La primera vez con mi hermana

Hola mi nombre es Juan Carlos actualmente tengo 42 años, mi experiencia que les voy a contar sucedió hace 20 años, todo comenzó en la casa de mis padres cuando teníamos una reunión con unos amigos, ese día hubo una fiesta y mucho trago, para ese entonces yo vivía con mi novia Claudia en unión libre en un pequeño apartamento. Ese día me fui para la casa de mis padres a la reunión, mi novia no pudo ir ya que estaba un poco enferma.
Al llegar a casa estaban todos reunidos, salude a los que se encontraban. A mi madre y a mi hermana Liliana que para ese entonces ella tenía 19 años y yo 22. Todo transcurrió muy bien ese día, bailamos tomamos y nos divertimos, a eso de las 12 de la noche yo me encontraba un poco tomado y mareado por los efectos del licor que había consumido y decidí irme a recostar un rato para que me pasara el malestar, me retire y me fui a la habitación de mi hermana y me acosté, hasta ahí todo era normal.
Recuerdo que no me pude recuperar de la borrachera que tenia por lo que les voy a comentar.
No sé a qué horas termino la fiesta en casa de mis padres y ni supe a qué horas se había acostado mi hermana Liliana, Yo creía que me encontraba en mi habitación con mi novia Claudia ya que la habitación de mi hermana estaba totalmente a oscuras, estando hay me di la vuelta y sentí el cuerpo de mi supuesta novia.
Comencé a acariciarla y le decía Claudia tengo ganas de sexo, ella apenas balbuceaba ya que se notaba que estaba bastante tomada, le comencé a tocar el culo y acariciarle la vagina, ella apenas gemía y yo me encontraba bastante excitado, comencé a bajarle los calzones hasta que se los quité por completo y comencé a chuparle la vagina, ella apenas gemía de placer estuve un buen rato hasta que me dice ella entre voz entrecortada que se la metiera, yo enseguida me quite los bóxer saque mi pene y lo dirigí a esa cuquita toda húmeda, ella abrió las piernas y lo recibió con gran agrado se lo introduje hasta lo más profundo de su vagina, estuve con el movimiento del meter y sacar hasta que no aguante más y me metí una corrida bestial, sentía como le llenaba la vagina con mi esperma, ella gozaba como una loca y se retorcía. Recuerdo que termine y me quede dormido. A la madrugada me desperté en la habitación no había nadie yo tenía una jaqueca, dolor de cabeza y mi mente estaba confundida no entendía que había pasado o si me había soñado.
Me levanté y me dirigí a la cocina hay se encontraba mi madre y mi hermana, estaban preparando el desayuno yo con mi mente confundida les dije: que se hizo Claudia mi novia, mi madre respondió ella no ha venido, ella llamo para saber cómo estabas.
Hay quede peor de confundido y en mi mente pensé que había tenido un sueño, entonces no pare más atención a mis pensamientos.
Estando en casa de mi madre pude ver que quedaron botellas de licor sin destapar, entonces me senté en la sala destape una y me puse a beber de nuevo. Recuerdo que mi madre dijo: tengo que salir nos vemos mas tarde y por favor ayúdenme a hacer el arreglo de la casa ya que por la reunión había quedado bastante desorden.
Mi madre se fue y quedé solo con mi Hermana Liliana, le dije a mi hermana que, si le provocaba un trago a lo que ella acepto, estuvimos sentados tomando y hablando de la reunión que habíamos tenido en casa, ella me decía que la gente la había pasado muy bien y todos muy contentos.
Estuvimos un buen rato con mi hermana hablando y tomando hasta que ya estábamos prendidos y ella me dice: ¿Estas confundido?
Yo: Si un poco
Hermana: ¿Pues te voy a sacar de la confusión?
Yo: ¿Como así?
Hermana: ¿Tu pensaste que estabas con tu novia Claudia y habían tenido sexo anoche cierto?
Yo: ¿Como lo sabes?
Hermana: Pues eso es verdad, si tuviste sexo anoche.
Yo: Yo si decía, ¿ya que me levante y tenía mi pene húmedo y con olor a vagina, a qué horas se fue Claudia?
Hermana: La verdad Juan Carlos tu novia nunca vino.
Yo: ¿No entiendo?
Hermana: No lo vayas a tomar a mal, pero con la que tuviste sexo fue conmigo.
Yo: ¿Oh por Dios, como así?
Hermana: Tu pensaste que estabas con Claudia, yo también estaba bastante tomada y cuando comenzaste a acariciarme me existe demasiado y no pude frenarte.
Yo: Liliana que hemos hecho por Dios santo.
Hermana: A lo hecho pecho y no podemos devolver el tiempo.
Yo: ¿Hermana yo recuerdo que me corrí, si te estas protegiendo?
Hermana: la verdad no pero no te preocupes que yo miro que método utilizo si llegaste a dejarme embarazada, por que con esa cantidad de esperma que sentí en mi vagina a la fija me preñaste, nunca había sentido mi vagina con tanta leche todavía me sigue escurriendo.
Yo: ¿No puedo creer lo que hemos hecho?
Hermana: Ya no podemos hacer nada simplemente hagamos de cuenta que lo hiciste con otra chica.
Seguimos tomando y ya estábamos prendidos los dos.
Hermana: sabes que me quedo gustando como me follaste y sobre todo sentir como me llenabas mi vagina y sentir mi estomago caliente con tu leche, la verdad no me arrepiento y lo volvería a hacer.
Yo: ¿Estas locas?
Hermana: Has de cuenta que soy tu novia.
Yo: Como voy a pensar que tu eres mi novia si te veo el rostro.
Hermana: No te preocupes que tengo una solución, espérame un momento ya regreso.
Cuando ella regreso tenía una máscara puesta.
Hermana: Esta es la solución hay no me miras el rostro y has de cuenta que soy tu novia Claudia.
Yo: Estas loca Liliana
Ella se sentó a mi lado con la máscara puesta y comenzó a frotar mi pene con su mano y a besarme los oídos, yo me resistía hasta que no aguante más y comencé a llamarla como a mi novia Claudia.
Yo: Me exististe Claudia, te voy a follar bien rico.
Hermana: Si quiero que me folles, quiero sentir esa verga dentro de mi y que me llenes la vagina, sentir tu leche calientica en mis entrañas.
Nos fuimos a la habitación de mi hermana echamos seguro a la puerta, ella tenia la mascara puesta y se acostó en la cama, yo enseguida me acosté con ella nos comenzamos a besar y acariciar, comencé a desvestirla con delicadeza en mi mente pensaba que estaba con mi novia y seguí dando rienda suelta.
Estando los dos desnudos ella cogió mi pene que ya estaba bien erecto y comenzó a mamarlo como una profesional.
Yo: ¿Si te gusta mi verga mi amor?
Hermana: Me encanta esta deliciosa y la tienes bien grande como a mí me gusta.
Yo: Es toda tuya mi amor te voy a clavar como nunca.
Hermana: Quiero que me la metas duro, esta conchita la quiere con muchas ansias.
Estuvimos haciendo un 69, ella chupándome la verga y yo su húmeda conchita, yo sentía al besar su vagina como le escurría todavía esperma de la noche anterior.
Hermana: Quiero que me la metas en pose de perrito
Ella se puso en cuatro yo dirigí mi verga a su cuevita en un solo empujón se la introduje toda, la vea con su mascara como gemía de placer.
Hermana: Mi amor que rico me estás haciendo ver estrellas.
Yo: Si mi amor goza es toda tuya.
Estuvimos un buen rato en esa posición.
Hermana: Quiero tu leche me vas hacer venir y quiero que nos corramos los dos al tiempo.
Yo: Me avisas cuando te vayas a venir.
Hermana: Ya dale me estoy corriendo ahhh ahhhh
En ese momento al sentirla gritado me metí una corrida super bestial, ella apenas se retorcía y le temblaba las piernas la respiración no la podía controlar.
Hermana: Que rico de por Dios, no saques tu verga todavía quiero sentirla y me des hasta la última gota de leche, siento tu leche caliente en mi vagina que delicia amor.
Duramos como 5 minutos en esa posición, comencé a sacar mi verga de su vagina y me di cuenta como le escurría de su concha gran cantidad de esperma no lo podía creer.
Nos recostamos un rato ya que ambos estábamos agitados, como a la media hora.
Hermana: Amor la verdad nunca he tenido sexo anal y quiero entregarte mi culito virgen.
Yo: Por su puesto amor te complazco.
Hermana: Quiero que tengas cuidado conmigo.
Yo: Lo tendré no te preocupes, yo me acuesto boca arriba y tú te haces encima para que te lo introduzca tu misma a lo que aguantes.
Yo me puse en posición y ella también, para ese momento mi verga estaba toda parada y ansiosa de desvirgar un culo en mi mente siempre pensaba que era Claudia mi novia, pero la verdad era mi propia hermana.
Ella cogió mi verga con suavidad la ubico en la entrada de su ano y comenzó a sentarse despacito yo apenas le podía ver su boca como se mordía sus labios ya que tenía la máscara puesta, cuando entro la punta de mi verga ella se retorcía de dolor y me decía:
Hermana: ¿Creo no poderlo, hacer me duele mucho?
Yo: Ve introduciéndolo despacito hasta que tu culo se acostumbre a mi verga.
Duramos así como 30 minutos y nada más se había introducido la mitad de mi verga, yo estaba muy excitado y sin pensarlo cogí su cadera con mis manos moví mi cintura y sin pensarlo se la introduje toda.
Hermana: Ahhhhh Hp eres un cabron, ahhhh me duele mucho ahhhh
La tuve así cogida de la cintura contra la mía con mi verga totalmente adentro y no la soltaba, ella comenzó a llorar y me decía que le dolía mucho.
Yo: Relájate es mi entras tu culo se acostumbra
Duramos así 10 minutos, ella comenzó a relajarse y ya no sentía tanto dolor, en ese momento le solté la cintura y comencé a darle movimientos suaves a mi verga ensarta totalmente en su culito, me di cuenta que ella ya no se resistía y comenzaba a acostumbrase a mi verga dentro de su ano.
De repente siento como ella comienza a moverse con mi verga totalmente ensartada en su ano, comenzó con unos movimientos suaves y después con movimientos mas fuertes, me di cuenta que estaba gozando, veía como mi verga entraba y salía de su culo sin poner obstáculo alguno, mi hermana si que la estaba gozando, yo viéndola como gozaba le dije me vas hacer correr no aguante mucho y estalle, ella encorvo su cuerpo hizo un gemido y nos vinimos los dos, nos quedamos pegados los dos como 15 minutos mi verga dentro de su ano.
Cuando saqué mi verga pude observar cómo le había dejado el culo a mi hermana, lo tenia todo rojo y dilatado y comenzaba a votar mucho esperma.
Nos levantamos nos vestimos y ella con la mascara aun puesta me dice:
Hermana: Me has hecho el amor como nunca, soy tu novia Claudia no se te olvide y quiero repartirlo.
Yo me quedé atónito con su comentario y le dije: por su puesto Claudia.
En ese momento salimos de su habitación, mi hermana se quitó la máscara y actuó como si nada.
La verdad yo quede aterrado y al mismo tiempo complacido.
A partir de esa experiencia, mi hermana se hace pasar como Claudia y se pone su antifaz para tener sexo, hemos tenido sexo muchas veces ya perdí la cuenta.
Paso como 2 años ella ya con 20 años y yo con 24
Hermana: ¿Hermanito tengo que hablar contigo?
Yo: ¿Cuéntame Hermanita?
Hermana: Si sabes que Claudia está embarazada, tiene 2 meses
Yo sabía que al referirse a Claudia era ella misma ya que se hacia pasar como mi novia, y yo ya había terminado con mi verdadera novia hacía más de 8 meses.
Yo: ¿De verdad o es una broma?
Hermana: No es una broma.
Ella se retiro y cuando regresó tenia el antifaz puesto y me dice:
Hermana: Hola amor estoy embrazada y tengo 2 meses
Yo: ¿Es verdad lo que me estás diciendo Claudia?
Hermana: Es verdad amor no te miento y la verdad quise embarazarme para a ver que se siente en mi vientre y los cambios que siente mi cuerpo, pero no te preocupes pienso abortar y tu me tienes que acompañar a una clínica de aborto amor.
Yo: Claro que te acompaño sería una locura Claudia.
A los 8 días me fui con ella a una clínica de aborto para que le hicieran el procedimiento, gracias a Dios todo salió muy bien y seguimos nuestras vidas.
Con mi hermana seguimos follando, ella se hacia pasar como Claudia y fuimos muy activos sexualmente, nos íbamos de paseo los dos a moteles etc.

Cuando yo cumplí los 26 años conocí a una chica la que actualmente es mi esposa, comencé una relación con ella y nos casamos, a mi hermana le dieron celos ya que no le dedicaba el tiempo para nuestra fantasía.
Me acuerdo que un fin de semana mi esposa tuvo que hacer una maestría y le toco viajar por 8 días, y mi hermana se había enterado que ella no iba a estar.
Al otro día de viajar mi esposa mi hermana llega a mi apartamento con el pretexto de quedarse conmigo.
Yo: ¿Hola hermana como estas?
Hermana: Bien, si sabes que Claudia te extraña y quiere acompañarte estos días.
La verdad comencé a recordar nuestras locuras y le dije que por supuesto, dile que la espero.
Ella entro al baño y cuando salió tenía puesto su antifaz.
Hermana: Hola amor me tienes olvidada.
Yo: Hola Claudia, bastante ocupado con mi esposa.
Seguimos en eses rol hasta que nos dejamos llevar por nuestra locura.
Estuve follando con Claudia la cual es mi hermana toda una semana, no parábamos ella es muy ardiente, me corrí en su vagina le di por el culo, fue un frenesí total.
Ella se fue un día antes que llegara mi esposa, pasaron los días y continúe con mi vida marital normal.
Yo por lo menos hablo con mi familia todos los días por teléfono, seguí hablando con mi madre y mi hermana normal como si nada.
Pasaron 5 meses y quise hablar con mi hermana la llame y le dije:
Yo: Hola hermanita dile a Claudia que la extraño y que quiero estar con ella.
Hermana: Me dice Claudia que no puede por que se va de viaje.
Yo: ¿Y eso?
Hermana: Ella te avisara más adelante.
No le di mayor importancia y pensé que quizás Claudia no quiere estar más conmigo, seguimos nuestra relación como hermanos normales.
Pasaron 2 meses y me dio por ir a visitar a mi madre en casa, cuando me abrieron la puerta o sorpresa tan inesperada, mi hermana tenia una barriga inmensa estaba embarazada, yo me quedé perplejo.
Yo: ¿Hola hermana y eso?
Hermana: Tengo 7 meses de embrazo.
Yo: ¿Y quién es el padre?
Hermana: Eso no importa, quiero ser madre soltera.
Yo quede preocupado ya que en mi cabeza rondaba la posibilidad que ese hijo fuera mío.
Le dije a mi hermana que quería hablar con Claudia, ella se levanto y regresó con el antifaz puesto.
Hermana: Hola amor
Yo: ¿Hola Claudia y esa barriga?
Hermana: Si amor estoy esperando un hijo tuyo, aborte una vez y esta ves lo voy a tener, no te preocupes el niño esta bien ya le han hecho exámenes y no va a salir con ninguna anormalidad.
En ese momento yo quede como una estatua, no podía pronunciar ni una palabra.
Hermana: Vamos a ser padres fruto de nuestro amor.
En esos momentos ya no se podía hacer nada y me toco afrontar la situación.
A los 2 meses mi hermana di a luz un hermoso niño, toda mi familia estaba contenta y la verdad yo también y no podía creer que mi hermana me hubiera dado un hijo.
A los 2 años de seguir follando con mi hermana y el antifaz que se ponía, la volví a dejar preñada, ella me lo comento y lo decidimos tener, haciéndole los exámenes respectivos para que naciera sin ninguna anormalidad.
Esa es mi historia, hoy en día tengo 2 hijos con mi hermana, seguimos teniendo sexo normalmente los fines de semana ya que somos muy activos, mis hijos no saben que yo soy su padre y es mejor.

5 comentarios en «La primera vez con mi hermana»

  • el 6 febrero, 2021 a las 00:58
    Enlace permanente

    Yo tuve la suerte de poder cumplirlo, aunque no llegamos a tener hijos.

    Respuesta
  • el 23 diciembre, 2020 a las 03:36
    Enlace permanente

    Que rico tener sexo con una hermana me gusto tú historia yo tengo historias para contarte por WhatsApp me envias tu número okey

    Respuesta
  • el 5 diciembre, 2020 a las 05:05
    Enlace permanente

    Excelente historia, la verdad atrajo toda mi atención y me dejo muy excitado, espero sigas escribiendo relatos similares

    Respuesta
  • el 29 septiembre, 2019 a las 03:47
    Enlace permanente

    Woow… Que historia tan rara y exitante… Y con tu esposa también tienes hijos???…

    Respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: