ME COLMO EL PLATO Y DESPERTO AL DIABLO

Escribo porque no tengo de otra, no tengo con quien compartir mi emoción y mi morbo. Si no se lo cuento a alguien, estoy segura que reventare como globo o me volveré loca, Espero me contesten y opinen sobre lo sucedido. (no me juzguen).
Con fines de discreción solo me cambiare el nombre, todo lo demás es tal cual como lo recuero o como lo viví en carne propia; para platicarles esta anécdota me llamare “Claudia”
En abril de este año (2020) cumplí 40 años, estoy casada con Félix (nombre ficticio), llevamos ya 18 años juntos, todo ha sido dentro de los parámetros normales de una relación, ósea (altas y bajas).

Desde hace aproximadamente 5 años trabajo para un corporativo de una empresa automotriz y soy la segunda al mando en el área contable, por la otra parte Félix es director de zona en un consorcio de complejos habitacionales de lujo en todo el sur del país.

Mi marido dentro de su trabajo ha desarrollado con éxito el respeto de su personal, se nota que el es el jefazo al que todos adulan y todos temen, yo por mi parte soy la contadora aburrida y seria de una empresa, la verdad es que mi vida es mas ermitaña, casi no hago ronda con la gente de la empresa y he asistido a muy pocos eventos sociales con ellos.
*sin animo de presumir o alardear les mis dejo descripciones que considero importantes y relevantes para la historia, tratare de ser sincera y descriptiva para que vivan conmigo lo mismo y así me puedan generar una opinión*

Mido 1.72 soy morena clara, mi cabello es castaño obscuro, considero que, a pesar de mis 40 años, aun conservo un buen físico, siempre he tenido como arma letal mis piernas (son largas y gorditas, están muy bien torneadas y lo que mas me gusta de ellas son las pantorrillas), mi busto es generoso, no soy la bustona de las películas porno, pero si es grande y abultado (antes no me gustaba porque me hacia ver gorda) mi cintura no es de concurso pero si le ayudo con faldas y blusas correctas se ve muy linda, tengo una pequeña pancita que por mas que haga aeróbicos y sesiones fitness no puedo hacer desaparecer. Mi trasero no es prominente ni de concurso, yo se que es normal y ya, pero si he sorprendido a muchos hombres en la empresa girando el cuello para ver mis nalgas (se que les llama la atención) desde hace años me someto a tratamientos faciales para mantener mi rostro en buena forma y dilatar lo mas que se pueda la aparición de arrugas e imperfecciones en el cutis, uso lentes de pasta como los de Jennifer Aniston y casi siempre me peino con una trenza que según yo me veo mas formal y profesional.

Mi manera de conducirme en la empresa siempre es muy seria y formal, jamas accedo a chistes o bromitas, siempre al margen de la vida personal de mis jefes o compañeros, a nadie le permito ningún tipo de atrevimiento o insinuación, osea que soy la contadora mamona.

DATO CURIOSO: al fondo del pasillo en el que está mi oficina, la de mi jefe y la del director general hay un cancel de vidrio que genera un reflejo muy claro, cada vez que camino por ese pasillo, puedo ver como se asoman cabezitas de hombres (jefes o empleados) que hacen un esfuerzo de lechuza para poderme ver el trasero, ellos lo hacen descaradamente porque creen que no tengo ojos en la nuca (pero si tengo un cancel reflejante).

Mi marido es un hombre celoso y chantajista, no le gusta que use zapatos altos, no le gusta que use escotes o faldas ceñidas al cuerpo, para evitar que me vista asi, siempre me habla de la maldad de los hombres o de la poca seriedad que puedo demostrar a mis jefes, dice que si visto atrevida ellos pensaran que voy al trabajo a insinaurmeles.

Cuando salgo con mi marido a reuniones de su trabajo el siempre me pide que me tape el escote o que mis faldas sean mas largas y enseñe menos piel, mientras tanto a mi me encanta coleccionar ropa y zapatos, me encanta comprarme cosas que se ven serias, formales y sexys, muy como el estilo de Melania Trump (jajaja)

AL GRANO:

En esta pandemia mi esposo y yo estuvimos encerrados desde mediados de marzo, no salíamos ni la esquina, no recibimos ni una sola visita y nos negamos a cualquier tipo de evento social o laboral, el instaló su oficina en casa y yo instale mi despacho contable en la habitación de la televisión, al principio fue difícil, luego nos acomodamos y luego Felix se aburrió o se desespero o no se que paso pero se tuvo que ir a checar personalmente los complejos en construcción de Cancún. Cuando ya llevamos como 1 mes de encierro, yo decidí vestirme muy provocativa y sugerente para el (para mi marido) me propuse volverme la fantasía de mi esposo, quería convertirme en la imagen de esa secretaria sexy que busca acostarse con el jefe, use mis faldas mas cortas y mis medias más llamativas, usaba las blusas con los botones abiertos para generar mas escote o trataba de usar ropa interior que apenas y se asomara y le generará excitación. Note de inmediato como mi marido comenzó a caer en mis redes y durante algún tiempo regresamos a ser esa pareja juvenil que se atreve a la aventura en cualquier parte de la casa y a cualquier hora, fue muy divertido, pero casi siempre en el momento de que mi marido termina por eyacular, se ponía inseguro y me suplicaba que jamás me fuera vestida así a la oficina y que no quería jamás que nadie de mi trabajo pudiera verme en esa situación, obviamente yo le daba seguridad y lo tranquilizaba, le decía que me vestía así solo para el (y era totalmente verdad).

A finales de noviembre 2020 seguíamos en el total encierro, pero mi marido comenzó a tener un cambio de actitud y comportamiento, se volvió más ausente, poco observaba mis atuendos y por cualquier mínima estupidez quería pelear conmigo. Sus llamadas telefónicas se volvieron a puerta cerrada desde su oficina y los eventos sexuales prácticamente desaparecieron. Para la primera semana de diciembre mi marido me anuncia con la naturalidad del mundo que hoy por la tarde vuela a Cancún a checar personalmente la obra que está llevando a cabo el consorcio, yo no quise discutir ni cuestionar, acepté y no dije ni una palabra mas, el mismo organizo su equipaje (por primera vez en su vida, siempre lo hago yo) y a toda prisa salió disparado al aeropuerto.

Yo sabía que algo estaba pasando, lo intuía, pero tampoco quise causar un infierno, si lo analizamos en frio, tanto él como yo necesitamos unos días de espacio y tranquilidad el uno del otro. Bye

Yo creo que Félix aun no llegaba al aeropuerto y yo ya había observado que se llevo sus 3 trajes de baño, sus mejores trusas y sus playeras veraniegas mas caras, solo se llevo el traje que llevaba puesto y no llevo mas camisas de vestir. Para mi fue obvio “mi esposo se fue de vacaciones”. Al principio me dio mucho coraje, pero después de reflexionar decidí que yo también estaría de vacaciones sola en casa.

Por la tarde fui al minisúper del fraccionamiento y compre unas cervezas y unas carnes frías para pasar lo mas cómoda y placentera mi estancia conmigo misma; cuando regrese del súper abrí la puerta de la casa con mis llaves, olvide que a principios de año mi marido mando instalar una puerta con sistema de alarma que cuando no introduces el password en 45 segundos inmediatamente manda una alerta a su celular y el puede acezar inmediatamente a las cámaras de video de la casa (paranoia total). Bueno. Yo olvide poner el dichoso password y fui directo a la sala a prender la tv y beber mis cervezas, apenas di el primer sorbo cuando mi marido llama a mi celular, me dice que lo espante porque no puse el password, que el pensó que nos estaban robando, le dije que estaba bien que solo fue un descuido, trate de preguntarle ¿como estaba el? pero no me lo permitió, inmediatamente me pidió que no fuera a manchar de cerveza los sillones y que no hiciera locuras de borracha. Eso me recordó que cuando la alerta le suena en el celular, también se ve un video en tiempo real de lo que sucede en la totalidad de la casa. (mi intimidad se fue a la mierda).

2 días después de la desaparición de mi marido, me llama la señora encargada de la limpieza en nuestra casa de Puerto Vallarta, me pregunta si no necesito que vaya a hacerme algo de comer o a tender camas o algo de limpieza? La pregunta me confunde, luego entiendo todo, Félix no estaba en Cancún, estaba en nuestra casa de playa en Puerto Vallarta y antes de llegar le pidió a la señora que se fuera por prevención del covid, ahora mi duda era ¿con quien esta? Le pedí a la señora que me ayudara, le ofrecí dinero a cambio de su información y su discreción, le pedí que fuera a la casa con el pretexto que ya me había ofrecido y que observara bien quienes estaban en la casa, la señora acepto sin pensarlo.

No pasaron ni 2 horas cuando la señora vuelve a llamarme, me dice que mi marido esta con una morena de cabello chino muy joven, me dice que cuando ella entro pudo ver a la morena recostada junto a la alberca totalmente desnuda y mi marido dándole masaje en los pies. Mi sangre hirvió de furia y coraje, solo me salió decir por instinto ¿de verdad? No es que dudara de la señora, es que fue lo único que se me ocurrió decir, fue cuando la señora me dice que me acaba de enviar 2 fotos. Estas fotos eran prueba irrefutable de que Félix estaba disfrutando mucho sus vacaciones.

Llore toda la tarde y la noche, pensé mil venganzas, pensé mil escenarios donde lo desenmascaraba, pensé en volar esa noche a Vallarta y sorprenderlos en plena luna de miel, pensé hasta en matarlo o exhibirlo en su empresa, pensé lo peor. Al final me quede dormida de tanto llorar y tan poco por solucionar.

¡Por la mañana se me ocurrió la gran idea!

Lo que mas teme mi esposo es que yo lo engañe y mas si es con alguien de mi oficina, así que ese fue el plan ganador.

Tome mi teléfono y por mensaje de WhatsApp salude a mi jefe en un tono muy amable y familiar, le hice saber que había temas de trabajo que me gustaría mucho mostrarle, esta vez fui mas amable y amigable que siempre, inclusive le pregunte por su encierro y que si no se sentía aburrido de no ir a la compañía?, obviamente el respondió que si estaba harto y entonces le propuse que nos viéramos ahí para hablar de los temas de trabajo y distraernos un poco, en 5 años que yo llevo en esta empresa, jamás me hubiera atrevido a decir algo como eso, oí la voz de mi jefe extrañado y a la vez emocionado (yo sabia que mi jefe era de los que mas babeaban por mi, pero jamás se atrevería a ningún tipo de insinuación).

Quedamos a la 1 para revisar temas y luego ir a comer a algún sitio (lo de la comida era parte de mi plan, ya que no hay ningún restaurant abierto y yo le ofreceré comer en mi casa)

Me puse una falda que llegaba hasta la rodilla, pero con una abertura en la parte trasera, use unas medias negras con raya en medio de la parte de atrás de la pierna, unas zapatillas muy seductoras, son altas rojas y brillantes, use una blusa roja que se acomoda muy bien a mi cintura y me puse los labios mas rojos que nunca, mi maquillaje era tenue para que mis labios resaltaran a la vista, desabotone 2 botones de mi blusa y este escote dejaba ver solo el comienzo de la copa del braseare, me deje el cabello suelto y lo acomode de forma que se viera divertido, use un perfume muy caro que solo usaba en ocasiones muy especiales para Félix, por primera vez dejare que mi jefe me vea con arracadas grandes y un collar que hace juego con las arracadas, Mi ropa interior estaba coordinada en encaje negro y para rematar use un liguero que mas que sostener los nylons era para hacerme ver mucho mas sexy a la hora de desvestirme (deseaba que eso sucediera hoy).

Llegue a mi oficina a las 12:50pm, al entrar a la compañía me di cuenta que solo estaba el guardia, (desde que inicio la cuarentena todos el personal estamos en home ofice), esto resultaba mejor para mis planes.
Me acomode en mi oficina con mis notas y libros contables para que cuando entrara mi jefe algo se pudiera disimular (jeje).

No llevaba yo ni un minuto sentada en mi oficina cuando entra el director general (el Gran Jefe) el macho alfa, el dios de esta compañía, el inalcanzable, me dice que escuchó pasos de mujer y quiso venir a saludarme, obvio vi note su tribulación y tartamudeo al observar mi escote, no quise ser descortés y me levante a darle un abrazo de fin de año y así dejarlo ver bien mi escote y mi falda. El no perdió oportunidad y pude sentir muy claramente como me jalo con mas fuerza hacia el para sentir mis senos contra su pecho, yo hoy era sonriente y muy condescendiente (como nunca) después del abrazo, me dice el JEFE, ¿puedo invitarte a comer? Yo le digo que si pero que me permita cancelar mi compromiso previo; inmediatamente texteo a mi jefe directo (mi cita original) y le escribo: “oye que crees, el JEFE, me encontró aquí en la oficina esperándote y quiere aprovechar que ando por aquí para hablarme de unos temas de la empresa, tengo que cancelar o al menos posponer, sorry”

Volteo la cara de nuevo al JEFE y le digo que todo listo, el sonríe feliz y me pregunta a donde se me antoja comer, yo con voz de pendeja e inocente le digo sonriente “ a donde tu quieras” el sonríe y me pide un minuto para ir a cerrar su oficina. Al salir al pasillo alcanzo a ver al GRAN JEFE como hace el movimiento lechuza y echa un ojo a mis nalgas.

En ese momento llega un mensaje de mi jefe inmediato diciendo “que lastima yo vengo llegando, espero pronto podamos coincidir, suerte con el jefe”

Luego sale corriendo el Gran Jefe y otra vez viéndome las nalgas dice de manera efusiva , VÁMONOS!
Salimos y el muy caballeroso me abrió la puerta de su lujosísima y alta camioneta, obvio se dejaron ver mis ligueros y el remate a encaje negro de mis Nylons, note su cara de tribulación, lo note muy nervioso y cuando se subió al volante me vuelve a preguntar que a donde quiero comer, yo sugiero un restaurant lujoso que esta a solo 4 minutos de mi casa, (se que ese restaurant esta cerrado) pero para mis planes es perfecta la situación. Cuando esta a punto de encender el auto, le recuerdo que mi auto esta estacionado ahí mismo en el parque de la compañía, el me pide que no me preocupe porque el me traerá de vuelta sana y salva. De camino al restaurant el me preguntaba cosas que bien podían escalar la situación, cosas como ¿Qué tal el encierro? ¿aburrida? ¿Cómo va el matrimonio? Etc.

Yo a todo respondía en la misma sintonía seductora, sonriente y complaciente, de vez en cuando cruzaba mis piernas para darle nuevas perspectivas visuales, notaba como el GRAN JEFE estaba sonrojado y emocionado, llegamos al restaurant y afuera había una gran fila de gente esperando sus pedidos para llevar, yo le dije que me daba pereza esperar tanto para comer en el auto, le ofrecí que fuéramos a mi casa y que desde ahí podíamos pedir por teléfono, obviamente su respuesta fue inmediata y efusiva ¡SI CLARO VAMOS! Lo guie hasta mi casa, estaciono su gran camioneta frente a mi pórtico y me pidió que le permitiera abrirme la puerta (yo sabia que no era caballerosidad, era morbo por ver mis piernas)
Cuando entramos a la casa yo abrí con mis llaves y sabia que tenia 45 segundos para que se encendieran las cámaras en el celular de Félix, así que me apresure a desconectar el teléfono de la casa, sabia que Félix me llamaría al ver que no le tomaba la llamada en mi celular. Antes de esos 45 segundos EL GRAN JEFE (Isaac) ya estaba acariciando mi falda y mis medias en el sillón, yo lo frenaba pero de manera divertida, le daba señales de aprobación mientras con palabras me negaba, le dije que no podía pasar nada porque aun no habíamos pedido comida y que aparte yo tendría que volver a la compañía por mi auto , Isaac se apresuro a tomar su teléfono y llamar a su chofer, le pidió ir al restauran por comida para 2, una botella de tinto y que viniera por mis llaves de mi auto para que lo trajera a la casa.
Una vez resueltos mis absurdos caprichos, se abalanzo sobre de mi y me comenzó a besar y acariciar las piernas, para entonces mi teléfono ya estaba sonando incesantemente, el se detuvo en un momento y me pregunto si quería contestar, yo le dije que si, que me diera un minuto.
Me levante del sillón y me acomode la falda, camine contoneándome hacia el despacho de Félix, sabia que ahí había una cámara directo a su escritorio y que seguramente de ahí me podía ver mas a detalle. Le respondí con un “hola” muy sonriente y feliz, inmediatamente le pedí que no se preocupara, que nadie entro a robar, que solo entro un hombre con intenciones sexuales y que yo estaba interesada en ese ofrecimiento, el quería decirme algo pero yo hable mas rápido y mas fuerte “si quieres observas desde tus camaritas o si lo prefieres puedes ir a lamer los pies de tu prostituta morena de cabello chino. Dependiendo de lo que hagas es como yo decido si envió los videos que tengo tuyos a tu jefe”, el se quedo callado, luego le dije, “te envió una muestra de que no miento mi amor” colgué la llamada y le envié una de las 2 fotos que me mando la señora de limpieza en Vallarta.

Una vez que la foto marco 2 palomitas azules en WhatsApp (visto) le llame en vos sexy a Isaac, este vino raudo y veloz al despacho y yo le permito que me desvistiera sobre el lujoso escritorio de cedro de mi marido. Me acaricio con esmero las piernas y las nalgas por encima de la ropa, cuando me quito la ropa y descubrió mi lencería se volvió loco, me lamia las tetas y me apretaba las nalgas como un animal, me besaba con pasión y desesperación, de un arranque movió mi ropa interior y me introdujo su pene (este no era muy grande ni muy grueso, pero la verdad es que Isaac tenia muchas ganas de cogerme y eso se siente y se agradece, yo estaba con mis piernas y mis tacones sobre sus hombros (recostada en el escritorio) cuando le pedí que me cogiera como perra, me apoye de manera de que mi cara quedara frente a la cámara (Isaac no sabia que mi marido nos observaba) el me penetro por la parte trasera y yo sonreía a la cámara, Isaac me nalgueaba con fuerza y yo gemía como si tuviera adentro el pene mas grande del mundo, la realidad es que la situación me tenia muy excitada. Después de unos instantes Isaac me advierte que esta por terminar, entonces yo me quito y me desabrocho el bra, dejo al aire y de frente a la cámara mis tetas y me incoó de rodillas para comerle la polla a Isaac y que vierta todos sus chorros en mis tetas.

Fue un momento muy excitante, tuve mas orgasmos en esos minutos que en toda la cuarentena.

Después llego la comida y hasta entonces volví a revisar mi teléfono, tenia mas de 30 llamadas no contestadas de Félix, y tenia un mensaje de WhatsApp de mi jefe inmediato (Polo) el mensaje decía:
“Oye que guapa te veías hoy, lastima que el jefe me gano mi cita, ¿Cómo te fue? Cuéntame!”

En ese momento tuve otra idea y puse en marcha un nuevo plan, apresure la comida y fingí tener un compromiso con mi madre, le dije a Isaac que había olvidado que esta misma tarde mi madre vendría a ayudarme con una receta de cocina, Isaac entendió la indirecta y se apresuro a irse, obviamente de salida volvió a besarme y a manosearme lo mas que pudo, era como si quisiera llevarse mi piel para llevar (jeje). En cuanto el se despidió yo subí a mi habitación y me di una ducha, después seleccione un nuevo juego de lencería y una minifalda muy corta (azul cielo) busque una blusa con un doble escote (se alcanza a ver un poco de la parte de arriba y de la parte lateral de las nenas) mi blusa era color palo de rosa (muy sutil) una vez que termine de seleccionar todo mi outfit, me apresure a peinarme y maquillarme, estaba justo en ello cuando tocan el timbre de la casa, me puse una bata de baño y baje corriendo, era el chofer de Isaac que me había traído mi auto hasta la casa, Isaac también me mando unas flores con una tarjeta que decía “PARA UNA
MUJER ESPECTACULAR, UNAS FLORES ESPECTACULARES” (cursi). A prisa recibí flores y llaves de mi auto y cerré la puerta de la casa, en ese momento vuelve a sonar mi teléfono, era una vez mas Félix… contesto a toda prisa y el me dice con una voz entre molesta o retadora “creí que también te dejarías coger por un chofer” yo le sonrió viendo a la cámara de la sala y le contesto con voz burlona “jeje obvio no, mis estándares son mas altos, estoy esperando a alguien, pero si quieres ver como me arreglo, no separes de tu teléfono” entonces corro y acomodo toda mi ropa ya seleccionada sobre el sillón de la sala, justo delante de el me pongo la lencería y trato de que el pueda verla muy bien, después me enfundo en unos zapatos altísimos negros y me pongo mi blusa, pero una vez que esta puesta me doy cuenta que es mejor sin bra, así que me quito la blusa y me deshago de mi brasear, vuelvo a la blusa escotada, de reojo veía mi celular parpadear incesantemente, era Félix que quería hablarme, gritarme, prohibirme o negociar conmigo, era inútil, yo lo estaba disfrutando mucho.
Cuando termine de arreglarme le mande un mensaje a Polo (mi jefe inmediato) el mensaje decía así:

“me da flojera escribir todo, prefiero contarte en persona, ¿puedes venir?”
El me contesta que esta un poco ocupado en casa, con temas de su esposa e hijos, entonces yo me tomo una foto donde se alcanza a ver mi escote y mis labios, y como texto le escribo, “mmmmm  que lastima”
– El ya no respondio…

Mi plan se estaba viniendo abajo, contaba con que este rabo verde de Polo viniera volando a cogerme, pero ahora que este no puede, no se que hacer, (la idea de quedarme vestida y alborotada NO era una posibilidad) y seguro Félix se reirá de verme alistarme toda putisexy y al final NADA.

Pronto recordé en mi bolso había una tarjeta de un tipo que quería pagarme por mostrarle las tetas.

…..
Hace como 6 meses en una tarde donde estaba esperando a Félix para cenar, me abordo un chico muy guapo y varonil, este me abordo con unos halagos (medio corrientes, pero halagos) y me conto que pertenecía a una casa productora de contenido para adultos, me dio su tarjeta de presentación y me ofreció dinero por dejarme grabar mostrándole las tetas. En ese momento me moleste mucho con el y lo corrí de mi vista, me hice la ofendida y rechace cualquier palabra de mas que ese soquete quisiera decirme, en ese momento pensaba que cuando llegara Félix le contaría el atrevimiento y seguro que lo pondría en su lugar, después el guapo se alejo y vi que estaba con 2 tipos mas que también eran corpulentos y bien parecidos, preferí no contarle a Félix, el no podría hacer nada contra 3 tipos jóvenes que se ve que viven en un Gym y mi pobre marido con su barriga y sus años solo estaría en peligro. Ese día yo tenia mucho coraje, deseaba demandar a esos rufianes y encarcelarlos por acosar mujeres decentes, ¿en que cabeza cabe que alguien se va a dejar grabar por dinero?. Al tiempo nunca demande y la tarjeta de presentación se quedo a vivir en mi bolso diario, con el tiempo cada vez que encontraba dicha tarjeta, me daba risa la anécdota.
…..

Corrí por la tarjeta y pronto marque al numero que venia en ella, me respondió un tipo y después de 2 o tres preguntitas, me dijo que si le interesaba grabarme pero que quería una foto mía, yo inmediatamente le envié la fotografía que antes le había mandado a Polo (mi jefe inmediato); el tipo al teléfono dijo que le gustaría verme mas las tetas antes de ofrecer una cantidad, así que sin pensar me saque la blusa y me fotografié las tetas al aire libre; el tipo recibió mi imagen y escuche exclamar “uffff que buenas están” después dijo – -“¿Cuánto quieres? “
Mi respuesta lo enloqueció. Le dije:
“no quiero el dinero, no me interesa, quiero que mandes al mejor de tus amantes y me tome como a una cualquiera, el problema es que tiene que ser hoy porque mañana llega mi esposo y ya no podre hacer travesuras”
– El respondio: “yo soy la estrella de mi canal porno, dame tu ubicación y voy para alla”
Durante todo el rato mi teléfono celular no dejaba de insistir (era Felix) pero yo sabia que el estaba pendiente de la cámara y desesperadamente quería hablar conmigo.

No pasaron ni 20 minutos cuando Fecho ya estaba tocando la puerta de mi casa, era el mismo rufián que me dio la tarjeta en aquel centro comercial, el me reconoció inmediatamente y me pregunto el ¿Porque cambie de opinión? Yo lo arrincone en la sala (frente a la cámara) y le acerque las tetas y lo bese en los labios, este se encendió como una bestia y como poseído me comenzó a arrancar toda la ropa mientras me decía cosas obscenas, fue ahí donde pensé (FÉLIX me puede ver con esa cámara, pero no me puede oír, a mi me encantaría que escuchara ese tipo de lenguaje) hice una pausa y conteste la llamada de Félix, deje el teléfono junto a mi y ahora si deje que mi bestia musculosa se aprovechara como quisiera, claro que ahora sabiendo que mi Félix tenia el combo completo (imagen y sonido) pues ahora gemía mas fuerte y provocaba las palabrotas,
“perra, puta, zorra, ramera” eran solo cositas que mi Fecho de vez en cuanto soltaba, mientras mordisqueaba mis tetas y metia TODA su mano en mi vagina, de pronto me jalo del cabello y me hinco para obligarme a “mamarle la verga” (así dijo) yo con gusto le desabroche el cinturón y baje la cremallera, fue justo ahí cuando conocí la verga mas grande y gruesa que jamás hubiera visto (ni en el cine), entendí porque Fercho era la estrella de su canal, Fecho tenia una cosa gigante y sumamente erecta, me costaba trabajo meterla en mi boca, después de varias lamidas, Fecho me volteo y me penetro por la puerta trasera (anal) … según yo esa practica era dolorosa, no me generaba ningún placer, tampoco me generaba morbo y además era contra natura; esta tarde Fecho me estaba haciendo ver estrellitas de placer, parecía que cada embestida me generaba un nuevo orgasmo, la sensación era tan sucia y degenerada que me causaba un morbo indescriptible, después de un largo rato donde Fecho jugo a placer con mi colita, el me volteo de manera muy brusca y me recostó el sofá de la sala, como si le molestaran o le estorbaran, rompió mis medias y mi lencería (liguero) y me penetro vaginalmente, para ese momento yo gritaba como loca (ya había olvidado a Félix y todo lo demás) estaba entregada a disfrutar tanta adrenalina que me generaba ese rufián, después de cogerme muy fuerte y muy profundo yo tuve mi primer orgasmo masivo, fue una sensación descomunal, estalle en agua por mi vagina y sentí como si me elevara lejos de mi cuerpo, estoy segura que mi grito se escucho en todo el fraccionamiento, pero eso no me importo, tuve el mejor orgasmo de mi vida, cuando estaba en una especie de desmayo o limbo o turbación, mi amante me volvió a jalar de los cabellos y me volvió a hincar en la alfombra, fue ahí donde me volvió a poner a chuparlo y de pronto tuve el baño de leche mas abundante de mi vida, me baño hasta el cabello, tetas, ojos, boca; Fecho me abofeteaba con su penesote y me exigía que me comiera hasta la ultima gota de su semen. Yo me quede tirada en la alfombra, estaba agotada, me temblaban las piernas, mi ano y mi vagina punzaban de una manera hasta cierto punto placentera, nunca en mi vida me habían poseído con esa fuerza y ese entusiasmo. Apenas Fecho se recupero, se levanto del sillón, subió sus pantalones, se abrocho el cinturón, se puso su camisa y saco de su cartera 5 billetes de 200$ me los arrojo a la cara y dijo que fui una excelente puta, luego se marcho.

Yo me estire a tomar mi telefono vi que la llamada seguía corriendo, puse el celular en mi oreja y voltee mi cara hacia la cámara de vigilancia de la sala de estar, sonreí con la cara aun tiesa de tanto semen, con el maquillaje corrido y difuminado, con el cabello echo un desastre, mis medias destruidas y con las tetas llenas de semen y chupetes. Con esa imagen voltee mi cara sonriente a la cámara y le pregunte a Félix ¿lo viste, te gusto, lo disfrutaste?

Solo escuchaba como Félix lloraba, solo sollozaba, no era como un llanto genuino, era como si se le escuchara la voz cortada y la respiración con sentimiento de tristeza; de un suspiro alcanzo a preguntar ¿Por qué me haces esto? Yo azote una carcajada burlona y le conteste: “pregúntatelo tu, ¿porque tuviste que irte a mi casa de playa a cogerte una putita que me manda videos de tus intentos sexuales?” (eso no era verdad, la putita de mi marido nunca me envió nada, pero se me ocurrió hacerle creer que ella lo traiciono). En la línea del telefono solo se escuchaba la respiración rota, yo de lo mas exhausta le dije que me tenia que desconectar, porque me sentía cansada y quería seguir disfrutando el sabor a semen de hombre en todo mi cuerpo; colgué, me levante de la alfombra y me despedí con ademan de la cámara, subí a mi cama y me dormí profundamente.

Cuando volví a abrir los ojos, ya era otro día y ya daban las 11am, yo nunca puedo dormir tantas horas, pero esta vez lo logre (jeje)
encendí mi teléfono y vi que mi jefe directo (Polo) ya me había llamado un par de veces, mientras que Félix ya lo habia hecho mas de 15, también Issac me había marcado una vez y me había mandado un texto de buenos dias.

Al único mensaje que en ese momento le di importancia fue al de Polo, quería invitarme a comer una vez mas, yo le conteste que si, que seria un placer, que nos veíamos a las 2 en el estacionamiento de la compañía, le pedí que ahora si fuera puntual para que nadie le ganara la cita (jeje) el me contesto encantado y me prometió estar listo cuando yo llegara.

Con calma desayune y luego me metí a la tina de baño, me di un buen baño relajante y me hice un tratamiento en mi cabello, después comencé a alistarme para mi nueva cita, quería complacer a mi jefecito, quería impresionarlo, desde hace mucho se de sus intenciones conmigo, quiero que al verme se vuelva loco de ansiedad, considero que si hoy le voy a dar su regalo navideño, pues que el regalo venga con una bonita envoltura.

Busque en mi armario un outfit muy provocativo, pero nada me convencía, quería que todo combinara (ropa interior, minifalda, blusa y zapatos) después de darle vueltas opte por una minifaldita (sin estrenar aun) negra y una blusa blanca casi transparente, unos tacones negros altísimos (tambien sin estrenar aun), lo malo es que mi ropa interior no me convencía del todo, opte por no querer usar bra, después me puse una tanga negra con un pequeño adorno en encaje en la parte trasera (muy pequeño), me alborote el cabello y me maquille muy tenue otra vez con labios muy rojos y seductores, cuando vi al espejo mi imagen completa les juro que sentí excitación (no se porque, nunca me había pasado), cuando le estaba dando los últimos toques a mi maquillaje yo estaba pensando en cuantas ganas tenia de volver a repetir la cuota de ayer (2 amantes en un solo día) (jeje).

Escuche como se detuvo un auto afuera de mi casa, escuche como mi marido abrió la puerta de la casa y grito mi nombre con fuerza. (yo me sentí nerviosa, con miedo, pero luego recordé mi papel y mi posición y recupere la confianza)

El volvió a llamarme por mi nombre completo (como madre cuando va a regañar a su hijo menor jeje) yo le conteste con una voz burlona : “en la recamara cariño, sube a saludarme” apresurado subió corriendo las escaleras y entro a la recamara, me recorrió con la vista de arriba abajo, vi su cara babear, pero también lo veia desconcertado y celoso (pobre hombre se veía muy descompuesto) nunca había visto a Félix tan mal parado.
Félix se envalentona y me pregunta ¿A dónde vas a ir? Yo con una sonrisa le contesto que no le importa, pero que si insiste le platico que quede de verme con mi jefe para ir a comer…nos esbozo una rista burlona, el me dice que no me va a dejar salir de la casa, yo me rio y lo invito a que se siente en la cama, le cuento que tenemos que platicar un momento:

Clau – “tengo poco tiempo porque mi cita me espera, pero quiero que entiendas lo que esta pasando, entiende que estoy sumamente decepcionada de ti, desde hace años he sabido de tu gusto por las putitas y por las sirvientas sexuales que frecuentas (el trata de interrumpirme pero no lo permito) siempre crees que me engañas y que juegas conmigo, yo siempre te he dejado hacerlo porque prefiero verte feliz y evitar el conflicto, lo diferente de hoy es que me exhibes y me expones, me mientes y me haces ver como la esposa pendeja. Eso ya no me gusto, yo no te quiero prohibir que sigas en tus afanes de putitas, solo que a partir de esta ocasión yo voy a disfrutar mi sexualidad como yo quiera, pero si te opones o pretendes hacerme algo, te advierto que el paquete de videos y fotos que tengo en mi poder, los voy a enviar a tu jefe, para que vea la clase de marrano que eres.
El amaga con un nudo en la garganta y me amenaza (en vano)
-Félix – si tu mandas algo a mi jefe tienes que recordar que yo te grabe ayer teniendo relaciones con 2 hombres distintos.
Yo me rio y contesto
-Clau- mi ventaja es que yo traía puesta una lencería muy fina y me veo divina, tu solo sales en tus videos con una panza aguada y una putita corriente barata , sales perdiendo.
Félix se desespera y se agarra la cabeza, se le ven ganas de llorar, se hinca ante mi, esta a punto de poner una mano en mi rodilla (no se lo permito, se que se le antoja tocarme) tiene voz de suplica, me ruega que no mande los videos, me dice que la mujer con la que tiene una simple aventura es la nieta del dueño de su compañía. Al escuchar eso yo azoto una carcajada y con mis zapatillas brillantes en charol negro y tacón del 9 lo pateo del pecho, sigo carcajeada y entonces recuerdo que ya es tarde, saco mi teléfono del bolso y le escribo a Polo:
“cariño se me hizo tarde, podrías venir a mi casa, no hay restaurantes abiertos” y le mando mi ubicación.

Inmediatamente regreso mi vista hacia Félix y le digo: si yo le mando las fotos a tu jefe, seguro reconocerán a la putita de su nieta, a ti te echaran a patadas de la empresa y quien sabe, en una suerte hasta te mandan matar por pedófilo. Tu única opción es que aprendas que en esta casa ya no tienes autoridad, al contrario, ahora eres un sirviente, mas vale que lo hagas bien o te atienes al desprestigio y la exhibición ante tus jefes y familiares. (Félix tenia llorosos lo ojos)

– Felix – acepto tus condiciones (con voz llorosa) pero quiero pedirte que por favor no te vayas, no vayas a ver a otro hombre, por favor.”

yo con una sonrisa le contesto:

– “no te preocupes cariño, no voy a salir, el va a venir aquí y aquí mismo y me va a coger, espero que mientras tanto tu te escondas y no quiero ningun ruido, no quiero que nadie se entere que guardo en casa a un pedofilo, si quieres al menos concervar tu imagen de familia perfecta, entonces tienes que ovedecerme.

Félix al fin deja escurrir lagrimas de cocodrilo mientras sigue agarrándose la cabeza en señal de arrepentimiento y desesperación, de pronto escuchamos que se estaciona un auto, yo abro las piernas y me quito la tanga, se la arrojo en la cara y le repito que no quiero ningún ruido o interrupción, le recuerdo que puede seguir el evento en vivo desde sus camaritas de vigilancia (el tiene la cara envuelta en lagrimas) no dice nada, salgo de prisa y le cierro la puerta.

Recibo a en el pórtico a Polo, el trae consigo un ramo de flores y me lo entrega, claramente veo su cara de excitación y morbo al ver mi imagen de señora fatal, yo con la mano derecha tomo bajo un poco mis lentes de pasta y finjo que quiero ver bien si eso es una boca abierta o una boca babeando, (reímos y me dice que es una boca babeando de impresión)
Cruzamos la puerta de mi casa, dejo las flores en la mesa y le pregunto a Polo si le gusta como me arregle, la contesta que le encanta, que lo tengo impresionado, yo le contesto que me arregle para el. Me le acerco caminando cadenciosamente y le digo una cosa estúpida pero efectiva:
“me arreglé para ti pero… tuve un problema, no supe decidir que ropa interior usar y ¿que crees? (tomo su mano con mi mano y le dejo sentir al tacto que no hay ropa interior)
Polo esta con una cara de imbécil y de tarado, se le ve muy excitado.

Polo comienza a meter su dedos en mi vagina y luego acaricia mis piernas, yo mientras desabotono mi blusa y le pongo las tetas en la cara, en otro segundo Polo ya tiene de fuera su pene (es un pene de medida normal, nada increíble) yo me aproximo a chuparlo, pero apenas 3 pequeñas succiones y el me pide que lo deje penetrarme, me subo sobre de el y lo cabalgo, subo y bajo varias veces, mientras grito de autentico placer, es muy placentero conocer la verga de alguien nuevo, nunca me había enterado de esa afición. Pasan varios minutos de sube y baja cuando siento como Polo se corre dentro de mi, inmediatamente sentí mi inundación vaginal, fue delicioso, Polo trata de quitarme una arracada y me dice que quiere conservar un recuerdo, yo me levanto desnuda y le digo que me permita un momento a toda velocidad subo a mi habitación y encuentro a Félix con mi tanga en la boca y con su pene lleno de semen, se masturbo mientras me veía en su celular, el estaba llorando pero masturbándose, yo entre desnuda y le arranque la tanga de las manos, delante de el me limpie con mi misma tanga el semen que me salía de la vagina y le hice un ademan de que se callara y regrese a la sala con Polo.

Le regale mi tanga llena de semen, Polo cree que solo es su semen, la verdad es que también trae semen de Félix. Después de que comimos desnudos en la sala volvimos a hacer el amor y luego lo despedí con muchos besos.

Tanto a Polo como a Isaac les aplique un tratamiento mental para que nunca revelen lo que viven conmigo, es muy básico pero a la vez muy confiable:

“si alguien en el mundo sospecha o rumora que entre tu y yo hay algo, lo nuestro se termina inmediatamente, si la información se filtra a alguien y llega a oídos de mi marido, no tendré mas opción que acusarte de acoso y forzamientos, tal vez no pises la cárcel, pero el escandalo te perseguirá toda la vida. Por el otro lado, si eres un hombre inteligente e integro, podrás guardarte el secreto y tu y yo seguiremos cogiendo como tu quieras y cuando tu quieras, tu decides”
Obvio ambos deciden por la discreción y el buen sexo, ¡eso me deja tranquila!

Cuando despido a Polo y regreso a mi habitación, me encuentro con mi marido haciendo un espectáculo de orgullo y hombría, el tipo estaba empacando, yo entro de lo mas natural, desnuda y aun chorreando semen por la vagina, me recuesto sobre la cama donde el esta echando trajes y sacos. Yo le pregunto con un tono muy burlón:
¿A dónde vas a ir? ¿te vas a regresar con la nieta del dueño? ¿O que vas a hacer? El me responde que no aguanta esta situación, Yo lo freno y le digo de manera seria y agresiva:

“Mira Félix, escúchame muy bien, la situación la provocaste tu solo, te tengo que recordar que hoy solo existes porque yo lo consiento, tu única opción es aceptar cualquier orden o capricho que yo tenga. ¡No hay mas! Si tu decides hacer cualquier cosa que yo no autorice entonces te arruino toda la vida, te dejo sin trabajo, sin propiedades sin dinero, sin carros y sin vida, sabes que sin problema puedo hablar con los dueños de tu empresa y hacerles ver la clase de cerdo que eres, sabes que te pueden demandar por lo que sea y terminaras en prisión. Así que tu única opción es aceptar y cumplir cualquier orden que te de tu dueña ¡Yo!”

En ese momento abro las piernas y le digo que inicie por limpiarme todo el semen que traigo entre las piernas, la toma una toalla de baño y yo lo corrijo y le digo que quiero que me limpie con la lengua.

Llevo una semana con mi esclavo, se le ve mal, se nota su depresión, pero yo soy muy feliz, les puedo contar que acabo de arrancar los tramites para quitar los vienes mancomunados y poner todas nuestras pertenencias a mi nombre, Félix no puede negarse a nada. Ya le explique que si llego a morir o me llega a pasar algo, inmediatamente los videos y las fotos se envían de manera automática al correo del CEO de su empresa.

¡Aquí Les dejo una foto de mi vestida y lista para recibir a mis amantes!

6 comentarios en «ME COLMO EL PLATO Y DESPERTO AL DIABLO»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: