Luciana – Travesti peruana 2

Iba a verla cada tanto en la calle Peron.
Era mas alta que yo por los tacos. El departaento era justo de 2 ambientes. Una noche estaba muy colocado, fui a verla y me quede desnudo delante de ella. Me arrodille y le pedi que me dejara chuparle la pija….
– Me queres coger hoy? – le pregunte.
– Vamos a ver.
Era yo el que preferia que me coja siempre con un consolador. Pero esa noche estaba muy zarpado.
– En media hora viene un cliente.
– No hago nada en media hora.
– Vovle.
– No, me escondo en la cocina. Quiero escucar.
Y lo hicimos asi. Me quede desnudo y a oscuras en la cocina. Sono el timbre y ella abrio desde adentro. Lo escuche hablar, fue al baño. Empezaron a besarse, se escuchaban los ruiditos, los roces.
– Te la quiero poner- dijo el.
– Son unos 100 mas – le dijo Luciana.
– Bueno.
Senti la cama que se sacudia. Los gemidos de ella cuando se la estaban cogiendo.
Duro poquito. En veinte minutos entro y salio.
Ella fue al baño. Tardo un rato.
– Mira como me dejo el pelado este, recaliente -dijo ella.
Tenia la pija parada.
Me arrodille y se la chupe un rato.
Me agarro del pelo y me puso en cuatro. Se puso un forro y me empezo a coger. Primero despacio, despues mas fuerte, al final perdio el control estaba enloquecida. La senti acabar adentro mio. Se quedo un minuto y fue saliendo de a poco.
Se recosto en la cama.
– Estaba caliente, puto.
– Haceme acabar.
– Veni putito.
Agarro el consolador y me lo metio. Con la otra mano me pajeaba mientra me chupaba los pezones . A medida que me calentaba me chupaba mas fuerte. Estaba por explotar y me metio la lengua hasta la garganta.
Acabe con furia, no deje una gota adentro mio.
Le agradeci, le pague y me fui a casa livianito y con el culo roto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: