Explorando a mi hna (5) parte II

La tenía a mi placer (por así decirlo) me excitaba verla mojada de tetas, boca Arriba y babeando, solo de verla así me volví a prender. Venia de correrme y no aguante la calentara y el deseo, lujuriosamente, me saque el miembro y seguí pejeandome. Y me acerque a su boca le metí un dedo para ver si podía besarla, no hubo resistencia mi dedo estaba dentro de sus labios, pero al ver la transparencia de pezones se me ponía más dura. No lo pensé dos veces y al verla babear con la boca abierta, solté mi miembro, pele su cabeza, y me acerque , y cerca de su boca, quizá aquí pude detener y no lo hice sino que al estar cerca de sus labios y su boca abierta lo pasé por sus mejillas, y antes de arrepentirme meti mi pene en su boca. Lo hice lentamente, mmmm que rica sensación, sentir su humedad y mi calor, aunque fueron segundos fue muy placentero, pero no duraría mucho, al meterla más adentro se empezó a despertar. Le saque rápido mi miembro, y me lo metí a la pijama y me hice el loco con la mochila. Entre inconsciente y dormida despertaba limpiándose la boca, muy enojada se empezó se seguía limpiando la boca, y se voltea a ver las tetas mojadas (quizá al sentir o los pezones parados o la humedad en las tetas), voltea y me dice molesta: “¿qué me hiciste? -limpiándose la boca- “nada”, “¿que me hiciste? , “nada”, “ tú me hiciste algo ¿que me hiciste?” Limpiándose otra vez la boca, “nada, ¿porque lo preguntas?”, “porque estabas casi encima de mi y tengo un mal sabor de boca”, al ver que estaba todavía adormilada y confundida, me hice el loco y le dije un pretexto “trataba de despertarte, te hable pero no despertabas por eso me acerque tanto, y por más que te movía no despertaba, porque me preocupó que estabas babeando muy feo veete la ropa” voltea y se ve las tetas transparentaras y ni supo que decir, estaba confusa (quizá adormecida aún), solo se abotona la blusa y me dice: “que feo sabor tengo en la boca”, antes que reaccionara le dije “ya vámonos a acostar” y le heche el brazo al hombro y la encamine al cuarto, se la creyó y limpiándose la boca se fue al cuarto. Iba cruzando los brazos porque se daba cuenta de sus pechos parados.
Me fui a correr al baño, que ricos eran sus labios, que rica postal me regalo, fue tan rico estar ahí dentro… cuando llegue al cuarto estaba acostada y bien dormida, incluso seguía babeando, pero se había puesto la sudadera de la pijama, y en su pie era estaba la playerita de algodón babeada. Esto quería decir que sería más fácil mamarle las tetas pues no traía la playerita de algodón. Entonces me volví a calentar, y me acerque a su cama, y para probar si dormía profundamente o no, jale la sábana y al hacerlo se empezó a despertar, abre los ojos y empecé a acomodar su sábana fingiendo que la arropaba (para que no sospechara), se me queda viendo y me dice “gracias”, sonrió (dándole las gracias también), le digo antes de que cerrara los ojos: “descansa, se ve que duermes bien rico, que tengas dulces y placenteros sueños”, se voltea sonríendo y se limpia la boca. Ya no quise molestarla pues me había dado placer y felicidad.
Este día empecé con alguien que me calentó y mi hermana me ayudaba a bajar la calentura, casi siempre.
Pero deseaba mamar desnudos esos pechos… pues no siempre tendría esa boca a mi disposición y a partir de ese día nunca mas pude repetir este rico momento. Pero al ver ese cuerpo pasar me llamaban la atención sus pechos e ire por ellos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: