Verdadero amor de hermanos – La primera noche, la primera vez – Por Angy

Después de leer algunos relatos de este y otros sitios, me doy cuenta que no soy la única que ha tenido sexo con su hermano y eso es tranquilizante, yo entiendo muy bien que no esta bien visto tener relaciones con alguien de tu familia, pero creo que no se puede o es muy difícil controlar ciertas emociones y mas cuando todo esta a favor de que suceda, pero quiero aclarar que no soy ninguna escritora de cosas de este tipo, ni siquiera se escribir bien, así que me disculpan, tampoco es una fantasía, ni es algo inventado, mucho menos busco terapia psicológica, simplemente es algo que no tenia que pasar pero paso y no puedo contárselo a nadie, aunque soy joven, no soy ninguna chamaca tonta que no sabe lo que hace, me llamo Angelica y tengo 20 años.

Todo paso en diciembre del 2019, mi familia viajo a Toluca a visitar a unos familiares, llegamos cerca de las 8 de la noche y después de cenar nos dijeron a donde nos quedaríamos a dormir, como la casa es pequeña nos acomodaron a mi hermano Angel que tiene 22 años y a mi en la misma habitación donde solo había una cama matrimonial, mis papas se quedaron en otra habitación, mis tíos en la suya y mi hermana menor que tiene años y mi prima se quedaron en la sala pues les pusieron una tienda de campaña para que jugaran antes de dormir. Durante las primeras horas de la noche todo era normal, cada uno tomo su lado de la cama y cada uno tenia su cobija, pero ya en la madrugada comenzó a hacer mucho frió y sentía los pies helados, le dije a Angel que me abrazara para que nos calentáramos un poco, me acomode de cucharita dándole la espalda y usamos las dos cobijas y el edredón para taparnos, los dos nos quedamos bien dormidos pero yo seguía con los pies fríos y eso me despertó, no quería ni moverme, sentía muy rico el calor que me daba mi hermano abrazándome pero juro que no era nada sexual, solo estaba calientita, busque frotar mis pies con las piernas de Angel, como es mucho mas alto que yo quedaban a la altura de sus pantorrillas, termine por meterlos en medio de sus piernas y así me quede esperando que se calentaran un poco pero no me podía dormir, sin embargo Angel estaba roncando de lo profundamente dormido que estaba, yo me había puesto una piyama de franela y Angel como siempre se durmió en short, podía sentir el bulto de su verga rosando mis nalgas pero hasta ese momento no tenia ningún mal pensamiento, pero tal vez buscando mas calor o porque sentía rico, me movía suavemente para estar mas cerca de el y creo que eso le provoco una erección pero seguía roncando, al principio me asuste y separe mis nalgas un poco, pero no era su culpa porque en verdad estaba bien dormido, sin darme cuenta… o mas bien si me di cuenta pero reitero que no buscaba nada sexual, me volví a pegar a el porque pensé que era mi hermano y no pasaba nada, el problema fue que sentía rico sentir su verga dura rosando justo en medio de mis nalgas, ahora si, sin darme cuenta me comencé a sentir excitada y volví a mover suave mente mi culito, creo que como ya tenia mas de quince días sin coger con mi novio Mauricio, era fácil que me pusiera cachonda con cualquier cosa, aun así, no pretendía nada mas que sentir un poquito los roses con la verga de mi hermano, ademas los dos teníamos ropa de dormir, así que era solo eso, incluso en mi mente no estaba pensando en Angel, mas bien creo que estaba fantaseando con un chico que me gusta mucho, pero al mismo tiempo que movía mi culito para sentir el rose de la verga de mi hermano, mis pies se movían entre las piernas de Angel y sentía sus vellos rosando mi piel, creo que me deje llevar y comencé a acariciarme mi chochito sobre la piyama pero tratando de no moverme mucho, ya mas cachonda moví un poco la mano de Angel que tenia por arriba de mi y que estaba poco abajo de una de mis bubis para ponerla justo encima, me estaba masturbando muy rico pero según yo muy discretamente, no recuerdo haberme movido mas que al inicio pero posiblemente si y no me di cuenta por ya estar muy cachonda pero Angel se comenzó a despertar y me quede muy quieta, no despertó por completo pero supongo que el sueño se le hizo mas ligero porque cuando pensé que se había vuelto a dormir de nueva cuenta comencé a acariciarme aunque ya no moví mi culito como antes, el caso es que sentí que Angel movía muy, pero muy suavemente su verga contra mi y me gusto, realmente a partir de ahí, no se que paso, si fui yo, fue Angel o fuimos los dos pero de pronto ambos nos movíamos, yo empujaba mi culito contra el y el empujaba su verga contra mi, su mano que puse en mi bubi apenas y la movía, apenas y sentía sus dedos acariciando mi pezón, pero cada vez estaba mas cachonda y Angel también, no se si acomodo su verga con su mano libre o si sólita se acomodo pero quedo justo rosando mi ano y aunque estaba de por medio la tela de mi piyama y la de su short, podía sentir la puntita picándome el culo y llego el momento que ya no aguantaba las ganas de que me cogiera pero sabia que no podía llegar a tanto, con la mano que estaba usando para acariciar mi chochito sentía la tela de mi piyama bien empapada, pero Angel no hacia nada mas que moverse muy sutilmente, digo, aunque no pretendía que realmente que me cogiera pero un poco mas de manoseo y tal vez un poco de mas rose hubieran estado perfecto, los dos hubiéramos disfrutado sin caer en incesto completamente, tuve que ser yo la que hiciera algo mas porque el no creo que se hubiera atrevido pues siempre fue muy cariñoso, protector y respetuoso conmigo, así que lentamente me baje mi piyama hasta casi la mitad de mis muslos, me deje el bikini sin bajar porque como dije antes, con todo y mi calentura y las ganas de coger no quería que pasara a mayores, ademas no me estaba cuidando.

Para esas alturas creo que Angel ya estaba bien despierto pero ninguno de los dos decía una sola palabra, solo era el disfrutar de frotar nuestros cuerpos, ya con mi piyama a medio muslo, Angel debió saber que no eran solo roses accidentales y por supuesto que no estaba dormida, pero no se bajo el short, no se realmente si tenia miedo, pena o solo estaba igual que yo que sabia que no estaba bien y no quería llegar a mas que solo frotarnos, pero el caso fue que nuevamente moví mi culito contra la verga de mi hermano y al mismo tiempo mis pies acariciaban sus piernas, nuevamente sentí la punta de su verga rosando mi ano pero esta vez había menos tela de por medio ademas de que yo me arqueaba un poco mas como levantado el culito y se sentía mucho mas rico, también me comencé a masturbar pero ya no era tan sutil, Angel debió darse cuenta que me masturbaba, aun así, sus movimientos eran mas suaves que los míos, pero poco a poco sentí que se excitaba mas y mas, su mano que mantenía sobre mi bubi ya me estaba acariciando descaradamente, no me la apretaba pero si agarraba mi pezón con dos de sus dedos y lo movía como si lo girara, de pronto sentí que Angel se bajaba el short, supongo que ya estaba tan cachondo como yo, entonces seguimos frotándonos y cada vez fue mas y mas intenso el frote, por momentos pasaba mi mano que no estaba usando para masturbarme para sentir su cuerpo, lo tomaba de la cadera y lo jalaba contra mi, mis pies recorrían todo lo que podían de sus piernas y sentía que la sangre me estaba hirviendo, no sabia que tiempo había pasado pero no quería que terminara, nunca me había sentido tan cachonda sin ni siquiera estar cogiendo, comencé a acariciar su brazo con el que me acariciaba la bubi y poco a poco lo baje para que pusiera su mano entre mis piernas pero no quite la mía con la que me masturbaba, así por un lado sentía su mano acariciando mi chochito sobre mi bikini y en mi culito sentía su verga dura empujando, cada vez estaba mas cachonda, mis movimientos ya no eran suaves, creo que prácticamente me estaba retorciendo de tanto placer, entonces me decidí a ir un poco mas lejos y mi mano libre la hice para atrás pero no para acariciar su cadera, busque su verga y la sentí abajo de su short, era mas o menos del tamaño de la de Mauricio pero claramente mas gruesa o al menos esa impresión me dio al agarrarla sobre la ropa, se la acariciaba mientras el me acariciaba a mi, saque mi mano que usaba para masturbarme y me incorpore un poco para que pasara su brazo libre por debajo de mi cuello y puse su mano en mi otra bubi para que también la acariciara, entonces con la mano que acariciaba su verga busque sacarla de su calzón y por primera vez sentí su piel directamente, estaba durisima pero a la vez su piel era suave, comprobé que la tiene mas gruesa que la de mi novio, pero eso no me importaba, aunque la hubiera tenido pequeñita me estaba haciendo disfrutar mas que ninguna otra vez en mi vida.

Seguimos acostados de cucharita sin decir absolutamente nada, pero los roses de la verga de Angel contra mi culito ahora solo tenían de por medio la tela de mi bikini que estaba empapado, yo lo ayudaba acariciando con mi mano su verga y yo misma la ponía contra mi ano y la llevaba mas abajo para sentirla contra mi chochito, cada que el empujaba podía sentir casi como se estiraba la tela y era casi como si me penetrara, también sentía con mis dedos que Angel estaba lubricando y embarraba ese liquido por todo lo largo de su verga, para mi era lo mas cachondo, erótico y casi romántico que había hecho en mi vida, no estábamos cogiendo pero les juro que la excitación era extrema. Llego el momento que en serio, ya no aguantaba, ya no podía resistir mas, ya no me era suficiente sentir los piquetes de su verga sobre mi bikini, necesitaba sentir la verga de Angel dentro de mi, ni siquiera pensé en que no me estaba cuidando solo quería tenerlo adentro y sin soltar su verga hice a un lado mi bikini para sentirlo directo en mi piel, los primeros roses de su verga fueron en mi culito y fue riquísimo, me dio unos cuantos piquetes no muy duro, ni siquiera tratando de meterla por ahí, pero lo lleve poco mas abajo y les juro que cuando sentí la piel de su verga rosando suavemente contra con la piel de mi chochito fue lo mas rico, lo mas delicioso en mi vida, no puedo describir lo que sentí, con ningún hombre en mi vida había sentido nada ni siquiera cercano a lo que estaba sintiendo (que tampoco son tantos, solo había cogido con 4), estuvimos así por algún rato, yo no soltaba su verga y era como si me masturbara frotándola directamente con mi chochito, pero ya era imposible evitar que me penetrara, yo misma acomode su verga y la fui soltando para que me entrara cada vez mas mientras Angel hacia lo suyo empujando muy suavemente hasta que tuve toda su verga dentro de mi, ambos estábamos muy coordinados, empujábamos al mismo tiempo uno contra el otro y con mucha suavidad hasta que yo sentía que estaba totalmente adentro y después al lado opuesto pero sin permitir que se saliera por completo, no se que tiempo me estuvo cogiendo, pero no se venia y yo en cambio si me vine dos veces pero no me movi ni hice ningun ruido porque no queria que dejara de cogerme ni un solo instante, solo sentía que me llegaba y apretaba su brazo que había regresado a acariciar mi bubi y cuando el estaba por venirse casi ni me di cuenta, apenas y sentí que empujaba mas fuerte cuando me la metía hasta el fondo, lo hizo unas tres o cuatro veces antes de sacar su verga y dejarlos salir sobre mis nalgas. Después de que todo termino nos quedamos abrazados también sin decir nada, ni el ni yo nos acomodamos la ropa, creo que ambos queríamos disfrutar un poco mas de nuestro calor y de nuestros cuerpos juntos y abrazados, pero comence a sentir sueño y me dio miedo quedarme dormida asi y que pudieran entrar mis papas, entonces después de varios minutos me volví a acomodar mi ropa y Angel también pero nos quedamos dormidos abrazados.

Fue una cogida extremadamente suave, los movimientos de los dos siempre fueron lentos y nunca dejamos de estar en posición de cucharita, sin embargo, no necesitábamos mas intensidad, ni coger como locos, ni besarnos, ni siquiera decir algo, es mas, en ningún momento lo vi a la cara y creo que tal vez si lo hubiera hecho ninguno de los dos se hubiera atrevido porque ambos estaríamos mas conscientes que somos hermanos, que crecimos juntos, que compartimos a dos papas muy buenos que nos aman y que no se merecen que sus hijos hagan algo así, pero el inmenso placer que sentí, lo extremo de mi excitación, la suavidad y delicadeza con la que lo hicimos, son cosas que nunca imagine que se pudieran sentir y valieron la pena.

Ya en la mañana desperté antes que Angel, me gire de frente a el y lo vi a la cara por primera vez desde la noche antes de acostarnos, nada había cambiado, seguía siendo mi hermano al que siempre he amado, el que me apachacha cuando estoy triste, el que me protege hasta de los regaños de mis papas, no hay malicia en su rostro y menos dormido, pensaba si yo era una loca por haberme excitado al sentir su cuerpo cerca y provocar lo que había pasado, pero sobre todo pensaba en que pasaría después, en si nuestra relación cambiaría después de eso, estuve tentada a darle un beso suave para despertarlo y que supiera que todo estaba bien y que no quería que nada cambiara cuando entro de golpe mi hermana para decirme que ya bajáramos a desayunar y me saco de mis pensamientos.

Cuando despertamos a Angel estaba adormilado y solo me vio ligeramente a los ojos mientras mi hermana nos decía que nos apuráramos, durante el desayuno y el resto del día casi no cruzamos palabra, incluso mi mamá pensó que estábamos peleados como otras veces que no nos hablamos mucho, salimos con mis tíos a varios lugares y aunque por momentos estuvimos solos no hablamos de nada, incluso me dio miedo que las cosas siguieran así regresando a la casa y que nunca nada fuera igual, pero no era porque quisiera volver a tener sexo con el, era porque para mi siempre fue el mejor hermano y por nada del mundo quisiera perder eso, pero nos íbamos a quedar tres días mas y tendríamos que compartir la misma cama.

3 comentarios en «Verdadero amor de hermanos – La primera noche, la primera vez – Por Angy»

  • el 3 diciembre, 2020 a las 22:09
    Enlace permanente

    Hola Angy acabo de leer tus dos relatos y déjame decirte que la manera de tu narrativa la forma en cómo llevaste el desarrollo de tu historia me cautivo ha sido un placer encontrar un historia verídica y real bien llevada sin morbosidad por primera vez sentí no estar perdiendo mi tiempo leyendo basura sexual . Tu historia por mucho es la más hermosa de las que he leído (y han sido mucha ) y déjame decirte que entiendo tu temor y tus sentimientos encontrados porque también tengo mi propia historia a diferencia tuya no he tenido el valor o no ha habido la persona que se gane la confianza para hablar de ello . Me encantaría hablar contigo muy respetuosamente si así lo decides agradecería replicaras amo comentario.Desde Miami Florida Danny .Gracias

    Respuesta
  • el 7 octubre, 2020 a las 20:21
    Enlace permanente

    Muy excitante tu historia. Y te voy q confesar algo en lo que coincido contigo: ni en mi relación conyugal que llegue a tener con mi esposa llegué a experimentar tanto placer como aquellas dos ocasiones en las que tuve la oportunidad de tocar a mi hermana. No sé si debió a lo prohibido de la relación, pero aún as, sin penetrarla, gocé bastante ese contacto.

    Respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: