, me besa y mete dos dedos en mi vagina, me masturba fuerte y me hace gritar y temblar, luego se acuesta en un sofá, y me pide que me acueste con la nalga en sus piernas, yo lo hago, empieza a jugar con la tanga, y me dice, ” me encanta como te queda, es todo linda, sexy y te queda apretadita”, la corre a un lado y queda al descubierto el dilatador, lo empuja más hacia mí interior y yo gimo, y dice “con que quieres que te dé por ahí, te lo voy a meter todo y te voy a dar duro” y yo le respondo “si, quiero que me cojas, déjame sin poder caminar, dame duro y metemelo todo, como me gusta”, me da una nalgada, y empieza a jugar con el dilatador, me lo saca, lo vuelve a meter, le da círculos, luego lo saca lo deja a un lado, y me mete dos dedos, me masturba y me vuelve a meter el dilatador.

Me lleva hasta la cama y saca de su bolsillo del pantalón, dos corbatas, con una me ata las manos, y con la otra me tapa los ojos, me dice al oído “te voy a hacer llegar al éxtasis, te voy a hacer gritar mi nombre y suplicar para que te penetre” eso me hizo dar cosquillas en mi estómago, siento como me empieza a besar de los pies hasta el pecho, se queda un rato en ellos, chupandomelos, me muerde los pezones, me besa y baja hasta mi sexo, me empieza a tocar el clitoris, mete un dedo en mi interior luego dos, llega hasta mi punto g y me empieza a masturbar, gimo y me retuerzo, abre más mis piernas y me ma empieza a hacer sexo oral, vuelve a introducir sus dedos y me empiezo a retorcer, le suplico que me penetre, que lo deseo mucho, pero el hace caso omiso, y sigue pero más fuerte, gimo y grito. para y me quita la venda de los ojos, me mira a los ojos, tiene las pupilas dilatadas, hacerca su pene a mi boca y se lo empizo a mamar, suelta mis manos, me pongo en otra posicion para chupársela, de modo que el maneje el ritmo, estoy acostada y mi cabeza baja a un costado de la cama, el está parado y lo introduce en mi boca, esta duro y babeando, abro bien mi boca y el me empieza a embestir, lo mete todo y lo saca, así una y otra vez, me pide que me ponga en cuatro, me da dos nalgadas, y me lo mete de un solo empujón, me empieza a coger duro y fuerte, me lo mete todo, no queda ni un solo milimetro afuera, grito su nombre y gimo. El me empieza a dar más y más duro, me hace estremecer y gritar, me cambia de posición ahora estamos de lado, luego el encima de mi, pone mis pies en sus hombros y me lo empieza a meter duro, luego yo estoy arriba, me lo meto profundo y me empiezo a mover rápido, el me pide que me voltee de espaldas, sigo moviéndome, cuando me saca el dilatador y me dice ” ahora métetelo todo y muévete”, el sale de mi vagina y se dirige a mi esfinger, el mete la cabeza, y yo me lo empiezo a meter más y más profundo hasta llegar a la base, al principio me dolió, pero ese dolor ahora es placer, me empiezo a mover de arriba a abajo, más y más rápido, mientras yo grito y gimo, se siente tan bien. Luego el me empieza a penetrar duro, grito cada vez más, me lo empuja todo. Me pone en cuatro, me lo mete de una sola vez y me lo deja ahí, me pregunta ¿qué es lo que quieres?, le digo,” quiero que me cojas, que me des duro, que me dejes sin caminar, que me partas en dos, quiero que me cojas con todas tus ganas, y me lo metas como nunca”. Con eso me lo empieza a meter cada vez más duro y profundo, no paro de gritar, el empieza a jugar con mi clitoris, pego un grito y me vengo, el sigue y sigue y no para, me vuelvo a venir, el todavía me da duro, cada vez más, y lo siento mas profundo, el empieza a gemir y darme más y más duro, se viene adentro y sale de mi.

Nos acostamos, estoy en su pecho, el me mima, y luego se vuelve travieso y busca mi ano y me pone el dilatador, luego mi clitoris y me vuelve a calentar, me lo mete por mi vagina y me coje duro y suave a la vez. Me da un beso, me pone boca a abajo, con una almohada en mi zona baja, me saca el dilatador y me lo mete todo, yo grito, me vuelve a coger duro, una y otra vez, me dice “me encanta hacerte mía, me encanta darte por aquí”, me muerde un hombro y sigue dándome, se vuelve a venir en mi interior, y todavía lo tiene duro así que me sigue dando, cada vez más duro, yo cada vez grito más fuerte, luego de lo limpia, y me lo mete en mi vagina, me lo mete lento y luego rápido, se viene en mi interior.

Luego nos bañamos juntos, nos vestimos, mientras llegamos a mi casa, hablamos de cómo va a ser nuestro próximo encuentro…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: