Mi primera ves.

Hola, les voy a contar como fue mi primera ves. Me llamo Francisco Javier, pero utilizo el nombre de Paty cuando ando de niña. Soy morena, de estatura mediana 1.67. Soy adoptado, eso en parte ayudo mucho en mi historia, pues hacia el papel de servidumbre en casa, barria, trapeaba, sacudia, lavaba y plancha la ropa. Esto ultimo me gustaba pues tenia contacto con la ropa intima de mis hermanas, en total fuimos ocho hermanos, la primera y la ultima son mujeres. La ultima un año menor que yo.
Un dia mi madre decidio sacar ropa de los closets para hacer espacio en ellos, metimos la ropa que aparto en varias bolsas de plastico.
Por ese entonces yo contaba con 16 años de edad y dormia en un cuartito apartado de la familia, este se ubicaba junto a la puerta de entrada a la casa.
Me gustaba mucho cuando lavaba, sentir la cedocidad de la ropa intima de mis hermanas y una tarde decidi buscar entre las bolsas que habiamos hecho ropa de ellas para ponermela y ver que se sentia.
En la noche fui a la bodega y me lleve las bolsas de la ropa a mi cuarto, ahi las abri una por una y fui encontrando varias prendas, aparte unas pantaletas con olanes de mi hermana menor, unos sostenes de mi hermana mayor, unas faldas y vestidos, me encontre unas zapatillas de medio tacon y todo lo puse en una bolsa aparte y los escondi en mi cuarto. Las otras bolsas las cerre y las devolvi a la bodega.
Pasaron algunos dias, viviendo lo rutinario de cada mañana, limpiar la casa e ir a la escuela. Pero por la noche todo cambiaba, sacaba mi bolsa de ropa femenina y me la probaba, a veces dormia con ella puesta.
Una tarde se metio en mi cabeza la loca idea de ver que se sentia salir a la calle vestida de niña. Me puse a pensar en todos los detalles que debia preparar. Me apure en mis quehaceres y me fui a mi cuarto lo mas temprano que pude.
Escogi unas pantaletas rosa con pequeños olanes, un brassier blanco, panty color humo, un vestido crema que me quedaba una mano arriba de las rodillas, zapatillas negras descubiertas y logre quitarle a mi hermana mayor algunos productos para maquillarme.
Nerviosa inicie por poner lo que iba a usar sobre la cama, me quite la ropa de niño y empece a vestirme de niña. Cuando termine de vestirme me mire en el espejo y me gusto mi imagen, luego me sente frente al espejo y me empeze a maquillar, tono claro canela como base, los parpados combinados abajo azul obscuro y arriba azul claro, delineador negro, mascara negra para mis pestañas, rojo carmesi para mis labios, como usaba el cabello un poquito largo, hasta los hombros, me peine de raya enmedio y fleco. Me vi en el espejo y me gusto ver a la niña traviesa que surgia de mi.
Ya era casi media noche cuado me fije que no habia luces prendidas en la casa, todos dormian y para mi mayor suerte era viernes, asi que todos se levantarian tarde al otro dia.
Con muchos nervios y una gran hemosion sali de mi cuarto y me dirigi a la puerta que daba a la calle. Abri la puerta con mucho cuidado y asome la cabeza para ver si no habia alguin pasando cerca.
La casa se ubicaba en la esquina de una privada, en frente habia un terreno baldio sin cercar, la calle estaba pavimentada recientemente, pero las calles aledañas no, ademas la iluminacion de los postes no hera muy buena que digamos.
Con las piernas temblando di mi primer paso a la banqueta, senti el aire fresco de la noche acariciar mis piernas por debajo del vestido.
Tomando fuerzas de valentia empece a caminar despues de cerrar tras de mi la puerta de la casa. Decidi caminar hacia las calles sin pavimentar que estaban al cruzar la avenida principal que corria a un costado de la casa.
Camine un poco aprisa para no ser descubierta por algun vecino. Cuando llegue a la calle empedrada disminui la velocidad de mi andar. Esta contenta de mi experiencia, me sentia muy bien, contenta, libre y atrevida.
Pase por la casa de madera y techo de lamina donde habia vivido un compañero y ahora estaba vacia y solo la cercaba un monton de pequeños arbustos, pero sus ventanas y puerta abiertas.
Segui mi camino y recorri como unas seis calles mas, iba pasando junto a un camion de carga cuando escuche un pequeño ruido, deje de caminar pues los tacones de las zapatillas hacian algo de ruido. Ya en silencio puse atencion y volvi a escuchar ese mismo ruido, pero que era y de donde venia?, camine un poquito y pude observar que venia de debajo del camion y que lo que oia era el roncar de una persona. Le di la vuelta caminando al camion, me asome y pude ver a un hombre acostado sobre unos cartones roncando bien dormido. Estaba a punto de alejarme pero algo me impulso a caminar junto al camion haciedo que los tacones de mis zapatillas hicieran el mayor ruido posible, di como tres vueltas al camion y pude lograr mi objetivo, despertar a ese hombre, azomo su cabesa y se me quedo viendo aun adormilado, di unos cuatro pasos para que con el sonido de las zapatillas terminar de despertarlo. Ya despierto salio de debajo del camion y me pregunto, que haces por aqui a esta hora chiquilla, yo le dije que regresaba a mi casa despues de ir a hacer una tarea con una amiga.
Me recorrio con su mirada de arriba a abajo y me dijo, que chulas estas niña, gracias dije yo. Se hacerco a mi y pude percibir un poco de olor a licor, me dijo que se habia tomado unas tres copitas para aguantar el frio, que no podia estar borracho pues tenia que despertar temprano para irse a trabajar en camion como cargador, que el chofer habia ido a dormir a otro lugar y no sabia a donde.
En eso se me vino a la mente una gran idea, lo llevaria a la casa abandonada de mi compañero, esa casita de maedera que estaba vacia.
Le comente mi idea diciendole que ahi no pasaria frio y que la casa estaba totalmente vacia y que la iluminaba un poste cercano, para asi poder ver donde acostarse. Tomo el carton donde dormia y me dijo que lo llevara.
Yo iba entre emosionada y nerviosa, de repente me tomo de la cintura para segun el apoyarse, pero sin soltar su pedazo de carton.
Mientras caminabamos me pregunto si estudiaba, si vivia cerca, lo bonita que me veia, lo agradecido que estaba de llevarlo a esa casita. Yo respondi todas sus preguntas, cursaba primero de secundaria, que vivia a cuadra y media de donde ibamos y agradeci sus piropos.
Por fin llegamos, entramos a la casita y vimos que solo tenia una pieza que servia de sala, cocina, comedor y recamara, me imagino que dividian con muebles y cortinas las piezas. Tenia tres ventanas por donde entraba la luz tenue del poste de la calle. El baño estaba afuera pero no fuimos a verlo. El tiro su carton junto a la pared, junto a una de las ventanas. Tomandome de las manos me jalo hacia el diciendome lo agradecido que estaba conmigo, me pregunto que podia hacer para agradecerme, yo le dije que lo que el quisiera… Se hacerco a mi y me tomo por la cintura, me pego a su cuerpo y diciendome lo bonita que estaba me dio un beso en la boca, yo no sabia besar, pero le correspondi lo mejor que pude. Tomo mi rostro entre sus manos y me beso por toda la cara,mis mejillas, la frente, mi boca. Mis piernas temblaban de nervios, el me calmo y me tomo por la cintura y me dijo que era una niña muy bonita, volvio a besarme en la boca abriendo con su lengua mi boca y por primera ves senti una lengua dentro de mi boca jugar con mi lengua. Sus manos empezaron a bajar de mi cintura hacia mis nalgas, las acaricio dando pequeños apretones, empezo a subir mi vestido poco a poco, me besaba el cuello, las mejillas, la boca. Yo sentia lindo lo que hacia, mis nervios se transformaron en deceo y ternura por este hombre. El tendria unos 42 años mas o menos, sus manos callosas por el trabajo rudo, su holor a alcohol combinado a sudor de hombre me embriago, sintio la suavidad de las panty debajo del vestido y arrecio las caricias sobre mis muslos y mis nalgas, me gustas mucho mi niña, hueles rico muñequita linda, me decia mientras me besaba y acariciaba. Mis manos fueron dirigidas por las suyas hacia su paquete, senti algo duro y tibio bajo su pantalon, lo recorria con delicadeza para evitar alguna molestia. Me tomo en sus brazos y me recosto sobre su carton de dormir, la luz que entraba por la ventana ilumino mi rostro y pudo ver que iba maquillada, se puso de pie y se desabrocho el cinto, bajo su cierre y el pantalon tambien. Me arrodille frente a el y baje pico a poco la truza aguada que tenia, olia a hombre, de pronto salto frente a mi rostro una verga no muy gruesa, de unos quince centimetros de largo, con una cabeza como hongo y de donde se notaba el brillo de su luquido preseminal. Me hacerque a ella, la tome con mis manitas de niña y la acaricie con mucha ternura, el me tomo de la cabeza y la dirigio hacia su verga, le di unos besitos pausados, el gimio y me empujo un poco mas, entonces pase mi lengua por esa cabeza con forma de hongo, la humedeci y recorri todo lo largo de ella, senti con mis manos ese par de testiculos peludos que guardaban su delicioso nectar de semen caliente. De pronto abri mi boca e introduje su verga poco a poco, dando mi primera mamada a una verga. Asi estuve mamando unos quince minutos, el gemia en cada chupada que le daba, me tomo por los hombros y me recosto boca arriba, subio mi vestido hasta la cintura, bajo mis panty con todo y pantaleta, fue ahi que descubrio que no era del todo una niña, me dijo, pero mira nada mas que chulada de niña putita con caramelo adelante, pues ahora mas que nada te voy a hacer disfrutar agradeciendo lo que has hecho por mi trayendome a este cuartito, donde hay un hoyo hay que disfrutarlo mamacita rica, me dijo.
Me quito las pantymedias y la pantaleta por completo, subio mis piernitas hasta que quedo expuesto mi anito chiquito y virgen ante el. Puso saliba en mi anito apretado, puso saliba en su verga, la coloco a la entrada y empujo un poquito, yo gemi un por el dolor que me causo su intento de metermela, la volvio a acomodar y empujo con un poco mas de fuerza, con un poco de esfuerzo y de dolor entro por fin su cabeza, se detubo un momento, puso mis piernitas sobre sus hombros e inicio a meterme poco a poco toda su verga, la dejo unos segundos ahi dura, bien parada dentro de mi culito apretado, y de repente inicio con un mete saca rico y acompasado, mis piernitas sobre sus hombros,su mirada lujuriosa viendo mi rostro que hacia gestos de placer mordiendo mi labio inferior y gimiendo en cada embestida, sus manos acariciaban mis piernitas, las que se mobian al ritmo de su rico mete saca, el sonido de sus huevos golpeando mis nalgas me hacian estremecer. Me decia lo rico que apretaba mi culito su sabrosa y dura verga, asi estubo dandome verga por espacio de media hora. De pronto arrecio sus embestidas, se puso tenso y me dijo ahora eres toda una niña traviesa y eres mia, te voy a llenar el colo de mi leche, y terminando de decir esto senti como su verga soltaba sus chorros de semen en mis entrañas, su tibieza me inundo, el palpitar de su verga en cada escupida de semen me hacia estremecer de delirio y placer. Me sentia plena y llena de pasion. No bajo mis pienas de sus hombros hasta que solto su ultimo chorro de semen y empezo a ponerse flacida su verga, la cual salio por si sola, senti como escurria su semen de mi culito hacia mis nalgas. Me beso en la boca y me dijo, eres una niña hermosa y muy travieza, me encanto quitarle a tu culito lo virgen mi amor, estuvimos recostados encima de su carton unos minutos, me puse de pie poniendome mis calzoncitos de olanes, mis pantymedias y mis zapatillas, el se reincorporo y dandome un beso en la boca con sus manos en mis nalgas me despidio. Baje mi vestido y regrese a mi casa. Cuando entre a mi cuarto apenas podia entender lo que habia vivido esa noche. Fue mi primera ves como niña y que tan fascinada y encantada que lo he hecho otras muchas veces. Cosa que contare en otra oportunidad. Espero les haya gustado mi relato, escribanme sus comentarios a [email protected]

Un comentario sobre “Mi primera ves.

  • el 17 noviembre, 2018 a las 19:11
    Permalink

    Muy excitante y rica tu experiencia.

    Respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: