Se la cogían 3 mecánicos y a mi no me aflojaba el culo

Tenia muchos meses convenciendo a Yesica de dejarme cogérmela por el culo y ella siempre se negaba, pues las primeras veces que lo intentamos decía que le dolía mucho, yo estaba enamorado de ella porque en verdad era muy guapa y supuestamente era virgen cuando nos hicimos novios, paso mas de un año desde que nos hicimos novios para volver a intentar cogérmela por el culo y de nueva cuenta dijo que no aguantaba el dolor, así que me fui resignando a que mi novia no estaba hecha para el sexo anal, paso un poco mas de tiempo, entonces por cosas del destino mi coche se descompuso y me dejo tirado muy lejos de mi casa, así que lo lleve al primer taller que encontré, entonces mientras esperaba a que estuviera listo a lo lejos vi a una pareja que salio de otro taller que estaba mas adelante, se abrazaron y se despidieron con un beso en la boca pero justo antes de que ella se subiera en un taxi,volteo y me pareció que era Yesica, pero no podía estar seguro, estaba muy lejos pero fue cuando recordé que Yesica tenia una falda y una blusa iguales a las que llevaba la chica que vi, los celos y el enojo me invadieron pero no podía hacer otra cosa que llamarla para saber a donde estaba, ella me contesto y me dijo que iba para su casa porque había salido a ver a una de sus amigas, no parecía nerviosa de escucharme, así que no sabia que pensar y no dije nada mas.

los días pasaron y mi cabeza no dejaba de pensar si había sido Yesica la chica del otro día, se me ocurrió llevar mi coche a ese taller con cualquier pretexto y ver si me enteraba de algo, fui un martes y pedí que le cambiaran el aceite, mientras lo hacían les hice platica a los tres tipos que trabajaban ahí, en algún momento me arme de valor para comenzar a sacar información, les dije que unos días antes había visto salir del taller a una chica muy guapa con falda rosada, como pensaba que a lo mejor era la novia de alguno de ellos, les dije que pensaba que era una compañera de mi trabajo supuestamente de nombre Maria (fue el primer nombre que se me ocurrió), entonces los tres se comenzaron a reír y yo no entendía porque, hasta que uno de ellos me dijo algo mas o menos así.
“Nel… o bueno, ¿quien sabe? la morra dice que se llama Yesi pero quien sabe si neta así se llame, es una putita que viene de vez en cuando para que la mandemos bien surtida”.
Yo sentí que me echaron una cubeta de agua fría, por el nombre y la ropa que le vi estaba casi seguro que era mi novia, pero estaba muy lejos de su casa, casi una hora en coche, podía ser una coincidencia y trate de sacar mas información, les dije que entonces no era mi compañera pero les pregunte tratando de hablar en confianza como ellos hablaban.
¿que onda con la morra?, ¿cobra?, ¿es de a grapas?, y ¿que onda? ¿si le pone chido?
Apenas toque el tema y se soltaron contándome todo, me dijeron que la morra conoció a uno de ellos durante el festejo del grito de independencia en el zócalo, cosa que si era mi Yesica podría ser porque ese noche no nos vimos, dijeron que parecía un poco “fresa” pero que esa misma noche “aflojo” y se la llevo a coger y que cogía bien “chido” y al final intercambiaron teléfonos, que le dijo al cabrón que no la llamara porque tenia novio y que solo por mensajes, unos días después la invito a taller y que se la cogió ahí mismo en un cuartucho que me enseñaron, pero que la morra era tan cachonda que el tipo que se la cogió primero le pregunto si le “pondría con sus amigos” y que ella de volada aflojo y se la turnaron los otros dos, me platicaron que la morra pedía mas verga y que todos le fueron sin condón, cuando a mi me pedía que usara cada que cogíamos, también me contaron que a veces pasaban semanas si hablarle para que fuera pero que cuando pasaba una o dos semana de pronto ella sólita les caia como el día que yo la vi y solo iba para que se la cogieran, pero de todo lo que mas coraje me dio fue que uno de ellos me dijo que las primeras veces no quería pero que como a la cuarta o quinta vez, les “aflojo el culo” y hasta hacían bromas de que uno de ellos salio “premiado”, yo me reia con ellos pero en verdad me sentía muy enojado, mientras a mi no me dejaba hacérselo por el culo, resulta que esos cabrones si le daban, que poca madre!

Tal vez mas que enojado, me sentía triste y decepcionado de enterarme de eso, aun no estaba 100% seguro de que fuera mi Yesi porque yo no la había visto claramente, pero todo parecía indicar que si era mi Yesi, por desgracia llego otro cliente y dejamos de platicar sobre la morra que se cogían los mecánicos, pero como estaba casi convencido que si era mi Yesi, regrese unos días después para que me cambiaran balatas, aunque claro que era un pretexto para ver que mas sacaba sobre lo que hacían esos cabrones cuando Yesi los visitaba, en el inter yo me sentía mal respecto a Yesi, la vi un par de veces y aunque parecía ser la misma de siempre yo desconfiaba de todo lo que me decía y creo que se dio cuenta de que estaba raro con ella porque me pregunto, incluso cuando me la cogí en uno de eso días, lo hice sin contemplaciones, nada de “así no”, nada de ser tierno, me valió madres y la hice que me chupara la verga aunque según no le gusta, la tomaba de la cabeza y le hundía la verga hasta que la ahogaba y aunque se quejo varias veces no permití que dejara de hacerlo, cuando la miraba me daba coraje de pensar que andaba de puta y a mi me dijo que había sido el primero y según el único, después al cogérmela la pare las patas y le dejaba ir la verga con fuerza, ella gemía y en ocasiones decía que la lastimaba pero me valía madres, si le gustaba que unos putos mecánicos que ni la conocían se la cogieran, entonces tenia que aguantar que la tratara como puta, en algún momento cuando la puse de perrito ella ya me estaba diciendo que no le estaba gustando de puro coraje que pongo mi verga en su ano y que se la empujo con fuerza, ella dio un salto y quito llorando, me decía que era un estúpido y que la había lastimado, yo no me disculpe y le dije que de todas formas algún día te la van a meter hasta varios uno tras o otro y ni te vas a quejar, ella se ofendió y me dijo que nos fuéramos, que se sentía mal, durante el camino a su casa no me hablo para nada ni yo a ella, se bajo del coche y me fui.

El día que regrese al taller para cambiar las balatas, me espere un poco antes de sacar el tema, los tipos ya estaban mas en confianza conmigo y me platicaron mas cosas que le hacían a la “morra”, que la dedeaban y se ponía bien cachonda, que una vez uno de ellos le robo la tanga y se tuvo que regresar sin tanga, que aunque no se los tragaba a veces se los echaban en la boca y toda clase de cosas que solo haría una chica muy caliente o muy puta.

Cuando terminaron de cambiar mis balatas, les estaba pagando cuando entro una chica al taller y uno de ellos, el que me estaba cobrando la recibió con un beso en la boca, los otros desde donde estaban tambien la saludaron, pero cuando el tipo que me estaba cobrando regreso a darme el cambio me la presento.
“¿que onda muñeca?… mira, te presento a un cuate de aquí del taller, justo estábamos hablando de lo mucho que nos haces felices cuando vienes…”

¡En la madre! esa chica era la Yesi que esos cabrones se andaban cogiendo y no era la mía, me sentí el hombre mas estúpido del mundo, me porte como un gañan con Yesi, desconfié de ella, la trate mal y hasta la lastime pensando que andaba de puta, cuando yo por mis putos celos me imaginaba toda clase de cosas, me sentí muy incomodo de saludar a la chava que me habían presentado, la verdad es que no se veía nada “fresa” como habían dicho los mecánicos, aunque no estaba mal de cuerpo, de cara ya de cerca no se parecía en nada a mi Yesi excepto por el cabello que ambas lo tenían similar, ni siquiera el tono de piel se parecía, me despedí y me salí del taller, antes de irme uno de ellos me dijo frente a la chava que a ver si luego me invitaban a la fiesta mientras me señalaba discretamente a la chava, a unas cuadras de ahí me estacione para llamar a Yesi, no le dije que había pasado pero le pedí perdón por lo que había pasado cuando estábamos cogiendo, solo le dije que estaba enojado por algunos problemas que tenia en el trabajo, me costo mucho que se le pasara, afortunadamente todo esta bien ahora, pero por poco y mando todo a la mierda por no asegurarme antes de portarme mal con ella.

Hay les dejo mi experiencia para que no les pase lo mismo, ¿que posibilidades había de que una chica con físico similar, ropa similar se llame como mi novia?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: