Mi primera vez a los 18 añitos

Holis. Me llamo Belen. Me dicen Belu, desde los 16 añitos me hago llamar así. Siempre me sentí nenita pero al llegar la adolescencia ya no podía contener mis deseos de serlo y definir mis gustos sexuales. Mis papis se habían ido a buscar suerte a España y yo quedé acá en Bs.As. a cargo de una tía, de mente muy abierta y con la cual nos llevabamos muy bien, por lo tanto no costó mucho en ser también mi amiga confidente. Fue un día que me descubrió cuando llegó a casita y me vio haciendo poses de nenita solo con una bombachita cola less de ella. Me quedaba divinaaaa!! La tirita bien metida en la colita, la tenia hermosa y paradita. Era una sensación únicaaaa. Pero ella me descubrió y lejos de retarme me dijo que estaba bien y que no me preocupara. Que ella respetaba lo que yo sintiera y me iba a ayudar con eso. Me dejo que en casita pudiera andar vestidita de nena. Me compró ropita para poder usar: tanguitas, corpiñitos, remeritas ajustadas, microminis, shorcitos, etc.
Empezaba la secundaria y no podia disimular ya que me gustaran los chicos. Conocí algunos del cole y otros del barrio. En el cole  con un compañerito a chuparle la pija en el baño y si habia alguna hora libre porque faltaba un profe buscabamos algun lugar para transar y chuparsela. Asi estuve hasta mis 18 añitos, cuando en una fiesta para recaudar fondos de los chicos  conocí a un chico de ese curso, Matias, mi Mati hermoso. Mi tia me ayudaba y me producia ya. Maquillaje, labial, tanguita, vestidito micromini, zapatitos, perfume y a la fiesta. Como habia poca luz, mucho ruido y musica nadie notaria nada asi que me animé y fui al cole a la fiesta. Ahi me vio él. Me recibió como a toda una chica que era. Empezamos a hablar y a reirnos y al ratito Mati fue a buscar algo para tomar y seguimos hablando y riendonos. Cada vez estabamos mas cerquita uno del otro. Me decia que era muy linda y le gustaba mucho y muchas cositas mas. Yo siempre en pose provocativa y deseosa que me empezara a abrazarme y acariciarme y besarme en el cuellito y de repente todo eso empezó a suceder. Transamos toda la noche y nos calentabamos mas y mas. Me llevo hasta un cuarto medio oculto en el cole que se usaba de deposito. Apenas entramos me apoyó contra la pared y no parabamos de besarnos y el de acariciarme la cola. Yo bajé una mano hasta el cierre de su jean y se lo bajé. Metí mi mano en su boxer para agarrarle la pija y empecé a hacerle la paja. Era lo que siempre habia soñado. Estar vestidita de nenita putita y agarrar una pija. No aguantaba mas y le dije que me gustaría saborear su pija en mi boquita golosa y recorrerla con mi lenguita y chuparla y chuparla. Con una sonrisa muy sexy me dijo “sos una nenita muy putitaaaa…..me encantaaaa” y yo me sentia en las nubes. Jiji. La pija de Mati era divinaaaa. La tenia grande y el además era carilindo, un potro divinoooo.
Empecé a chuparle la pija y la saboree toda. Era riquisimaaaa. Me bajé la parte de arriba del vestidito y con mis tetitas le apretaba la pija. Me frotaba los pezones con su pija dura y grande. Hmmmmmmm. Le dije que era una bebota muy obediente y me iba a tomar toda la lechita calentita hasta la ultima gotita. Jiji. Mati me acabó en las tetitas y en la carita. Obviamente descargó lechita en mi boquita. Me encantaba tomarla desde los 16 añitos. Jiji. En eso Mati me levanta y me sube la parte de abajo del vestidito para acariciarme bien la colita y se da cuenta que era travi. En un segundo senti que mi sueño se iba a truncar, pero el me dijo que no importaba, que lo volvia loco y yo era hermosa y muy femenina. Me podria haber empezado a preguntar muchas cosas pero estaba tan caliente conmigo que me siguió dando besos de lengua y me dijo que vayamos a su casa. Era finde largo y sus papis se habian ido con su hermana a la casa que tienen en la Costa, asi que ibamos a estar los dos solitos. Me acomodé la ropita y nos fuimos de la manito para su casita y no paramos de coger todo el finde. Le fascinaba mi colita y como le chupaba la pija. Hasta me puse la pollerita tableada del cole de su hermana para ser su colegialita putita. Lo hicimos por toda la casa y de todas las formas. El bien activo, yo super pasiva. Fue inolvidable!! Durante el resto del año nos veiamos en el cole todo el tiempo y le chupé la pija en un par de recreos jiji (el supo toda la verdad). Ya fuera del cole teniamos nuestros encuentros en casita cuando mi tia estaba trabajando y yo lo recibia vestidita de nenita, de nenita putita.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: