SOY ADICTA AL SEMEN

No sé si soy diferente a mis compañeras trans, lo que pasa es que me gusta muchísimo recibir leche, por suerte soy atractiva y me llegan varios hombres de día además de que trabajo de puta en las noches. Me anuncio en los chats como dama sin pareja y por separado como scort.
Recibo a los hombres en casa, tengo 8 de planta, la condición es que me vengan a ver cada semana, máximo cada 15 días, que la tengan mediana o grande, y que no usemos condón. A veces se me juntan 3 en un día y desde que amanece estoy muy caliente al saber quiénes vendrán.
Por ejemplo, ayer recibí a Samuel, quien es joven, delgado y blanco; es serio, habla poco, cuando llega ya estoy lista con mi bata y sandalias, le sirvo su desayuno y luego nos vamos a la cama, casi siempre se monta en mí, me pone de patas al hombro y me la mete toda, sin hablar, yo, como mujercita, solo hablo si me dicen o me preguntan algo cuando me estoy entregando a mi macho. Es algo delicioso para empezar el día, allí empiezo a tener mi colita mojada y abierta, no me pongo kotex para sentir la leche de mi hombre, aceitosa y caliente.
Por la tarde viene el negro, toma su cerveza, me obliga a que me hinque frente a él y se la mame, es un salvaje, la tiene grandísima, a veces me los deja en la boca y hasta me atraganto porque es muy lechoso, otras veces me pone en cuatro, la tiene tan grande que aún me duele pero siento riquísimo, casi siempre me lo hace 2 veces, me encanta la sensación cuando me levanto de la cama y se me escurren en las piernas. El negro a veces cuando me tiene en 4 se orina en mi culito, es lo máximo!!!
En las noches, cuando quiero le pido a mi asistente personal que baje, vive en el cuarto de azotea, se llama Evelio, es un moreno tipo Oaxaca, es muy caliente, siempre viene con ganas de coger, me la deja caer muy rico y también me da su leche. Viene como 3 ó 4 veces a la semana.
Luego salgo a trabajar, llego a las 10 y termino entre 2 y 3 am, me calienta mucho estar con la mini ofreciéndome con coquetería, lo hago por gusto y además pagan muy bien, mínimo 50 dólares por tenerme como quieran. No me gusta con condón y lo que más me excita es cuando me piden hacerlo a pelo, me hago del rogar y les cobro el doble sin que sepan que me dejaría gratis con tal de sentir cuando se vienen adentro de mí.
Habrá una sensación más deliciosa que sentir cómo se empiezan a mover los hombres más rápido cuando se van a venir? Para mí no. Se ponen duros, jadean, tienen los ojos cerrados y me aprietan las nalgas o lo que me estén tocando; a mí me encanta abrazarlos en ese momento, apretarles la verga con mi colita, moverme, y pegarlos a mí cuando empiezan a darme su rica y caliente leche. Cómo les gusta coger a los hombres! y cómo me gusta recibir su esperma!
Me calienta recordar la posición en que me los echaron, en cada una se siente diferente, mi preferida es en misionario porque veo mis pies al aire, y más cuando aún tengo zapatillas; y cuando me tienen en 4, porque me siento más expuesta, frágil, indefensa. Me gusta mucho lo que hablamos en ese momento:
• Ya te vas a venir papi?
• Sí
• Métela toda
• Así?
• Sí mi amor, así, quiero sentirte
• Ya casi preciosa
• Ya cielo?
• Hay viene
• Dámelos hasta el fondo mi vida
• Sí, eso quiero
Lo pego a mí, agarrándole las nalgas con fuerza
• Yaaaaa!
• Qué rico! Mi macho, dame, dame, dame así
• Toma!
Siento como le salen, y como los recibo, es el momento supremo, me los está dando a mí, su hembra, ya sea porque es mi free o porque me pagó.
• Métela más amor
• Toma!
Me muevo y se la aprieto con mi colita, él va dejando de moverse, yo sigo apretándolo hacia mí
• No te salgas papito, métela toda
• Tómala, ahhhh!
Creo que por eso las trans tenemos más clientes y cobramos más caro que las mujeres, porque sabemos más cómo coger a un hombre. Cuando se están viniendo, los de planta a veces me besan en la boca, y uno que otro cliente, es delicioso, es lo máximo como mujer. Así estamos, hasta que se sale sola, cuando sale imagino cómo está babeando de placer, y yo con todos los mocos hasta adentro, los cuales allí se quedarán para hacerme más y más hembra.
Me encanta cuando regreso en la madrugada toda llena, me siento putísima, eso soy, me gusta cuando me estoy quitando mi ropa de puta, medias, tacones, bra, tanga, y me desmaquillo. Así me acuesto, sin lavarme, para disfrutar la sensación de estar llena y que se me salgan de poquitos, más cuando fueron varios los que me los echaron, de día y de noche. Me duermo… y sueño con quienes están soñando con que vendrán a cogerme al día siguiente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: