Leyendo Relatos Eróticos

Un día de esos que te despiertas super viva y llena de energía y te crees comerte al mundo, me levanté y me puse una falda que me llegaba a a la rodilla pero sin calzón por qué quería seguir sintiéndome diferente con mi caminar y el roce de mis piernas y al tomar algo del suelo y sentir ese airesito travieso que se cuela y hace estremecer,y un gran escote para ver mis pechos brincar al caminar, pues todo el día estuve así caliente mojada,caminando como entre nubes, soñada, le mandé un msj a mi esposo en el día de que estoy muy caliente, y me dijo en la noche te lo quito, llegue a casa y mi esposo en la computadora, muy apenas me saludo, me dijo trabajaré hasta tarde tengo mucho trabajo, subí al cuarto y me refugie en mi página preferida Relatos Eroticos, empeze a leer una historia, tras otra, hasta que mis dedos estaban ya en mi boca mojandose para bajar y darme placer empeze poco a poco solo por enzimita a darme toquesitos y recorer con ellos mi forma y sensaciones, pero entre más leía, amor final, intercambio de parejas y porno, sentía una necesidad de profundizar más mis dedos, así que busque el escondite de mi amigo fiel, mi vildo, mi vibrador y como es grande y con unos testículos tan real, comenzar a introducir la punta hasta que los relatos me hacían introducirlo más y más, gemia y dejaba mi vibrador llegar hasta el fondo, con salidas y entradas que me hacían gritar de placer, yo misma me tocaba mis grandes senos y los apretujaba y uno que otro lenguetazos, llegué al orgasmo que mis piernas quedaron tiesas y al aire y mi cuerpo vibrando, en eso que entra mi esposo al cuarto y dice mi chiquita caliente a qué juegas, se abalanza sobre mis piernas y avienta mi vibrador y comienza a recorrer con su lengua mi monte de Venus para con su gruesa y tosca lengua chupar todos mis fluidos,comienza a introducirla a recorrer todos los exteriores y con sus manos a urgar y abrir para entrar más a fondo,su barba me raspa pero me gusta sé que esto lo pagare mañana con mi pichita bien rosada,me urga y me urga con lenguetazos y apretones de pechos que me hace gritar y doblar los dedos de pies y manos,llegar una vez más al éxtasis, así que decidí complacerlo un rato.
Lo recuesto y le habro sus piernas para empezar a recorrer con mi lengua hasta llegar a sus grandes huevos y abrazarlos con mi lengua contra mi boca, una y otra vez llegó a su pene erecto, y lo recorro de abajo hacia arriba con mi lengua hasta llegar una y otra vez a su punta y introducirlo a mi boca poco a poco hasta que mi garganta ya no puede, me exita verle su mirada perdida y relamiéndose los labios, y sus quejidos de gozo, tomo su pene con mis dos manos y empiezo a subir y bajar y mi boca jugando con su punta en un Vaivén de entrar y salir hasta que el mismo me toma hacia su cara para besarme y así el recostado subirme y introducirme todo su pene al mismo tiempo que mete su lengua hasta mi garganta, mete su pene hasta el fondo me toma de la cintura con movimientos de arriba y abajo y yo tomo el control y me siento erecta sobre el dando ligeros vueltas hacia un lado y hacia otros haciendo que mis pechos brinquen en cada movimiento y mis manos jalen mis cabellos, lo monto una y otra vez entro y salgo me meneo, me lo encaja hasta el fondo que locura, no lo soporta más y me voltea para el estar encima de mi, y tomar el control, y empieza a darme pero duró una y otra y otra vez mis pezones los muerde tan fuerte que me duele pero no me atrevo a decir nada por qué me gusta mis manos y uñas se incrustan en sus nalgas, y su espalda y mis cabellos los jala con un movimiento dónde pueda ver mi cara de placer,me da por un lado y luego por otro viendo cómo mi cara se retuerce de placer y mis manos estrujan las sábanas, su cuerpo, gimo grito más o me duele, que rico, quiero mas, ya oh mi amor,, mi rey, meto mi mano, para tocar como entra y sale, siento sus testículos los apriento, saltan en mis manos, me chupa uno y otro pecho no puedo más, me baña con sus líquidos que siento que recorren mi ser, lo abrazo muy fuerte, sale de mi un largo quejido,
Mi boca y mi vagina introducidas por el, o lo siento, oh glorioso placer..

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: