Sexo con mi tia

Relato de sexo con mi tia

Hola antes de empezar el relato dire que mi nombre es armando tengo 20 años y hace un par de años conoci a una madurita con la cual he estado teniendo buenas sesiones de sexo
Pues resulta que uno de mis tios que habia vivido fuera de la ciudad por muchos años estaba por regresar ademas al parecer mi tio se habia casado así que mis padres fueron por ellos y los llevaron a la casa para que nos conocieran a mi hermano menor y a mi estuvimos conviviendo un rato y ahi me di cuenta que mi tia se veia muy buena es de estatura media un poco llenita pero sin llegar a ser gorda tiene un par de tetas muy grandes y un culo muy apetecible
Mis tios vivirian cerca de nosotros asi que podiamos ir a visitarlos
Y yo empeze a visitarlos muy seguido mis tios no tienen hijos asi que en sierto modo nos concentian a mi hermano y a mi como les decia yo empeze a visitarlos muy seguido ademas a mi tio le gustaba mucho el Basketball igual que a mi asi que veiamos muchos partidos juntos
Un dia que llegue a casa de mis tios para ver un partido mi tio no estaba asi que me puse a ver el partido solo con mi tia ella se sento au lado mio y nos pusimos a ver el partido
Yo estaba muy concentrado en el partido cuando siento la mano de mi tia por mi pierna subiendo lentamente me estremeci pero no hice nada seguia viendo el partido y mi tia seguia subiendo la mano hasta que llego a mi entrepierna y empozo a frotar mi pene ppr encima del pantalon yo no sabia que hacer y solo me quede quieto
Ella empezo a decir que yo le parecia un chico lindo y guapo mientras empezaba a besarme yo solo abri la boca y le correspondi el beso empezo a quitarme la ropa primero la xamisa y luego el pantalon hasta dejarme desnudo luego empezo a desnudarse ella pude admirar sus enormes tetas y ella me invito a tocarlas se sentian tan bien
Entonces ella se arrodillo en el suelo y empezo a hacerme una mamada muy buena yo solo serraba los hojos y disfrutaba de sus deliciosos labios y una vez que mi pene estuvo bien parado ella se incorporo y se monto sobre mi pene y empezo a cabalgarlo lentamente era increible sentirla tan mojada y que mi pene resbalara me sentia en la gloria hasta que me pidio que le diera de perrito la puse en cuatro sobre el sofa y empeze a darle duro la jalaba el cabello y le daba nalgadas ella solo gemia hasta que no aguante mas y me vine dentro de ella
Desde entonces hemos estado manteniendo una relación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: