Fiesta Sexcreta

Saludos [email protected] [email protected] Soy Emily, de 19, tengo un cuerpo delgado, senos medianos, un lindo trasero, piel blanca, cara babyface sinceramente y mi cabello largo hasta la cintura, con flequillo, negro con morado en las puntas, los ojos castaños y un piercing en mi labio, mido 1,58. Mi amiga Gaby es morena alta con el cabello lacio largo con luces rubias, un poco llena y de ojos verdes. Ella me invitó a una fiesta en su casa, fue un sábado por la tarde. Me puse unas panties rojas igual al brasier, una blusa translúcida negra con pequeños corazones y una mini falda de vinipiel roja, unos tacones rojos que lucían bien en contraste con mis sexy uñas pintadas de rojo de los pies. Llegué en menos de 17 minutos, al entrar salió ella y me presento con unas chicas que eran sus primas, luego se largo a besarse con su novio Fabricio, llegó a mi un chico alto y musculoso de nombre Carlos con quién me quedé a bailar, tomar unos shots. Ya estaba yo tomada, el par de chicas empezaron a lamer mis mejillas y tocar mis piernas pero las aleje aclarando que solo me gustaban los hombres. Carlos empezó a bajar sus manos hasta mis panties metiendo sus dedos dentro de mi sexo, besaba con ímpetu mis labios hasta que yo me separé, un rato quería deshacerme de la borrachera ya que no tomo alcohol a menudo. Me metí al baño y en eso una mano tapo mis ojos, empecé a reír creyendo que era Gaby o Carlos pero después sentí un jalón de mi cabello, me llevo hasta una recamara de arriba sosteniendo mi cabello y cuello solo alcance a darle un rodillazo en el estómago pero sirvió para que forzará el acto con mayor ferocidad. -¿Aldo eres tú? y el solo contesto -Sí, si, si, pero cállate puta. Era el mejor amigo de Gaby. Me quedé estupefacta cuando ví que dentro estaban otros cuatro cuatro chicos más Carlos semidesnudo. – Serás Inmundo! le grite mientras le di un puñetazo en los testículos, sólo se separó un poco pero siguió jalandome. -Vamos a castigar a esta bestia pequeña, fuerte. Mencionó Carlos cuando su pene apareció erecto después de quitarse los pantalones, uno de los chicos araño mi abdomen mientras se subió sobre mi otro delgado de cabello negro hasta los hombros que tenía un cuerpo escultural se encargo de desnudarme y cortar con un cuchillo mis bragas – ¿Te estás divirtiendo, no? fueron las palabras del sujeto que escuche ya estando sin capacidad de moverme. Alzó mis piernas cuando sentí dolorosamente sus embestidas analmente, el otro que me rasguño me saco la blusa y empezo a bajarse los calzoncillos para poner su polla entre mis tetas. -Nooo, ya, noooo empecé a gritar asustada, cuando entró sorpresivamente Gaby. Me quedé viéndola mientras me cogían por mi culo y el otro decía cochinadas haciéndose la rusa conmigo, ella sólo soltó una risa divertida agarro a Carlos de una mano y al tipo que me llevo al cuarto con la otra. Ella le dijo al pelinegro que me follaba -ahora por su cola y llena su cosita con tu leche. El se empezó a reír y quitó al tipo que me dejó un charco blanco entre mi pecho para cogerme solo el, cuando lo hacía me ahorcó tan fuerte que me sentía casi desmayar, su verga rozaba mi clítoris pequeño y me dejó casi desmayada por la presión que tenía, mis ojos estaban en estado catatonico quince poner mi cuerpo más flojo y al intentar sentarme Gaby se acercó para acostarme con los chicos. -Ya Gaby, ayúdame a salir le dije pero ella me dijo que no, quería probar cuánto aguantaba en una noche, había grabado parte de lo que pasó. Continuará

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: