En la carretera

Hola!
Este es un relato de como fue que me hicieron sentir una real mujer

Era mi rutina diaria, salía de trabajar a las 11 de la noche y siempre saliendo me iba al baño de la gasolinera a cambiarme, como siempre traía mi lencería puesta solo me quitaba la ropa de hombre y Cecilia salía a darlo todo de nuevo, la señora que atendía la gasolinera ya me conocía así que siempre me dejaba entrar al baño de mujeres tranquilamente.

Esa noche tenianpuesto un cachetero de encaje y un bra push up ambos rosas mexicano me iba a vestir con una blusa blanca con los hombros y brazos transparentes, unos leggins negros un poco satinados, medias naturales y mis ballerinas (aún se me complica manejar con tacones) ya tenía el cabello largo así que me hacía una coleta, me maquille y salí me despedí de la señora, me dijo que me estaba muy linda.

Todo iba muy bien hasta que tuve la suerte de que una llanta del auto se ponchara, me detuve en la orilla en la mera noche, así que no tuve otra más que cambiarla, mientras que me agachaba dentro de la cajuela para sacar la llanta, llego un taxi y el taxista me pregunto que si necesiba ayuda y yo dijo que no, muchas gracias, el insistió diciendo que como una linda chica como tu no necesita la ayuda…mientras dijo eso lo volteé a verlo y no dejaba de verme las nalgas, en mi mente estaba que me calentaba eso pero, para no parecer tan zorra dije que no muchas gracias, después de eso me dio una nalgada muy fuerte, me excito mucho! Me volteo y con su mano me agarra las bubies y con la otra intenta agarrarme mi zona del biquini y en eso dice el “aquí soy algo que sobra” y yo le dije “si, no soy una chica comun” (estaba muy caliente por eso, tenía ganas de que me hicieran mujer) cuando le dije eso le gustó mucho y continue diciendo que, si me cambia la llanta podría agradecerle de una “muy buena manera” rápidamente la cambio y le dije que me siguiera, fuimos a un motel.

Al llegar ahí, rápidamente nos fuimos al sillón, el se sentó y yo me senté sobre sus piernas, lo besé un poco y el con sus manos no dejaba de acariciarme, sentía su pene ya muy duro abajo de su pantalón, le dije que me esperara que me iba arreglar (suelo tener un poco de ropa extra en mi auto por si acaso, no me gusta llevar a nadie a mi casa) me puse una falda escolar, junto con la blusa que traía puesta, me cambia las medias naturales por unas blancas al medio muslo, me maquille y salí, el ya estaba en el sillón sin ropa y con su miembro bien puesto para la acción, unos 17 cm de pura carne, me inque enfrente de el y lo comenze a masturbar con mis manos, solo notaba como se le saltaban las venas y yo estaba mojando mi tanga y mi culo sentía que se estaba dilatando, así el sentado yo me senté sobre sus piernas dándole la espalda, me gustaba sentir su miembro pasando por mis nalgas, el no dejaba de acariciarme y con sus dedos estaba dilatandome.

El se levantó, me dijo que me subiera al sillón, me inque arriba del sillón, el levanto mi falda y me bajo mi tanga, vio que ya la había mojado y me dijo “creo que alguien ya está excitada” le di un lubricante que tenía, se unto y me unto en el culo y comenzó con la penetración, reconozco que había ya estado con varios hombres pero este me estaba gustando más que los otros, me metió todos sus 17cm y le dije que lo dejara adentro por un instante para que el dolor bajara, comenzó con su movimiento de meter y sacar lento, solo sentía como sus testículos golpean en mis nalgas ese aplaudir me gustaba pero más como se sentía el entrar y salir de su miembro, aumento su velocidad, el no dejaba de sujetarme de las caderas y nalguearme, era muy rico, me vi en el espejo, y no dejaba de pensar que esta siendo cogida como tanto lo deseaba, como una verdadera puta, veía en el, el reflejo te tener alguien atrás de mi haciéndome suya, verme gemir y ser penetrada de esa manera eran muy excitante.

Después de un rato ahí me dijo que que me fuera a la cama, me acoste en la orilla boca arriba, me abrió las piernas y me dejo ir todo rápidamente hasta el fondo, yo solo grité de placer, nunca me había cogido así, estuvo con su movimiento, le dije que me iba a venir y no le importo, me moje mi pecho, segui gimiendo y viéndome en el espejo que había arriba de la cama, era muy rico verme con las piernas abiertas y ver como me ensartaban de esa manera, le pedí que no parara y que cuando llegara me los dejara adentro, después de estar asi por varios minutos sentí su bombeo de semen dentro de mí, deliciosamente caliente, lo saco ya flácido y yo terminé adolorida de mis piernas pero bien llena de mi culo como me gusta, nos acostamos por un rato, y le dije que me tenía que ir pero me pidió otro momento así como que el que tuvimos, me confesó que es la primera ves que se coje a una mujer como yo y que le encanto, que quería seguir cogiéndome, le dije que el fin de semana estaría libre y me dijo que esta ves fuera a su casa, me fui de ahí muy satisfecha, llena de semen y temblando de mis piernas.

Llego el fin de semana, le dije que pasar por mi en un lugar público, llego y me subí, estaba vestido de niño, así que no le agradó mucho eso, pero coquetamente le dije “Ceci tiene muchas ganas de ti” esta ves iba más preparada, mas lencería, medias, maquillaje, vestidos.

Llegamos a su casa, no muy grande pero si muy arreglada y cuidada, me mostró el cuarto donde me podría arreglar y tenía baño, me dijo que tendríamos un gran fin de semana, me metía a bañar, use cremas para suavizar más mi piel, shampoo y una crema para depilar cualquier bello que haya quedado, cuando salí del baño decidí usar un vestido azul rey, era pegado al cuerpo así me que resaltaba mejor, de lencería decidí usar de color negro, mi bra push-up y mi tanga negra, decidí usar unas medias negras opacas que llegan al muslo, me maquille los ojos estilo ahumado y labial rojo y decidí por unos tacones de gamuza negros.

Estaba muy nerviosa cuando salí, mi hombre estaba en la sala esperándome, me indicó donde sentarme, me senté, crucé piernas y me ofreció algo de tomar, el estaba bebiendo tequila yo le pedí algo de vodka y hablamos, me contó que era separado y que su exesposa se fue con los hijos y a mi me pidió que le contara de como fue que decidí ser una chica travesti, le conté que había tenido fantasías de niño en vestirme como las niñas en la escuela, usar las faldas, las blusas, las mallas blancas escolares, hasta que una de mis primas me vistió así como tanto lo deseaba y, con los años fui agregando más ropa, calzado, etc y cuando comenze a vivir sola, empecé a comprar más; vestidos, lencería y hasta dildos, le confesé que ya había estado con varios hombres antes, y que con el a sido lo mejor del mundo.

Ya de tanto platicar, nos acercamos y nos besamos, estuvimos beso a beso durante unos minutos, el labial se me arruinó pero lo valió, me senté arriba de sus piernas y yo recargando mis rodillas en el sillón y mientras lo besaba le iba quitando la playera hasta sentir su pecho y el, recorriendo mis piernas y nalgas con sus manos debajo del vestido, me quité los tacones, entre mis piernas estaba sientiendo como se le estaba poniendo grande estaba tan caliente por eso que me moje un poco dentro de mi tanga, me levanté tantito, el se la saco y me levanto el vestido me unto lubricante en mi culito y en su miembro, me lo acomode y sola me comencé a metermelo, hasta que llegue al final, estando ahí solo cerré mis ojos y gemía.

No tengo idea de cuánto tiempo pase arriba de el, moviendome de arriba y abajo, solo sentía como entraba y salía, aumento su velocidad y antes de termina me dijo que nos cambiaríamos de pocion, me puse sobre el sillón de rodillas y el atrás mío me comenzó a penetrar, muy rápido y aveces lento, pero nunca se paró, seguíamos así, yo ya estaba muy mojada dentro de mi, de tanto movimiento mi pene ya grande se salió de la tanga y solo sentía como se movía para todos lados al son de mi cogida, hasta que tuve el mejor orgasmo anal en mi vida, me termine vaciando y temblando pero mi hombre no dejaba de cogerme, le dije que me habia mojado toda y el contesto “yo aún no termino” después de un rato así, sin avisar se detuvo, me sujetó de mis caderas pegado a el y bombeo toda su leche dentro mio, fue lo mejor sentir esos chorros dentro de mi, la saco y de tan dilatada y débil que estaba no pude apretar mi culo así que todo el semana salió mojandome mis nalgas, piernas y medias, cai rendida en el sillón y mi macho me dijo al oído “este es el primer round”

Me recuperé un poco, y como bambi temblando de mis piernas me fui caminando al cuarto, me mire al espejo y me dije “es lo mejor que me a pasado en la vida, terminar siendo la mujer de alguien y que te deje bien adolorida pero bien cogida” me limpié y me cambié de ropa, esta ves me puse vestido blanco con medias blancas lisas con un moño rosa en el listón, mi bra y tanga rosas, me arreglé el maquillaje y salí de nuevo.

Mi macho me confesó que había tomado viagra que por eso está muy caliente, pero esta vez yo tomé el control de todo, lo empujé a la cama el boca arriba le comenze a hacer un oral, pero esta vez le puse mi culo en su cara, me miraba en el espejo de enfrente como se la chupaba como una ramera y so lo o sentía como el con sus dedos me tocaba mi culo, jugaba con mi tanga y mi “paquete extra” noto que me estaba mojando, yo continue con las chupadas y el dedeandome todo el culo, me levanté y lo monté dándole la espalda, quería que viera como me lo acomodaba para metermelo de nuevo hasta el fondo, el se quedo acostado y yo viéndome por el espejo de enfrente como me movía de arriba para abajo gimiendo, de nuevo eyacule por que tuve un orgasmo anal muy bueno y así temblando seguí lo más rápido que pude, y antes de que mi hombre terminara me di la vuelta para que terminara en mi boca, tenía muchas ganas de sentirlos ahí, seguí chupandolo hasta que sentí como me llenaba la boca al punto de que no me cabía nada y me lleno toda la cara, me arruinó mi maquillaje pero no me importó, termina muy satisfecha.

Lo demás ya es historia, espero les haya gustado mis relato.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: