Putas en la Secu

Cuando estaba en Secundaria para ser exacta me empezaron a gustar las niñas, sin embargo por mi despertar sexual evidentemente quería experimentar con mujeres.

Todo comenzó cuando una de mis profesoras entró al baño y la espié mientras hacía, logré verle las nalgas por lo que me masturbé enseguida en el baño.

Después entró una de mis compañeras al bañó y después de 5 min dee estarme tocando vi que ella estaba desde arriba grabandome, a lo que me dijo si no me la chupas le digo a todos que te grabé y se los mando.

Por lo que accedí a hacerle sexo oral a mi amiga (la gloria ya que en un mismo día le vi la cola a una maestra y se la chupé a una compañera), bueno eso no fue todo.

Al día siguiente que fui al baño atrás de mi llegó una chica de pepa, conocida por ser lesbiana.

a lo que me dijo, ya me llegó el rumor de que chupas puchas en el baño, yo quiero te doy 100 pesos.

Yo asustada por la reputación que me hjabía creado le dije que si pero que no le dijera a nadie.

Evidentemente se la chupé (la vdd toda llena de pelos pero eso me excitaba) duré como 10 min para que se viniera en mi boca.

después de un mes todo parecía haberse olvidado, hasta que me llegó una nota con un horario específico e indicaba baño de niñas.

Supuse que era otra chica que quería que le hiciera sexo oral.

A esa hora que entré llegó detrás de mi una maestra y me dijo, ya se lo que haces-

De repente me metió al baño me sentó a la fuerza en la tasa se bajó el pantalón y calzones y empecé a mamarsela con suma suavidad, a lo que ella susurraba la mamas mejor que mi esposo, si la mamas rico te pondré 10 cuando sea tu maestra, siii sigueeeeeee, – Con lo cual yo me excitaba cada vez más.

Después este rumor llegó hasta dirección por lo que me corrieron por eso, nadie me va a quitar la satisfacción de haber chupado tan deliciosas vaginas.

2 comentarios en “Putas en la Secu

  • el 27 enero, 2019 a las 22:18
    Permalink

    Coincido con tu conclusión. Yo vivo partiendo de este principio: es horrible arrepentirse de algo que no hiciste. Y tú has tenido la dicha de dar ese delicioso sexo oral, disfrutando el gran placer de aspirar, a la vez, ese exquisito aroma vaginal.

    Respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: