Iniciandome en la infidelidad consentida

Hola mi nombre es Carina y el de mi marido es Matias, voy a relatarles como después de 15 años de que mi marido me insistiera de estar con otro hombre, logro su cometido.

 

Somos una pareja común y corriente yo estoy muy bien físicamente no soy muy alta pero mis curvas cuando se marcan son muy vistosas, mi marido está bien con un poco de panza pero muy bien parecido y muy activos el sexo y mucho más ahora después de los que le voy a contar.

 

Siempre que teníamos sexo él me decía que me gustaría verme con otro hombre que eso le volaba la cabeza, yo no le daba mucha importancia, pero les digo la verdad, al principio trate de no darle bolilla pero después era tanta la insistencia y me lo describía tan bien que empezó a calentarme y mucho.

 

Así que un día después de hacer el amor y ante la insistencia de el de verme con otros hombres, tome la iniciativa y le dije que había tomado una decisión en cuanto a lo que él me pedía, pero que iba a tener q ser a mi manera.

 

El a todo esto quedo sorprendido pero su cara de felicidad era más que evidente, así que empezamos con las fantasías de como seria, yo le dije que estaba saliendo a caminar y había un par de chicos que los cruzaba muy asiduamente y me miraban y ya hasta me saludaban, yo tengo 45 años y como les dije estoy muy bien y me cuido mucho, tengo un poquito de pancita pero muy poca.

 

Para salir a caminar me pongo una calza fluor muy llamativa donde se me marca la tanga y me pongo una remera deportiva con un corpiño debajo también deportivo, me ato el pelo y salgo, en varias ocasiones le conté a mi marido que me cruzo con tres o cuatro chicos que parecería coincidir todos los días con mis horarios tipo 19hs donde ya está oscureciendo, camino por una ciclo vía que cruza un parque enorme.

 

Él me decía que trate de entablar conversación con el que más me guste pero no era tan fácil, un día iba caminando y vi un gringazo de unos 35 a 38 años muy bien formado, alto y grandote ese siempre me lo cruzaba y ya hasta me saludaba, entonces le hice caso a mi esposo e hice lo que una vez me dijo, deje que se acercara y me hice la q me doble el tobillo, justo había un banco y rengueando llegue a él y me senté poniendo cara de sufrimiento, no les tengo que decir que el muchacho se acercó a mí y en segundos me estaba preguntando si estaba bien yo le dije que si que solo me había doblado el tobillo, él me dijo que deja que él lo viera ya que el entendía de eso ya que era fisioterapeuta, así que me saco la zapatilla y empezó a hacerme masajes en el pie.

 

A todo esto le cuento que ese día tenía una calza anaranjada con una tanga negra a propósito para se vea y tenía la remera deportiva bien al cuerpo pero sin corpiño, imagínense como se pusieron mis pezones cuando el empezó a masajear el pie, no sé por qué pero me volaba la cabeza y pensaba en lo que me había propuesto mi esposo.

 

Ahí empezamos a hablar me dijo que me veía todos los días y que el tenia novia y yo le dije que era casada, ahí es cuando bajo un poco las revoluciones se ve que habrá pensado que yo era una monjita y la verdad era que si ya que nunca había estado con otro hombre que no sea mi esposo dentro de mi matrimonio, el siguió masajeando y me dijo que era un leve desgarro nada más, pero me miraba las tetas y podía ver mis pezones y mis tetas duras como se había hinchado, yo miraba su pantaloncito que era como de seda deportivo y pude ver su bulto que les digo me llamo la atención se le marcaba con claridad eso que ya era de noche y estaba medio oscuro.

 

En un momento me invadió una calentura terrible pensando en todo lo que habíamos hablado con mi esposo y estábamos a nada de llevarlo a cabo, yo le dije que sus manos eran fabulosas ya que no me dolía más y él se reía y me decía que no abuse que era reciente, así que hice que me quise parar y que me dolió y el me agarro entre sus brazos y el sudor y el olor a macho hizo que mi adrenalina se pusiera al mil por mil, nos sentamos en el banco nuevamente ahora los dos juntos y el miraba mis tetas no les quitaba los ojos, yo le miraba el bulto que cada vez crecía más y sin más se me acerco y me metió un beso y yo le respondí metiéndole la lengua y se dio cuenta la calentura que tenía.

 

En ese momento lo separe de mi diciéndole que me disculpe pero que esto estaba mal y se nos había ido de las mano, el me pidió mil disculpas, pero me dijo que yo era una mujer hermosa y que lo atraía mucho, para que se subió la autoestima full y le metí yo un beso de legua con una pasión inexplicable y de mientras pensaba en mi esposo, estaba logrando lo que él quería, lo separe de mí y le dije que nunca le fui infiel a mi esposo y que no podía darme el lujo de que esto se supiese.

 

El me tranquilizo y me dijo que él también tenía pareja desde hacía unos 6 años y nunca le había sido infiel, pero que yo lo calentaba como ninguna, y ahí nos volvimos a fundir en un beso y él ya me metió menos en las tetas lo cual produjo en mí que me mojara enormemente, él fue bajando la mano y cuando llego a mi conchita se dio cuenta que estaba empapada hecha sopa, ahí fue cuando agarro mi mano y la puso arriba de su verga que era un pedazo de carne espectacular, no podía creer lo que estaba pasando, para colmo de vez en cuando pasaba gente y nos miraba y yo decía que no pase nadie conocido por que me muero.

 

Entonces el tomo la iniciativa y me dijo vamos un poco más allá, o se mas adentro del parque donde había unos árboles enormes y ya ahí casi como que no nos veía nadie, empezamos a besarnos y a meternos manos a mas no poder, el saco mis tetas y empezó a chuparlas yo estaba tan caliente que pensaba cuando le cuenta a mi esposo no me lo va a creer, seguimos besándonos y en un momento le meto la mano dentro del pantalón y puedo palpar semejante verga una locura, lo mire a los ojos y sin decirle nada me arrodille frente a él le saque el pedazo de carne y empecé a chupárselo, me había olvidado donde estábamos, era una locura, yo estaba toda mojada y el con la verga que parecía de acero, por dios.

 

Bueno tengo que cortar el relato porque me tengo que ir a trabajar pero prometo apenas pueda retomarlo y contarle con lujos de detalles en que termino y que paso cuando llegue a casa y se lo conté a mi marido.

 

Besos nos vemos muy prontito.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: