Explorando a mi hna (2)

Bueno, sé que hago mal contando esto y sobretodo recordando y prendiéndome con algo que estuvo mal.
Recuerdo que mis pensamientos estaban enfocados hacia el cuerpo de mi hermana, gracias a mi vecino. Cada que podía me lo recordaba. Y recuerdo que yo chocaba moralmente con esos pensamientos. Me preguntaba si expiarla o no y días después llego a oídos de mi madre que uno de mis primos lo cacharon expiando a mi prima mientras se bañaba. Al preguntarle a mi mamá si lo castigaron mi jefa me soltó un choro pero al final no le hicieron nada. Entonces más lujuria me entraba al pensarlo.
Mi hermana tenía otras dos amiguitas más o menos de su edad que eran vecinas de la calle, Esmeralda una tenía 18 también y Verónica 19. Esmeralda plana totalmente, Verónica solo sus puntitas de los pechitos. Mi vecino llego y a meter la cizaña: ya viste Esmeralda esta bonita pero plana, Verónica aunque es loquito aún es peque y pues solo tiene sus pechitos grandes, pero tú Carnala verla ya se está poniendo rica… yo andaba caliente con tantas ideas, no podía evitarlo.
Una tarde estaban mi hermana Romina Esmeralda y Verónica jugando y mi vecino quizo entrar a jugar pero las niñas no quisieron sobretodo Verónica porque decía que él quería tocarlas. Se acerca mi vecino y me dice “we pues si no me dejan inténtalo tú, si no quieres con tu hermana manosea a Vero, cárgala y le agarras una nalga o una teta” No dije nada, se fue. Pasando unos minutos las niñas empezaron a molestarme (jugando) y empecé a corretearlas, sobretodo a Vero, pero nunca se dejó agarrar, yo andaba más caliente y pensando en agarrarle una teta. Corretee a Esmeralda y no se dejo agarrar y después a mi hermana y la atrape. La abrace pero al tenerla junto la cargo y la levantó mi mano izquierda estaba en su cadera y la derecha en un pecho, cuando ella me iba a reclamar, fingí que la soltaría (para espantarla) y funcionó, entonces la giré rápido cargándola y masajeando su teta (tan suave, tan rico) que la baje y se fue corriendo, pero pensó que era parte del juego. Inmediatamente correteó a Vero, pero nunca se dejó alcanzar. Yo quería seguir tocando me fui ya descaradamente sobre mi hermana y la pesqué de la cintura y la volví a subir. Esta vez se una mano en una nalga y otra cerca de su otro pecho. Pues volví a girarla y al sentir miedo se movía y yo apretaba o la nalga o el pecho pero eran suaves y rica la sensación. En eso la bajo y se va corriendo con sus amigas a casa de una de ellas. Para no dejarse atrapar. El juego terminó cuando salió mi vecino y ellas ya no se quisieron jugar. Pero mi vecino sin querer me aumento el morbo cuando me dice: “no mames wey, tú hermana trae las altas, mira como se le ven las tetas” y si volteé a verla y sobre la blusita de Licra roja que traía puesta sus pezones se habían parado (quizá por mis caricias) pero se veía sus tetitas redondas y su pezon parado y eso que traía corpiño. Fue ahí cuando ya veía su cuerpo como objeto de deseo y de mujer no de mi hermana y me perdí.
Ese día andaba con una falda lisa y la blusa roja y me empezaron a gustar sus piernas eran bonitas torneadas juveniles y ya de mujer jovencita. Pero seguía deseando tocar esas tetitas otra vez. Ya no me fui sobre Vero sino sobre ella para corretearla y siguió el juego. Pero en una de esas se metió mi hermana a la casa y la correteó hasta nuestro cuarto que estaba muy oscuro (dormíamos aún juntos) entonces jugando me empezó a insultar y me valió yo quería mas tetas, la tumbó sobre mi cama y le empiezo ha hacer cosquillas y cómo estaba oscuro y ella moría de risa aproveche la oportunidad: seguí haciendo cosquillas y en la oscuridad descaradamente le
Subí la blusita a medio pecho y seguí haciendo cosquillas. Ella moría de risa, Entonces deje las manos a un lado y empecé ha hacerle en el ombligo cosquillas con la boca… ella más se reía, y al ver que no decía nada mis manos subieron a sus tetitas arriba de la blusa. Mi boca en su ombligo y mis manos en sus tetitas era tan rico estaba a mil, cuando sus manos me agarran las mías y me avienta como puede… era obvio que se dio cuenta, y de repente me dice: “aguanta me voy a hacer pipí, las cosquillas con la boca como cuando éramos niños hacen que no pare de reír solo que te pido que arriba no me toques, no está bien” y se bajo la blusa, entonces obvio se dio Cuenta, pero no me importaba yo estaba bien prendido y excitado, no se me veía el pene parado porque estaba oscuro, quería ir por mas, la volví a retar, callo en la trampa, me volvió a insultar y empezó el juego primero con las manos cosquillas, solo reía, y me valió descaradamente subí su blusa arriba de su pecho dejándome descubierto su corpiño, me iba agarrar las manos y yo se la volteó agarrando las de ella, y hundí mi boca en su ombligo y empecé a hacerle cosquillas con la boca, ella intentaba zafarse pero entre las risas y que la tenía agarrada no podía, la cosquillas me prendían a mi mas y con una mano agarro sus manos con otra me fui a sus pechos, se los empecé a masajear y luego invertí las manos para hacerlo no tan obvio, pero aunque todo era rápido y alternaba las manos, me di cuenta que como estaba directamente sobre el corpiño sus pezones empezaron a responder a mis caricias, se ponían duros y , su joven cuerpo a sus 13 años, disfruta mis manoseos me prendí tanto al sentirlos que ya era descarado acariciarselos. Me avienta y me se baja la blusa. Inmediatamente me grita: “eres un sucio, me estás tocando, le voy a decir a mamá “. Ay se salió del cuarto. Salí corriendo tras de ella. Pero al verla se veían hermosos sus pechos redondos chiquitos proporcionados a su cuerpo y con los pezones parados notándose a pesar del corpiño y la blusa.
No me acuso. Pero yo deseaba más quería poder verlos sin ropa y tocarlos a flor de piel. Aunque conseguí muchas cosas me perdí en la lujuria de su piel.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: