Mi Mestro & Yo

Hola me llamo samantha más conocida como samy entre mis conocidos, les describire como soy, soy de de estatura promedio para mi edad, pelo largo y negro, mi piel es clara, mis pechos son algo chicos pero muy firmes, pero lo compensó con mi trasero que es muy grande y muy firme igual

Mi historia empieza el primer dia de clases era mi primer día en segundo grado de secundaria, tenía 16 años, todo iva normal muy aburrido y estresante como siempre, hasta que llegó la noticia de que nos iva a dar un maestro nuevo la clase de Ciencias. Todos estábamos muy asustados ya que el maestro podía ser muy estricto y exigente, en fin pasó el tiempo y llegamos a nuestra última clase del día la cual era la de Ciencias, una ves entrando todos al salón pudimos notar que no era lo que pensábamos, todos esperábamos a un hombre muy mayor y enojona pero nada que ver.
El profesor se llamaba Josue era más joven de lo que pensábamos, tenía unos 35 y muy amable, atento y siempre nos intentaba explicar de diferentes maneras, de inmediato mis compañeras & yo nos enamoramos de el ya que era muy guapo y tenía unos ojos hermosas (azules por cierto), todos los días esperábamos con ancias sus clases para poder verlo y en la hora del descanso mis amigos & yo platicavamos de el alado de los baños por una jardinera que estaba hay, platicavamos de lo que podríamos hacer jugando claro, diciendo muchas locuras lo cual yo fuy la que dije la más grande diciendo – Yo tendría sexo con el todos los días- (Cabe destacar que yo fui la primera en empezar mi vida sexual de todas mis amigas a los 13 años, pero eso es una historia aparte), en fin todas nos reímos y seguimos con nuestras clases normales hasta la salida
Al día siguiente iva demasiado tarde yo iva caminando a la secundaria(como siempre lo hago) con la esperanza de que aún me dejaran entrar, a medio camino pasó un auto y se detuvo un par de pasos delante mío bajo el vidrio de alado y grito sube samantha a lo cual no lo reconocía, al acercarme me Di cuenta que era el profe Josué, me puse muy nerviosa y me sonroje, y subí el pedírtelo el profesor, ya en el auto íbamos haciendo platica normal de como estuvo mi vida, por mis padres y de como iva en la secundaria hasta que llegamos y seguimos nuestro día normal
Al cabo de unos días me iva encontrando al maestro más seguido y siempre se ofrecía a llevarme a la secundaria a lo cual no me negaba ya que le avia contado a mis padres que el me llevaba aveces, hasta que en una posada en el mes de diciembre nos pidieron ir vestidas para cantar billasicos a lo cual iva vestida como de duende, llevaba un millón blanco, unos zapatos negros, un vestido con el que ya aviamos quedado de acuerdo con mis compañeras aunque era muy provocativo, yo iva en el camino como siempre y vi detener el auto del profesor como siempre yo me acerqué y abrí su coche y me dijo sube, cuando me vio se quedó sorprendido lo pude notar por su expresión, y me dijo valla ya no eres una niña eres una jovencita por lo que puedo ver, a lo cual me sonroje mucho y sólo dije gracias ya que aunque era muy mayor era mi amor platónico en aquel tiempo, y en eso empezó una charla muy diferente a las demás
J- Sabes que así vestida te ves muy procoactiva
Yo- Hay ya lo sé profe pero así lo querían todas
J- Esta bien igual te ves mas hermosa de lo que estás
Yo- Hay profe gracias, usted también está muy guapo (entre risas y con mi cara roja de la pena)
J- Gracias samantha
J- Oye es verdad lo que escuche aquel día
Yo- Que cosa profe?
J- Es cierto que te gustó
Yo- Jeje algo
J- Ohh!! Y es cierto que me darías sexo?
Yo- Lo dije jugando profesor!! (Con mi cara roja de la pena)
J- Que lastima samantha!
Yo- Porque?
J- Porque estas muy hermosa y vestida así mucho más
Yo-(No sabía que decir sólo me acerqué a darle un beso en el cachete y freno el auto en ese instante aún lado de la banqueta)
J- Quieres un beso de verdad?
Yo-( A lo cual acepte moviendo mi cabeza)

En lo cual se lanzó encima de mi y me dio un beso donde podía sentír su lengua jugando con la mía en mi boca a lo cual me deje llevar y acerqué mi mano entre sus piernas y me lleve una sorpresa, tenía una gran erección, a lo cual se pero, encendió el auto y dijo -Vamos a un lugar más probado
En el camino agarro mi mano y la puso en su miembro y dijo siente lo en todo el camino iva agarrando su miembro frotandolo a través de su pantalón pensando en que no creía que estaría pasando esto, siguió manejando hasta llegar a unas huertas ya apartadas de la ciudad,
A lo cual le pregunté
Yo- Porque estamos aquí
J- No te puedo llevar a mi casa ya que nos verían ni tampoco a un hotel por lo mismo
En eso se acercó y a seguir basándome y acariciando mis caderas y mis pompis a través del Mallon, hasta que levantó mi vestido un poco y metió la mano en mi ropa y tocó mi vagina a lo cual me moje más de lo que ya estaba, me introdujo un dedo y solté un gemido, siguió así por un buen tiempo hasta que sacó su mano y me dijo a hora te toca a ti hacerme algo, abrió su pantalón y sacó su miembro, era más grande de lo que pensaba, me quite el vestido la camiseta y los zapatos quedando en puro mallon y brazier, a lo cual me incline a su asiento lo tome con una mano y empeze a darle sexo oral mientras lo masturbaba, ya tenía práctica no era mi primera vez Pero por la diferencia de tamaño se me dificultaba darle sexo oral ya que sólo me podía meter una tercera parte, el estava fascinado y me desabroche mi brazier a lo cual reaccione parandome y quitándomelo, y volví a seguir con lo mío, el empezó a masajes mis pequeños pechos lo cual me calentaba más, hasta que dijo -ven ya es hora-, abrió la puerta se bajó a lo cual me dijo -Ven-, de inmediato abrí la puerta fui hasta donde estaba el, abrió la puerta trasera de su coche me agarró de la cintura muy fuerte y me dio un beso, luego bajo beso mis pechos sin soltarme de la cintura, después de un rato me dio la media vuelta y me dijo – apoyate en el asiento-, a lo cual lo hice quedando en 4 con mi trasero al aire y parte de mi cuerpo adentro. El bajo mi mallon y mi ropa interior
J- Valla que sorpresa, todo bien saruradito
Yo- Si profe lo hago porhigiene
J- Eso se merece un premio
Bajo su cabeza hacia mi trasero y empezó a darme un sexo oral que hasta ahora nadie a podido igualar, jugaba con mi clítoris y con mi ano con su lengua hasta hacerme venir.
J- Ahora me toca a mi
Yo- Profe está muy grande me va a doler
J- Ya estás muy mojada tu solo tranquila
A lo cual me acomode y vi como agarraba su miembro con su mano y lo ponía en la entrada de mi vagina, podía sentír su miembro en lo que descuide empezó a introducirlo muy despacio a lo cual reaccione con lágrimas y gemidos que dolía.
J- Esos gemidos no son de dolor
J- Mira ya entro toda
Enseguida la sacó hasta la mitad y empezó a meter la y sacar la despacio y fue acelerando constantemente, yo sólo gemia más de placer que de dolor.
De repente sacó su pene que estaba muy lleno de nuestros jugos, me tomo de la pintura y me empezó a levantar hasta sacarme y ponerme de pie, me dio la media vuelta y me sento en el coche quedando mirando hacia afuera, puso su miembro delante de mi Yo sólo reaccione tomandolo con mi mano y metiéndole en mi boca limpiando nuestros líquidos de su pene, ya que no le lo podía meter todo tenía que lamberlo hasta la punta como su fue se una paleta, era realmente excitante hasta que no aguanto más y se vino en mi boca, su semen era deliciosa y estaba muy caliente lo estava disfrutando tanto que decidí tratarlo sólo podía sentír como resvalaba por mi garganta era delicioso.
Una vez termine de limpiar su pene con mi boca, ambos nos vestimos y nos arreglamos lo mejor que pusimos y seguimos nuestro camino hacia la posada de la secundaria, En mi mente sólo pensaba -Como pude hacerlo es mi maestro, es mucho mayor que yo, que pasará si alguien se entera-, yo pienso que el noto que me preocupaba mucho eso ya que me dijo -Calma, y me agarró de la mano todo el camino mientras conducía, seguimos ese día normal cada quien en sus pendientes hasta que acabo la posada y cada quien se fue a su casa por su cuenta.
Tiempo después cuando se terminaron las vacasiones de diciembre y volvíamos a la secundaria, estaba nerviosa ya que no avia visto el profesor Josué en todas las vacasiones y quería saber de el, además de que estaba con muchas ganas de que me hiciera suya una vez más.

2 comentarios en “Mi Mestro & Yo

  • el 1 julio, 2019 a las 08:23
    Permalink

    Yo tengo muchas ganas de que un profesor me coja

    Respuesta
  • el 26 mayo, 2019 a las 21:37
    Permalink

    Después de leer tu historia, me han entrado unas ganas tremendas de volver a dar clases en la universidad

    Respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: