EL SEÑOR CURA

EL SEÑOR CURA (CUENTO DE LA VIDA REAL)
Soy Daniela, 43, separada, no bonita pero de cara simpática, pelo largo, alta, de cuerpo abundante, aun firmes lindas tetas y pezones grandes y rosados, culo redondo, sexy y muy caliente. Me depilo total cuando tengo eventos de cama pues sin dudas nuestros machos gozan mucho más con nuestros coños limpios, bien delineados y abiertos a sus lenguas sedientas de jugos y de nuestro clítoris la máxima expresión de goce sexual, sin tener que estar despejando la entrada y pasando el desagrado de un pendejo suelto que quede en la lengua o en los labios. Lastimosamente mis últimos tres años han sido de sequía y angustia sexual debido a diversos problemas que no son para comentarlos acá. Algunos esporádicos, cuatro de ellos sencillamente de calle a lo que cayera pues la desesperación era mayúscula y dos putos que a pesar de ser lejos los mejores, no me han satisfecho pues necesito sexo seguido, algo de cariño o seguridad en la relación y sufro enormemente este tormento. Con un esposo adinerado no tengo problemas económicos pues acordamos una buena suma para mi mantención más la alimenticia para mis chicos, pero no soy una ociosa y me he conseguido un trabajo con un sueldo regular pero liviano, cómodo, sin interferencias y cercano a casa. Soy la encargada de la Iglesia situada a pocas cuadras y en la cual soy muy conocida por los fieles. Comparto trabajos con Mercedes, una señora de 53, bonita de cara, maciza, alta, siempre muy bien arreglada, contadora, casada con un dentista, muy devota de la Iglesia y encargada de algunos trabajos pastorales. Yo asisto diariamente y ella los martes y viernes en las tardes. Nos ayuda o mejor me ayuda Panchito, un viejo servidor de la Iglesia encargado de ayudar las misas y del aseo de la Iglesia y sus jardines.
El párroco, Don Ignacio, es un cura joven de 36 años, muy activo y trabajador, querido por los feligreses y admirado por ser muy buenmozo, alto, atlético y simpático. De hecho juega al fútbol en un equipo del barrio y con los niños a quien enseña. Canta en el coro y participa en los eventos sociales. Todo un personaje.
Pero vamos al grano, ya presentadas las personas que participamos en este asunto. Primero que nada debo confesar que Don Ignacio, siempre me gustó y en ocasiones, malos pensamientos me invadían y hasta provocaron varias masturbaciones imaginándolo entre mis piernas. Soy masturbadora y en sequía sexual ha aumentado el vicio buscando nuevas técnicas, formas, aparatos y juguetes para saciarme. Soy muy caliente, acabo con facilidad y con orgasmos fuertes y muy licuados, sin ser eyaculadora, los que puedo repetir sin problemas varias veces consecutivas. Durante un tiempo empecé a notar ciertas cosillas de confianza, bromas y otras entre Ignacio y Mercedes e incluso de él conmigo, aunque con buenos pensamientos no podía averiguar bien que pasaba. Me decidí aventurarme para ver qué sucedía. En las tardes ella siempre se quedaba después que me iba. Decidí hacer una maniobra algo arriesgada pero en fin. El martes me despedí como siempre y salí por la sacristía hacia la Iglesia donde estuve un buen rato esperando. Eran poco más de las 18 hrs y el cura oficiaría la misa de las 20 hrs. Mi experiencia me dijo que era un buen rato para hacer “algo” entre ellos. No me equivoqué. Entré a la sacristía, pasé a la oficina y no había nadie. Miré hacia la casa parroquial que está separada por un pequeño patio cerrado con un bello jardín y vi la luz encendida en el dormitorio que da al jardín. La puerta de la sacristía estaba cerrada por lo que eché mano de la llave que solo tiene el cura y yo pues soy la que le arregla la casa, sus cosas, llevo la ropa a la lavandería, etc. El toma sus alimentos en el seminario contiguo a la Iglesia. Pasé al patio y me acerqué sigilosamente a la ventana del dormitorio. No pude ver nada porque las cortinas estaban corridas pero puse oído atento y sentí los inconfundibles sonidos de una follada pues todas los producimos más o menos iguales. Tíramelos, tíramelos que duela…dame duro Satanás…mmmmrica leche pérfido y así. Obviamente sentí los jadeos de Ignacio seguramente acabando en Mercedes que emitía gritos y quejidos de placer y los rugidos sordos y jadeos violentos de Mercedes al acabar. Me extrañó el escuchar groserías que se decían entre ellos una conducta totalmente reñida con la condición de las personas. Pero en esto del sexo mucha gente se suelta, se deshinibe totalmente y deja ver sus perversidades y negruras mentales que nadie imaginaría que tienen pues la intimidad sexual no tiene comparación con nada.
Me retire mojada entera, pezones parados, caliente atroz. Entré a la sacristía, entré al baño y me masturbé violentamente sacándome tres acabadas para tranquilizarme. Me acomodé y al salir me encontré con Panchito que estaba preparando las cosas para la misa. Nos saludamos y salí sin mayores palabras. Me fui a la casa y pensando en la follada me dije que no sería mala idea tentar al cura sinvergüenza cuya personalidad y figura sagrada se me habían caído en picada. Sentí ira pero me pregunté que si pecaba con él echaba todo a la basura y gozaba con la seguridad de que no era pecado follar con un cura…”algo sagrado” me dije y me reí…ja.ja.ja…cínica, inmoral, pecadora y etc. ..ja.ja.ja…y él…un pervertido de primer orden que seguramente se follaba varias mujeres de la feligresía. Si el cura follaba entonces yo podía hacerlo con él sin ningún prejuicio y podía asegurarme lo que me faltaba hacía tanto tiempo: sexo seguro y permanente. Preparé la estrategia pero antes decidí asegurarme bien de las relaciones sexuales del inmoral.
El viernes hice exactamente lo mismo pero con una variante. Saqué las cortinas de la casa “para lavarlas”. Sin ellas tenía excelente vista desde atrás de un retamo precioso y frondoso. La pieza con luz y yo en tinieblas sería imposible de descubrir. Nada harían por cubrir la ventana pues solo el cura y yo transitábamos por el jardín y yo “me había ido”. Incluso una hoja estaba abierta así es que podría ver y oír la follada. Esperé unos diez minutos y llegué sigilosamente al retamo. La pieza se veía en su totalidad y la cama estaba en inmejorable posición para observar la follada. Estaba vacía pero la puerta del baño, semi abierta, me decía que había actividad en el. Un par de minutos después vi a Mercedes salir del baño, totalmente desnuda terminando de secarse son una pequeña toalla. ¡Qué visión! Alta, con un cuerpo macizo, grandes tetas con grandes pezones café oscuro, caderas anchas, muslos gruesos y una abundante pendejada bastante extendida más allá del pubis ocultando, con seguridad, un gran coño. Una peluda de alcurnia. Formidable hembra. Dos minutos después salió él. Cuerpo magnífico de un bello color como tostado claro natural, bastante peludo aunque la pendejada parece recortada y cuidada y me pareció depilada alrededor del paquete, despejando el terreno para facilitar las maniobras femeninas sin el problema de los pendejos. Exhibe una respetable pija en semi descanso por lo que me pareció que dura sería de cuidado. La acompañan dos bolas grandes depiladas lo que revela un cuidado especial para todas sus presas sexuales y el afán de mostrarlas bellas, claras y apetecibles. Todo lo contrario de la Mercedes peludísima. Ella se volvió y empezaron a besarse efusivamente mientras se recorrían el cuerpo manoseándose. Poco duró esto y se acostaron. Ella de inmediato se colocó en posición y empezó a chupar la bella polla ahora tensa y durísima. Experta la mujer, lamidas arriba abajo, lamidas en los bordes de la cabeza , metida en la boca lo más posible y luego lo mismo, ahora le levanta las caderas y va al ano lamiéndoselo cosa que le produjo un placer expresado en quejidos deliciosos mientras le revolvía el pelo negro y brillante. Por varios minutos se repitieron las maniobras hasta que ella, con la boca y la cara mojadas y chorreantes del seminal expulsado por la ya durísima polla de colocó al costado en 69 ofreciéndole el coño que aun yo no había visto. Algo capté para corroborar el enorme agujero rosado de esta gran hembra. Varios minutos estuvieron mamándose hasta que se incorporaron con las caras mojadas por los abundantes líquidos expulsados por sus sexos. Ella se colocó en posición de misionero y abriéndose de piernas totalmente recibió la embestida de Ignacio que la penetró sin dilación hasta los pendejos. Ella profirió un quejido prolongado y él empezó a moverse. Algunos minutos más tarde y en medio de un grito seco él eyaculó violentamente mientras ella gemía desesperada. El siguió moviéndose y un par de minutos después ella acabó ruidosamente abrazándolo firme, contrayendo las piernas y retorciéndose bajo los efectos del orgasmo. No me cupo dudas de que se conocían perfectamente. Jadeando Ignacio se acostó a su lado pero ella no cejó besándolo y chupando la polla empapada en semen y jugos para endurecerla nuevamente. De inmediato al tenerla dura en sus manos, acomodó a Ignacio de espaldas y se sentó sobre él penetrándose hasta los pendejos…decía groserías y lo trataba de cabrón, Satanás, pervertido, cura ateo y otras lindezas mientras le pedía que le tirara los pezones y le amasara las tetas que se bamboleaban de forma impresionante. El la trataba de puta, callejera, trotona pringosa, mierda sexual y la equiparaba en groserías. Le amasaba las tetas y le tiraba los pezones violentamente para causarle dolor. Me gustó la técnica de Mercedes. Varios movimientos atrás adelante unos tres minutos, se salió y empezó a chupar la polla chorreante de sus jugos, luego igual, metida, movida, salida con chupada y nuevamente adentro. Después de varias de estas maniobras empezó a apurar y acabó en medio de retorcidas y gritando ronco tirada sobre Ignacio. Pero no se salió, se incorporó y siguió en las mismas. Acabó nuevamente diciendo groserías, nuevamente se incorporó y siguió pues la verga seguía dura. Ignacio avisó su eyaculación y ella aceleró el ritmo. El cura eyaculó bufando y cuando estuvo laxo ella se salió y espero un momento encuclillada sobre él mientras le salía el semen que caía en el abdomen de Ignacio. El estaba con los ojos cerrados cuando ella empezó a lamer y tragar la leche de la polla, del abdomen y de la pendejada. Luego de una prolija limpieza se metió los dedos y repasó el coño sacando los restos de jugos y semen y saboreándolos gustosa. Levántate Satanás que tienes que ir a engañar a tus fieles…ya voy puta maldita no me jodas..bañémonos…ven acá montaña de carne y lávame bien tu juguete que yo te lavaré tu caverna. Entraron al baño y yo salí rápidamente a la sacristía a masturbarme varias veces. Lista, salí y fui a la Iglesia donde estaba Panchito arreglando el altar. No me vio y salí a la calle para irme a casa.
El sábado llegué en la mañana para supervisar actividades del colegio de niñas. Don Ignacio estaba radiante dirigiendo el ejercicio. Me acerqué y me puse a su lado. Por una cosa de la fortuna, al pasar una de las chicas lo empujó, él me rozó una nalga y me dijo…perdone Dani fue involuntario…con una sonrisa sexy le respondí…me habría gustado más si hubiera sido intencional. Me miró como diciendo es cierto lo que oigo y me respondió…¿así lo cree Danita? Del fondo de mi alma Ignacio…mmmmmmmm…¿qué quiere decir Danita? Lo más pecador que puedas pensar Ignacio. Era la primera vez que lo tuteaba. Le brillaron los ojos y me dijo…entonces querría conversar contigo alguna cosa…le dije…espero que y muy íntima…Danita ¿vendrías a las 16 mi casa?…claro y es perfecto pues los chicos estarán en el fútbol y tendremos tiempo para conversar y otras cosas…¿te parece?…excelente Danita te esperaré ansioso.
Sábado en la tarde. Almorcé temprano, ordené y fui al baño, me bañé y me depilé prolijamente el coño, las axilas y todo vestigio de pelos que me quedaban. Me arreglé el pelo, me perfumé el cuerpo y me puse un perfume especial en la zona baja incluidos labios y ano metiéndome los dedos en ambos orificios para lograr aroma total. Ropa interior mínima y trasparente celeste, blusa suelta, falda amplia sin medias, collar, pulseras, pulsera de tobillo y un pequeño cintillo dorado en la cintura bajo la ropa. El efecto era claro. Quedaría desnuda pero con el collar las pulseras y el cintillo en sus lugares. La Mercedes quedaría como una vaca caliente y asquerosa y se él follaría a una verdadera dama elegante, sexy y calientísima pues ya estaba húmeda de solo imaginar el encuentro.
Llegué puntual por la calle del costado que es un pequeño pasaje angosto y ciego al que da la casa por una vereda y la puerta de servicio del seminario al frente. Esperé que la avenida estuviera desierta y caminé a la casa. No bien toqué él abrió y pasé rápidamente. Me dio un semi abrazo y me quiso besar la mejilla pero yo rápidamente lo besé en la boca y hasta con lengua…respondió a medias sorprendido…uuufff Danita que sorpresa más agradable…y lo que seguirá será mucho mejor Ignacio y espero que quedes muy pero muy satisfecho…claro que sí Danita…tomemos un refresco pues tengo sed…fue a la cocina y volvió con una limonada deliciosa que yo también necesitaba pues tenía la boca seca de la emoción y la calentura. Conversamos de que él me tenía loca y me contestó que pensaba lo mismo pero no se atrevía a decírmelo porque era una señora decente y muy católica….me reí y le dije que tenía razón y que soy así pero que tengo una Daniela interior que es muy puta, caliente y necesita tranquilizarse con alguien muy caballero y muy católico que tenga un demonio adentro…creo que estamos muy bien en eso…se rió a carcajadas y me dijo que como había tentado con él en forma tan decidida…muy fácil Satanás…te suena ese apodo…Danita que estás diciendo…eso mismo…que te follas a Mercedes martes y viernes ja.ja.ja….entonces yo quiero los lunes, miércoles y jueves o bien lunes y miércoles y el sábado o domingo para que no estemos solos en nuestras casas…igual podrás llamarme cuando quieras para hacerlo… así podrás compararme con esa vaca enorme, peluda, grosera y asquerosa que ojala dejes luego para follarme solo a mí… No digas eso pues Mercedes es una buena mujer necesitada de sexo joven , claro que no es una dama ni con mucho pero debes haber visto que es excelente en la cama…si así lo vi pero creo que me preferirás…por lo demás si sigues con ella no me molestará en lo más mínimo pues la conozco y sé que es sana y limpia…Danita estoy emocionado con tu entrega tan desinteresada…no, es muy interesada pues necesito sexo y del bueno y cuanto más mejor…contigo estoy segura en todo y hasta me puedes bendecir mi coño y mi ano…ja.ja.ja…Danita estoy feliz amor mío preciosa porque eres preciosa…¿si? Espera un poco que tengo que ir al baño. Fui, me saqué la ropa y salí en ropa interior causando un grito de admiración y elogios de todo tipo…trató de tomarme y le dije…no Ignacio…desnúdate entero y luego haces conmigo lo que quieras….sin perder un segundo se sacó la ropa y quedó desnudo ya con la verga casi erecta…¿te gusto? me dijo…eres demasiado lindo y me acerqué a besarlo, lo rechacé y le dije siéntate en la cama…lo hizo y comencé un striptease caliente lento y hasta grosero…me saqué el sostén tirándoselo en la cara y me acerqué bamboleando las tetas, me las tocó y yo le metí un pezón en la boca el que succionó rico….me incorporé y me saqué la tanga tirándosela en la cara, le di la espalda, abrí las piernas y me agaché hasta tocar el suelo con las manos…él quedó mirando embobado mi orificios perfumados y mojados…me fui acercando hasta que pudo tomarme las caderas y empezar a lamérmelos y meterme la lengua en ellos…¡ábreme bien amor, ábreme más lo más que puedas!…sentí como la lengua y los dedos incursionaban dentro del coño y el ano sin impedimentos… estuvo un buen rato en eso mientras yo me mojaba para deleite de él…me incorporé y vi su pija mojada de seminal que goteaba al suelo…ahora Señor Cura bendíceme el coño, el ano y haz lo que desees le dije…me tomó de la mano y me sentó a borde de la cama y parado me metió la polla en la boca…estaba muy buena, caliente, grande, chorreando seminal dulzón…le hice una chupada excelente succionando y revolviendo mi lengua en su cabeza metida casi hasta la garganta pero no aguantó y me dijo ¡cuidado amor perdona! Y me eyaculó un chorro de leche muy abundante que no pude contener completo…tragué rápidamente pero la leche blanca, algo espesa y bastante agradable de sabor, me chorreó por el cuello a las tetas …estaba eufórico y me tendió me abrió las piernas y me la metió sin vacilar hasta los pendejos…yo estaba enferma de caliente y empecé a moverme mientras el bombeaba, me manoseaba y me besaba la boca y el cuello pegajosos de semen…tres minutos y un orgasmo enorme me estremeció integra mientras él seguía moviéndose firme y mamándome los pezones…en nada tuve dos orgasmos más chorreando la cama con mis jugos de las verdaderas eyaculadas que nunca había tenido antes…seguimos como locos y él eyaculó nuevamente pero tampoco se salió y me cambié arriba sin sacar… me movía como posesa….varios meses sin verga adentro a punta de pajas, esta era la revancha…aproveché de ejercitarme en la técnica de Mercedes, moviéndome, sacando chupando y así varias veces…que mezcla deliciosa la leche y mis jugos…tres orgasmos más me estremecieron como nunca…Ignacio no lo hizo mal y me eyaculó por tercera vez sin haberlo sacado…se dejó caer a mi lado agotado total…diligentemente le limpié la polla y toda la zona prolijamente y fui al baño para lavarme pues tenía semen por todas partes. Luego conversamos la mejor forma de tener nuestros encuentros sexuales sin despertar sospechas…me dio todas las indicaciones de sus horas más libres y me contó que follaban con Mercedes hacia casi un año sin problema ninguno pero apegados a una rutina cuidadosa y que solo yo con mi calentura y perversión los había descubierto. Igualmente me contó que las mujeres de todas las edades se le ofrecían en el confesionario. Me contó que una señora de edad no aguantó más y le dijo que lo que deseaba era mamare la polla…la llevó a la sacristía y allí le hizo la mamada en forma perfecta…eso lo hace después de la misa de las ocho de la mañana aprovechando que Panchito va a desayunar al seminario. Esporádicamente se folla chicas jóvenes y señoras respetables que se le han ofrecido descaradamente usando el confesionario para hacerlo íntimamente…es una máquina para follar y su ambición es conquistarse a una monja jovencita que viene a dejar las hostias y el vino desde el convento cercano…¿no te molestarás por mis actividades sexuales Danita? …para nada carajete inmoral y depravado…ya llevamos seis meses y encuentro que cada día está follando mejor y yo más que feliz…en realidad mientras más sexo se tenga mucho mejor son las relaciones.

Te recuerdo que puedes mandarme tus consultas o dudas sexuales ami correo, solo a mi correo, y te responderé gratuitamente…no te arrepentirás……[email protected]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: