Mi hermano mayor se coje a mamá (1)

Mi mamá es una cuarentona muy sexy, digamos que después de que mi padre nos abandonará se puso en forma para que mi padre se arrepintiera, si de por si mi mamá ya se cargaba unas grandes tetas bien paraditas y un culo de ensueño. Ahora que había estado haciendo cardio se le formaron unas curvas y bajo mucho de peso, me encantaba su cinturita que marcaba el gran culo respingón que tiene.

No parecía una puta, porque no se vestía como tal, solo que en la casa se paseaba con mini chores y aveces si brazier y se me marcaban sus tetitas. Pero fuera de casa siempre formal.

En fin, en la familia ahora sin mi Padre solo somos:

Mi madre (Rebeca) que ya la conocen.
Mi hermana menor (Liz) de 15 años, muy blanca, flaquita pero con curvas y de nalguitas respingonas igual sexys.
Mi Hermano mayor (Carlos) de 18 años, solo se preocupa por sus músculos y mujeres, esta muy marcado del abdomen, pecho y brazos, le encanta presumirlo.
Y yo (Santiago) un blanco flaco de 16 años, tengo cuadritos pero de flacura, nada especial en mi, soy guapo según las chicas de mi cole, pero la chica que me gusta no me hace caso, en fin.

Un día que salí mucho más temprano del colegio me dirigí a casa y al llegar entre y me serví un vaso de agua en la cocina. No había hablado cuando escuche una platica que venia del cuarto de mi mamá. Se me hizo raro porque a esta hora del día normalmente la casa estaba sola, me acerqué sigilosamente y vi que la puerta estaba entre abierta, me asomé y vi a mi hermano solo con una toalla parado enfrente de la cama, y mi mama sentada a un costado de esta.

R: Te lo dije Carlos, lo que hacemos esta mal, ya no se puede repetir
C: Vamoos, se que te gusto, lo disfrutaste, aparte solo es un juego, vamos mamá!
R:Ay dios esté Niño- Se puso la mano en la frente
C: Por favor, estamos solos- Carlos dejo caer la toalla y vi algo me intimidó, unos 20 cm muy grueso y blanco con un capullo que cubría su cabeza blanca.
R:Sabes que no puedo decir que no a esto- Mamá agarro su verga y se la empezó a menear, su rosada cabeza se descubría.
C:Vamos, mamala- Carlos agarro del cabello a mi mamá y la jalo hacia su verga.

Mi mamá la empezó a chúpar como si no hubiera un mañana, demonios se la tragaba muy bien, seguro ya habían sido varías veces las que lo había echo, me entro un enojo enorme, quería darle un puñetazo a Carlos en la cara, pero era tan excitante, mi madre solo estaba con una camiseta de tirantes muy holgada que Carlos levantó y empezó a agarrar sus tetas, estaban más grandes y hermosas de lo que imaginaba, las moldeaba y apretaba.

Mi mamá se estaba ahogando en la pija de mi hermano y Carlos solo la empujaba más, parece que le entro toda, cuando la saco estaba muy ensalivada y quedo un hilo de saliva desde la boca de mi madre a esa verga.
C:Si, que rico la chupas, ya extrañaba a mi perra favorita
R: Hazme tuya ya- dijo con mucha saliva escurriendo de su boca

Mi mamá se levanto y carlos le rompió la blusa por completo y la bajó su mini short rápidamente, luego la empujó a la cama, mi mamá cayó y Carlos se agachó a esa concha
Era rosadita y muy bonita, le empezó a lamer, la lamia y escupía, los gemidos de mi mamá eran muy fuertes
R:Lo haces tan bien hijo, aaaah
Carlos la lamia mientras le metía los dedos, entraron fácilmente y la empezó a masturbar, unos minutos después, Carlos se paró y levanto las piernas de mi mamá poniéndolas en sus hombros, luego acercó su verga a la entrada y la fue metiendo poco a poco, esa posición me daba una muy buena vista esos 20cm desaparecieron por completo.

Empezó a embestir fuertemente contra su vagina y mi mamá gritaba de placer, estuvo así por unos minutos hasta que le dio la vuelta a mi mamá poniéndola de perrito.
C: Ya extrañaba este gran culo, es solo mío me oíste? Siempre vas a ser mi puta
R: Si mi amor siii!!
Le empezó a lamer el culo, lo abría con ansias y pasaba su lengua por ahí dejando mucha saliva, no puedo creerlo, hasta la de el culo a cesar? Admito que le he dedicado muchas pajas a mi madre pero mi hermano ya se la estaba cogiendo, que enojo y que ganas de hacerla mi puta también.

Carlos le estaba restregando la verga en su ano cuando suena la puerta principal de la casa “ya llegueee familia!!” Grito Liz mi hermana menor.

Los dos dieron un brinco al igual que yo y me alejé de la puerta rápidamente, creo que mi hermano me vio, pues era el único que me podía ver desde su posición, pero no me arriesgué y me fui corriendo, solo escuché la puerta del cuarto cerrarse rápidamente.

L: Hola menso igual saliste temprano, no hay nadie?
Yo: Hola tu, ni idea acabo de llegar

Me encerré en mi cuarto y me hice una mega paja llenando de leche mi abdomen, mis 16cm tampoco están tan mal, la tengo gruesa, y de buen tamaño o eso creo. Pero me dio envidia la de mi hermano y lo que hacía con ella y mi madre.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: