la primera infidelidad de mi esposa

somos un matrimonio maduro, mi esposo es un hombre impotente casi dos años por su enfermedad, y yo adopta al gimnasio al cual asisto tres veces por semanas desde hace tiempo, lo cual a pesar de los años, tengo unos pechos y cola envidiable por partes de mis amigas y suelo despertar miradas por parte de ellos, a pesar de esto tenemos una muy buen relación con mi esposo.
ahora paso a detallar lo sucedido, tengo un comercio , donde atiendo a la mañana y un rato a la tarde, al cual asisten los clientes y proveedores, lo cuales entre charla y charla se les escapa un piropo, a los que le resto importancia, una noche le comenté a mi esposo sobre esto cuando estábamos en la cama, me miró y me preguntó si yo tenía deseo de cojer (palabras textuales de el),y que el no se opondría si alguna vez deseaba acostarme con otro hombre, ya que comprendía la situación, pero con la condición, que yo le debía comentar todo no esconderme nada, y que sea prudente, con esa respuesta no pude dormir esa noche, la verdad que explotaba mi cabeza, el solo hecho de pensar de estar con otro hombre lo veía imposible.
al otro día me fui al negocio y a primera hora llegó el proveedor su nombre Pedro, y como de costumbre, mientras dejaba la mercadería, se me insinuaba, pero esta vez fue más directo, y me dijo esta noche cuando cierres el local te esperaré a media cuadra e iremos a tomar algo, entre sonrisas le dije que lo pensaría y se fue,durante esa mañana lo pensé, y cuando llegué a la casa, le comenté a mi esposo lo sucedido y me pregunto que había hacer y le dije que no lo haría, y la conversación quedó ahí, como de costumbre después del gimnasio, voy al local comercial a la tarde, y estuve entretenida con la atención al público, que ni lo pensé, yo cierro a las 22 hs. cerca de las 21 me entró el apuro y la duda, y opté por cerrar e irme para evitar encontrarme, grande fue la sorpresa que a la cuadra y media del local y llendo a casa, se paró la camioneta, abrió la puerta del acompañante y me invitó a subir, y me dijo tomamos una gaseosa, charlamos y vemos que se da, me temblaban las piernas, no sabía que hacer, volvió a insistir y me dijo déjate llevar, no iré más allá donde tu no quieras, subir, y salimos, Pedro era casado, un par de años mayor que yo (48), el 54, pero de buen cuerpo,en síntesis entre la charla, llegamos a una casa, que era la de el su esposa estaba de viaje, entro su camioneta cerro el portón y me hizo bajar , aquí estaremos tranquilo, y me volvió a repetir, no pasara más allá de lo que vos no quieras, en fin, conversamos un rato aún sin insinuarse, estaba dubitativa, me acordé de mi esposo y lo llamé por teléfono, para avisarle, y ver que me decía, le dije a Pedro si podía dejarme hablar dos minutos con mi esposo , inmediatamente se retiró, y llamé y le dije lo que sucedió con Pedro y donde estaba, y que no me animaba a nada, el me respondió, que si tenía deseo que lo haga, y le dije que no, que en quince minutos volvía a casa, en eso vino Pedro, se acercó nuevamente , me sirvió una copa con champagne, y me dijo esto te hará bien, mientras llevaba la copa a mi boca, coloco sus manos en mi cola, la apretó y dijo que me deseaba mucho, bajé la copa inmediatamente, me apretó contra su miembro, se lo sentía muy duro y grande, y me besó, mientras su lengua empujaba mis labios, para introducirse dentro de mi boca, increíble, me sentía mojada, mis jugos vaginales abrían pasos, algo que hace mucho tiempo no lo sentía,me Quito la copa, me tomo la mano y me hizo que mi mano se aferrara a esa pija, empezemos a jadear, y el a susurrar me al oído, malas palabras, que me hicieron acabar, si solo con palabras y manoseos y besos, ya no daba más de la calentura, mientras me decía María, quier cojerte muy bien, en eso recibo un llamado, era mi esposo, atendió con la respiración entre cortada, dándose cuenta que sucedía algo, agitada le respondí que me había a demorar, contestando me que bueno, corte la llamada, cuando tenía su mano ya en mi entre pierna, estaba loca , quería tenerla ya la pija de Pedro en mi concha, aaaahhhh Pedro no doy más, no se que hacer tiemblo toda, Pedro ya me había bajado el pantalón y mi tanga a la altura de la rodilla, con los dedos de una de sus manos en el interior de mi concha, y con el dedo de la otra mano me lo introducía en el culo, tanto placer Pedro aaahhhhh, la quiero adentro, Pedro metemelo por favor, me desnudó, se desnudó, llevo su pija a mi boca, era grande gruesa, y estaba muy dura, me hizo chuparle un buen rato, luego el me empezó a chupar mi concha, tiene una lengua gruesa y áspera, me hizo acabar nuevamente, y luego si introdujo su miembro de a poco, volví acabar, empezó a bombear y yo loca, en eso suena el teléfono nuevamente, es mi esposo, sabiendo y sintiendo que estaba comiendo, me dice déjalo prendido al teléfono para escuchar, le respondí bueno, le hice creer a Pedro que le había cortado y lo dejé encendido para que escuche mi esposo, le dije así, así Pedro no pares, no pares, cojeme como a una puta, soy por primera vez infiel a mi esposo, haceme gritar, romperme todo, y en eso siento un calor en mi concha Pedro había acabado, sentí el recorrido que hacía su leche caliente en mi concha hacia fuera, y con más ganas, me cojia , así te gusta Mary, así te coje tu marido, y le respondí no con el hace dos años que no cojo, eso lo calentó más, más rápido se movía, y de repente volvió a explotar acabo nuevamente, ahhhhh Pedro quiero más leche, quiero más Pedro, quiero que me rompas el culo, todo esto era escuchado por mi esposo, sin que Pedro se de cuenta,luego me puso a cuatro pies y me la metió por el culo, que dolor que placer bombo un buen rato y acabo nuevamente, si 3 polvos me hecho yo acabe varias veces, fue el mejor sexo que tuve en mi vida, ya con la cabeza por las nubes, pedí permiso para ir al baño y lavarme, llegué ahí me acordé de mi esposo, estaba toda llena de leche, la concha, el culo dilatado y con leche, y pensé en el morbo de mi marido de ponerse a escuchar mientras me cojia, así que decidí ponerme la bombacha y volver a casa para mostrarle como me dejo, salí del baño y le dije que debía volver urgente a casa, Pedro se lavó, se cambió y me dejó a una cuadra de mi casa y quedamos a vernos cuando vaya al local y hablaríamos, llegué a casa, mi esposo estaba en cama viendo tele, me desnudez y no dándole tiempo a nada ,me subir sobre el colocando la concha en su boca, y le dije que me limpiara con la lengua la leche queme había dejado Pedro y la de la cola también, estaba exitada, me abalance sobre su boca y en sus labios y lengua tenía el elixir que dejo Pedro nuestras lenguas, jugaban en su boca y quedamos ahí un buen rato.
hoy en día nos juntamos dos veces por semana con Pedro para cojer, sin compromiso.

3 comentarios en “la primera infidelidad de mi esposa

  • el 16 septiembre, 2019 a las 15:29
    Permalink

    yo tanbien ando loko con mi suedra me tine mas loco que nunca que hago me datemor desile que me gusta

    Respuesta
  • el 13 septiembre, 2019 a las 14:15
    Permalink

    Guau!, una súper excitante experiencia. Qué bueno que tengas un esposo comprensivo porque eso permitirá que la relación matrimonia de usted permanezca por siempre.

    Respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: