Mi primer encuentro homosexual

En aquel tiempo estaba casado, y tenía unos 33 años de edad, sobra decir que con una mujer y teníamos una vida sexual muy activa, tanto así que decidimos empezar a comprarnos “juguetes”, el primero fue un vibrador rosa de unos 30cm, con sus venas y glande bien definidos pero excesivamente tosco y un olor químico penetrante. Solo lo usamos un par de veces y quedo relegado al cajón del olvido.
Por mi parte comencé a ver mucho porno de transexuales, chicas bellísimas con un enorme pene, más tarde mis gustos fueron cambiando a travestis con pocos senos y ya un poco mayores tipo “milf”. Solía masturbarme mucho con aquellas imágenes,paso algún tiempo hasta que comprendí que yo quería ser esas chicas así que asumí mi nueva fantasía mi nuevo rol, por fortuna mi esposa era algo gordita y tenía un tamaño de pie igual que el mío, así que todo estaba dado, si además teníamos horarios contrarios de trabajo, tiempo y disposición, con toda su ropa por disfrutar, solo faltaba poder depilarme completamente para disfrutar travestirme en las numerosas tardes que pasaba en soledad.
Tome la decisión una tarde y me depile por completo, me vestí por completo con su ropa, no solo sus braguitas como ya había hecho muchas veces, si no todo un atuendo incluidos unos zapatos de tacón alto que me encantaban,también pinte mis uñas de pies y manos no sin antes, tener a mano un poco de quita esmalte y crema desmaquilladora, la idea era tratar de dejar todo igual a como estaba, las mujeres suelen ser muy quisquillosas y ordenadas con sus cosas. En principio me puse unas medias veladas negras hasta el muslo, pero entonces no podia ver mis uñas arregladas y bien pintadas, y eso era algo que me ponia mucho, asi que me las quite, aunque intente maquillarme lo mejor posible, mi cabello corto y mi corte de hombre, me echaban a perder el momento,
¿Pero donde conseguiria una peluca? Y lo mejor ¿donde la ocultaria de mi mujer?.
Asi que dispuse las camaras de mi portatil y telefono al igual que los espejos de forma de no ver mi propia cara.Ingrese luego al chat de cibersexo en terra y busque a alguien con quien chatear y luego vernos por skipe y justo eso consegui, ya antes habia tenido sesiones asi pero nunca travestido. Mi contacto resulto ser un hombre maduro muy educado de unos 58 años, al que le modele sin mostrar mi rostro mas que por temor de que grabara mi cara que por no gustarme como se veia por mi corte masculino. Me trataba muy dulce como a una chica , dando me ordenes de como posar, mientras le veia masturbarse, luego pidio que me penetrara con algo, me dijo con voz muy cachonda, “metete cual quier cosa que quiero correrme” mi primer pensamiento fue recurrir a quel mounstruo de 30cm que parmanecia olvidado en un cajon pero era una locura, aun asi le dije que me diera tiempo para tener todo arreglado. Me desconecte y fui a buscar el consolador, al tenerlo entre mis manos comprendi que era muy grande y me haria daño, nunca antes habia metido en mi ano algo mas grande que mis dedos, pero estaba tan excitado que decidi intentarlo, pero necesitaba primero una forma eficiente de limpiar bien la zona anal de tal forma evitar “accidentes incomodos”. Lo ideal seria un enema o al menos un supositorio, pero el mismo problema de la peluca vino a mi mente, necesitaba algo sencillo y que no despertara suspicacias en la parienta, tome entoces pequeños trozos de papel higienico del tamaño y grosor de un dedo y los introduje por mi ano, uno a la vez por supuesto, les impregnaba de jabon liquido a modo de lubricante y trataba de dejarlos alli por un par de minutos, algo que no era facil ya que naturalnente el cuerpo intenta expulsarlos, pero tras unas 5 veces el tracto intestinal estaba absolutamente limpio, claro para hacer esto tuve que desnudarme y el proceso habia llevado su tiempo, ya no habia oportunidad para ponerme el vestido y volver a conectarme , entonces tome el dildo y decidi hacerlo sin audiencia, tome pañitos humedos por si a caso y me sente en el suelo sobre la moqueta verde de el salon donde estaba mi ordenador, mi movil y mis espejos, deje que la camara web proyectara la imagen sin ser transmitida y asi poderme ver en el monitor. Como ya os habia dicho el glande estaba bien definido en el dildio y al introducirlo por mi ojete dolio mucho, era como 10% de placer y el 90% de dolor e incomodidad, pero ese maldito 10% valio la pena, la sensacion era increible al punto que eyacule sin tener que masturbarme, sobra decir que fue una sensacion increible, pero era muy tarde y tenia que recojer todo y ponerlo en su sitio antes de irme a trabajar, por ultimo despintarme las uñas, pero al hacerlo quedaban opacas, solucion usar calcetines pero ¿para dormir en verano?, con suerte Laura no lo notaria.
Mi problema real era que un momento de extasis me habia depilado por completo y debia afrontarlo , ya era costumbre mantener depilada la zona pelvica (entiendase huevos), y el pecho en alguna ocasion, asi que afronte la situacion diciendole que empece por el pecho y de algun modo razure mis piernas sin darme cuenta y ya luego tuve que hacerlo bien para no quedar disparejo, no se si el cuento halla colado o no , de todas maneras esa noche follamos y extrañamente a ella parecia gustarle, luego me confeso que fantaseo con la idea mientras follaba de estar con una tia, mis piernas depiladas asi le hacian sentir.
Dias posteriores seguimos follando muy asiduamente y mientras lo haciamos me contaba la historia de cuando se morreo con otra tia en sus años de cole y como se toquetearon, y eso me ponia a 100 , no tanto como mis fantasias privadas, esas estaban a un nivel que no la incluia a ella, pero podia sacar mucho partido a la nueva situacion, desde intercambios de pareja, hasta transformismo consentido por ella, soñaba que me maquillase, vestirnos juntas de putitas, que un honbre me follara y dejaria que ella se follase una mujer, como siempre un gran “pero” . Las mujeres no son buenas terminando una relacion, y yo tenia un hijo fruto de otro enredo, y no quería al terminar un pobable divorcio, ser el mas “marica”, eso seria devastador para un niño que siempre me habia visto de otra forma.
Sin embargo aun podia ganar algo de todo esto, y ya me estaba convirtiendo en una “putita manipuladora”, y decidi ponerle un señuelo pidiendole sexo anal , cosa que yo sabia no le gustaba por lo doloroso, y conocia su respuesta habitual ” ¿te gustaria que te metiera algo por el culo y saber como se siente?,” esta vez yo tenia una respuesta rotunda y afirmativa, con deciros que vi como sus ojos se llenaron de morbo.
Planificamos todo y decidimos comprar un arnes, esta vez me cerciore que fuera de latex de un tamaño medio buena textura y que fue ra desmontable, ese dildo era mi verdadero objetivo mi obsesion. Ella me hablo de necesidad de la limpieza al interior de mi ano y que habia comprado unos supositorios, el oirla hablar con tanta pericidad sobre el tema me hizo intuir que ella ya habia tenido relaciones anales en su pasado, y me mordi la lengua para no decir nada que echara a perder el proposito de todo esto.
El dia se llego , yo estaba bien depilado y habiamos comprado unas bolas chinas , las cuales introduje en su vagina y sin sacarlas ella se puso el arnes, puso un condon sobre el pene de latex lo lubrico un pelin con vaselina y me penetro muy suavemente, se deslizo tan facil y deliciosamente que temi que se percatara de eso y que me estaba gustando mas de la cuenta, a pesar que fue placentero no era mi fantasia real y estaba dispuesto a dejarme follar de ella para conseguirla.

Los dias posteriores el morbo bajo la calentura no era lo misma, y como lo habia presagiado el arnes quedo junto al señor pink en el cajon, justo donde le necesitaba.Ya con mi dildo fui feliz era satisfactorio y me hacia sentir muy hembra, me vestia y tomaba fotos que luego borraba, ante la imposibilidad de guardarlas en mi ordenador,encontre un sitio en internet donde publicarlas, lejos de cualquier dispositivo personal que me relacionara con ellas, “rincon tranny” era un lugar para chicas travestis de closet, en mis fotos yo me veia bella aunque no tuve mucha acogida no me importa. Mi pseudonimo “Candance” ¿por que?, no lo se simplemente me gustaba hasta cree un correo con ese nombre, pero ya lo he olvidado.

Como toda fantasia siempre quiere hacerce real y esa idea no me dejaba dormir, estaba listo para mi primer encuentro homosexual, aunque mi mujer me hubiese dado por culo, ese contaba tecnicamente como heterosexual.
Lo primero buscar a alguien adecuado por internet, que viviese en la misma ciudad, y ese era un problema, Valladolid es una ciudad muy conservadora por no decir otra cosa, luego los gays con los que habia hablado no hacian si no tratarme de cobarde por no salir del closet asi que descartados , necesitaba alguien en mi misma pocision , casado , muy reservado y muy activo para esta nenaza, la edad y el fisico no me importaban. Un dia encontre candidato y dispocision es muy importante tener sitio, ya vierais los lugares que me decian, desde parques hasta trasteros,el tio en cuestion tenia 53 tacos casado y con hijos, exigia y daba mucha discresion, segun el super activo, no necesite saber mas, le di mi direccion pero el no quizo darme su telefono, me dijo “en 20 minutos estoy alli en 30 ni me esperes” y se desconecto, yo corri y me puse unos vaqueros que me quedaban ajustados , mis uñas de los pies estaban pintadas de un rosa muy tenue nada llamativo y una playera blanca. A los 15 minutos sono el telefonillo, estara en el portal pense, le cogi nadie contesto, aun asi le di al boton de abrir, mi corazon estaba que se salia de mi pecho, pegue mi ojo al visillo mirando fijamente al ascensor y unos minutos despues vi salir a un tio que se dirijia a mi puerta, le abri antes que el tocara y entro rapido, me miro tomo mi cara con una sola de sus manos un poco fuerte y me dijo ” linda carita”, era un tio muy normal solo un poco mas bajo que yo, me pregunto por la habitacion ya que tenia mucha prisa, le guie hasta la otra habitacion, no en la que dormia con mi mujer, se desnudo muy rapido asi que yo hice lo mismo, vi su polla toda empalmada no sin antes notar que se habia dejado los calcetines puestos , ¿ en serio, me iba a follar un tio con calcetines?, pense, pero no me importo, seguidanente tomo con sus manos su polla y la mia poniendolas juntas de manera vertical la suya contra la mia, y procedio a sobarlas poniendose muy excitado, unos 5 minutos despues puso una mano sobre mi hombro izquierdo empujandome hacia bajo, me deje llevar y cai de rodillas, esas acciones bruscas de el hacia mi me hacian sentir sumisa, indefenso, pero al mismo tiempo me gustaban me hacia sentir una hembra a la que su macho se va a follar. Al caer a sus pies su pene rozo mis labios, pense rapida mente ” ya estoy aqui es muy tarde para echarse para atras”, no olia mal, pero tampoco olia a rosas ¿sabeis?, le di la primera chupada, sabiendo que me agradaba que tuviera su prepucio como un pene natural no como esos de las pelis, la segunda chupada empece a disfrutarlo y puse mis manos entre cruzadas en mi espalda, la tercera ya lo tenia lo suficientenente ensalivado y se sentia mejor, de repente su mano en la parte posterior de mi cabeza me empujo hacia el, su verga llego hasta mi garganta, senti lagrimas a borbotones resbalar por mis mejillas mientras me decia a mi mismo, ” sin arcada no hay mamada” , despues de un rato levante mi vista hacia el desde a abajo sin dejar de chuparle con mis ojos suplicantes como quien dice ” por favor no mas”, pero lo hice adrede el se puso mas excitado y arremetio peor. Una y otra vez senti una sensacion en mi ojete de que queria ser penetrado, el movimiento empezo a cesar lo supe porque pude tragar mi saliva y acariciar su pene con mi lengua, desentrelace mis manos de mi espalda, y con mi mano izquierda tome tiernamente sus huevos y con la otra su pene mientras me lo sacaba de la boca, me puse de pie y salio de mi una voz muy suave “¿quieres follarme?” Una voz con mucha pluma pero sin proponermelo, el me contesto ” mira no estoy en ese punto , lo siento” , y yo comprendi que no haria ni hara algo mas que sexo oral , no estamos obligados a llegar a ningun punto, ni a salir del armario o de decidir con quien o quienes ser infieles. Otra vez salio aquella vocecita de mi “al menos puedes ponerlo en mi culo” el asintio me giro ahi de pie y me lo puso en el ojete sin penetrarme yo me incline tal vez si cambiara de parecer, pero no ,continuo sobandomelo por mi espalda, me dio la vuelta nuevamente haciendome caer de rodillas y obligandome a comerle nuevamente la polla, lo chupe un largo rato , lo saque de mi boca y le dije ” correte en mi cara” lo chupe unas cuantas veces hasta que lo saco abruptamente de mi boca y un chorro de semen calentito salio despedido contra mi rostro, no alcance a cerrar mis ojos y una gotita cayo en mi ojo y sentia que escuecia tanto que sali corriendo hacia el baño, sin darme cuenta corri en puntitas cosa que luego recorde , ¿mas pluma?. Eche abundante agua en mi cara hasta que el escosor desaparecio, pero al verme en el espejo note mi ojo muy enrojecido, me dije a mi mismo frente al espejo ” mira mi nueva cara de mariquita”, cuando sali del baño ya el se habia vestido, le acompañe hasta la puerta desnudo, tomo mi cara nuevamente con brusqueda , me dio un beso y se marcho.

Jamas le volvi a ver.

En aquel tiempo estaba casado, y tenía unos 33 años de edad, sobra decir que con una mujer y teníamos una vida sexual muy activa, tanto así que decidimos empezar a comprarnos “juguetes”, el primero fue un vibrador rosa de unos 30cm, con sus venas y glande bien definidos pero excesivamente tosco y un olor químico penetrante. Solo lo usamos un par de veces y quedo relegado al cajón del olvido.
Por mi parte comencé a ver mucho porno de transexuales, chicas bellísimas con un enorme pene, más tarde mis gustos fueron cambiando a travestis con pocos senos y ya un poco mayores tipo “milf”. Solía masturbarme mucho con aquellas imágenes,paso algún tiempo hasta que comprendí que yo quería ser esas chicas así que asumí mi nueva fantasía mi nuevo rol, por fortuna mi esposa era algo gordita y tenía un tamaño de pie igual que el mío, así que todo estaba dado, si además teníamos horarios contrarios de trabajo, tiempo y disposición, con toda su ropa por disfrutar, solo faltaba poder depilarme completamente para disfrutar travestirme en las numerosas tardes que pasaba en soledad.
Tome la decisión una tarde y me depile por completo, me vestí por completo con su ropa, no solo sus braguitas como ya había hecho muchas veces, si no todo un atuendo incluidos unos zapatos de tacón alto que me encantaban,también pinte mis uñas de pies y manos no sin antes, tener a mano un poco de quita esmalte y crema desmaquilladora, la idea era tratar de dejar todo igual a como estaba, las mujeres suelen ser muy quisquillosas y ordenadas con sus cosas. En principio me puse unas medias veladas negras hasta el muslo, pero entonces no podia ver mis uñas arregladas y bien pintadas, y eso era algo que me ponia mucho, asi que me las quite, aunque intente maquillarme lo mejor posible, mi cabello corto y mi corte de hombre, me echaban a perder el momento,
¿Pero donde conseguiria una peluca? Y lo mejor ¿donde la ocultaria de mi mujer?.
Asi que dispuse las camaras de mi portatil y telefono al igual que los espejos de forma de no ver mi propia cara.Ingrese luego al chat de cibersexo en terra y busque a alguien con quien chatear y luego vernos por skipe y justo eso consegui, ya antes habia tenido sesiones asi pero nunca travestido. Mi contacto resulto ser un hombre maduro muy educado de unos 58 años, al que le modele sin mostrar mi rostro mas que por temor de que grabara mi cara que por no gustarme como se veia por mi corte masculino. Me trataba muy dulce como a una chica , dando me ordenes de como posar, mientras le veia masturbarse, luego pidio que me penetrara con algo, me dijo con voz muy cachonda, “metete cual quier cosa que quiero correrme” mi primer pensamiento fue recurrir a quel mounstruo de 30cm que parmanecia olvidado en un cajon pero era una locura, aun asi le dije que me diera tiempo para tener todo arreglado. Me desconecte y fui a buscar el consolador, al tenerlo entre mis manos comprendi que era muy grande y me haria daño, nunca antes habia metido en mi ano algo mas grande que mis dedos, pero estaba tan excitado que decidi intentarlo, pero necesitaba primero una forma eficiente de limpiar bien la zona anal de tal forma evitar “accidentes incomodos”. Lo ideal seria un enema o al menos un supositorio, pero el mismo problema de la peluca vino a mi mente, necesitaba algo sencillo y que no despertara suspicacias en la parienta, tome entoces pequeños trozos de papel higienico del tamaño y grosor de un dedo y los introduje por mi ano, uno a la vez por supuesto, les impregnaba de jabon liquido a modo de lubricante y trataba de dejarlos alli por un par de minutos, algo que no era facil ya que naturalnente el cuerpo intenta expulsarlos, pero tras unas 5 veces el tracto intestinal estaba absolutamente limpio, claro para hacer esto tuve que desnudarme y el proceso habia llevado su tiempo, ya no habia oportunidad para ponerme el vestido y volver a conectarme , entonces tome el dildo y decidi hacerlo sin audiencia, tome pañitos humedos por si a caso y me sente en el suelo sobre la moqueta verde de el salon donde estaba mi ordenador, mi movil y mis espejos, deje que la camara web proyectara la imagen sin ser transmitida y asi poderme ver en el monitor. Como ya os habia dicho el glande estaba bien definido en el dildio y al introducirlo por mi ojete dolio mucho, era como 10% de placer y el 90% de dolor e incomodidad, pero ese maldito 10% valio la pena, la sensacion era increible al punto que eyacule sin tener que masturbarme, sobra decir que fue una sensacion increible, pero era muy tarde y tenia que recojer todo y ponerlo en su sitio antes de irme a trabajar, por ultimo despintarme las uñas, pero al hacerlo quedaban opacas, solucion usar calcetines pero ¿para dormir en verano?, con suerte Laura no lo notaria.
Mi problema real era que un momento de extasis me habia depilado por completo y debia afrontarlo , ya era costumbre mantener depilada la zona pelvica (entiendase huevos), y el pecho en alguna ocasion, asi que afronte la situacion diciendole que empece por el pecho y de algun modo razure mis piernas sin darme cuenta y ya luego tuve que hacerlo bien para no quedar disparejo, no se si el cuento halla colado o no , de todas maneras esa noche follamos y extrañamente a ella parecia gustarle, luego me confeso que fantaseo con la idea mientras follaba de estar con una tia, mis piernas depiladas asi le hacian sentir.
Dias posteriores seguimos follando muy asiduamente y mientras lo haciamos me contaba la historia de cuando se morreo con otra tia en sus años de cole y como se toquetearon, y eso me ponia a 100 , no tanto como mis fantasias privadas, esas estaban a un nivel que no la incluia a ella, pero podia sacar mucho partido a la nueva situacion, desde intercambios de pareja, hasta transformismo consentido por ella, soñaba que me maquillase, vestirnos juntas de putitas, que un honbre me follara y dejaria que ella se follase una mujer, como siempre un gran “pero” . Las mujeres no son buenas terminando una relacion, y yo tenia un hijo fruto de otra enredo, y no queria al terminar un pobable divorcio, ser el mas “marica”, eso seria devastador para un niño que siempre me habia visto de otra forma.
Sin embargo aun podia ganar algo de todo esto, y ya me estaba convirtiendo en una “putita manipuladora”, y decidi ponerle un señuelo pidiendole sexo anal , cosa que yo sabia no le gustaba por lo doloroso, y conocia su respuesta habitual ” ¿te gustaria que te metiera algo por el culo y saber como se siente?,” esta vez yo tenia una respuesta rotunda y afirmativa, con deciros que vi como sus ojos se llenaron de morbo.
Planificamos todo y decidimos comprar un arnes, esta vez me cerciore que fuera de latex de un tamaño medio buena textura y que fue ra desmontable, ese dildo era mi verdadero objetivo mi obsesion. Ella me hablo de necesidad de la limpieza al interior de mi ano y que habia comprado unos supositorios, el oirla hablar con tanta pericidad sobre el tema me hizo intuir que ella ya habia tenido relaciones anales en su pasado, y me mordi la lengua para no decir nada que echara a perder el proposito de todo esto.
El dia se llego , yo estaba bien depilado y habiamos comprado unas bolas chinas , las cuales introduje en su vagina y sin sacarlas ella se puso el arnes, puso un condon sobre el pene de latex lo lubrico un pelin con vaselina y me penetro muy suavemente, se deslizo tan facil y deliciosamente que temi que se percatara de eso y que me estaba gustando mas de la cuenta, a pesar que fue placentero no era mi fantasia real y estaba dispuesto a dejarme follar de ella para conseguirla.

Los dias posteriores el morbo bajo la calentura no era lo misma, y como lo habia presagiado el arnes quedo junto al señor pink en el cajon, justo donde le necesitaba.Ya con mi dildo fui feliz era satisfactorio y me hacia sentir muy hembra, me vestia y tomaba fotos que luego borraba, ante la imposibilidad de guardarlas en mi ordenador,encontre un sitio en internet donde publicarlas, lejos de cualquier dispositivo personal que me relacionara con ellas, “rincon tranny” era un lugar para chicas travestis de closet, en mis fotos yo me veia bella aunque no tuve mucha acogida no me importa. Mi pseudonimo “Candance” ¿por que?, no lo se simplemente me gustaba hasta cree un correo con ese nombre, pero ya lo he olvidado.

Como toda fantasia siempre quiere hacerce real y esa idea no me dejaba dormir, estaba listo para mi primer encuentro homosexual, aunque mi mujer me hubiese dado por culo, ese contaba tecnicamente como heterosexual.
Lo primero buscar a alguien adecuado por internet, que viviese en la misma ciudad, y ese era un problema, Valladolid es una ciudad muy conservadora por no decir otra cosa, luego los gays con los que habia hablado no hacian si no tratarme de cobarde por no salir del closet asi que descartados , necesitaba alguien en mi misma pocision , casado , muy reservado y muy activo para esta nenaza, la edad y el fisico no me importaban. Un dia encontre candidato y dispocision es muy importante tener sitio, ya vierais los lugares que me decian, desde parques hasta trasteros,el tio en cuestion tenia 53 tacos casado y con hijos, exigia y daba mucha discresion, segun el super activo, no necesite saber mas, le di mi direccion pero el no quizo darme su telefono, me dijo “en 20 minutos estoy alli en 30 ni me esperes” y se desconecto, yo corri y me puse unos vaqueros que me quedaban apretados , mis uñas de los pies estaban pintadas de un rosa muy tenue nada llamativo y una playera blanca. A los 15 minutos sono el telefonillo, estara en el portal pense, le cogi nadie contesto, aun asi le di al boton de abrir, mi corazon estaba que se salia de mi pecho, pegue mi ojo al visillo mirando fijamente al ascensor y unos minutos despues vi salir a un tio que se dirijia a mi puerta, le abri antes que el tocara y entro rapido, me miro tomo mi cara con una sola de sus manos un poco fuerte y me dijo ” linda carita”, era un tio muy normal solo un poco mas bajo que yo, me pregunto por la habitacion ya que tenia mucha prisa, le guie hasta la otra habitacion, no en la que dormia con mi mujer, se desnudo muy rapido asi que yo hice lo mismo, vi su polla toda empalmada no sin antes notar que se habia dejado los calcetines puestos , ¿ en serio, me iba a follar un tio con calcetines?, pense, pero no me importo, seguidanente tomo con sus manos su polla y la mia poniendolas juntas de manera vertical la suya contra la mia, y procedio a sobarlas poniendose muy excitado, unos 5 minutos despues puso una mano sobre mi hombro izquierdo empujandome hacia bajo, me deje llevar y cai de rodillas, esas acciones bruscas de el hacia mi me hacian sentir sumisa, indefenso, pero al mismo tiempo me gustaban me hacia sentir una hembra a la que su macho se va a follar. Al caer a sus pies su pene rozo mis labios, pense rapida mente ” ya estoy aqui es muy tarde para echarse para atras”, no olia mal, pero tampoco olia a rosas ¿sabeis?, le di la primera chupada, sabiendo que me agradaba que tuviera su prepucio como un pene natural no como esos de las pelis, la segunda chupada empece a disfrutarlo y puse mis manos entre cruzadas en mi espalda, la tercera ya lo tenia lo suficientenente ensalivado y se sentia mejor, de repente su mano en la parte posterior de mi cabeza me empujo hacia el, su verga llego hasta mi garganta, senti lagrimas a borbotones resbalar por mis mejillas mientras me decia a mi mismo, ” sin arcada no hay mamada” , despues de un rato levante mi vista hacia el desde a abajo sin dejar de chuparle con mis ojos suplicantes como quien dice ” por favor no mas”, pero lo hice adrede el se puso mas excitado y arremetio peor. Una y otra vez senti una sensacion en mi ojete de que queria ser penetrado, el movimiento empezo a cesar lo supe porque pude tragar mi saliva y acariciar su pene con mi lengua, desentrelace mis manos de mi espalda, y con mi mano izquierda tome tiernamente sus huevos y con la otra su pene mientras me lo sacaba de la boca, me puse de pie y salio de mi una voz muy suave “¿quieres follarme?” Una voz con mucha pluma pero sin proponermelo, el me contesto ” mira no estoy en ese punto , lo siento” , y yo comprendi que no haria ni hara algo mas que sexo oral , no estamos obligados a llegar a ningun punto, ni a salir del armario o de decidir con quien o quienes ser infieles. Otra vez salio aquella vocecita de mi “al menos puedes ponerlo en mi culo” el asintio me giro ahi de pie y me lo puso en el ojete sin pnetrarme yo me incline tal vez si cambiara de parecer, pero no continuo sobandomelo por mi espalda, me dio la vuelta nuevamente haciendome caer de rodillas y obligandome a comerle nuevamente la polla, lo chupe un largo rato , lo saque de mi boca y le dije ” correte en mi cara” lo chupe unas cuantas veces hasta que lo saco abruptamente de mi boca y un chorro de semen calentito salio despedido contra mi rostro, no alcance a cerrar mis ojos y una gotita cayo en mi ojo y sentia que escuecia tanto que sali corriendo hacia el baño, sin darme cuenta corri en puntitas cosa que luego recorde , ¿mas pluma?. Eche abundante agua en mi cara hasta que el escosor desaparecio, pero al verme em el espejo note mi ojo muy enrojecido, me dije a mi mismo frente al espejo ” mira mi nueva cara de mariquita”, cuando sali del baño ya el se habia vrstido, le acompañe hasta la puerta desnudo, tomo mi cara nuevamente con brisqueda , me dio un beso y se marcho.

Jamas le volvi a ver.

En aquel tiempo estaba casado, y tenía unos 33 años de edad, sobra decir que con una mujer y teníamos una vida sexual muy activa, tanto así que decidimos empezar a comprarnos “juguetes”, el primero fue un vibrador rosa de unos 30cm, con sus venas y glande bien definidos pero excesivamente tosco y un olor químico penetrante. Solo lo usamos un par de veces y quedo relegado al cajón del olvido.
Por mi parte comencé a ver mucho porno de transexuales, chicas bellísimas con un enorme pene, más tarde mis gustos fueron cambiando a travestis con pocos senos y ya un poco mayores tipo “milf”. Solía masturbarme mucho con aquellas imágenes,paso algún tiempo hasta que comprendí que yo quería ser esas chicas así que asumí mi nueva fantasía mi nuevo rol, por fortuna mi esposa era algo gordita y tenía un tamaño de pie igual que el mío, así que todo estaba dado, si además teníamos horarios contrarios de trabajo, tiempo y disposición, con toda su ropa por disfrutar, solo faltaba poder depilarme completamente para disfrutar travestirme en las numerosas tardes que pasaba en soledad.
Tome la decisión una tarde y me depile por completo, me vestí por completo con su ropa, no solo sus braguitas como ya había hecho muchas veces, si no todo un atuendo incluidos unos zapatos de tacón alto que me encantaban,también pinte mis uñas de pies y manos no sin antes, tener a mano un poco de quita esmalte y crema desmaquilladora, la idea era tratar de dejar todo igual a como estaba, las mujeres suelen ser muy quisquillosas y ordenadas con sus cosas. En principio me puse unas medias veladas negras hasta el muslo, pero entonces no podia ver mis uñas arregladas y bien pintadas, y eso era algo que me ponia mucho, asi que me las quite, aunque intente maquillarme lo mejor posible, mi cabello corto y mi corte de hombre, me echaban a perder el momento,
¿Pero donde conseguiria una peluca? Y lo mejor ¿donde la ocultaria de mi mujer?.
Asi que dispuse las camaras de mi portatil y telefono al igual que los espejos de forma de no ver mi propia cara.Ingrese luego al chat de cibersexo en terra y busque a alguien con quien chatear y luego vernos por skipe y justo eso consegui, ya antes habia tenido sesiones asi pero nunca travestido. Mi contacto resulto ser un hombre maduro muy educado de unos 58 años, al que le modele sin mostrar mi rostro mas que por temor de que grabara mi cara que por no gustarme como se veia por mi corte masculino. Me trataba muy dulce como a una chica , dando me ordenes de como posar, mientras le veia masturbarse, luego pidio que me penetrara con algo, me dijo con voz muy cachonda, “metete cual quier cosa que quiero correrme” mi primer pensamiento fue recurrir a quel mounstruo de 30cm que parmanecia olvidado en un cajon pero era una locura, aun asi le dije que me diera tiempo para tener todo arreglado. Me desconecte y fui a buscar el consolador, al tenerlo entre mis manos comprendi que era muy grande y me haria daño, nunca antes habia metido en mi ano algo mas grande que mis dedos, pero estaba tan excitado que decidi intentarlo, pero necesitaba primero una forma eficiente de limpiar bien la zona anal de tal forma evitar “accidentes incomodos”. Lo ideal seria un enema o al menos un supositorio, pero el mismo problema de la peluca vino a mi mente, necesitaba algo sencillo y que no despertara suspicacias en la parienta, tome entoces pequeños trozos de papel higienico del tamaño y grosor de un dedo y los introduje por mi ano, uno a la vez por supuesto, les impregnaba de jabon liquido a modo de lubricante y trataba de dejarlos alli por un par de minutos, algo que no era facil ya que naturalnente el cuerpo intenta expulsarlos, pero tras unas 5 veces el tracto intestinal estaba absolutamente limpio, claro para hacer esto tuve que desnudarme y el proceso habia llevado su tiempo, ya no habia oportunidad para ponerme el vestido y volver a conectarme , entonces tome el dildo y decidi hacerlo sin audiencia, tome pañitos humedos por si a caso y me sente en el suelo sobre la moqueta verde de el salon donde estaba mi ordenador, mi movil y mis espejos, deje que la camara web proyectara la imagen sin ser transmitida y asi poderme ver en el monitor. Como ya os habia dicho el glande estaba bien definido en el dildio y al introducirlo por mi ojete dolio mucho, era como 10% de placer y el 90% de dolor e incomodidad, pero ese maldito 10% valio la pena, la sensacion era increible al punto que eyacule sin tener que masturbarme, sobra decir que fue una sensacion increible, pero era muy tarde y tenia que recojer todo y ponerlo en su sitio antes de irme a trabajar, por ultimo despintarme las uñas, pero al hacerlo quedaban opacas, solucion usar calcetines pero ¿para dormir en verano?, con suerte Laura no lo notaria.
Mi problema real era que un momento de extasis me habia depilado por completo y debia afrontarlo , ya era costumbre mantener depilada la zona pelvica (entiendase huevos), y el pecho en alguna ocasion, asi que afronte la situacion diciendole que empece por el pecho y de algun modo razure mis piernas sin darme cuenta y ya luego tuve que hacerlo bien para no quedar disparejo, no se si el cuento halla colado o no , de todas maneras esa noche follamos y extrañamente a ella parecia gustarle, luego me confeso que fantaseo con la idea mientras follaba de estar con una tia, mis piernas depiladas asi le hacian sentir.
Dias posteriores seguimos follando muy asiduamente y mientras lo haciamos me contaba la historia de cuando se morreo con otra tia en sus años de cole y como se toquetearon, y eso me ponia a 100 , no tanto como mis fantasias privadas, esas estaban a un nivel que no la incluia a ella, pero podia sacar mucho partido a la nueva situacion, desde intercambios de pareja, hasta transformismo consentido por ella, soñaba que me maquillase, vestirnos juntas de putitas, que un honbre me follara y dejaria que ella se follase una mujer, como siempre un gran “pero” . Las mujeres no son buenas terminando una relacion, y yo tenia un hijo fruto de otra enredo, y no queria al terminar un pobable divorcio, ser el mas “marica”, eso seria devastador para un niño que siempre me habia visto de otra forma.
Sin embargo aun podia ganar algo de todo esto, y ya me estaba convirtiendo en una “putita manipuladora”, y decidi ponerle un señuelo pidiendole sexo anal , cosa que yo sabia no le gustaba por lo doloroso, y conocia su respuesta habitual ” ¿te gustaria que te metiera algo por el culo y saber como se siente?,” esta vez yo tenia una respuesta rotunda y afirmativa, con deciros que vi como sus ojos se llenaron de morbo.
Planificamos todo y decidimos comprar un arnes, esta vez me cerciore que fuera de latex de un tamaño medio buena textura y que fue ra desmontable, ese dildo era mi verdadero objetivo mi obsesion. Ella me hablo de necesidad de la limpieza al interior de mi ano y que habia comprado unos supositorios, el oirla hablar con tanta pericidad sobre el tema me hizo intuir que ella ya habia tenido relaciones anales en su pasado, y me mordi la lengua para no decir nada que echara a perder el proposito de todo esto.
El dia se llego , yo estaba bien depilado y habiamos comprado unas bolas chinas , las cuales introduje en su vagina y sin sacarlas ella se puso el arnes, puso un condon sobre el pene de latex lo lubrico un pelin con vaselina y me penetro muy suavemente, se deslizo tan facil y deliciosamente que temi que se percatara de eso y que me estaba gustando mas de la cuenta, a pesar que fue placentero no era mi fantasia real y estaba dispuesto a dejarme follar de ella para conseguirla.

Los dias posteriores el morbo bajo la calentura no era lo misma, y como lo habia presagiado el arnes quedo junto al señor pink en el cajon, justo donde le necesitaba.Ya con mi dildo fui feliz era satisfactorio y me hacia sentir muy hembra, me vestia y tomaba fotos que luego borraba, ante la imposibilidad de guardarlas en mi ordenador,encontre un sitio en internet donde publicarlas, lejos de cualquier dispositivo personal que me relacionara con ellas, “rincon tranny” era un lugar para chicas travestis de closet, en mis fotos yo me veia bella aunque no tuve mucha acogida no me importa. Mi pseudonimo “Candance” ¿por que?, no lo se simplemente me gustaba hasta cree un correo con ese nombre, pero ya lo he olvidado.

Como toda fantasia siempre quiere hacerce real y esa idea no me dejaba dormir, estaba listo para mi primer encuentro homosexual, aunque mi mujer me hubiese dado por culo, ese contaba tecnicamente como heterosexual.
Lo primero buscar a alguien adecuado por internet, que viviese en la misma ciudad, y ese era un problema, Valladolid es una ciudad muy conservadora por no decir otra cosa, luego los gays con los que habia hablado no hacian si no tratarme de cobarde por no salir del closet asi que descartados , necesitaba alguien en mi misma pocision , casado , muy reservado y muy activo para esta nenaza, la edad y el fisico no me importaban. Un dia encontre candidato y dispocision es muy importante tener sitio, ya vierais los lugares que me decian, desde parques hasta trasteros,el tio en cuestion tenia 53 tacos casado y con hijos, exigia y daba mucha discresion, segun el super activo, no necesite saber mas, le di mi direccion pero el no quizo darme su telefono, me dijo “en 20 minutos estoy alli en 30 ni me esperes” y se desconecto, yo corri y me puse unos vaqueros que me quedaban apretados , mis uñas de los pies estaban pintadas de un rosa muy tenue nada llamativo y una playera blanca. A los 15 minutos sono el telefonillo, estara en el portal pense, le cogi nadie contesto, aun asi le di al boton de abrir, mi corazon estaba que se salia de mi pecho, pegue mi ojo al visillo mirando fijamente al ascensor y unos minutos despues vi salir a un tio que se dirijia a mi puerta, le abri antes que el tocara y entro rapido, me miro tomo mi cara con una sola de sus manos un poco fuerte y me dijo ” linda carita”, era un tio muy normal solo un poco mas bajo que yo, me pregunto por la habitacion ya que tenia mucha prisa, le guie hasta la otra habitacion, no en la que dormia con mi mujer, se desnudo muy rapido asi que yo hice lo mismo, vi su polla toda empalmada no sin antes notar que se habia dejado los calcetines puestos , ¿ en serio, me iba a follar un tio con calcetines?, pense, pero no me importo, seguidanente tomo con sus manos su polla y la mia poniendolas juntas de manera vertical la suya contra la mia, y procedio a sobarlas poniendose muy excitado, unos 5 minutos despues puso una mano sobre mi hombro izquierdo empujandome hacia bajo, me deje llevar y cai de rodillas, esas acciones bruscas de el hacia mi me hacian sentir sumisa, indefenso, pero al mismo tiempo me gustaban me hacia sentir una hembra a la que su macho se va a follar. Al caer a sus pies su pene rozo mis labios, pense rapida mente ” ya estoy aqui es muy tarde para echarse para atras”, no olia mal, pero tampoco olia a rosas ¿sabeis?, le di la primera chupada, sabiendo que me agradaba que tuviera su prepucio como un pene natural no como esos de las pelis, la segunda chupada empece a disfrutarlo y puse mis manos entre cruzadas en mi espalda, la tercera ya lo tenia lo suficientenente ensalivado y se sentia mejor, de repente su mano en la parte posterior de mi cabeza me empujo hacia el, su verga llego hasta mi garganta, senti lagrimas a borbotones resbalar por mis mejillas mientras me decia a mi mismo, ” sin arcada no hay mamada” , despues de un rato levante mi vista hacia el desde a abajo sin dejar de chuparle con mis ojos suplicantes como quien dice ” por favor no mas”, pero lo hice adrede el se puso mas excitado y arremetio peor. Una y otra vez senti una sensacion en mi ojete de que queria ser penetrado, el movimiento empezo a cesar lo supe porque pude tragar mi saliva y acariciar su pene con mi lengua, desentrelace mis manos de mi espalda, y con mi mano izquierda tome tiernamente sus huevos y con la otra su pene mientras me lo sacaba de la boca, me puse de pie y salio de mi una voz muy suave “¿quieres follarme?” Una voz con mucha pluma pero sin proponermelo, el me contesto ” mira no estoy en ese punto , lo siento” , y yo comprendi que no haria ni hara algo mas que sexo oral , no estamos obligados a llegar a ningun punto, ni a salir del armario o de decidir con quien o quienes ser infieles. Otra vez salio aquella vocecita de mi “al menos puedes ponerlo en mi culo” el asintio me giro ahi de pie y me lo puso en el ojete sin pnetrarme yo me incline tal vez si cambiara de parecer, pero no continuo sobandomelo por mi espalda, me dio la vuelta nuevamente haciendome caer de rodillas y obligandome a comerle nuevamente la polla, lo chupe un largo rato , lo saque de mi boca y le dije ” correte en mi cara” lo chupe unas cuantas veces hasta que lo saco abruptamente de mi boca y un chorro de semen calentito salio despedido contra mi rostro, no alcance a cerrar mis ojos y una gotita cayo en mi ojo y sentia que escuecia tanto que sali corriendo hacia el baño, sin darme cuenta corri en puntitas cosa que luego recorde , ¿mas pluma?. Eche abundante agua en mi cara hasta que el escosor desaparecio, pero al verme em el espejo note mi ojo muy enrojecido, me dije a mi mismo frente al espejo ” mira mi nueva cara de mariquita”, cuando sali del baño ya el se habia vrstido, le acompañe hasta la puerta desnudo, tomo mi cara nuevamente con brisqueda , me dio un beso y se marcho.

Jamas le volvi a ver.

3 comentarios en “Mi primer encuentro homosexual

  • el 16 septiembre, 2019 a las 10:27
    Permalink

    Me alegro que te haya gustado.

    Respuesta
  • el 12 septiembre, 2019 a las 04:26
    Permalink

    Me alegra que te haya gustado , un saludo.

    Respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: