Labor comprometida en Samm´s Clubb San Jerónimo

Mi nombre es Alejandro y tengo 30 años, esto sucedió hace 2 años.
Alto promedio aqui en CDMX, 1.75mts, en ese entonces de complexión deportiva, pero nada que ver con mamado. Todo comenzó un Martes ya en mi primer día de trabajo en la sucursal de San Jerónimo en CDMX, entre al Depto. de RRHH pero como no tenía experiencia pues me dedicaba a otro giro, al presentarme con Emilio me presento a 2 chicas más que trabajarían conmigo a las que llamaré Joselyn y Andrea. Los 3 recibiríamos inducción y una breve capacitación por parte de una chica que si bien no era parte del departamento, apoyaba de lleno en las labores de recursos humanos. Ella se llama Ana de 21 años. Después de la inducción inicial, nos enviaron a los 3 a tomar la capacitación de aplicación de pruebas psicométricas;  fue donde vi a Ana, chaparrita de 1.50mts, ella es muy bonita y tiene mucha jovialidad y energía, también tiene un cuerpecito de tentación, pocas nalgas pero bien paraditas y unos senos hermosos, de esos redondos como cebollas, grandes que apenas caben en mi mano.

Comenzó la capacitación y yo no dejaba de mirarla pues quede flechado de inmediato. Ella en ese momento tenía su grupito de amigos pero de inmediato comencé a tirarle la onda y ella solo me sonreía pues con eso bastaba porque era hermosa. Depués platicando con ella pasaron los días y comencé a hablarle más y más y más y ella a esperarme a la salida hasta que llegó el día.

El primero día que me esperó  a la salida sola ya sin su grupo de amigos, en frente del Suburbia San Jerónimo hay unas escaleras donde después de un ratito de plática la bese y comenzó la mágia. Comenzé a cachondearla y a besarla más y más profundamente y al mismo tiempo ella contoneaba su cuerpo y lo tallaba al mío, la verdad, desde los besos yo ya tenía la verga bien dura que al momento de pararnos para besarnos más intenso ella se dio cuenta y por eso me sentía. Mi pene me mide cuando esta bien erecto 19cm y en promedio mi erección es de 17, pero ese día por como pasó todo fue de esos días que esta grandísimo por la excitación y el momento; seguí tocándola y comencé a apretar sus senos, en verdad unas chichotas deliciosas, no les miento, firmes y grandes, grandísimas pero bonitas, torneadísimas.

Al día siguiente. nada tonto, lleve mi coche y todo igual, paso el día de trabajo y a la salida me esperó cerca de 1 hora y la verdad en ese lugar si tienes relación sentimental te dan de baja por lo que nos escondíamos muchísimo, pero no iba a ser imposible ese amor, al verla le dije q se apurara y se subiera al coche para irnos de inmediato y así fue; de ahí a su casa era casi 1 hr de tráfico pero ibamos romanceando de lo mejor. Ya cerca de su casa, le dije que si pasábamos por una cerveza y acepto, y nos tomamos 2 cada quien; y al llegar me puse a la vuelta de su casa; ella vive 1 casa antes de a esquina así que era perfecto ahí para que nadie nos molestara y aunque había flujo de coches y personas mi auto es polarizado y se ve muy poco y además le pongo el protector solar del parabrisas.

Ella me había dicho que la cerveza se le subía un poquito y pues no creí que con 2 nos pusiéramos tan alegres, así q comenzaron los besos primero su boca que comi lento y delicioso, mordidas de labio, mi lengua jugando por la orilla de sus labios, después su cuello, lento y suave a la vez, pasé a su oído y comencé a acariciarle los senos, ella se dejaba todo, me contestaba los besos y hasta q comencé a meter mi mano en su blusa y le comencé a comer los senos, en verdad me encantaron, eran gigantescos (para mi) y definitivamente justos y perfectos, más grandes no serían proporcionales y la forma en verdad redonda bellísimas esas tetas que apretaba y mordía; seguimos así hasta que comencé a acariciarle las piernas que obviamente me llevaron a su entre pierna que con el pantalón no era tan cómodo, así que seguí tocándola y acariciando su pepa por encima hasta que lentamente le desabroche el pantalón y puse su mano en mi verga; ese día también mi pene traía una de esas erecciones que hasta a mí me asombran y ya estaba saliendome lubricante de lo caliente que estaba; metí mi mano en su pantaleta y su puchita era muuuy suave y su juguito delicioso, con ese aroma a vagina limpia y jovencita que me cautivo al probarlo; comencé a bajarle el pantalón y me saque la verga y ella de inmediato se lanzo a comermela desde la cabeza hasta la base; me la mamaba como desesperada y me encantaba porque aunque nunca he sido fan de las mamadas, ela lo estaba disfrutando que me contagió y me gustó.

Ya le había bajado el pantalón hasta el muslo y yo con la verga de fuera no sabía que decirle, simplemente le pedí que se pasara a mi lugar, pero como tenía el volante del auto ahí y ni haciendo hasta atrás el asiento le dije me pasaré a tu lugar y brinque rápidamente.
Ella quedo muy apretada así que le dije ven pásate de este lado porque la iba empinar con su cabeza hacia el volante, pero yo sentado vi como ella se levantó y comenzó a pasarse por frente a mí con sus nalguitas, decidí tomarla de la cintura y la senté poco a poco en mi verga, ella cedió y lentamente y sintió que bañada en su jugo entró a la primera sin necesidad de acomodarla para entrar; yo estaba penetrándola bien profundamente y ella empezo a gemir durísimo, estaba a cien, y ella sola comenzó a ensartarse sobre mi, pegándome su espalda al pecho y enterrándose hasta el fondo mi verga.

No le importo que no tuviera condón y tampoco donde lo estabamos haciendo, era nuestra 3er cita y estabamos cogiendo durísimo, sus tetas volando y yo apretandoselas de lo deliciosas y metiendole la verga hasta la base; empujando mi pelvis tratando de reventar sus nalgas para que sintiera lo largo y grueso de mi pene y funcionó, ella se vino 2 o 3 veces en ese ratito.

Yo le avise y acabe echandoselos en su espalda y así comenzó nuestro noviazgo y nuestra historia de amor y pasión, sobre todo la última pues comenzamos a coger por todos lados y sin importar nada a partir de ese momento y esto ya será una historia de más adelante.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: