El chupachups del taxista

Hola soy Sara otra vez, en esta ocasión les contaré cómo cogí con un taxista de buena verga como ya saben que me gustan, todo comenzó un día muy caluros, yo salí de mi escuela y me dirigí a cierta plaza comercial que está en el sur de la ciudad de México porque ahí me quede de ver con en aquel tiempo mi novio el cual era un stripper de no mucha inteligencia pero un excelente amante y tenía una polla deliciosa, bueno, total que quedamos en vernos en la pista de hilo porque como dije hacia mucho calor y pensé eso lo mitigaria un poco, aunque la verdad después nos iríamos a su departamento a darnos más calor.
Pero después de casi 1 hora esperando él me llamó por teléfono y me explica no podrá verme porque tendrá un casting para una película porno, similar al casting donde nos conocimos y que después les contaré esa anécdota, yo muy enojada ya no quise hablar con él y decidí salir a tomar aire aunque estuviera caliente el mismo, camine hasta periférico y ahí estuve un rato pensando y bebiendo una botella de agua mientras se me pasaba el enojo, todo iba normal, los autos pasaban rápidamente y la mayoría me tocaban el claxon en señal de que les agradaba mi presencia que cómo recordarán soy de tez blanca, ojos verdes claros y mi cuerpo aun siendo muy joven estaba muy bien formadito, tetas grandes, cinturita pequeña, caderas y nalgas muy grandes y piernas largas y torneadas todo señido en un atuendo de colegiala incluido las coletas y medias a medio muslo, falda tableada gris y blusa blanca de manga corta.
Cuando decidí regresar a casa tome un taxi que de todos los que pintaba con su claxon era el más insistente y además se quedó ahí esperando talvez que yo lo abordase, lo cual pasó, ya dentro de la unidad le pedí al chófer después de darle la dirección me llevará el asintió y avanzamos, el después de un breve momento me empezó a hacer la plática que si el calor, que si estaba esperando a alguien y cosas así… Yo le contesté que si que estaba esperando a mí novio y el me contestó y déjeme adivinar, no vino cierto? A lo cual solo asentí con la cabeza y mientras cruzaba las piernas volteaba a ver por la ventana y mi interlocutor hacia lo propio mirándome sin empacho y libidinoso mi cuerpo lo cual no me molestó, me encanta que me vean los hombres aún en estas circunstancias, el se presentó, se llamaba Jonathan, era un hombre moreno, no muy agraciado, de complexión ancha, pero muy elocuente un hombre que sepa hablarle a una mujer sin aburrirla tiene garantizado el cielo con ella incluido el sexo y este fue el caso, seguimos platicando de todo y de nada a la vez, hasta que yo ya más abierta y receptiva está más cerca de él tanto que en un supuesto descuido de él me tocó mi rodilla en vez de la palanca de cambios y aparto su mano rápido, para después más adelante hacerlo otra vez, pero esta vez cuando la iba a quitar con el consabido perdón yo se la tome y le puse entre mis rodillas y en el siguiente semáforo el se acomodó y me acariciaba las piernas a placer casi llegando a tocar mi vagina que ya estaba a 100, entonces un niño que se acercó a su venta nos rompió el cachondeo previó y vendiendo paletas chupachups Jonathan me preguntó si quería una y le dije que si pero no lo mire solo voltie mi mirada a la ventana derecha, compro dos y siguió el camino después de que pasará a verde, el me dijo hay perdón Sarita tenga su paletita y me la disque acercó con su mano izquierda y se le cayó por donde están sus pies, hay que tonto soy, Sarita podría buscarla yo sonreí y me puse de Rodillas en el espacio que era del copiloto del taxi, que era un vocho, y no me di cuenta que Jonathan traía una franela tapándole las piernas y me dijo por ahí debe de estar quita ese trapo y así lo hice y vaya que sorpresa me lleve una chupachups de carne, era grande y pesada por lo cual no podía hacer la carpa de los hombres, ya la viste?? Me dijo mientras la tomaba con mis manos, le dije si mientras le sonrió con malicia estaba gruesa las venas le saltaban y era muy caliente, su cabeza que aunque no era enorme estaba hermosa y sin más dilación me la acercó a la cara y la empiezo a restregar en la misma y el solo me veía exitado,te gusta Sarita?? Si <3 le contesté y le empecé a besar aquella ñonga preciosa y después a mamarsela despacio, su cabeza, su cuerpo las venas las sentía en mi boca su sabor y olor era enervante, mi macho ruletero se estacionó junto a un parque o eso parecía no ponía atención la cual estaba en aquella polla deliciosa la cual ya estaba bañada en saliva y líquido preseminal lo cual provocó una bituminosidad rica que yo me tragaba solo para ser sustituida por más, sus huevos ya húmedos con la mezcla los mame u succione a Jonathan le gustaba mucho y a mí más seguí con mis mamadas a su organo reproductor mamadas largas y humedas el no aguanto más y eyaculo en boca la cual no soltó a su presa y probando toda aquella lefa hirviente y acudirá como yogur lo trage hasta la última gota.
Le dije quiero más y empecé a desnudarme solo tenía puesto mis zapatillas de colegio y mis medias me acomode en en asiento trasero y le mostré mi coñito ya mojado el se apresuró y se acomodó detrás mío y me ensarto con su verga que no se había bajado y las envestidas eran rápidas y deliciosamente dolorosas pues su miembro era más ancho que largo, pero aún así en comparación con otras vergas que he probado está estaba por encima del promedio, mientras me cogía con afán y fuerza yo solo aullaba de placer y el jugueteaba con mis enormes senos que libres estaban en sus enormes manos, después de casi 40 minutos cambiamos de posicion te seguí en el asiento con mis piernas abiertas y el me penetró nuevamente con fuerza y ritmo endiablado, y maguyaba mis tetas y nalgas a placer y después de un rato igual de largo que la anterior cogida mi semental del volante se vino dentro de mi, su rica leche se escurría entre mis nalgas y mi ano, nos quedamos descansando el encima mío y yo lo abrazaba y besaba mientras recuperamos el aliento, su verga quedó dentro mío y aún poco inchada la sentía deliciosa mientras perdía fuerza y salió sola, después de limpiarnos y volver a la normalidad me llevo a mi casa y antes de despedirme intercambiamos teléfonos, para cuando necesitara sus “servicios” otra vez, le besé en la boca y él antes de salir de su vochito me acarició por última vez mi colita.

6 comentarios en “El chupachups del taxista

  • el 5 septiembre, 2019 a las 21:46
    Permalink

    Me gusta tu relato. Es bueno espero podemos platicar

    Respuesta
  • el 5 septiembre, 2019 a las 21:43
    Permalink

    Hola me gustan tus relatos y me encantaria que nos pasáramos unas fotos

    Respuesta
  • el 5 septiembre, 2019 a las 10:49
    Permalink

    Hola sarita. Me fascina tus relatos me llenan de morbo y excitación, me hacen sentir como si fuese el protagonista de tu historia. Sabes me encantaría conocerte e intercambiar algunas anécdotas.

    [email protected]

    Nota: sigue asi. Que me encantan tus relatos

    Respuesta
  • el 5 septiembre, 2019 a las 09:59
    Permalink

    Hola Sara, me a encantado mucho tus relatos, son increíbles y me han dejado con mucho morbo y excitación. Tu forma de prepararlos, me hace sentir como si fuese el protagonista. Y valla que te e dedicado varias lecheadas a tu salud. Me encantaría, poder platicar contigo e intercambiar algunas anécdotas más o incluso nuestros “pack’s” jaja esperando que aceptes (cosa que deseo con fervor) te dejo mi correo [email protected]

    Te mando un saludo, abrazo y un beso.

    Nota: sigue así con tus relatos a muchos nos alegras la “noche”.

    Respuesta
  • el 21 agosto, 2019 a las 05:15
    Permalink

    Gracias lindo, que te halla gustado mi relato y si te mando mi foto tu me mandas una de tu polla??

    Respuesta
  • el 2 junio, 2019 a las 22:52
    Permalink

    Que excitante relato y la verdad me dio mucha intriga de ver una foto tuya para ver como eres si estas dispuesta a regalarme solo una foto contesta este mensaje

    Respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: